R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

09
Marzo

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró necesario establecer si el técnico Diego Lagomarsino o alguien más ingresó a la notebook que estaba en el departamento del fiscal. La semana pasada, la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex mujer de Nisman, había solicitado llamativamente no realizar esas pericias.

El gobierno nacional reclamó que se hagan las pericias para conocer si alguien ingresó de "forma remota" a la computadora del fiscal fallecido. "Hay que analizarlo", reclamó el jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, en la conferencia de prensa que da cada mañana antes de ingresar a Casa Rosada.

El gobierno busca clarificar si, a través de lo que se conoce como un programa "troyano", Lagomarsino pudo acceder a la computadora del fiscal y fingir que era él para despistar a los investigadores.

"Está demostrado por el análisis del cadáver que no se ha defendido en ningún momento. Entonces estamos hablando de alguien conocido", recordó Aníbal Fernández, para volver a señalar a Lagomarsino. La semana pasada ya había señalado que "en cualquier país del mundo" el técnico informático ya estaría preso.

Por su parte, la querella encabezada por la ex mujer del fiscal, la jueza Sandra Arroyo Salgado, solicitó llamativamente que no se hagan estudios sobre la notebook encontrada en el departamento del difunto fiscal para preservar "su intimidad".

02
Marzo

El jefe de Gabinete Aníbal Fernández se refirió la situación que se vivió ayer en la Asamblea Legislativa, cuando Cristina pronunciaba su discurso y un grupo de legisladores exhibió pancartas con consignas alusivas al ataque contra la AMIA en 1994, en los cuales se reclamaban “la apertura de archivos” y “la creación de una comisión investigadora”. "No existen archivos secretos", afirmó el funcionario.

La dura respuesta a los carteles opositores por AMIA

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró esta mañana que "no existen archivos secretos sobre el atentado a la AMIA", y consideró que a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “no la pueden correr con la vaina al mostrarle un cartelito”.

“No hay archivos secretos sobre el atentado a la AMIA que no se hayan abierto, y si los hubiera, se debe presentar una denuncia al respecto. A la Presidenta no la pueden correr con la vaina al mostrarle un cartelito en el recinto, como pretendieron hacer algunos legisladores ayer, señaló Fernández en declaraciones a la prensa.

De esta forma, el jefe de Gabinete se refirió a la situación que se vivió ayer en la Asamblea Legislativa, cuando Cristina pronunciaba su discurso y un grupo de legisladores exhibió pancartas con consignas alusivas al ataque contra la AMIA en 1994, en los cuales se reclamaban “la apertura de archivos” y “la creación de una comisión investigadora”.

Fernández también se refirió también a la mención que la jefa de Estado hizo con respecto a la investigación sobre el atentado a la Embajada de Israel, ocurrido en 1992, y le resultó “llamativo que no se hable sobre este hecho”.

“El atentado a la Embajada ocurrió en territorio israelí, pero ese país no reclama por ese hecho como sí lo hace por la AMIA. Es llamativo. La investigación está hace años en la Corte Suprema y no avanza. Alguien debía referirse a esto y la presidenta se hizo cargo”, enfatizó.

02
Marzo

Durante su último discurso ante la Asamblea Legislativa, la Presidenta defendió los principales logros del kirchnerismo. Además, la mandataria anunció la reestatización de los ferrocarriles nacionales, criticó a la Corte Suprema y la utilización política de la causa AMIA.

La oposición amenaza con dejar el recinto ante un "agravio" de Cristina

La agenda pendiente del Congreso, atravesada por temas judiciales

"Yo no dejo un país cómodo para los dirigentes, dejo un país cómodo para la gente", remató la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al finalizar un discurso de casi cuatro horas en el que realizó un repaso por los principales logros de gobierno en la gestión kirchnerista ante el Congreso. Además, anunció la reestatización de los ferrocarriles nacionales, criticó a la Corte Suprema y la utilización política de la causa AMIA.

