R24 EN VIVO

09
Diciembre

KIRK DOUGLAS CUMPLE CIEN AÑOS

Escrito por
Publicado en Informacion General
Visto 1195 veces

EL ACTOR DE "ESPARTACO" Y "LA PATRULLA INFERNAL" FESTEJARÁ MAÑANA UN SIGLO DE VIDA Y SE SUMARÁ AL CLUB DE LAS ESTRELLAS CENTENARIAS COMO OLIVIA DE HAVILLAND.

Por Héctor Puyo/Las cien velitas que el astro de Hollywood Kirk Douglas soplará mañana con, por lo que se sabe, buena salud, lo ponen en un plano de igualdad con Olivia De Havilland -la Melanie Hamilton de "Lo que el viento se llevó" (los cumplió en julio)- y la antigua sexy Zsa Zsa Gabor, que los cumplirá en febrero, dentro de esa categoría de seres que de por sí son inmortales gracias al celuloide.

Douglas fue famoso por el hoyuelo que tenía en el mentón, en plena competencia con Robert Mitchum, y para muchos será por siempre la cara del esclavo insumiso Espartaco, del filme homónimo, el Vincent Van Gogh de "Sed de vivir", el Capitán Nemo de "20.000 leguas de viaje submarino" o, para los más cinéfilos, el Coronel Dax de "La patrulla infernal".

Issur Danielovitch Demsky nació en Amsterdam, Nueva York, el 9 de diciembre de 1916, hijo de inmigrantes rusos de origen judío, a los que recordó en una vieja entrevista como "pobres y analfabetos; al llegar a Estados Unidos creían que las calles iban a tener adoquines de oro" y recordó que su padre "se hizo ropavejero porque a los judíos les estaba prohibido trabajar en las fábricas".

Eso fue lo que lo llevó, ya famoso como Kirk Douglas, el nombre elegido, a escribir en los 80 "El hijo del trapero", según la traducción española, un libro ameno con memorias que van desde el doloroso principio de la familia en su nuevo mundo hasta sus propias y divertidas peripecias infantiles, cuando se desvivía por comer carne de cerdo -fundamentalmente panceta- aunque eso contraviniera las costumbres religiosas hebreas.

"Durante muchos años -dijo en una entrevista- me han preguntado acerca de mi vida, y aunque no había sentido la necesidad de ofrecerme llegó un momento en que quise buscar mis raíces, soy un esnob al revés, y en el libro intenté dar algo de mi vida, recuperar mi infancia, que estuvo marcada por la tragedia de no haber tenido una mejor relación con mi padre, que se marchó muy pronto y me dejó solo con mi madre y mis seis hermanas".

Desde esa pobreza -"Era tan pobre que no podía llegar más abajo", señaló- tuvo el suficiente empuje para abrirse paso en la vida y llegar donde llegó: "A pesar de todo, tuve la suerte de ir a la universidad, estudiar arte dramático y alcanzar mi sueño de convertirme en actor; no quiero dar la impresión de que todo el mundo puede conseguir lo mismo, porque en Estados Unidos hay muchos problemas, pero estoy orgulloso de ser lo que soy".

Siempre apuntó a lo más alto y su extraordinaria fuerza interpretativa, su apostura física y su inmenso talento dramático lo convirtieron en una de las más rutilantes estrellas de posguerra dentro de un equipo que integraban también Burt Lancaster, Gregory Peck, Montgomery Clift, Richard Widmark y Humphrey Bogart, entre pocos más, y que mantuvieron el interés de las plateas al filo de 1950, cuando el cine debió enfrentarse al peligroso auge de la TV.

Antes, durante sus estudios universitarios becados, había sido campeón de lucha libre y mucha de la tosquedad de los barrios bajos que arrastraba fue limada hacia 1939 por su profesora Louise Livinston, quien le inculcó el amor por la literatura y el arte, además de haberlo incitado a probar suerte en las tablas mientras -se dice- le aportaba nociones sobre la vida y los sentimientos.

Pocos años después cumplió papeles de reparto en teatros de Nueva York y Pensilvania, hasta que sólo en 1941 Broadway le abrió sus puertas para que debutase en "Otra vez primavera", y al año siguiente tuvo otro papel secundario en "Las tres hermanas", de Antón Chéjov, hasta que la Segunda Guerra Mundial lo envió a la Marina estadounidense y demoró el esperado ascenso.

