R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

Usted está aquí:NoticiasLocalesCAPITANICH ENCABEZÓ UNA NUEVA REUNIÓN DEL CONSEJO MUNICIPAL DE SEGURIDAD
SCIOLI O MACRI, LOS ARGENTINOS ELIGEN AL SUCESOR DE CRISTINA EN SEGUNDA VUELTA SCIOLI O MACRI, LOS ARGENTINOS ELIGEN AL SUCESOR DE CRISTINA EN SEGUNDA VUELTA julio molisano reporte24
22
Noviembre

SCIOLI O MACRI, LOS ARGENTINOS ELIGEN AL SUCESOR DE CRISTINA EN SEGUNDA VUELTA Destacado

Escrito por 
Publicado en Politica

UN DATO A CONSIGNAR: SERÁN VÁLIDAS BOLETAS DEL 25, ASÍ LO DEFINIÓ LA JUSTICIA ELECTORAL

Daniel Scioli y Mauricio Macri protagonizan el inédito duelo para captar el respaldo ciudadano. El candidato del Frente para la Victoria apuesta a un triunfo apoyado en el poder territorial del PJ y el espontáneo respaldo militante. Su rival de Cambiemos espera convalidar la base de consenso para una "renovación" tras 12 años de gestión kirchnerista.

La promesa de garantizar la continuidad de los logros de la última década y avanzar en correcciones graduales del modelo o el proyecto de un "cambio" de alcances imprecisos pero con eje firme en la confrontación con el kirchnerismo. Daniel Scioli y Mauricio Macri someterán hoy esas posiciones al veredicto ciudadano que, por primera vez desde la reforma constitucional de 1994, definirá en un balotaje al nuevo presidente de los argentinos. El duelo político que cerrará una de las campañas electorales más intensas desde la recuperación de la democracia en 1983 terminará de configurar un nuevo mapa político tras 12 años de gestión kirchnerista y con una alianza opositora no peronista en posición expectante.

Los más de 32 millones de ciudadanos habilitados para votar cerrarán este domingo la escena que comenzaron a bosquejar el 25 de octubre. Según consignó Tiempo Argentino, en esa jornada de primera vuelta, el postulante del Frente para la Victoria (FPV) obtuvo 9.338.449 votos (37,08%), mientras que su rival de Cambiemos alcanzó los 8.601.063 sufragios (34,15 por ciento).

El director nacional electoral, Alejandro Tullio, afirmó que "entre las 22:30 y las 23" habrá carga de resultados suficiente para saber quién ganó el balotaje.

El destino que hoy tengan los respaldos cosechados por los candidatos que quedaron fuera de la competencia será decisivo. ¿Qué posición adoptarán los 5.386.965 votantes de Sergio Massa? ¿A quién apoyarán los 812.530 seguidores de Nicolás Del Caño? ¿Y los 632.551 que se pronunciaron por Margarita Stolbizer? ¿De qué lado se pondrán los 412.577 electores de Adolfo Rodríguez Saá? El nivel de participación ciudadana, la definición de los indecisos que todas las mediciones previas hicieron oscilar entre el 4% y el 11% del padrón, y la performance del voto en blanco serán otros tres elementos cruciales en la aritmética final.

Los mismos encuestadores que hace apenas un mes no advirtieron la ampliación de la base de apoyos de la alianza Cambiemos y que en los últimos días coincidieron en describir un consenso social mayoritario a favor de la consigna volátil del frente opositor deberán sortear también una nueva prueba del ácido. Todos los pronósticos coinciden en admitir puntos de fuga, zonas grises, posibles efectos de los ejes de campaña complicados de medir y cuantificar. Hoy, esos misterios se revelarán en votos.

La disputa cuerpo a cuerpo promete un recuento ágil. Los argentinos conocerán el nombre del sucesor de Cristina Fernández antes de la medianoche. El director nacional electoral, Alejandro Tullio, afirmó que "entre las 22:30 y las 23" habrá carga de resultados suficiente para saber quién ganó el balotaje.

La apuesta del FPV

Después de sortear el impacto de la diferencia de apenas tres puntos que, contra todos los pronósticos, desmarcó de su rival en la primera vuelta, Daniel Scioli decidió evitar las medias tintas. El candidato del FPV encaró la campaña hacia el balotaje con una apuesta a todo o nada: señalar las contradicciones de su adversario y advertir que Macri lidera una nueva "alianza conservadora" que busca desandar conquistas sociales y económicas con un proyecto de megadevaluación y ajuste. Al mismo tiempo, buscó mostrarse atento al mensaje del 25O y sumó a su lista de propuestas varias de las iniciativas del massismo, el sector del que aspira a captar nuevas adhesiones.

Con la misma táctica, el gobernador también enfrentó el debate del domingo pasado en la Facultad de Derecho. Esa pulseada –cuyo alcance en la construcción del voto también resulta difícil de cuantificar– fue otra de las novedades que dejó una campaña inédita.