Al concluir su discurso de apertura de sesiones, Cristina comentó que leyó un artículo periodístico que decía que a los próximos gobernantes no les quedaba un país "cómodo" y enfatizó: "Yo lo leí atentamente. Tiene razón. Yo no dejo un país cómodo para los dirigentes, yo dejo un país cómodo para la gente. Claro que va a ser un país no cómodo para los dirigentes. Sobre todo para aquellos que quieren cambiar todo. Sería bueno que expliquen qué es lo que quieren cambiar".

AMIA

Una de las partes más fuertes del discurso de la jefa de Estado fue cuando respondió a algunos carteles sobre la causa AMIA que colgaron diputados opositores. "No necesito carteles, de la AMIA hablo desde 1994 y en 1996 denuncié a todos los que encubrieron", sostuvo.

No necesito carteles, de la AMIA hablo desde 1994

"De la AMIA hablo diciendo que se quiere demorar el juicio de encubrimiento desde el año 2002, de los servicios inteligencia que encubrieron y no permitieron que se supiera la verdad" dijo y con gran efusividad agregó: "De la AMIA seguiré hablando en Naciones Unidas, como ningún presidente argentino".

Embajada de Israel y la Corte Suprema

Cristina denunció durante su discurso: "No entiendo por qué Israel reclama por la AMIA y no por su embajada. Ese fue un territorio israelí. Siempre me ha llamado poderosamente la atención. Todavía no puedo entender por qué el estado de Israel reclama por la AMIA y no por la voladura de su propia embajada", apuntó.

"¿Alguien puede informarle a esta Presidenta cuál es el resultado de la investigación o quiénes son los condenados?", preguntó, en alusión a la Suprema Corte de Justicia, encargada de la investigación por tratarse de la embajada de un otro país. En su palco, el titular del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, no pudo contener su gesto de asombro.

Estatización de ferrocarriles

La Presidenta anunció que se enviará un proyecto de ley para estatizar todas las líneas de ferrocarriles. Aseguró que el control estatal sería mucho más "eficiente".

Al respecto, indicó: "Voy a enviar una ley a este Congreso. Las cosas no se deben hacer sin la aprobación del Congreso. Esta medida nos va a permitir un ahorro de 415 millones de pesos adicionales".

La Justicia y el crecimiento de Aerolíneas

Luego de hacer referencia a las cifras de la aerolínea de bandera, la Presidenta se refirió al ministro de Justicia, Julio Alak, citado por la Justicia como sospechoso de incumplimiento de sus deberes de funcionario cuando fue director de la compañía. Allí, manifestó: "Ningún miembro del Poder Judicial enjuició a los que se llevaron todo".

Y criticó al Poder Judicial por no haber enjuiciado "a los extranjeros que se llevaron todo" de la empresa y, en cambio, sí haber citado a Alak, a la auditora general Vilma Castillo y la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, justamente por los números de la aerolínea. "A los que se llevaron todo, nada. Pero a los argentinos que ayudaron a construir la empresa que hoy tenemos se los llama a declaración indagatoria", criticó la mandataria.

Acuerdos con China

Al hacer referencia a los acuerdos con la República Popular China, la jefa de Estado explicó: "Les pido a todos que abramos la cabeza, sobre todo a los que quieren conducir el país: estamos en un mundo diferente. ¿Cómo no vamos a tener relaciones comerciales civilizadas con China? ¿Qué miedo tienen?".

No se puede ser tan estúpido, tan colonizado, tan chiquitos de cabeza

"No se puede ser tan estúpido, tan colonizado, tan chiquitos de cabeza", remarcó Cristina y agregó: "En el mundo dentro de 5 años China será el actor económico más importante, si ya no lo es".

Deuda externa

Al inicio de su discurso, la mandataria expresó: "Vengo no sólo a inaugurar la asamblea legislativa, sino también a dar cuenta del estado de la Nación. Quiero comenzar no con palabras propias y tampoco con discursos de algún otro sector. El viernes 27 pude leer un tuit en la cuenta de Joseph Cotterill, un periodista del Financial Times. Él decía: 'Lo lograron, finalmente lo lograron. Los bonos reestructurados de las Argentina al 2033 cotizan a la par'".