Al volver a la vida civil se reencontró con Lauren Bacall, quien le había echado el ojo en tiempos universitarios, ahora pareja estable de "Bogie" y en la cúspide de la ola por haber interpretado "Tener y no tener", de Howard Hawks, y la recomendación de la bella al productor Hal Wallis determinó que Douglas enfrentase una cámara por primera vez en "El extraño amor de Martha Ivers", de Lewis Milestone, que en 1946 cambió su destino para siempre.

En su extensa filmografía, con más de 60 títulos, hay lugar para "Electra" (1947), de Dudley Nichols, "Carta a tres esposas", de Joseph L. Mankiewicz, y "El triunfador" (1949, Oscar a Mejor Actor), "Música en el alma" (1950), de Michael Curtiz, "Cadenas de roca", de Billy Wilder, y "La antesala del infierno" (1951), de William Wyler, "Sangre en el río" (1952), de Howard Hawks, "20.000 leguas de viaje submarino", de Richard Fleischer, y "Ulises" (1954), de Mario Camerini.

La lista sigue con "Sed de vivir" (1956), de Vincente Minnelli, "La patrulla infernal", de Stanley Kubrick, y "Duelo de titanes" (1957), de John Sturges, "Los vikings" (1958), de Fleischer, "El último tren", de Sturges, y "El discípulo del diablo" (1959), de Guy Hamilton, "Espartaco" (1960), de Kubrick, "La lista de Adrian Messenger" (1963), de John Huston, "Siete días de mayo" (1964), de John Frankenheimer.

Filmó también "Primera victoria", de Otto Preminger, "Los héroes de Telemark", de Anthony Mann, y "¿Arde París?" (1965), de René Clement, "Los hermanos sicilianos" (1968), de Martin Ritt, "El arreglo", de Elia Kazan, y "El final de un canalla" (1969), de Mankiewicz, y "Furia" (1978), de Brian de Palma, entre muchos filmes menores.

El último título protagonizado por el centenario actor visto en salas argentinas fue "Herencia de familia" (2003), de Fred Schepisi, y a lo largo de toda esa carrera Douglas tuvo tiempo para casarse con Diana Dill y luego con Anne Buydens -aún con vida-, con quienes tuvo a sus hijos: Michael, Joel, Peter y el fallecido Eric; el primero de ellos con una jugosa historia profesional y personal.

En las redes, famosos y desconocidos saludaron al astro, recordaron su trayectoria y le desearon larga vida.

11
Noviembre

SOLICITAN EL PARADERO DE DAMARIS DUSSAN Y SU ESPOSO ALEXIS ESCALONA

La Señora Aracely Dussan solicita la publicación de este boletín de búsqueda que solicita el paradero de su hermana Damaris Dussan y su esposo Alexis Escalona que se encuentran desaparecidos desde el 18 de octubre pasado.

LA NOTA LLEGADA A NUESTRA REDACCIÓN:

Quisiera saber cómo hacer una denuncia con ustedes le hablo de Colombia Pereira Risaralda, estoy desesperada tengo una hermana que vive en chichiriviche edo falcon calle náutica con calle los tequez sector playa sur tiene una posada se llama inversiones playa sur beachc.a trabaja haya hace 15 años pero en este momento está desaparecida su esposo se llama Alexis Escalona y mi hermana se llama Damaris Dussan los teléfonos de ellos son 024-4276407 y 024-4276405 no sabemos de ella desde el 18 de octubre y nadie nos da razón de ellos ella es de doble nacionalidad colombiana y venezolana y el esposo es un venezolano, pero la familia del esposo no nos dan razón del paradero de ella y ella no se queda tanto tiempo sin comunicarse con sus hijos y familia en Colombia, los conocidos de ella haya nadie la ha visto por favor como nos pueden ayudar a saber de su paradero, no sé de pronto por medio de su noticiero que se comunique urgente con su familia en Colombia, también orientarnos como hacemos la denuncia agradezco sus buenas gestiones Sr. Julio Molisano, mi nombre es Aracelly Dussan mi telefono es 3155120047 a la espera de cualquier información, muchas gracias.

NR: NO PUDIMOS VERIFICAR LA PROCEDENCIA DE LA MISIVA, Y POR TRATARSE DE UNA SITUACIÓN DE LLAMADO A LA SOLIDARIDAD, DECIDÍ PUBLICAR LA SOLICITUD DE PARADERO, PERO DESCONOCEMOS SU PROCEDENCIA O CUALQUIER TIPO DE SITUACIÓN QUE EXEDA LA SOLICITUD DE PARADERO, VALE DECIR QUE NO NOS HACEMOS RESPONSABLES SI SE TRATASE DE UNA SITUACIÓN ILEGAR, DE MALA FE O BROMA.

