13
Julio

La presidenta difundió un largo reportaje que concedió a The New Yorker, en la que habló de la política de Derechos Humanos, recordó al ex presidente Kirchner y analizó la situación nacional e internacional.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner concedió una extensa entrevista a la revista norteamericana The New Yorker, en la que se explayó sobre la política y la economía de nuestro país, y trazó un detallado análisis sobre la situación internacional y su impacto en la Argentina.

La jefa de Estado difundió hoy a través de las redes sociales un largo reportaje que concedió a The New Yorker, en la que habló de la política de Derechos Humanos, recordó al ex presidente Néstor Kirchner y analizó la situación económica del país, realizó un detallado análisis sobre las relaciones internacionales de nuestro país, la firma del Memorandum de Entendimiento con Irán y la acusación en contra de distintos funcionarios del fallecido fiscal Alberto Nisman.

Durante la entrevista, realizada en el mes de marzo en la residencia presidencial de Olivos y en la que el periodista Dexter Filkins se mostró sorprendido por la política de Derechos Humanos del kirchnerismo, la mandataria consideró que la declaración de inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final “nos hizo ingresar definitivamente en la democracia” dado que “lo anterior era predemocrático”, al mismo tiempo que recordó que quienes impulsaron esa demanda fueron los organismo de Derechos Humanos, principalmente los familiares de las víctimas de la última dictadura cívico militar.

Ante la consulta del cronista, la Presidenta recordó como conoció al ex presidente Néstor Kirchner en la Universidad de La Plata, donde ambos estudiaban en los años setenta, y el entorno político que los rodeaba.

"¿Si lo extraño? Sí, claro que lo extraño. Lo voy a extrañar hasta el último de mis días”, señaló. "Al principio con mucha congoja”, reconoció, pero aseguró que actualmente lo recuerda "desde otra perspectiva, de todo lo que hizo. Y siempre me pregunto qué hubiera hecho, qué haría él. Eso sí siempre me lo pregunto, qué haría él cuando hay una determinada circunstancia”.

La entrevista completa

Posteriormente, realizó un breve y crítico balance histórico sobre la situación económica del país, sobre todo de la etapa neoliberal, década en la que “habíamos perdido el manejo de los principales recursos de la economía, de la energía, del petróleo, la administración de los recursos de los trabajadores”.

La Presidenta recordó como uno de los hitos del cambio en la política económica de nuestro país al primer discurso del ex presidente Néstor Kirchner en la Asamblea anual de las Naciones Unidas, donde el mandatario sostuvo: "Déjennos crecer para poder pagar la deuda, porque los muertos no pagan las deudas".

“Ese es el eje de nuestro modelo” aseguró ante el periodista norteamericano y destacó que la política de desendeudamiento, que "hoy se discute en la ONU", permitió a nuestro país tener “el nivel de endeudamiento más bajo de toda nuestra historia, solamente el 9,5% del PBI”.

El desendeudamiento “es uno de los ejes fundamentales, nos permitió generar recursos y además a partir de una política industrial muy fuerte generar trabajo y poder hacer frente al pago de la deuda”.

Otro de los temas abordados durante la conversación de Presidenta con el periodista norteamericano fueron las relaciones entre Argentina y Estados Unidos, sobre todo a partir de la consolidación de las vínculos estrechados por nuestro país con China, Rusia, Venezuela e Irán.

Cristina consideró que hay una "falta de información" respecto de que existan cambios significativos en las relaciones comerciales del país, ya que “los números me dicen que el segundo inversor es Estados Unidos y los números me dice que yo tengo déficit comercial con Estados Unidos con lo cual hay un intercambio comercial muy fluido entre Argentina y Estados Unidos”.

Incluso evaluó que Estados Unidos "por ahí le ha cerrado las puertas a las Argentina", y ejemplificó sobre el conflicto por el ingreso de carnes argentinas a ese país.

“No hay un alejamiento de Estados Unidos para acercarse a Rusia o China, hay simplemente la admisión de que hay un mundo multipolar, hay un mundo diferente” explicó, y definió la situación mundial actual como “una nueva etapa civilizatoria”.

Ante la repregunta sobre si no consideraba si Rusia era un gobierno autoritario, la presidenta argentina insinuó que “la noción de autoritarismo habría que analizarla con mayor prolijidad, mayor detenimiento y verificando que pasa en casa, ¿no?”.

En este sentido, le recordó al cronista que “en el G20 no se decide absolutamente nada si no lo aprueba Estados Unidos y lo aprueba China” y aseguró que el G20 “podría ser el G2, sacarle el cero, los dejamos a China y Estados Unidos y funcionaría exactamente igual”.

El periodista la consultó a la Presidenta sobre cuál fue el objetivo del Memorándum de entendimiento firmado entre nuestro país e Irán, a lo que Cristina respondió que la firma de ese acuerdo permitió que Irán “aceptara por primera vez una discusión sobre el tema AMIA cuando la había negado durante décadas”.

A más de dos décadas de los atentados a la embajada de Israel y la AMIA “nadie ha logrado nada, salvo nosotros que habíamos logrado este acuerdo que, si no hubiera sido declarado inconstitucional por la justicia argentina, estaríamos en condiciones de exigirles ya a los iraníes en Naciones Unidas que cumplan lo que firmaron”, señaló.

La Presidenta señaló que la intención es que “cumplan con el acuerdo de la Comisión de la Verdad integrada por 7 juristas de renombre internacional, que cumplan con la posibilidad que el juez argentino se traslade a Teherán, porque éste era el objetivo fundamental, que el juez Canicoba Corral pueda ir a tomarles declaraciones a los iraníes a Teherán”.

