R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

11
Diciembre

ACTIVIDAD PRESIDENCIAL

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner manifestó que “es una obligación moral, política, democrática e institucional decirle a todos ciudadanos cuál va a ser la política de derechos humanos del siguiente gobierno porque es una política de Estado”, al encabezar esta tarde la inauguración de obras en el Hospital de Morón.

Cristina Fernández de Kirchner en Morón

De esta manera, la jefa de Estado se refirió a las declaraciones del jefe de Gobierno porteño y precandidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, quien en una entrevista con el diario La Nación dijo que iba a "acabar con el curro de los derechos humanos".

"No hay que enojarse con los que quieren tratar peyorativamente la política de derechos humanos, sino tener pena y recordar que tal vez muchos de ellos tuvieron que ver como civiles con lo que fue un mandato, porque los que están presos son los militares, pero los que se beneficiaron económicamente están al frente de muchas empresas vivitos y coleando", dijo Cristina, ante la ovación de los militantes que colmaron el microestadio de Morón, ubicado en el predio de 11 hectáreas donde funcionó el centro clandestino de detención Mansión Seré.

En ese contexto, la Presidenta hizo alusión al caso del militar represor Ernesto Barreiro. "Desancadenó el episodio de Semana Santa (en 1987) al acuartelarse en el Tercer Cuerpo del Ejército ante una citación de la Justicia, hoy a 27 años esa misma persona se ofreció a colaborar con la Justicia para ir a identificar los lugares donde están los detenidos desaparecidos, esto es un logro de la sociedad argentina y no es ningún curro, es crecimiento, justicia, es perseverancia de los organismos de derechos humanos", dijo Cristina.

"Tenemos que pedirle a todos aquellos hombres y mujeres que quieren conducir la Argentina después del 10 de diciembre del año que viene que también se pronuncien en esta materia porque esto es uno de los pilares fundantes de nuestro proyecto y del prestigio de la Argentina en el mundo", enfatizó la mandataria.

En el acto, la jefa de Estado estuvo acompañada en el escenario por el gobernador bonaerense Daniel Scioli; el intendente Morón, Lucas Ghi; el titular de Afsca, Martín Sabbatella; y los ministros de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, de Planificación Federal, Julio de Vido; y Salud, Luis Manzur.

"No me importan tanto las palabras necias como los silencios cómplices, quiero pronunciamientos claros respecto de este tema de los derechos humanos en todos los hombres y mujeres que quieren conducir la Argentina", reiteró la Presidenta.

En ese contexto, Fernández de Kirchner le mandó "un fuerte abrazo" a su par de Brasil, Dilma Rousseff, quien hoy recibió de manos de la Comisión de la Verdad, integrada entre otros por los ex presidentes Lula Da Silva y Fernando Henrique Cardoso, el informe definitivo sobre los 434 desaparecidos que hubo durante la última dictadura brasileña.

"Eran épocas de la doctrina de seguridad nacional producto de la Guerra Fría, la propia Dilma fue encarcelada y torturada", remarcó Cristina.

La jefa de Estado aseguró que la Argentina "merece que sus dirigentes políticos sigan construyendo verdaderas políticas de Estado", al asegurar que su gobierno no fue en la "senda de un país ordenado, lo hemos transformado que es muy diferente, porque el orden puede ser cualquier orden, puede ser un orden injusto".

En ese contexto, Cristina resaltó un reciente informe de la FAO que asegura que "todo el poder adquisitivo que habían perdido los salarios argentinos en la crisis de 2001 ha sido recuperado ampliamente" en la última década.

Asimismo, destacó que los centros de acceso a la justicia, el último inaugurado hoy en Once, ya recibieron más de 800.000 consultas, y que es en estos lugares donde "el Estrado baja y se humaniza".

Del mismo modo, inauguró el homenaje a Arturo Jauretche, en la Avenida 9 de Julio y Juncal, porque según dijo "Don Arturo no solamente fue un intelectual de los que se dedican a escribir, este hombre además fue un revolucionario (...) de cuando los radicales eran revolucionarios".