28
Septiembre

EL CORAZÓN LATE UN POCO MÁS RÁPIDO, LAS GLÁNDULAS SE ABREN A PEQUEÑOS HILOS SECRETOS DE SUDOR Y TU CUERPO EMPIEZA A PRODUCIR HORMONAS, QUE TE HACEN SENTIR UN POCO MAREADO Y CALENTITO POR DENTRO.

Estos son algunos de los procesos biológicos que ocurren cuando entramos en las primeras etapas del amor, o del enamoramiento, es difícil decir de qué se trata.

Si se examina la evolución del amor en el reino animal, queda claro que el amor se originó mucho antes que la humanidad.

Es más, es incluso posible que naciera de algo bastante siniestro.

El viaje hacia el amor, tal y como lo conocemos hoy en día, empezó con el sexo, una de las primeras cosas que los seres vivos aprendieron a hacer.

El sexo empezó como una manera de pasar los genes de un organismo a la siguiente generación.

Para amar, los organismos vivos necesitaban primero un cerebro que pudiera lidiar con las emociones.

Cerebros más grandes

No fue hasta varios billones de años después del nacimiento de la vida, cuando el cerebro empezó su viaje hacia la existencia.

Las siniestras razones por las que nos enamoramos 1

Al principio, fue solo un pequeño puñado de células.

Adelantemos el reloj hasta hace 60 millones de años, cuando aparecieron los primeros miembros de nuestra familia, los primates.

Tras millones de años más, algunos primates evolucionaron para tener cerebros más grandes, de lo que surgieron finalmente los humanos modernos.

Pero había un problema. A medida que nuestros cerebros crecían, nuestros bebés tenían que nacer en una etapa anterior de su proceso de desarrollo.

Si no, sus cabezas serían demasiado grandes para pasar por el canal de nacimiento.

Como resultado, las crías de gorila, los chimpancés y los humanos son casi completamente inútiles cuando nacen. Sus padres tenían que pasar más tiempo cuidándolos.

Esta infancia prolongada creó un nuevo riesgo.

En el caso de muchos primates en la actualidad, una madre con una cría dependiente no está disponible para aparearse hasta que la cría es destetada.

Para tener acceso a la hembra, un macho tendría primero que matar a la cría. Este tipo de infanticidio se da en muchas especies, como los gorilas, los monos y los delfines.

Las siniestras razones por las que nos enamoramos 2

Esto llevó a Kit Ople, del University College de Londres, y a sus colegas, a proponer una idea asombrosa.

Casi un tercio de los primates forman relaciones monógamas entre macho y hembra. En 2013, Opie sugirió que este comportamiento había evolucionado para evitar el infanticidio.

Monogamia: ¿favorecida por la evolución?

Su equipo observó el árbol familiar de los primates y reconstruyó cómo comportamientos como el apareamiento y la crianza cambiaron a lo largo de la evolución.

Sus análisis sugirieron que el infanticidio fue el motor de la monogamia durante 20 millones de años, porque consistentemente precedió a la monogamia en la evolución.

Otras especies encontraron soluciones diferentes, razón por la que no todos los primates son monógamos.

Por ejemplo, los chimpancés y los bonobos minimizan el riesgo de infanticidio siendo muy promiscuos.

Los machos no matan a las crías porque no saben cuáles son las suyas.

Las siniestras razones por las que nos enamoramos 3

Pero en esas especies en las que los machos y las hembras empezaron a establecer fuertes vínculos, las posibilidades de sobrevivencia de sus crías mejoraron porque los machos podían ayudar con la crianza.

Como resultado, la monogamia fue favorecida por la evolución, dice Opie.

El “golpe” que cambió la historia

Puede ser que el proceso fuera de un solo sentido, dice Robin Dunbar, de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Pudo haber resultado en importantes cambios en el cerebro “para mantener a la pareja junta para toda la vida”. Esto incluye la preferencia hacia una pareja específica y el antagonismo con los potenciales rivales.

Esto, a su vez, puede haber sido “el golpe” que cambió la evolución humana, dice Opie.

Los cuidados adicionales proporcionados por los machos ayudaron a las primeras sociedades humanas a crecer y prosperar, lo cual a su vez “permitió a nuestros cerebros crecer más que los de nuestros familiares cercanos”.

Hay evidencia que apoya esto. A medida que se expandió el tamaño cerebral, también lo hizo la cooperación y el tamaño de grupo.