Nos auguraban catástrofes financieras, azuzadas por los fondos buitre

La jefa de Estado refirió: "A través de un informe de la consultora Mckinsey podemos decir que Argentina es el único país que ha descendido en forma negativa su deuda externa en todo el mundo. Signo negativo del 11% del crecimiento de su deuda. Asimismo, las reservas del Banco Central, después de 9 corridas financieras, cerraron el día viernes en 31.456 millones de dólares".

Derechos laborales y sociales

A su vez, la Presidenta refirió: "Hemos generado más de 6 millones de puestos de trabajo. Es lo que nos permite tener una tasa de trabajo no registrado del 33,6 por ciento, y desde el 2003 se logró una reducción de 17 puntos".

"Este es el décimo segundo año de paritarias libres consecutivos. Los trabajadores y los empresarios deciden su salario. Tenemos el salario mínimo vital y móvil más alto de todo Latinoamérica, con un aumento de más del 2 mil por ciento desde el año 2003 a la fecha. Ese salario pasó de 200 pesos a 4716 con el último aumento registrado", agregó.

Pasamos de 3 millones 195 mil a más de 6 millones de jubilados

Jubilaciones

En tanto, la Presidenta habló del sector previsional al afirmar: "El mejoramiento en la calidad de vida no se dio sólo en la población económicamente activa. Sino en el sector más postergado durante décadas: el de nuestros viejos. Eran los rezagados de la historia. Si habré bancado movilizaciones de Normá Plá. Y hoy tenemos que a través de las moratorias pasamos de 3 millones 195 mil a más de 6 millones de jubilados. Y con la última moratoria, siéntanse orgullosos, en el año 2015 el 97 por ciento de las personas en condiciones de tener un haber previsional van a estar cubiertas. El otro 3 por ciento sigue trabajando y por eso no se acopla al beneficio jubilatorio".

La AUH conecta con la salud, con la escolarización. Hemos tenido realmente resultados sorprendente

Asignación Universal por Hijo

Por otro lado, la Presidenta señaló: "Hay que destacar la Asignación Universal por Hijo (AUH), que está vinculada a muchísimas cosas. La primera, a un sentido de justicia y equidad de poder ayudar a familias que no les alcanza. La AUH conecta con la salud, con la escolarización. Hemos tenido realmente resultados sorprendentes".

Asimismo, la jefa de Estado también recordó la implementación del plan Conectar Igualdad y la importancia de la conectividad. Y se refirió al plan Progresar al remarcar que Argentina es "un país líder en materia de lucha contra el desempleo juvenil".

Procrear

La mandataria señaló que “el plan de viviendas Procrear generó en tres años 200.000 créditos hipotecarios”. En ese sentido, destacó que en sólo dos años, Procrear generó una quinta parte de los créditos que generó el Banco Hipotecario”.

Y agregó: “hoy el Estado, a través de Anses solventa, además de Procrear, planes como Conectar igualdad, paga la jubilación mínima más alta de América latina, paga al 97 por ciento de los jubilados, se hizo cargo de la Asignación Universal por hijo y para embarazadas, y solventa el plan Progresar para la juventud”.

“Ahora 12” y Precios Cuidados

La Presidenta ponderó las políticas públicas destinadas a fomentar el consumo y la producción, a través de los programas Ahora 12 y Precios Cuidados: "Ahora 12 hizo retornar el crédito a la Argentina. Me dicen los que van a los shoppings que las señoras a las que no les gustó (el plan) también compran con Ahora 12, porque a quién no le gusta comprar cosas lindas en 12 cuotas sin interés. El 60 por ciento de los créditos va en pilchas".


01
Marzo

Se presume que será un discurso histórico, por el contexto en el que se produce y el hecho de que será la última vez que se dirija al pleno del Parlamento. Balance de gestión, anuncios económicos y apoyo de miles de militantes.