"Nosotros hemos transformado el país, hemos vuelto a instaurar la alegría de miles y miles de jóvenes que vuelven a la política", dijo Fernández de Kirchner, quien agregó: "Si quieren una juventud en serio, alejada de las drogas y de las adicciones, vamos por la política, la igualdad, la participación, esa es una verdadera manera de ser una sociedad en crecimiento y desarrollo".

 

04
Diciembre

SEGÚN UNESCO

El desempeño de los alumnos de la escuela primaria en Argentina mejoró significativamente en Matemáticas, Ciencias Naturales y en Lectura -en esta última con menos fuerza-, y el logro cobra mayor importancia aún si se tiene en cuenta el brusco descenso de los índices de repitencia y abandono que alcanzó el país entre 2006 y 2013, según reveló hoy el estudio más completo a nivel regional que realiza, en su tercera edición, la Unesco.

El Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE) mostró los desempeños de los chicos de 3er y 6to grado de la primaria en Matemáticas, Lectura y Ciencias Naturales en 2013 y los comparó a los que reveló la prueba en 2006 (SERCE).

"Argentina mejoró en las tres áreas evaluadas superando la media de 500 puntos y esa mejora fue significativa en Matemáticas, al sumar 533,26 puntos de 3er grado y 530,23 de 6to grado; y en Ciencias Naturales, con 501,31 puntos (área que se midió sólo en 6to grado)", destacó el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) de UNESCO, en su informe difundido hoy.

En total participaron 15 países de América latina en las pruebas TERCE: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay, adamás del estado mexicano de Nuevo León.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, explicó que "el estudio de UNESCO aplicado en Argentina se hizo en 22 de las 24 provincias e involucró a 215 escuelas, y tiene como metodología la incorporación de otras variables que influyen en el aprendizaje, como el contexto familiar y socioeconómico, las políticas educativas y procesos de dinámica escolar, que se denominan factores asociados".

Las pruebas que a nivel regional involucraron a más de 3.000 escuelas, 195.000 alumnos, 100.000 de 3er grado y 95.000 de 6to, y que contaron con la participación de casi 10.000 docentes, se basaron en puntos comunes de las currículas de cada país, y se organizaron en cinco niveles de desempeño (bajo I, Nivel I, II, III y IV).

Según los resultados del informe, Argentina mostró que "los chicos que menos sabían (los que se encontraban en los dos niveles de menor dificultad) fueron los que mejor respondieron", precisó María Díaz, subsecretaria de Planeamiento Educativo.

De esta manera, en Matemáticas por ejemplo, el 14 por ciento de los alumnos de 6to grado, que en 2006 no podían comparar fracciones o resolver problemas de áreas y perímetros de triángulos y cuadriláteros, pasó a ser del 7 por ciento en 2013.

Y por el contrario, los niveles de dificultad mayor recibieron esos estudiantes incrementando sus porcentajes.

El ejemplo grafica solo uno de los tantos resultados que muestran que "el impacto se ve en que hay muchos más chicos, entre los que podían resolver ejercicios de menor complejidad, que saben más", recalcó Díaz.

Argentina fue uno de los 12 países que se destacaron por mejorar en Matemáticas en forma significativa, ya que los chicos de 3er grado lograron 28 puntos más que en 2006, y los de 6to, 17.

Otro tanto pasó con Ciencias Naturales, que tuvo entre 2006 y 2013 una diferencia de 12,59 (estadísticamente significativa para las pruebas TERCE), al pasar de 488,72 puntos a 501,31, superando el promedio regional de 8,54 puntos.

De esta manera, el 14 por ciento de los chicos de 11 años que en 2006 lograba utilizar modelos descriptivos para interpretar fenómenos del mundo natural se incrementó y alcanzó el 18 por ciento de los alumnos, en 2013.