Podemos ver una tendencia hacia mayores grupos y más cooperación en la temprana especie humana del Homo erectus, que vivió hace casi dos millones de años.

Incluso más, parece que algunos aspectos del amor dependen de regiones del cerebro que solo aparecieron bastanterecientemente en nuestra historia evolutiva.

El cerebro y el amor

Stephanie Cacioppo, de la Universidad de Chicago en Estados Unidos, revisó la literatura científica para encontrar estudios de imagen cerebral que analizaran las partes del cerebro que participan en el amor.

Las siniestras razones por las que nos enamoramos 4

Encontró que los estados de amor más intensos y “abstractos” dependen de una parte del cerebro llamada el giro angular.

Se sabe que es importante para algunos aspectos del lenguaje, como las metáforas. Esto tiene sentido, dado que sin un lenguaje complejo no podemos expresar los aspectos más refinados e intensos de nuestras emociones.

El giro angular solo se encuentra en los grandes monos y en los humanos.

Sin embargo, la idea de Opie de que el infanticidio inició este proceso es controvertida. No todo el mundo está de acuerdo en su papel sobre el desarrollo de la monogamia.

El antropólogo Robert Sussman, de la Universidad de Washington en Missouri, Estados Unidos, es uno de los escépticos.

Dice que tanto la monogamia como el infanticidio son comportamientos tan poco comunes que es improbable que estén vinculados.

Otras teorías

Hay teorías alternativas.

Un estudio de 2014 sugirió que la monogamia evolucionó como un producto de la “estrategia de guardia de los machos”, es decir, que los machos se quedan con las hembras para asegurarse de que nadie más se apareja con ellas.

Las siniestras razones por las que nos enamoramos 5

Un año después, otro estudio reconstruyó la evolución de otro grupo de primates llamados lémures. Encontró que la competición entre las hembras pudo fomentar los vínculos de pareja.

Opie no está de acuerdo. Cree que los métodos de estos estudios “no pueden usarse para determinar el cambio a la monogamia”.

Lo que es evidentemente cierto es que muchos primates viven bien sin padres emparejados, y seguramente sin nada parecido al amor romántico.

Pero hay una cosa que todos los primates comparten: un fuerte vínculo entre madre e hijo.

Esto es cierto “incluso en los primates nocturnos que viven solos”, dice Sussman. Sugiere que los procesos cerebrales del vínculo materno-filial fueron “secuestrados” para crear el amor romántico.

Hay evidencia de la neurociencia que sugiere que esto es así.

Etapas del amor

El amor es difícil de definir, pero los neurocientíficos están de acuerdo en que hay varias etapas entremezcladas.

“LO QUE LA EVOLUCIÓN QUIERE DEL ESTADO DE ENAMORAMIENTO ES QUE LOS DOS INDIVIDUOS PASEN MUCHO TIEMPO JUNTOS, PARA CONSEGUIR UN EMBARAZO”

Thomas Lewis, neurocientífico

La primera es la del deseo sexual: nos sentimos atraídos a otra persona. Tocarla nos hace producir sustancias que nos hacen sentir bien, y experimentamos unas ganas enormes de estar con esa persona.

A medida que el deseo da paso a otra etapa, la del amor romántico, el sistema límbico bombea dopamina y la hormona oxitocina, que amarraa la pareja.

Esta progresión implica que el intenso placer de la etapa del deseo sexual puede llevar directamente al amor, dice Cacioppo.

“El amor tiende a crecer del deseo. No puedes amar apasionadamente a alguien al que nunca deseas”.

Al mismo tiempo, se suprimen otras zonas más avanzadas del cerebro. Por ejemplo, la ciencia ha demostrado que algunas partes del córtex prefrontal se desactivan. Esta es un área que participa en las decisiones racionales.

En esta etapa, estamos literalmente “locamente enamorados”. Las personas enamoradas no procesan el mundo a su alrededor, dice Thomas Lewis, un neurocientífico de la Universidad de California, San Francisco.

“No están evaluando críticamente a la persona o de una forma altamente cognitiva”.

La serotonina, que nos ayuda con frecuencia a sentirnos tranquilos, también se suprime.

Las siniestras razones por las que nos enamoramos 6

Esto tiene sentido si consideramos cómo nos podemos obsesionar cuando nos enamoramos. Los niveles de serotonina también son bajos en los cerebros de individuos con desórdenes psicológicos como el desorden obsesivo compulsivo.

