R24 EN VIVO

ASAMBLEA LEGISLATIVA: EL ÁMBITO DONDE CRISTINA TRAZÓ LOS EJES DE SUS 8 AÑOS DE GOBIERNO SESIONES ORDINARIAS ASAMBLEA LEGISLATIVA: EL ÁMBITO DONDE CRISTINA TRAZÓ LOS EJES DE SUS 8 AÑOS DE GOBIERNO SESIONES ORDINARIAS julio molisano reporte24
28
Febrero

ASAMBLEA LEGISLATIVA: EL ÁMBITO DONDE CRISTINA TRAZÓ LOS EJES DE SUS 8 AÑOS DE GOBIERNO Destacado

Escrito por 
Publicado en Argentina

SESIONES ORDINARIAS

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reafirmó en los siete discursos que pronunció en sendas inauguraciones del período de sesiones ordinarias, a partir del 1 de marzo de 2008, los ejes centrales del modelo económico y social instrumentado desde el 25 de mayo de 2003, cuyos núcleos fueron las políticas de fomento del empleo, la inclusión social, ampliación derechos y la reindustrialización del país.

En sus discursos, la Jefa de Estado reclamó a la justicia un compromiso real en su lucha contra la inseguridad y en el avance de los juicios de lesa humanidad, y anunció el envío de proyectos que plasman reformas profundas como la reforma judicial, la ley de medios, los Códigos Civil y Comercial y Procesal.

Otro eje central de sus mensajes fue realizar una enfática defensa de las políticas de desendeudamiento, reafirmó su voluntad de no aplicar ningún ajuste ni promover leyes que limiten los derechos de los ciudadanos y llamó a la unidad nacional para fortalecer las políticas de Estado impulsadas por su esposo Néstor Kirchner desde 2003.

En su primer discurso, el 1 de marzo del 2008, la mandataria se comprometió a "mantener los pilares básicos que son una administración correcta de los recursos, las políticas de desendeudamiento y acumulación de reservas", y reafirmó el objetivo de bajar la desocupación, teniendo en cuenta que cuando asumió su marido "tenía más desocupados que votos".

En ese mensaje, Cristina se refirió a la inseguridad y a la justicia y sostuvo que "existe una conexión entre la impunidad de los crímenes de lesa humanidad y los delitos comunes, ya que ambos ocurrieron y ocurren por la existencia de 'zonas liberadas'".

El discurso pronunciado en 2009 estuvo atravesado por el conflicto con los empresarios del campo agrupados en la Mesa de Enlace, y con el entonces vicepresidente Julio Cobos, quien votó en contra de la ley de retenciones móviles y se convirtió en un acérrimo opositor del Gobierno.

En esa ocasión, Cristina señaló: "no va a haber mayor calidad en las instituciones si además como dirigentes no mejoramos nuestro propio comportamiento a la hora de formar parte de las instituciones y jugar los roles que tenemos dentro de ellas".

Tras reafirmar las políticas de desendeudamiento y rechazar cualquier ajuste a la luz de la crisis internacional que había estallado en los Estados Unidos, volvió a reclamar un compromiso de la justicia.

"Ya pasó la hora del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo. Es la hora de la justicia y de que finalmente los juicios contra quienes violaron los derechos humanos durante la dictadura sean juzgados", subrayó.

Cristina pronunció su mensaje en las sesiones ordinarias de apertura del 2010 con el ex presidente Néstor Kirchner sentado en una banca luego de haber sido elegido diputado en los comicios del 2009.

Aquel discurso estuvo centrado en la defensa de los logros económicos "del país real, el país que me toca administrar todos los días, porque percibo que, aparentemente, hay dos países: uno, el real que bate récords de consumo y recaudación y otro, el país mediático, donde nada está bien y todo está mal'", señaló Cristina.

En esa ocasión, la mandataria anunció el proyecto de reforma judicial. "Necesitamos jueces que fallen no de acuerdo a la tapa de Clarín sino a la del Código Civil y del Código Penal", afirmó.

En la apertura de sesiones del 2011, Cristina rindió un homenaje a su esposo fallecido el 27 de octubre del 2010 y puntualizó que en aquel año "se construyeron las certezas de que ese era el modelo indicado para que Argentina creciera como nunca lo hizo".

Además, anunció la extensión "de la Asignación Universal por Hijo a las mujeres embarazadas a partir del tercer mes de embarazo, a partir de la duodécima semana de embarazo" como parte del "sistema más importante en Latinoamérica juntamente con la asignación universal por hijo", señaló.

En el 2012, Cristina ya como mandataria reelecta por el 54 por ciento de los votos, destacó que "la Nación Argentina sigue protagonizando desde 2003 uno de los procesos de crecimiento económico con inclusión social más grande de la historia".

En su discurso, anunció el envío al Parlamento del proyecto para modificar la Carta Orgánica del Banco Central y, como en años anteriores, volvió a convocar "a los 40 millones de argentinos, a la unidad nacional" porque "cada vez que estuvimos desunidos, nos han dominado. Nuestra obligación es trabajar y acercar mejores ideas. No es poniendo palos en las ruedas como se ganan elecciones".

En 2013, su mensaje estuvo centrado en el balance de los diez años de gestión kirchnerista y en ese marco aseguró: "esta década, iniciada en 2003, es la década ganada por todos los argentinos, no hablo de ganada en términos electorales, sino ganada en términos de inclusión social y trabajo".

En el tramo más emotivo, Cristina afirmó: "En nombre de él, de los que ya no están y de todos los argentinos, juro que me voy a jugar la vida para no volver a descender a ese lugar horrible del que él nos sacó", finalizó la Presidenta.

En 2014, Cristina volvió a reivindicar el plan económico que permitió el "crecimiento más importante de los últimos 200 años" y cuestionó los incrementos de precios al señalar que "no hay justificativo para aumentos de precios que saquean el bolsillo de los argentinos".

En ese marco, la Presidenta anticipó la puesta en marcha de "instrumentos" para defender a los usuarios y consumidores frente a "abuso de sectores concentrados, oligopólicos y monopólicos" y reclamó, una vez más, a los jueces "que pongan lo mejor de sí" porque hay magistrados "que no funcionan bien" y "no se puede tener una actitud corporativa".

Visto 1055 veces
Valora este artículo
(0 votos)