"El estudio enfatiza la comparación en relación del país con sí mismo y la explicación de los procesos que dan cuenta de los resultados", sostuvo Jaime Perzcyk, viceministro de Educación, al destacar que el estudio toma los datos de contexto, "a diferencia de otros estudios que no lo hacen".

Según el informe TERCE, "la inversión educativa de Argentina del 6,3 por ciento del PBI es la más alta de la región junto con la de Costa Rica y la reducción del Indice de Gini, que pasó de 0,48 a 0,44, indica que el país es menos desigual que en 2006".

El desafío que planteó la Oficina Regional de Educación de la Unesco para América latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago) "busca asegurar el derecho de todos los estudiantes latinoamericanos y caribeños a recibir una educación de calidad".

Esta mejora en Argentina va acompañada de un descenso muy importante de la repitencia, que cayó entre 2006 y 2013 del 6,2 por ciento al 4,1; y del abandono acumulado que bajó este año al 6,9, mientras que a nivel regional sigue midiendo 16,7 por ciento.

Del mismo modo que aumenta y es de la mejor del continente, la tasa de escolarización neta subió al 99,1, lo que significa que los desempeños en las distintas asignaturas se han mejorado en paralelo al ingreso de niños en la escuela.

Chile en cambio, que supera a Argentina en desempeño, no llega al 83 por ciento de tasa neta de escolaridad, lo que implica que no alcanza a tener a todos los niños en la escuela e incluso está muy por debajo de ese indicador regional, que es de 91,7 por ciento.

04
Diciembre

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anticipó hoy que “los trabajadores que perciban menos de $ 35.000 no pagarán impuesto a las ganancias sobre el aguinaldo que perciban en el mes de diciembre”.

"Los trabajadores que ganen menos de $ 35 mil no pagarán ganancias sobre el medio aguinaldo"

La jefa de Estado hizo el anuncio durante el discurso que brindó en el hotel Sheraton de Pilar en el cierre del tradicional encuentro organizado por la UIA, ante la presencia del cientos de empresarios de todo el país, además de funcionarios nacionales y dirigentes políticos como el titular de la CGT, Antonio Caló, quien estuvo sentado entre los miembros del gabinete.

Antes de hacer el anuncio, la mandataria resaltó la presencia del líder sindical y luego de anticipar la medida decidida para diciembre especificó el alcance del impuesto a las ganancias del que hoy “muchos hablan”.

“Los trabajadores que pagan ganancias representan un 11 por ciento de los asalariados. Esto no se modificó en una década”, resaltó la jefa de Estado, tras lo cual puntualizó que, con la decisión anunciada, de los 1.053.000 trabajadores que pagan ganancias unos 784.000 serán los beneficiados por la medida.

La jefa de Estado señaló además que “lo que se recauda en ganancias sirve para financiar los fondos de la Anses y con eso se le paga a los jubilados”, entre otras cosas, y recordó que “muchos de los que hoy hablan de ganancias eran los mismos que en los años '90 reclamaban políticas de ajuste sobre el salario”.

“El impuesto a la ganancia es cada vez mas progresivo”, destacó la mandataria y luego detalló que lo que se recauda se destina un 20 por ciento a la Anses, 34 % al tesoro nacional y 46 % a las provincias.

La jefa de Estado enmarcó el anuncio en un discurso en el que también se refirió a la importancia de proponer políticas que generen crecimiento con desarrollo e inclusión social y en el que destacó los buenos resultados económicos obtenidos por los empresarios durante la última década.

En ese contexto, mostró una serie de filminas con gráficos a través de las cuales demostró el crecimiento de la ventas en la Argentina, en base a los balances presentados por esas mismas empresas ante la Comisión Nacional de Valores.

Tras exhibir esos datos, la Presidenta recurrió a las cifras de facturación aportadas por las empresas a la AFIP y afirmo que a en 2014 “terminaremos con un registro de 12 veces de crecimiento” en base al 2013 y desafió: “Pónganle los índices de crecimiento que quieran”.