“Lo que la evolución quiere del estado de enamoramiento es que los dos individuos pasen mucho tiempo juntos, para conseguir un embarazo”, dice Lewis.

Pero una vez se cumple, las parejas no siguen vinculadas en un estado tan intenso y obsesivo durante mucho tiempo.

Lo que pasa después

Ahora los niveles de serotonina y dopamina se normalizan.

Pero persiste un sentimiento de cercanía, ayudado por más oxitocina. Si suprimes la oxitocina en las especies monógamas, los animales dejan de ser monógamos.

Esto nos devuelve a la sugerencia de Sussman de que el amor romántico evolucionó del vínculo materno-filial.

Los vínculos en las parejas que llevan mucho tiempo juntas son similares a los de una madre y su hijo y dependen de procesos hormonales similares.

Las siniestras razones por las que nos enamoramos 7

Tanto en animales como en humanos, la ciencia ha mostrado que la separación de un ser querido crea sentimientos similares de dolor emocional. Estos sentimientos parecen tener raíces en la historia de la evolución.

El sistema límbico tiene un papel en todas las etapas conocidas del amor. Muchos otros mamíferos, e incluso reptiles, tienen alguna forma de sistema límbico. Esta zona del cerebro estaba presente mucho antes de los primeros primates.

“Las zonas más antiguas del cerebro participan en el apego y la vinculación afectiva, y se activan en muchas especies”, dice Cacioppo. En otras palabras, los cerebros de los animales han sido preparadas para al menos algunas formas de amor durante cientos de millones de años.

Sea o no que el infanticidio o el vínculo de una madre con su cría que nos llevó a acercarnos, podemos dar las gracias. Debemos gran parte de nuestro éxito como especie a esta pequeña y loca cosa llamada amor.

FUENTE: http://www.grandesmedios.com/las-siniestras-razones-por-las-que-nos-enamoramos/

18
Agosto

Cuando pensamos en una ecoaldea, podemos hacer referencia a la definición proporcionada por Robert Gilman, quien señala: «Una “ecoaldea” es un asentamiento humano, concebido a escala humana, que incluye todos los aspectos importantes para la vida, integrándolos respetuosamente en el entorno natural, que apoya formas saludables de desarrollo y que pueda persistir indefinidamente.» Como forma de vida hoy un proyecto de estas características se presenta como una solución para muchos aspectos de la vida cotidiana que se han transformado en hostiles o que claramente no se sustentan en el tiempo, siendo un desafío imperante y constante el cambio de paradigma para quienes toman la decisión de transformar sus vidas y encausarlas hacia este tipo de convivencia alternativa. En este renacer, los focos de atención se centran en cómo crear un sistema de vida que propicie una vida comunitaria sana, donde no solo se cubran las necesidades básicas de subsistencia, sino que sea un sistema holístico de crecimiento constante, un lugar donde el despliegue de las posibilidades propicie una expansión de conciencia en permanente evolución. No hay fórmulas, hay experimentación. No hay un proyecto que sea igual a otro, todos poseen un alma propia, alimentada por cada uno de sus participantes, de sus experiencias, culturas individuales y colectivas, además de su filosofía de vida y espiritualidad.

Si hacemos un paso de lo particular a lo comunitario y luego a lo global, podemos vislumbrar que este tipo de vida alternativa es una respuesta a la crisis ambiental y humana que actualmente estamos experimentando, en donde la toma de conciencia respecto a la necesidad de adoptar un consumo consciente y relaciones armónicas es un primer paso.

Bajo este precepto y luego de experimentar por algunos años lo que significa la vida en comunidad, sus oportunidades, dificultades y desafíos, nació en nosotros la necesidad clara y profunda de salir desde Chile al encuentro de otras experiencias que nos den la posibilidad de enriquecernos, aprender y de afianzar nuestros propósitos para alcanzar una vida en concordancia con nuestros ideales. Inspirados por lograr que esta también fuese una oportunidad de difundir y crear conciencia en otros respecto al desarrollo humano sostenible y recabar experiencias que sirvan de modelo, es que nos propusimos rodar un documental que recopile las experiencias de proyectos de carácter sostenible alrededor del mundo, enfocándonos principalmente en capturar la esencia de lo que son las ecoaldeas.1 Zegg_pequeña

El recorrido contempla la visita de 23 países por un período de 6 meses, a través de los cuales tenemos por objetivo conocer diferentes realidades culturales, sociales, espirituales, ecológicas legales y económicas organizadas de manera comunitaria, que puedan enriquecer este proyecto y nos muestren como fue el camino que debieron o aun están recorriendo para alcanzar su visión.

