R24 EN VIVO

Usted está aquí:LocalesReporte 24
SERGIO MASSA, EL PADRINO DE UN TRIUNVIRATO EN CRISIS SERGIO MASSA, EL PADRINO DE UN TRIUNVIRATO EN CRISIS julio molisano reporte24
10
Marzo

SERGIO MASSA, EL PADRINO DE UN TRIUNVIRATO EN CRISIS Destacado

Escrito por 
Publicado en Politica

MARCHA MULTITUDINARIA, RECLAMO DE PARO, SILBIDOS Y PAPELÓN. UN RESUMEN DEL ÚLTIMO CAPÍTULO DE “EL PACTO DE LA CGT”. CONOZCA A LOS DIPUTADOS DE MASSA QUE EN 16 MESES SE NEGARON A CONVOCAR UN PARO.

400 mil despidos. 15 % de pérdida del salario. Decenas de fábricas cerradas, cientos de familias en la calle. 1,5 millones de nuevos pobres. 0 medidas de fuerzas. Con esos números podría resumirse la gestión del triunvirato de la CGT. Un papelón.

Un papelón que llevó a otro, del que todos hablan. Martes 7, Diagonal Sur. Discursos fallidos, chiflidos, reclamos de paro, sillas voladoras.

Después vino el debate: ¿quiénes iniciaron los hechos? ¿Cuánto de malestar y cuánto de interna peronista?

Lo cierto es que la crisis de la CGT, tras 16 meses de pacto con el gobierno y los empresarios, tiene entre sus autores intelectuales a Sergio Massa. El jefe político de Héctor Daer y Carlos Acuña. El creador de la frase “el paro no es el mejor camino”, capítulo uno del manual de conducción de los triunviros en la era macrista.

Con ustedes, los “renovadores”

Héctor Ricardo Daer es Secretario Adjunto de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad desde hace 25 años. Alumno de Carlos West Ocampo, el sindicalista menemista preferido de los laboratorios nacionales y extranjeros. Representante de “los gordos” en el triunvirato.

Pero el hombre tiene otro referente. Fue desde el predio de Sanidad que los “gordos” promovieron en un lejano 2010 la candidatura de Massa a la gobernación bonaerense. Esa gentileza tuvo devolución. Desde 2013 Daer es diputado nacional por el Frente Renovador. Al grito de “Massa tiene gestión y huevos” (julio de 2013) se alistó en la cruzada del tigrense.

En su gestión legislativa Daer ha conseguido poco para los trabajadores. La Ley Antidespidos duró un suspiro y la CGT no movió un dedo contra el veto. El impuesto al salario goza de buena salud. La tarea del Frente Renovador ha sido en realidad acompañar casi todos los proyectos que impulsó el Poder Ejecutivo para aplicar el ajuste y entregar el país. Ley de inversiones, Presupuesto, Buitres y un largo etcétera. El diputado sindical ha acompañado con disciplina casi perfecta la actitud cómplice del massismo.

Visto así, su trabajo en la CGT y el Congreso no da muchos frutos a sus “representados”. Más bien merece otro silbido. Pero no por eso deja de ser bien remunerado. En julio del año pasado La Izquierda Diario reveló que Héctor ganaba 180 mil pesos por mes, entre sus sueldos como directivo de Sanidad, titular de la obra social OSPSA y diputado nacional. Si actualizamos, solo con el dietazo parlamentario de noviembre, pasamos tranquilos los 200 mil pesos mensuales. Será por eso que no tiene apuro y el otro día se le escapó que “vamos a ponerle fecha al paro antes de fin de año”.

Carlos Acuña también terminó en el triunvirato y el massismo, pero hizo un camino distinto a Daer. Primero fue concejal peronista del partido de San Vicente (luego Presidente Perón), de la mano de Eduardo Duhalde. Recién en 2006 se convertiría en Secretario General de la Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios. Desde allí trazaría su alianza con Luis Barrionuevo, otro caudillo sindical peronista que permite unir las figuras de Duhalde y Massa.

Desconocido por la mayoría de los trabajadores, conocido como “el hombre invisible” por su arribismo silencioso, Acuña ganó presencia mucho antes del papelón de Diagonal Sur. En 2013 se convirtió en diputado provincial bonaerense por el Frente Renovador. En aquellos días reconoció que “la conformación de listas siempre deja heridos”. El barrionuevismo había cotizado bien su trabajo como fuerza de choque y Acuña hoy es uno de los armadores del frente en la Legislatura. Allí el massismo estableció un acuerdo de co-gobierno con María Eugenia Vidal, votando muchas de las leyes que pedía Cambiemos.

El hombre que el martes entre silbidos aseguró que “se terminaron los tiempos de espera”, tampoco tiene apremios para seguir pateando el paro. A su sueldo de 65 mil pesos netos como diputado, hay que sumarle lo que sigue cobrando del sindicato. Nada parecido a un “abanderado de los humildes”.

¿De qué sorprenderse?

"El paro no es el mejor camino, es en todo caso el final de una negociación fallida, y le pido tanto al gobierno como a la central de trabajadores que agoten las instancias de diálogo". La frase de Sergio Massa en septiembre del año pasado resume su estrategia: un pacto de gobernabilidad con Cambiemos, mientras aplica el ajuste. Y ha sido consecuente, tanto en el Congreso como en la CGT.

Pero el que avisa no traiciona. Militante juvenil de la Ucedé, alumno de Luis Barrionuevo, funcionario de Menem y Duhalde pero también del kirchnerismo, intendente del Tigre de los countries en medio de un mar de pobreza, Sergio Massa no tiene nada que ver con los intereses de los trabajadores.

Igual que sus triunviros silbados y corridos de la marcha que habían organizado.

Visto 413 veces
Valora este artículo
(1 Voto)