“Como verán, argentinos, quédense tranquilos que nuestras empresas están vendiendo bien y teniendo buenos resultados netos”, continuó.

La Presidenta se refirió también al nivel de empleo y de salarios y remarcó que la Argentina cuenta con una Población Económicamente Activa compuesta por 18 millones de personas de las cuales unas 17 millones se encuentran actualmente ocupadas.

En ese contexto, remarcó: “Los salarios siguen ganándole a los precios en la República Argentina. Más allá de cualquier afirmación que se haga. Estos son los números, datos duros, lo que discuten los empresarios con sus contadores”.

Con los números en la mano, la jefa de Estado cuestionó a quienes vaticinan permanentemente debacles económicas y situaciones críticas: “Es grave crear expectativas negras. Porque la economía no es una ciencia exacta”.

“Las teorías han cambiado 20.000 veces. No hay una teoría que pueda explicar cómo va a ser la actividad económica. La actividad económica se basa en las expectativas de la sociedad, de los que producen, de los que invierten. Se que aquí hubo una discusión acalorada sobre Mercado y Estado.

Ponerse a discutir sobre eso sobre eso es perder el tiempo. Los principales economistas del mundo abogan porque el mercado es muy imperfecto”, continuó.

Al referirse al crecimiento y a la necesidad de que sea acompañado por el desarrollo, la mandataria recordó lo sucedido en el país durante la década del 90: “Se creció en términos de PBI pero no hubo desarrollo. Se llegó a niveles inconcebibles de pobreza".

En su discurso dirigido al empresariado, la jefa de Estado también puso énfasis en el proceso de reindustrialización encarado por el gobierno nacional, destacó la importancia que tuvo en ese proceso el sector energético y destacó la necesidad de seguir innovando e invirtiendo en ciencia y tecnología.

"El Estado nacional hace un gran aporte para sostener la competitividad de la industria”, afirmó la mandataria y agregó: “A partir de la inversión que hace en energía es uno de los principales sostenedores de la competitividad de la economía. A mayor inversión, se generan más y mejores puestos de trabajo”, enfatizó.

La Presidenta habló a continuación del titular de la Unión Industrial Argentina, Héctor Mendez, y desde un escenario en el que estuvieron, entre otros, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; y los ministros Axel Kicillof (Economía) y Débora Giorigi (Industria).

En la jornada de hoy, habían pasado por la Conferencia de la UIA otros protagonistas de la escena política nacional como el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti; el jefe de gobierno porteño, Muricio Macri; los ministros Agustín Rossi (Defensa) y Kicillof (Economía); y los legisladores nacionales con aspiraciones presidenciales Ernesto Sanz y Julio Cobos (UCR).

 

03
Diciembre

EN PILAR

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó esta tarde que "durante los años 90 se creció en términos de PBI pero no hubo desarrollo" y que en esa época "se llegó a niveles inconcebibles de pobreza", al diferenciar las políticas de desarrollo de las de crecimiento económico, durante la clausura del XX Congreso Anual de la UIA en la localidad bonaerense de Pilar.

"Una de las claves de la reindustrialización ha sido el sector energético", enfatizó la jefa de Estado, quien explicó que durante los gobiernos de este proyecto político se han erigido seis centrales de más de 100 megavatios en la provincia de Santa Fe y 26 en el país. En 1958 había sido la última, curiosamente cuando comienza la decadencia del modelo industrial del primer y segundo gobierno peronista", dijo Cristina.

La ceremonia se lleva a cabo en el Salón de Convenciones del mencionado hotel, con la asistencia del titular de la UIA, Héctor Méndez; el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; los ministros de Economía e Industria, Axel Kicillof y Débora Giorgi, respectivamente; así como dirigentes políticos, empresarios y gremiales e invitados especiales.

investlateral