R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

Usted está aquí:NoticiasPoliticaPEPPO PIDIÓ EL ACOMPAÑAMIENTO A ELDA Y JUAN MOSQUEDA PARA “SEGUIR CRECIENDO EN CADA LOCALIDAD”
GARCÍA SOLA CONTESTÓ A EDUARDO AGUILAR	GARCÍA SOLA CONTESTÓ A EDUARDO AGUILAR julio molisano reporte24
04
Enero

GARCÍA SOLA CONTESTÓ A EDUARDO AGUILAR Destacado

Escrito por 
Publicado en Politica

Estimado Lic. Eduardo Aguilar:

Me alegro que haya descubierto que la prioridad de las políticas públicas debe ser la Educación. Y más me alegro que le preocupe “evitar la tentación fundacional que tantas veces desperdicia experiencias útiles y conocimientos acumulados”,  como tan sabiamente usted dice en su Carta Invitación pública del 15 de Diciembre de 2014.

Sin embargo, lamento recordarle que, en ésta materia, el Gobierno del que usted formó parte –y que surgió gracias a la militancia de miles de compañeros peronistas que, como yo, hicimos muchos renunciamientos personales para lograrlo- desperdició “experiencias útiles y conocimientos acumulados”, por lo que, si es sincera su manifestación, debería partir de una humilde  y honesta autocrítica por no habernos convocado a muchos compañeros que algo hubiéramos podido aportar.

Creo ser el único chaqueño  que fue Secretario de Programación y Evaluación Educativa de la Nación, primero, y Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación, después, de otro Gobierno Justicialista que, antes del actual, desplegó políticas de Estado que se sintetizaban en el apotegma del Presidente Carlos Menem, para quien “La Educación es el nuevo Nombre de la Justicia Social”. Habiendo manifestado siempre mi lealtad hacia las políticas desplegadas en el Chaco por el Cro. Gobernador Jorge Capitanich, jamás me expliqué las razones por las que nunca fui convocado a volcar “mis experiencias útiles y conocimientos acumulados”. Sólo lo puedo adjudicar a la mediocridad de algunos que siempre pretendieron alejarme de Coqui para que no hiciera sombra…. Por ello y como le decía más arriba, me alegro que haya descubierto a la educación como una cuestión prioritaria y que trate de resistir la tentación fundacional, sólo que lamento que lo descubra ahora, justo en tiempos de campañas electorales y no lo haya practicado, cuando formaba parte del Gabinete de Ministros del Gobernador.

Como desconozco cuáles eran sus actividades en aquéllos tiempos de dura militancia para los peronistas chaqueños que éramos perseguidos por el Gobernador Ángel Rozas, quiero hacerle saber que hay otros compañeros peronistas que pueden aportarle “experiencias útiles y conocimientos acumulados” en esta materia, pues para foguearlos y formarlos, los invité a que se sumaran a mi equipo de colaboradores, ya que eran cuadros políticos con militancia probada que es lo que, a mi juicio, hay que privilegiar cuando se elige un funcionario público de un gobierno democrático, no burócratas académicos. Esos Compañeros  - además de a mí- a los que hubiera sido interesante consultar, son el hoy Ministro de Desarrollo Territorial y Presidente de SAMEEP, Gustavo Martinez; el hoy Diputado Provincial, Martín “Tincho” Nievas, el Dr. Dante Guidini, el Profesor Francisco Garay, entre otros. Desgraciadamente y como bien usted lo señala, la cultura “fundacional” de una gran parte de la dirigencia política –entre los que no me cuento- tira por la borda con toda la sabiduría, experiencia y pasión puestas al servicio de la causa del pueblo. Imagínese querido Senador, que grueso error cometería yo si cuando sea Gobernador, omitiera convocarlo a usted, brillante economista y con una riquísima experiencia de implementar políticas económicas eficaces de la mano de nuestro líder, el Gobernador Capitanich. Sería imperdonable, como lo ha sido ignorarnos a nosotros, con el resultado visible de haber tenido el año pasado al sistema educativo paralizado un tercio de los días del ciclo lectivo, a pesar de las cuantiosas inversiones que se hicieron en el sistema. 