La presidenta sabe que hoy pronunciará el discurso que más expectativa ha generado en los últimos cuatro años. Este año, la apertura de las sesiones ordinarias se convertirá en el balance de los logros del Frente para la Victoria y el reconocimiento de los desafíos que restan en el corto plazo.

Al mismo tiempo, según consignó Tiempo Argentino, la intervención de Cristina tendrá un innegable aire de despedida porque será su última exposición ante el pleno de diputados y senadores (la próxima vez que se reúna la Asamblea Legislativa será para que la mandataria le traspase el mando a su sucesor). Además, las palabras de la jefa de Estado se escucharán en el marco de la más dura campaña de acusaciones –una embestida de sectores del Poder Judicial, plagada de episodios extraños y operaciones que luego son desmentidas– que haya padecido el kirchnerismo desde que es gobierno. Por todo eso, el silencio que hoy precederá al pronunciamiento de CFK estará cargado de hipótesis y preguntas hechas en silencio.

La batería de anuncios que podría conocerse hoy, posibilidad que muchos funcionarios y dirigentes del kirchnerismo dan como un hecho, estará también vinculada al escenario global.

La presidenta sabe, también, que está ante una gran posibilidad, porque el reciente fallo del juez federal Daniel Rafecas desacreditó con solidez todas las imputaciones sobre las que se había montado la oposición, sobre el (imaginario) plan criminal para encubrir a los iraníes imputados por la voladura de la AMIA.

Rafecas incluso sorprendió a propios y extraños al revelar que el fallecido fiscal Alberto Nisman, en paralelo con la denuncia por encubrimiento que sacudió el escenario político, había escrito y firmado dos documentos en los que elogiaba los pasos dados por la Casa Rosada en respaldo a la investigación del atentado. El accionar de Nisman, queda claro, ha sido extraño. Su muerte en circunstancias dudosas es investigada por la fiscal Viviana Fein. Pero que ningún jurista de primer nivel se anime a defender la imputación original de Nisman sigue siendo un hecho sugestivo.

Los hechos recientes, la ola de acusaciones que causó un daño innegable en las relaciones diplomáticas de la Argentina, convirtieron a la sesión de hoy en el Congreso en una jornada sensible. Los dichos y la conducta de ciertos dirigentes opositores –amenazas de retirarse en masa del recinto, advertencias de mal gusto de que alguien los podría matar– alimentaron las prevenciones. Por todo eso, la jefa de Estado ordenó que se cuide el protocolo como nunca y que los balcones, los pasillos y las galerías del Parlamento no haya barras de militantes ni nadie ajeno a la ceremonia. Con este contexto como telón de fondo, la jefa de Estado tendrá ante sí un dilema: si contestar punto por punto las conjeturas tremendas que llegaron a escucharse en las últimas semanas, lo que implicaría permanecer dentro de la agenda que monopolizó el verano desde el 14 de enero, o –tras la fortaleza jurídica del fallo del juez Rafecas– hacer una reflexión profunda sobre el episodio para luego concentrarse en las prioridades económicas.

Ayer, en la víspera de su último discurso ante la Asamblea Legislativa (al menos de este mandato), Cristina recibió en la quinta de Olivos a allegados de confianza. En las conversaciones primaba la idea de relanzar el gobierno, con una fuerte impronta de gestión, y convocar a la unidad nacional para defender los logros de los últimos 12 años que la sociedad –lo muestran así las encuestas– ya asumió como propios. En el oficialismo hay quien recuerda que Aníbal Fernández, de buena relación con todo el PJ, se desempeñó por primera vez como jefe de Gabinete entre 2009 y 2011, período en el que el oficialismo protagonizó una sorprendente recuperación tras la derrota electoral por 2 puntos en la provincia de Buenos Aires ante Francisco De Narváez. Aquel relanzamiento a pura iniciativa culminó, un año después del fallecimiento de Néstor Kirchner, con el 54% en las urnas a favor de la reelección de CFK. Este año, la recuperación que se intenta estará ligada a las medidas económicas y sociales que fortalezcan el consumo y la actividad, y a la presentación de proyectos de ley.

