R24 EN VIVO

festival cerveza artesanal banner

Usted está aquí:PoliticaReporte 24
MACRI CEDIÓ EL ESCRUTINIO A LA FIRMA QUE DEBIA REALIZAR EL VOTO ELECTRÓNICO MACRI CEDIÓ EL ESCRUTINIO A LA FIRMA QUE DEBIA REALIZAR EL VOTO ELECTRÓNICO julio molisano reporte24
25
Abril

MACRI CEDIÓ EL ESCRUTINIO A LA FIRMA QUE DEBIA REALIZAR EL VOTO ELECTRÓNICO Destacado

Escrito por 
Publicado en Politica

Tras la frustrada implementación de la boleta electrónica en las primarias, el PRO buscó justificar el millonario contrato con la empresa otorgándole la consolidación de datos de las mesas, tarea que no es de su especialidad.

Este domingo los porteños visitarán el cuarto oscuro por primera vez en el año. Se sabe, desde hace un mes, que no podrán utilizar el sistema de voto electrónico que había impulsado el gobierno porteño desde fines de 2013, debido a una serie de demoras en su implementación y por las advertencias de distintos organismos de control sobre la ausencia de pruebas experimentales y capacitación de autoridades.

Sin embargo la consolidación de los datos que mañana envíe cada mesa electoral luego del primer escrutinio, será procesada por Magic Solutions Argentina (MSA), la misma empresa que ganó la licitación del voto digital para las tres fechas del calendario capitalino, pero que, a pesar de la suspensión del voto electrónico en las PASO, igualmente intervendrá en el proceso de contabilización de los votos realizados con boletas de papel. El detalle inquietante es que MSA tiene escasa experiencia en tabulación de escrutinios en boleta de papel. Su especialidad es exclusivamente el voto electrónico.

Un alto funcionario porteño, consultado por esta contratación cuestionó además los números finales. "MSA está cobrando por consolidar los números de las PASO porteñas un precio parecido a lo que cuesta hacerlo en todo el país, pero aparte ganaron la licitación para hacerlo con voto electrónico, no con papel", disparó. En 2013, el servicio de escrutinio provisional de las PASO del 11 de agosto y de las elecciones legislativas del 27 de octubre tuvieron un costo de 168,5 millones de pesos a cambio de la carga, procesamiento y difusión del recuento de los votos a nivel nacional por parte de la empresa Indra.

El director general Electoral de la Ciudad, Ezio Osvaldo Emiliozzi, atajó la crítica y recordó que en las elecciones anteriores el proceso estuvo en manos de la española INDRA. "Bueno, ahora siguen siendo en papel y lo hace otra empresa", sostuvo el abogado, pero no se pronunció sobre la naturaleza de la licitación actual.

SOSPECHAS PRO

La ruta de contramarchas que marcó al accidentado estreno de la boleta única electrónica ha desatado duras sospechas al interior del PRO, entre quienes responden a la precandidata Gabriela Michetti y aquellos que sostienen al jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta. En medio de la veda electoral, sus alfiles guardaron silencio, pero Emiliozzi, justificó la operación y los costos.

"Es cierto que MSA no va a dar el servicio total y no habrá voto electrónico, pero dará la provision de computos, contratará a 200 data entries. Todo eso hay que pagarlo, con la transmisión de datos incluida y todo tiene un costo", explicó el funcionario a Tiempo Argentino, poco antes de ingresar a la organización de la distribución de las urnas. "Ningún cálculo es lineal y todo cuesta", remató el funcionario dependiente del subsecretario de Justicia Javier Alejandro Buján, cuyo jefe institucional es el ex juez federal y ministro de Justicia y Seguridad Guillermo Montenegro. Buján protagonizó en enero serias discusiones sobre las tardanzas electrónicas y, según fuentes cercanas, habría dado varias señales de alerta que derivaron en "la ley correctiva" que suspendió el sistema digital para las PASO.

Para hacer el procesamiento de los datos, MSA contará con un centro instalado en Diagonal Norte y Florida. Luego del cierre de las mesas, los 200 data entries contratados recibirán los telegramas digitalizados por el correo argentino y cargarán los datos en una base privada que finalmente informará los resultados finales a las autoridades electorales de la Ciudad.

El presupuesto original que había dispuesto el gobierno porteño fue de 245 millones de pesos para implementar en tiempo récord el voto electrónico en las PASO del 26 de abril, la primera vuelta del 5 de julio y el eventual balotaje del 29. Tiempo accedió a la evolución de los costos públicos de esa operación desde que MSA se quedó con el accidentado estreno del voto electrónico en la Ciudad. Frente al presupuesto de 245 millones que la comuna ofreció para la licitación, MSA disputó el contrato con una oferta inicial de 218.049.750 pesos. Luego la mejoró con un descuento de dos millones de pesos. En el medio sobrevivió a una dura disputa judicial con la holandesa Smartmatic, que denunció al gobierno porteño por haber diseñado la licitación sobre la base de la patente creada por MSA, único autor en la Argentina del sistema que contrató la administración porteña.