Para que usted tenga conciencia cuántos “conocimientos acumulados” se privaron de capitalizar, basta mencionarle que durante el período que me tocó liderar el proceso de transformación educativa argentino se aprobaron por unanimidad de todos los Ministros de Educación de todas las Provincias argentinas y del Gobierno Nacional, nada menos que 69 Resoluciones del Consejo Federal de Cultura y Educación que tuve la honra de conducir, primero como Vice Ministro y luego como Ministro de la Nación. Desde la Nº 50/96, hasta la Nº 119/99 fueron las Resoluciones que plasmaron Acuerdos del Consejo Federal que significaban la reglamentación colectiva (con fuerza de Decreto Reglamentario) de la Ley Federal de Educación Nº 24.195. Es probable que hayamos cometido muchos yerros en esas Asambleas. Pero también es seguro que algunos aciertos tuvimos. Unos y otros, yerros y aciertos, hubiera sido sumamente útil  que no se desperdiciaran, excluyéndonos a los actores de aquéllas políticas hasta de las consultas, como hizo el Gobierno de mi propio Partido, tanto a nivel Nacional como Provincial. Por eso, me parece loable que usted pretenda retomar algunos de los contenidos de aquéllos acuerdos como el de la Resolución 56/96, que le acompaño, en la que todos los Ministros de las Provincias y el de la Nación, junto con los representantes del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) decidimos impulsar políticas que trascendieran a una gestión de gobierno para transformarse en políticas de Estado.  Dolorosamente, con el pasar del tiempo, me di cuenta que esas declamaciones sólo se hacen cuando se está en el poder o en campaña, pues luego el que llega al mismo se enferma del síndrome fundacional que tan bien intenta usted prevenir, y actúa como si el que lo precedió no hubiera hecho nada o todo lo que hizo no sirvió para nada.

De cualquier manera, estimado Compañero Senador, me parece loable que se haya interesado en los temas educativos que, como decía el Dr. Menem son el nuevo nombre de la Justicia Social. Pero en lo que voy a disentir con usted es en el tema que ha seleccionado para acordar entre los candidatos. Creo que hay temas transversales a todos los niveles y ciclos del sistema educativo que son más importantes que el de la terminalidad de la escuela media, o secundaria, porque de nada vale tener a los niños y jóvenes adentro de las escuelas si las mismas no funcionan. O si la calidad de los conocimientos y valores que en ellas se imparten son pésimos. O si no se resuelve el tema estratégico de la carrera profesional de los docentes que lleva implícito el de la formación inicial y la formación en servicio, el de la remuneración diferencial por la calidad de los saberes y actitudes transferidos, entre otros.

Con gusto me sumaría a un debate serio sobre todas las cuestiones que hacen a la Educación, pero partiendo de una base de respeto. Alguna vez una colaboradora que trabajó conmigo en el Palacio Pizurno me dijo: Manuel de Educación todo el mundo opina porque se cree con autoridad porque fue a la Escuela. Y es cierto, a los debates para enriquecerlos hay que hacerlos pactando previamente las condiciones, los partícipes, los temas, los ámbitos, etc. y  luego recién hay que darles carácter público, salvo, claro está  que sólo se quiera construir una presentación de campaña, lo cual, obviamente está reñido con la declamada vocación de construir políticas de Estado.

A su iniciativa de que acordemos una fecha para una rúbrica, le contrapropongo que todos los candidatos del Frente Chaco Merece Más, convoquemos en conjunto a un verdadero Congreso Educativo, en el que abordemos junto a los mejores especialistas de la Provincia, de la Región y del País, que tengan y hayan tenido actuación en el área, tanto a nivel de Educación Básica (Inicial, Primaria y Secundaria) como Superior (Universitaria y No Universitaria) y que nos comprometamos en conjunto a implementar sus conclusiones. Entiendo que de esa manera estaremos abriendo surcos para que haya genuinas políticas de Estado, pues entre sus partícipes tienen que estar los primeros actores de la Educación que son las familias, los representantes de todos los sectores de la comunidad (Trabajadores, empresarios, profesionales, intelectuales, pastores de las distintas Iglesias, etc.) los docentes, las autoridades gubernamentales provinciales, municipales y nacionales y todos los demás actores que en una reunión preparatoria previa, deberíamos acordar.

 Y si fuéramos verdaderos servidores de la sociedad, como debemos ser los políticos, no deberíamos tenerle miedo a que éste Congreso sea Multipartidario y que lo convoquemos y participemos de él todos los que tenemos genuinas aspiraciones de conducir el Estado chaqueño entre 2015 y 2019. Si Usted, querido Compañero Senador, que tomó la iniciativa de enviar la primera nota a todos los colegas, está de acuerdo, le propongo que en conjunto vayamos a visitar al resto de los candidatos del peronismo, del radicalismo, del socialismo, del renovadorismo y de las demás fuerzas políticas que están participando en éste incipiente proceso electoral y los invitemos a coprotagonizar ésta iniciativa.

Finalmente, quiero anticiparle que así como usted dio carácter público a su invitación, ésta respuesta también lo tendrá para así enriquecer el debate político.

A la espera de que mis reflexiones le resulten útiles para enriquecer su demostrada y permanente inquietud ciudadana, lo saludo con un afectuoso abrazo.

Dr. Manuel G. García Solá

Ex Ministro de Gobierno, Justicia y Educación del Chaco

Ex Ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Chaco

Ex Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación

Visto 1860 veces
Valora este artículo
(0 votos)