Usted está aquí:PoliticaReporte 24
LA PREVENCIÓN DE ADICCIONES DESDE LA COMUNIDAD DR. SALVADOR E. CUÑO LA PREVENCIÓN DE ADICCIONES DESDE LA COMUNIDAD DR. SALVADOR E. CUÑO julio molisano reporte24
26
Junio

LA PREVENCIÓN DE ADICCIONES DESDE LA COMUNIDAD Destacado

Escrito por 
Publicado en Locales

POR DR. SALVADOR E. CUÑO/Nadie puede negar el importante crecimiento de ofertas de drogas adictivas disponibles actualmente en el Chaco. A pesar del importante trabajo de control que realiza la policía Provincial a través del Ministerio de Seguridad, vemos que los narcotraficantes encuentran la manera de introducir cada vez mayor cantidad de drogas a nuestro país. Los decomisos realizados por dicha fuerza, suman toneladas de marihuana y cocaína. A pesar de esto, toda la comunidad sabe, que la oferta de estas sustancias se encuentra en cualquier esquina de nuestras ciudades.

Creo que todos están esperando que el gobierno incremente las acciones en pos de la protección de nuestros jóvenes, mientras estos siguen consumiendo sin ningún control, drogas licitas como el alcohol y el tabaco, y las ilícitas como la marihuana, cocaína o anfetaminas.

Está mundialmente demostrado que la acción desarrollada únicamente por las autoridades gubernamentales, no basta para prevenir estas situaciones lamentables, que se está llevando la salud y felicidad de nuestra juventud.

El desafío esta puesto en la participación comunitaria a través de la instrumentación de adecuados programas preventivos.

Podemos clasificar a los consumidores en tres tipos: por diversión (en las fiesta); para logros profesionales (deportistas, artistas o empresarios);y por automedicación (por un lado los adultos mayores que consumen psicofármacos sin control médico y por otro los jóvenes adolescentes y la población marginada). Me preocupa principalmente este último grupo ya que los anteriores consumen por placer, diversión y decisión propia, empujados por causas predisponentes resultado de la globalización, como ser el éxito, el consumismo y la popularidad, creando ansiedad , depresión, estrés, pánico, inseguridad, incertidumbre, egocentrismo y soledad especialmente en la población adulta.

Por el contrario, los adolescentes, son un grupo muy vulnerable, que están un una etapa de transición, con gran parte de sus procesos mentales inmaduros y capacidades limitadas en pleno desarrollo, como ser el autocontrol, auto cuidado, y la autodeterminación, caracterizándolos la poca tolerancia a la frustración, el alto nivel de ansiedad y/o agresividad, actitudes favorable a la transgresión, deficiente responsabilidad y escaso sentido y juicio crítico, conformando los factores de riesgo ante las adicciones, por lo cual necesitan indefectiblemente el acompañamiento de sus padres o adultos responsables y el buen ejemplo , y no abandonarlos a su suerte a muy temprana edad.

El otro grupo que también me preocupa es la población marginal que vive en los alrededores de las grandes ciudades, que vive desprotegida sin cubertura social ni sanitaria, en hacinamiento, promiscuidad, pobreza y necesidades básicas insatisfechas. Con alto índice de deserción escolar y escasa capacitación laboral, bajo nivel de conocimiento y destreza, ocasionando desempleo y dificultad en lograr proyectos de vida o realización personal, condiciones que perturban la integración y acenso en la escala económica-social de la comunidad.

Este grupo poblacional vive el desamparo masivo, impotencia, depresión y gran frustración, elementos que incrementan los factores de riesgo y vulnerabilidad al consumo de sustancias psicoactivas, creando un agujero emocional difícil de llenar, y generalmente ocupado por las drogas.

La prevención es el proceso cuyo objetivo es facilitar y lograr modificaciones en la conducta de los individuos, para desarrollar una mejor calidad de vida. Y la prevención integral es el conjunto de procesos dirigidos a promover el desarrollo integral del ser humano, la familia y la comunidad, a través de la disminución de los factores de riesgo y el fortalecimiento de los factores protectores. Para ello es necesaria la participación comunitaria y educación para la salud a través de la información y educación que conduce a elaborar en las personas el deseo de estar sanas, alcanzar el estado de salud bio-psico-social y espiritual y saber buscar ayuda cuando la necesitan.

El trabajo preventivo debe ser “con la gente” y no sólo para “la gente” a través de la formación de redes comunitarias con la integración de instituciones públicas y privadas existentes en el   barrio, y la participación activa de toda la comunidad

TODOS ELLOS ESPERAN NUESTRA PARTICIPACIÓN.

                                                                                   Dr. Salvador E. cuño

                                                                                         26-06-2017

Visto 748 veces
Valora este artículo
(0 votos)