Si nos adentramos en cada comunidad que hemos visitado y hacemos referencia a aquellas características particulares que percibimos casi de manera inmediata, podemos decir que; Crystal Waters, en Australia, destaca por su acabado diseño permacultural, donde se han dispuesto 85 lotes para vivienda, un sistema de integración y armonía con la vida salvaje y las más de 15 piscinas de retención que cambiaron el paisaje en pocos años.

Auroville, en India, además de llamar la atención por su grandioso diseño en forma de mándala, con una imponente construcción central como el Matrimandir, el alma la ciudad, que representa el nacimiento de una nueva conciencia planetaria, destaca por su trabajo de reforestación, que hoy con más de 2 millones de árboles han logrado convertir un espacio seco junto al mar, en un verdadero oasis.

Si nos trasladamos a Alemania y nos dirigimos a Zegg, podemos encontrar un espacio de vida comunitaria que basa su armonía en un profundo trabajo en la sanación del amor, en este ámbito una de las principales herramientas de trabajo ha sido el Forum, una metodología de trabajo grupal que se basa en una comunicación integral y sincera desde las emociones.

Cuando hablamos de la emblemática comunidad de Findhorn, en Escocia, conectamos de manera directa con la magia que emana de sus fundadores y su creación, pero también consideramos importante recordar su rol en la motivación para la formación de nuevos proyectos y el nacimiento de la GEN (La Red Global de Ecoaldeas nace hace 20 años luego de la Conferencia de la Fundación Findhorn, siendo un motor para la creación de redes en cada continente y el posterior impulso al movimiento).

Si hablamos de desarrollo espiritual y expansión de consciencia, hablamos de Damanhur, esta comunidad ubicada en la bella Italia ha logrado su consolidación a partir de los múltiples espacios creados para que cada persona que ahí habita elija el lugar para desarrollar su máximo potencial. Cuando se recorren sus diferentes espacios y especialmente el Templo de la Humanidad, se percibe con los sentidos y con el alma una armonía que invita a la reflexión y a la conexión con nuestro templo interior.

Autosuficiencia, eso es Lakabe, este proyecto ubicado en España, posee la particularidad de ser uno de los que ha desarrollado de manera más exhaustiva espacios de trabajo para toda la comunidad, como la panadería, el aserradero, la escuelita, huertas y taller mecánico, entre las múltiples tareas que ejecutan a diario, desarrollando una economía 100% solidaria.

La creación de personas de paz y la promoción de un cambio en áreas de conflicto como las favelas, la Franja de Gaza o Senegal, entre otras, ha sido parte de la visión que ha desarrollado Tamera. Esta ecoaldea ubicada en Portugal, es un nicho de estudio y experimentación permanente, en la cual se ha desarrollado un modelo de convivencia basado en la no violencia y el amor libre. También podemos hacer referencia al trabajo que han desarrollado a nivel de restauración ambiental y específicamente con el agua, donde con sus 30 lagunas de retención han logrado cambiar el paisaje de su área de influencia inmediata aportando al crecimiento del nivel de los acuíferos.

Aldea Feliz en Colombia, es un lugar encantador, con personas altamente comprometidas con su crecimiento personal y que han orientado su trabajo, a través de sus 8 años de existencia, en formar un grupo humano que se desarrolla a través de relaciones sanas y una convivencia armoniosa, para afianzarse como grupo antes de continuar con el desarrollo estructural de su proyecto.

En resumen podemos decir que las ecoaldeas, en sus visiones particulares tienen algo que las une, un sello en común, que se puede traducir en la búsqueda constante de vivir en plenitud, siendo responsables con el entorno, conscientes en el consumo, con individuos en constante evolución y en conexión con el universo y con ellos mismos.

En este viaje personal cada experiencia ha sido maravillosa, enriquecedora e iluminadora, nos hemos sentido altamente bendecidos por la posibilidad de acceder a cada espacio que se nos ha abierto y ahora tenemos el compromiso de transmitirlo. El viaje aún continua y nuestro espíritu sigue activo y abierto al encuentro con seres maravillosos y con el corazón puesto en que este trabajo logre transformarse en una fuente de inspiración para quienes poseen la intención o están en proceso de iniciar una vida en comunidad.

Los invitamos a ser parte de esta aventura a través de nuestro facebook y página web.

http://www.ecosdeorigen.com

http://www.facebook.com/ecosdeorigen

Página 5 de 25

banner300x300