La denuncia fue desestimada por la justicia, pero las dudas y las polémicas sobre la implementación del sistema derivaron en un duro debate dentro del Tribunal Superior de Justicia, a partir de impugnaciones promovidas por la UCR porteña contra los pliegos licitatorios y el decreto que firmó el alcalde Macri para reglamentar la Ley 4894, que ordena la utilización de la boleta única electrónica desde diciembre de 2013. La UCR perdió el caso en una votación dividida de los cinco cortesanos porteños, pero la controversia derivó en la renuncia a la presidencia del tribunal del magistrado José Casás, que adujo problemas de salud y sostuvo que la corte porteña debía estar presidida por alguien que estuviera de acuerdo con los plazos impuestos.

NÚMEROS ROJOS

Según la orden de compra original para la implementación del sistema electrónico en los tres comicios, la comuna finalmente contrató a MSA por 216 millones de pesos, divididos en dos montos llamativamente dispares: 203,9 millones para digitalizar el voto en las PASO y la primera vuelta, sin distinción de sumas, y sólo 12 millones para la segunda vuelta.

Este verano, cuando las luces de alarma sonaron dentro del TSJ y de la administraciòn PRO por las demoras, el jefe de Gobierno Mauricio Macri envió una ley correctiva a la Legislatura Porteña para retocar la Ley 4894. El cambio enviado suspendió el sistema digital en las PASO de este domingo, pero mantuvo la implementación de pantallas digitales en la primera y segunda vuelta. El cambio fue legitimado en marzo pasado por la Legislatura, mediante la sanción de la Ley 5241, finalmente reglamentada por Macri a través del decreto 118/2015.

Según los registros económicos del gobierno porteño, el volantazo legal para sacar al voto electrónico de las PASO de mañana, derivó en una "adjudicación reducida", con un descuento de 52 millones de pesos. De ese modo, MSA cobrará finalmente por intervenir en las PASO con boletas de papel, y en la primera vuelta digitalizada un total de 151 millones de pesos. Para la eventual segunda vuelta, la empresa embolsará otros 12 millones adicionales. «

La empresa buscó despejar sospechas

Ante las consultas de este diario, MSA explicó que toda la comunicación electoral está en manos del TSJ por pedido del tribunal, sin embargo, fuentes vinculadas a la empresa respondieron que "respecto al escrutinio y consolidación de datos, ya sea con el sistema de voto tradicional con boletas en papel o con el sistema de Boleta Única Electrónica, la compañía ha demostrado una probada trayectoria, tal es el caso de las recientes PASO celebradas en la provincia de Salta, con cerca de un millón de electores, en donde se implemento el sistema de Boleta Única Electrónica y su respectivo escrutinio, al igual que en Ecuador, en la provincia de Azuay, por citar sólo algunos ejemplos recientes."

En los comicios salteños que se realizaron hace 15 días, el gobernador Juan Carlos Romero, denunció a MSA por fraude. La acusó de eludir "el control de la autoridad electoral y de los fiscales informáticos designados por cada partido o frente participante en los remplazos; se observó manipulación de los DVD sin control alguno de las autoridades electorales y no se dispuso vigilancia a los efectos de evitar tales remplazos arbitrarios y discrecionales." La empresa, a través de su responsable, Sergio Angelini contestó que "la denuncia no tiene sustento tecnológico", pero reconoció que hubo fallas en 299 máquinas. Las máquinas mañana no serán utilizadas, sólo habrá pruebas experimentales "de fantasía", pero cuando caiga el crepúsculo este domingo, la hora del escrutinio concentrará todos los interrogantes sobre el resultado. También sobre la gestión privada de los números que definirán una interna abierta caliente que, dentro del PRO, se transformó en una crucial eliminatoria con clima de final.

Todo a cargo del TSJ

La competencia electoral para las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que se llevarán a cabo mañana en la Ciudad de Buenos Aires, estará a cargo, exclusivamente, del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (TSJ), según aclaró la jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría. La magistrada señaló, a través de un comunicado, que la dependencia a su cargo permanecerá cerrada, y todo lo relativo al acto electoral está en manos del TSJ. "Se hace saber que los días sábado 25 y domingo 26 de abril la Secretaría Electoral de la Capital Federal permanecerá cerrada", se explica en el texto.

Visto 1912 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Medios

CFK: ANSSES INCLUSIÓN, NO ES MAGIA Julio Molisano Reporte24