La batería de anuncios que podría conocerse hoy, posibilidad que muchos funcionarios y dirigentes del kirchnerismo dan como un hecho, estará también vinculada al escenario global: cierto descenso en el crecimiento de los países emergentes y las nuevas potencias. Una de las situaciones que más preocupa a la Casa Rosada es la política de ajuste y contracción que está aplicando el ministro de Economía de Brasil, el ortodoxo Joaquim Levy, catapultado al cargo por el lobby del sistema financiero. Las decisiones de Levy –mientras Dilma Rousseff sufre una ofensiva que busca desplazarla anticipadamente a través de un impeachment (juicio político)– profundizarán la caída de las exportaciones al país vecino, socio principal del Mercosur.

El panorama explica por qué la presidenta lanzaría nuevas políticas de promoción del consumo ligadas al complejo automotriz. En otra área donde podría haber novedades es el sector inmobiliario, que en 2012/2013 inició un estancamiento producto de la falta de dólares que ocasionaba la restricción externa. Se habla de un nuevo plan de fomento al crédito hipotecario, que tenga más llegada y masividad que el ya famoso Pro.Cre.Ar.

Como en todas las visitas al Congreso de cada 1º de marzo, el jefe de Estado –en este caso, la jefa– dedicará muchas horas a hacer un diagnóstico detallado de la actualidad de cada ministerio, lo que en Estados Unidos se llama 'discurso sobre el Estado de la Nación'. Para preparar su exposición, la presidenta pidió a todos los funcionarios de cierta jerarquía en el gobierno –ministros, secretarios y subsecretarios– que llenarán unas planillas con las metas en beneficio de los argentinos que alcanzó cada área del Ejecutivo. También debieron informar sobre las acciones en curso que se están llevando adelante. Es probable que el repaso minucioso de cada ministerio (lo que probablemente haga que el discurso de Cristina se extienda por varias horas, algunos hablan de hasta cuatro) derive, en el transcurso de la exposición, en la presentación de nuevas medidas impactantes por parte de la presidenta.

El objetivo general que atravesará los eventuales anuncios es la intención de proteger las conquistas sociales, los nuevos derechos adquiridos, el desendeudamiento en dólares con acreedores externos (o la toma de deuda de modo selectivo, sólo para inversiones productivas), el fortalecimiento del Estado y las empresas públicas que caracterizaron a los últimos años.

"A partir de 2003, los actos y discursos de los 1º de marzo dejaron de ser protocolares y de ocasión. Se han convertido en tema de agenda para los próximos meses, son discursos de alta densidad política. De algo podemos estar seguros los argentinos, y es lo que no va a anunciar Cristina: no anunciará rebajas de salarios, tampoco ajustes, ni privatizaciones. De eso podemos estar seguros", aseguró a este diario el ministro de Defensa y ex jefe de la bancada del FPV en Diputados, Agustín Rossi.

La visita de un enviado papal

La presidenta Cristina Fernández recibió ayer en la quinta de Olivos al jefe de Ceremonial del Vaticano, monseñor Guillermo Karcher, argentino, quien trabaja en la Curia Romana desde hace años. Karcher fue designado ‘cerimoniere pontificio’ a fines de 2006. Antes había tenido funciones en la Secretaría de Estado del Vaticano.

Karcher visitó a la jefa de Estado acompañado por el actual embajador de la Argentina ante la Santa Sede, Eduardo Valdés. El ceremoniero papal cobró notoriedad por el episodio de la carta de salutación enviada a la mandataria que fue equívocamente desmentida.

El dato

En Olivos. Cristina recibió ayer en la quinta de Olivos a allegados de confianza. En las conversaciones primaba la idea de relanzar el gobierno con una fuerte impronta de gestión, y convocar a la unidad nacional para defender los logros de los últimos 12 años.

investlateral