R24 EN VIVO

Usted está aquí:NoticiasPoliticaHEBE DE BONAFINI: "MACRI ESTÁ CAGADO EN LAS PATAS"
EJECUTIVO DE ODEBRECHT ACUSÓ A TEMER DE PEDIR COIMA POR 40 MILLONES DE DÓLARES EJECUTIVO DE ODEBRECHT ACUSÓ A TEMER DE PEDIR COIMA POR 40 MILLONES DE DÓLARES julio molisano reporte24
13
Abril

EJECUTIVO DE ODEBRECHT ACUSÓ A TEMER DE PEDIR COIMA POR 40 MILLONES DE DÓLARES Destacado

Escrito por 
Publicado en Internacionales

EL EX PRESIDENTE DE LA EMPRESA, MARCIO FARIA DA SILVA, DIJO QUE EL ACTUAL MANDATARIO ENCABEZÓ UNA REUNIÓN PARA EL PAGO DE SOBORNOS PARA SU PARTIDO CUANDO ERA CANDIDATO A VICE DE DILMA ROUSSEFF.

Por Corresponsal/El presidente de Brasil, Michel Temer, fue señalado por un ex ejecutivo de la constructora Odebrecht de haber encabezado una reunión en la que su Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) pidió en 2010 a esa empresa 40 millones de dólares en concepto de comisión ilegal equivalente al 5% de un contrato con la petrolera estatal Petrobras.

La afirmación fue hecha por Marcio Faria da Silva, ex presidente de Odebrecht Ingeniería Industrial, y formar parte de los videos divulgados esta semana por el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) con declaraciones de dos propietarios y 37 ejecutivos de esa compañía que acordaron brindar información clave a cambio de reducciones de penas.

La reunión, en la que hubo acuerdo entre Odebrecht y el PMDB, se llevó a cabo en la oficina que el entonces candidato a vicepresidente Temer tenía en el barrio Alto de Pinheiros, en San Pablo, según Faria da Silva.

Los videos de 39 de los 77 delatores de Odebrecht están causando estragos en la clase política brasileña, ya que los ejecutivos denuncian, a cambio de reducción de penas, cómo corrompieron a funcionarios y legisladores, o financiaron ilegalmente campañas electorales.

En esas grabaciones aparecen delatados ex presidentes como Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff, Fernando Henrique Cardoso y Fernando Collor de Mello, pero también los líderes y ex candidatos presidenciales del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, José Serra -ambos senadores federales- y Geraldo Alckmin, gobernador de San Pablo.

La denuncia de Faria da Silva, la más grave de las que afectan a Temer, se refiere a la época en que el actual mandatario secundaba a Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), en la fórmula para las elecciones presidenciales de 2010.

Por entonces, el PMDB, que es el partido más numeroso de Brasil, era sólido aliado parlamentario del PT, que gobernaba desde 2003 con su fundador y líder, Lula.

En esa época, el PMDB controlaba una dirección dentro de Petrobras que era una de las fuentes de recaudación del partido.

"Me impresioné con la naturalidad con la que ellos pedían dinero, el 3% del contrato con Petrobras", dijo Faria da Silva, quien contó que estaban en la reunión el senador Henrique Eduardo Alves y el hoy detenido Eduardo Cunha, que años después, como presidente de la Cámara de Diputados, sería el principal impulsor del juicio político que destituyó a Rousseff.

"Estaba claro que era coima, que no era un pedido de contribución de campaña, porque hablábamos sobre el porcentaje referente a un contrato", dijo el delator, que fue desmentido por un comunicado de la Presidencia de la República.

En otro de los videos divulgados por el STF, el heredero del grupo empresarial y condenado Marcelo Odebrecht afirmó que Rousseff le preguntó, tiempo después, cuando ya era presidenta, si Temer había cobrado coima por ese contrato.

Odebrecht contó que le respondió que sí, que sabía que el PMDB había cobrado algo pero que también había escuchado que una parte fue para el tesorero del PT, Joao Vaccari Neto, hoy preso y condenado por el juez Sérgio Moro.

El ex presidente de la firma que lleva su apellido agregó que a partir de ese momento, para no romper relación con ninguna de las partes, optó por dividir aún más a la presidenta de Brasil y a su vice, que venían desconfiándose.

"Entonces yo le avisé a Claudo Melo Filho, que era nuestro ejecutivo que trabajaba con el PMDB, que le dijera a Temer y a los caciques de su partido que Dilma estaba desconfiando de que se había cobrado una coima", narró Marcelo Odebrecht.

El caso fue motivo de una comisión investigadora interna de Petrobras pero abrió gran parte de la desconfianza entre la relación de Rousseff y Temer, que terminó con la decisión del hoy presidente de abandonarla y respaldar su juicio de destitución el año pasado.

En un comunicado, Temer dijo que la delación del ex ejecutivo Faria "es un mentira absoluta" y que fue llevado a la reunión por el ex diputado Cunha para una conversación "superficial".

Rousseff será investigada por el juez Moro a raíz de declaraciones de delatores que la vinculan con el conocimiento de financiación ilegal de campañas, mientras Temer deberá esperar al fin de su mandato, que vence el 31 de diciembre de 2018, para someterse a la justicia, según lo determinado por el juez Edson Fachin, instructor del caso en el STF.

Visto 399 veces
Valora este artículo
(0 votos)