Hoy, Scioli espera consolidar posiciones en las zonas noreste y noroeste del país. También en la Patagonia. La apuesta fuerte estará, una vez más, en la provincia de Buenos Aires. Allí, el FPV buscará fidelizar apoyos y descontar la diferencia crucial.

La movilización "desde abajo" de miles de ciudadanos que en las últimas dos semanas salieron a las calles para expresar su respaldo al candidato del FPV se constituyó en otro jugador ¿clave? de esta tercera etapa de campaña. Inorgánica, artesanal y silvestre, esa movilización agotó todos los recursos. Se jugó en las redes sociales, pero también en el espacio público. Y después de una larga saga de desconfianzas y reproches convirtió a Scioli en el candidato deseado. El cuadro se completó con enfáticos pronunciamientos de las comunidades científicas, académicas y culturales. El resultado de ese fenómeno es otro agujero negro para analistas y encuestadores. Y una lección para los dirigentes. "Esta campaña la empujó la militancia. Ellos fueron los primeros convencidos", graficó a Tiempo un histórico referente del peronismo bonaerense.

En simultáneo, la presidenta eligió correrse de la escena. CFK hizo su última aparición pública junto con Scioli el 6 de noviembre, en la inauguración del Polo Científico Tecnológico.

Scioli demostró vocación por la pelea. Llevó adelante una campaña sin estrella para los medios dominantes y volvió a apoyarse en gobernadores e intendentes que, por primera vez desde 1999, ven en el horizonte un posible ocaso del PJ y la amenaza de un cuadro dominante opositor, sobre la tríada Nación-provincia de Buenos Aires-Capital Federal.

El sueño mayor

Mauricio Macri arrancó el trayecto al balotaje con un resultado tan favorable como inesperado en los comicios de octubre. La victoria de su candidata, María Eugenia Vidal, en la provincia y el amplio respaldo que cosechó en Córdoba y Mendoza proyectaron la posibilidad de hacer realidad su ambición de llegar a la Presidencia.

El candidato de Cambiemos eligió pivotear sobre el discurso ¿evangelizador? a favor de la unidad nacional y la promesa de un cambio, de una vuelta de página a la lógica kirchnerista.

Antes que con el espacio rival, Macri debió lidiar con sus propias contradicciones. La apelación emocional al electorado –una táctica que consolidó con el fugaz discurso de 11 minutos en el cierre de campaña de Humahuaca– contrastó con las marchas y contramarchas sobre futuras medidas o políticas públicas clave en una eventual gestión nacional. La devaluación, el cepo cambiario, el calendario de feriados, el futuro de YPF y la figura del Papa Francisco fueron algunos de los temas que mostraron divergencias internas y lo obligaron a rectificaciones públicas. En los últimos días, dos de sus principales asesores en materia económica –Alfonso Prat Gay y Carlos Melconian– fueron corridos del frente mediático.

En esta jornada, Macri volverá a apoyarse en los grandes centros urbanos y toda la región centro del país para empujar la "ola" a su favor que le señalan las encuestas propias. La figura de María Eugenia Vidal –y el antecedente inmediato del triunfo– será su carta para empujar el decisivo territorio bonaerense.

Hoy, Macri buscará cumplir con el anhelo de romper la tradicional lógica bipartidista de la Argentina. E irrumpir en la historia con una estructura liberal y joven –el PRO está inscripto como fuerza nacional desde 2010 y recién pudo disputar poder en todos los distritos del país en las PASO de este año- cuya futuras y potenciales alianzas, en caso de llegar al poder, terminarán de mostrar su verdadero rostro–.

Serán válidas boletas del 25

Con el traslado de las urnas en marcha y sin las complicaciones denunciadas en la previa de los comicios, la jornada de ayer fue la última antes de la elección que definirá al próximo presidente de la nación, que asumirá el próximo 10 de diciembre.

Para hoy, los millones de argentinos que estén habilitados para votar tendrán más de una opción de boleta, ya que la justicia electoral definió que serán aceptadas las papeletas con fecha del 22 de noviembre -el día de hoy, del balotaje- como las que se usaron en la primera vuelta electoral -fechadas el 25 de octubre-.

La aclaración es para aquellos votantes que lleven desde su domicilio la boleta que van a depositar en la urna, provista por la respectivas estructuras políticas de su barrio con remanentes de la primera vuelta.

Los dos comandos de campaña imprimieron para esta segunda vuelta nuevas boletas “cortas”, sólo con la imagen y nombre de los candidatos. Estas nuevas boletas fueron distribuidas por el Correo Argentino desde el viernes en los lugares de votación, junto a las urnas, los padrones y demás implementos para las autoridades de mesa.

Visto 1030 veces Modificado por última vez en Domingo, 22 Noviembre 2015 08:43
Valora este artículo
(0 votos)

Medios

Papa Francisco - Voten a conciencia, ya saben lo que pienso Julio Molisano Reporte24