R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

Usted está aquí:NoticiasPoliticaFERNÁNDEZ: "ES TERRIBLE QUE LO LLEVEN A FAYT A FIRMAR UNA ACORDADA PARA SALIR DE LA ACORDADA FALSA EN LA QUE LO HABÍAN METIDO"
CAUSA CABALLERO II  DÍA 6: CASI UN ALEGATO CONTRA LOS JUICIOS DE LESA HUMANIDAD CAUSA CABALLERO II DÍA 6: CASI UN ALEGATO CONTRA LOS JUICIOS DE LESA HUMANIDAD julio molisano reporte24
10
Septiembre

CAUSA CABALLERO II DÍA 6: CASI UN ALEGATO CONTRA LOS JUICIOS DE LESA HUMANIDAD Destacado

Escrito por 
Publicado en Locales

Fue el saldo de las declaraciones de los imputados José Bettolli y Luis Patetta en el juicio oral que investiga tormentos y desapariciones en la ex Brigada de Investigaciones ayer. Los ex militares, ya condenados en las causas Caballero I y Masacre de Margarita Belén, se negaron a responder preguntas o referirse a los hechos que se les imputan y plantearon cuestiones jurídicas. Con las indagatorias terminadas, la causa pasó a cuarto intermedio hasta el 23 de septiembre.

Causa Caballero II: Casi un alegato contra los juicios de lesa humanidad

“A veces no hay mejor defensa que atacar”, señala una premisa futbolera. Y esa fue la estrategia que eligieron los ex militares José Tadeo Luis Bettolli y Luis Alberto Patetta en sus declaraciones indagatorias durante la tarde del jueves 8 en el juicio oral de la Causa Caballero II, por secuestros, torturas, desapariciones y un caso de violación contra detenidos políticos en la ex Brigada de Investigaciones de la Policía del Chaco durante la última dictadura cívico militar. Cada uno por separado, por espacio de casi una hora, discurrieron una retahíla de argumentos jurídicos con los que intentaron demostrar la no aplicabilidad de concepto de imprescriptibilidad en los crímenes de lesa humanidad y una serie de supuestas irregularidades teóricas en la tipificación de los gravísimos delitos que se les imputan. Una defensa técnica más que material, de la que no se salvaron ni los fiscales (“fiscales ilegales” los llamó Patetta) ya que se negaron a contestar preguntas sobre los hechos de la causa, en la que arremetieron contra el proceso de juzgamiento al genocidio del terrorismo de Estado, por el cual Argentina es un caso testigo a nivel internacional. Ante lo voluminoso de los descargos, el tribunal que integran los jueces Eduardo Belforte, (de Formosa), y Mario Alurralde (de Reconquista) Juan Manuel Iglesias y Delfina Deogens, (de Resistencia) dispuso que los planteos sean trasladados a las respectivas defensas para que estas los ordenen. Tanto la querella como la fiscalía anunciaron que de tratarse de cuestiones que deberían haber sido pronunciadas al inicio de los debates al momento de las preliminares, pedirán que sean rechazadas “in limine”.

Lo que viene

Con las indagatorias terminadas, la causa pasó a cuarto intermedio hasta el 23 de septiembre, fecha en la que se esperan novedades respecto de la etapa de testimoniales, con alrededor de 40 testigos, (directos y de contexto) citados. Ya se programó una grilla de audiencias para los días 6, 7, 14, y 28 de octubre y 11 y 24 de noviembre. Cabe recordar que los diez imputados son juzgados por tormento psíquico y físico agravado por la condición de detenido político de la víctima, privación ilegítima de la libertad, desaparición forzada de personas, y un caso de violación tomado como crimen de lesa humanidad a pedido de la Fiscalía, hecho inédito en el procesamiento global al genocidio en la región.

Tarde del "Día 6”

Este sexto día de la causa, el primero realizado por la tarde en la sede del Tribunal Oral Federal (Irigoyen 33) comenzó con 45 minutos de retraso y se extendió hasta casi las 20. Los ex militares, declararon por sistema de videoconferencia desde el penal de Marcos Paz, donde purgan sendas sentencias a 25 años de prisión por torturas contra en la anterior causa Caballero. A esa cifra Patetta suma una condena a prisión perpetua en la Causa Masacre de Margarita Belén. El primero en declarar fue Luis Alberto Patetta, 65 años, casado, con dos hijos, planteó la recusación del juez anterior en la causa, y la de los fiscales por “abuso de autoridad”, luego arremetió contra el modo de convocatoria de los testigos y una supuesta situación de indefensión por su parte y por último expuso su cuasi alegato. Durante casi una hora postuló en contra de la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad sobre la base de una profusa (y por momentos confusa) jurisprudencia. “Desde el año 2000 el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales) y el Juez Zaffaroni se dedicaron a meter en la mentalidad argentina que la imprescriptibilidad es Ius cogen” afirmó. “Buscan someter al sistema judicial argentino” agregó.

A su turno, José Tadeo Luis Bettoli, 70 años, casado, seis hijos, jefe del área de inteligencia en el destacamento 124 de Resistencia durante el terrorismo de Estado, negó todas las imputaciones y en especial las que pesan sobre “lo que pasó o pudo haber pasado” con el matrimonio Morel-Ayala, visto por última vez en los calabozos de la ex Brigada de Investigaciones. “Estoy sometido a un proceso que no se ajusta a derecho, y sea han violado todos los principios del derecho penal” afirmó, munido de un arsenal de pactos, estatutos y hasta una entrevista de Alejandro Fantino a Alberto Fernández, en la que el ex funcionario habría relatado que Néstor Kirchner condicionó a la anterior Corte Suprema de Justicia para que dieran curso a los juicios de lesa; “Desde la Casa Rosada nadie los va a molestar – habría dicho Kirchner a un grupo de jueces que se perfilaban como candidatos a supremos – pero hay dos temas que me interesan; los Derechos Humanos y la no dolarización de la Economía”.

Juicio y castigo

De acuerdo con los registros del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), un total de 2.071 personas, entre civiles y personal de las fuerzas armadas y de seguridad, están o estuvieron involucradas en causas vinculadas con el terrorismo de Estado a la fecha. Procesos como la presente causa Caballero o la causa Masacre de Margarita Belén se inscriben en ese juzgamiento al genocidio que ha merecido el reconocimiento internacional. Es el resultado de una búsqueda colectiva a partir de la organización y la movilización de los más variados sectores sociales. Desde siempre, la exigencia de los familiares y los organismos de derechos humanos fue que sean las instituciones del Estado democrático las encargadas de juzgar al Estado Terrorista con juicios ajustados al debido proceso y sustanciados por tribunales constitucionales respetuosos de las garantías legales de cada uno de los imputados, porque nunca se trató de una venganza, sino de juicios como no tuvieron ninguna de las víctimas de los torturadores y asesinos de la represión genocida.

Fuente: Prensa Comisión Provincial de la Memoria

Visto 766 veces Modificado por última vez en Sábado, 10 Septiembre 2016 10:36
Valora este artículo
(1 Voto)