La vigencia del acuerdo de colaboración “llevaría a que el juez pudiera viajar a Teherán a tomarles declaración (a los ciudadanos iraníes) porque así como hay una ley en Teherán que impide la extradición de iraníes, hay una ley en Argentina que impide juzgar a la gente en ausencia”.

Al mismo tiempo, consideró que las versiones sobre un supuesto acuerdo secreto detrás de la firma del memorándum “es casi infantil, y se dice esto sin ningún tipo de pruebas realmente es grave, una gravedad institucional importante”.

Filkins indagó si era cierto que el acuerdo contemplaba la posibilidad de suspender las órdenes de captura dictada por Interpol contra los iraníes imputados, algo que fue rechazado de plano por la Presidenta.

“Sería imposible, lo dijo Ronald Noble (ex director de Interpol), un juez dicta una alerta roja, orden de detención, es aceptada por el Directorio de Interpol, Interpol libra la orden y esa orden solamente puede ser levantada por el juez de la causa”.

Al referirse a los causas y consecuencias de los atentados terroristas sucedidos en los 90, la Presidenta consideró que “los 85 muertos de la AMIA o los 29 de la voladura de la Embajada de Israel y sus familiares somos como daños colaterales. Como daños colaterales de una guerra que no es nuestra, de una guerra que se desarrolla en otros ámbitos y con cualquier metodología, en donde todo vale”.

“Yo no quiero someter a los 40 millones de argentinos a ningún daño colateral más, ya tuvimos demasiados” aseguró.

En otro tramo de la entrevista, el cronista norteamericano le preguntó a la Presidenta cuál era su opinión sobre las afirmaciones que vinculaban al gobierno con la muerte del fiscal Alberto Nisman.

“Realmente me parece que es una visión absolutamente interesada y que no responde a la realidad en absoluto”, respondió la mandataria y preguntó: “¿A quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman luego de haber denunciado a la Presidenta, a su canciller, a un diputado nacional de traición a su país y de conspirar con los iraníes? ¿A quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman?”

“Yo no tengo pruebas porque no estoy en la causa pero hago la evaluación política de que se trató de una gran maniobra política contra el gobierno con ramificaciones nacionales y para impactar también internacionalmente en situaciones que se están viviendo hoy en Medio Oriente, en Estados Unidos y demás”.

Dicho esto, invitó al periodista a ponerse en contacto con el juez de la causa AMIA, Rodolfo Canicoba Corral.

En este sentido, la Cristina Fernández de Kirchner se mostró “convencida” de que la denuncia presentada por Nisman pocos días antes de morir “no la escribió el fiscal” y la describió como “una visión casi periodística”.

Según la Presidenta, la denuncia “no está fundamentada jurídicamente, es una cosa hecha por alguien más con un criterio de difusión periodística que con un criterio jurídico”, sentenció y lo vinculó a los desplazamientos que hubo en la Secretaría de Inteligencia a fines de diciembre.

Al mismo tiempo, se refirió a las escuchas incluidas en la causa, las que “no prueban absolutamente nada, nada más que conversaciones entre personajes de tercera, cuarta categoría o quinta categoría que no tienen absolutamente nada que ver con ninguna de las personas que forman parte del Gobierno”.

09
Julio

ELECCIONES 2015

El padrón definitivo de cara a las PASO nacionales, que se realizarán el próximo 9 de agosto, estará disponible para su consulta a partir de mañana, informó la Cámara Nacional Electoral.

Para conocer esa información, los ciudadanos podrán ingresar a la página www.padron.gob.ar o a www.electoral.gov.ar , adonde se podrá verificar de manera online su presencia en el padrón y el establecimiento en el que deberá votar en las primarias.

Con sólo incorporar el número de DNI y el código de validación que aparecerá en la página para enviar la consulta, cada elector podrá conocer el lugar y la mesa de votación, como así también el orden en el que figura en el padrón.

De esta forma, destacó la Cámara Nacional Electoral al realizar el anuncio, se podrán “evitar demoras el día del comicio”.

También, consignó la CNE, la consulta se podrá realizar de manera telefónica a través del 0800-999-7237 (padrón), de lunes a viernes de 8 a 16 o personalmente en la avenida Leandro N. Alem 232 de la ciudad de Buenos Aires (de 07:30 a 15:30) o en la sede de la Secretaría Electoral de cada distrito.

El próximo 9 de agosto los ciudadanos de todo el país deberán concurrir a las urnas para participar de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) en las que se definirán los candidatos que, por cada espacio político, compitan en las elecciones generales del 25 de octubre.

Por otro lado, la Cámara Nacional Electoral aprovechó para reafirmar que “todos los documentos son válidos para votar, siempre y cuando sea el último ejemplar”, con lo cual “no se permitirá el voto de ciudadanos cuyo documento corresponde a un ejemplar anterior al que figura en el padrón electoral”.

Según se desprende del padrón definitivo, en todo el país estarán habilitados para votar en el marco de las PASO nacionales un total de 32.064.323 ciudadanos.

La provincia de Buenos Aires, con 11.867.979 electores, representa el 37,01 por ciento del total del padrón nacional, seguida luego por Córdoba, con 2.783.122 electores, que representa el 8,68 por ciento del total.

En tercer lugar se encuentra Santa Fe, con 2.680.736 votantes (8,36 por ciento), mientras que la ciudad de Buenos Aires se ubica en el cuarto lugar en cantidad de votantes, con un total de 2.549.050 (7,95 por ciento por ciento).

En tanto, las provincias con los padrones de electores más reducidos son Catamarca, con 294.193 habitantes en condiciones de votar; La Pampa, con 274.152; La Rioja, con 269.047; Santa Cruz, con 236.296; y Tierra del Fuego, con 126.232 electores.

09
Julio

ACTO

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezará en San Miguel de Tucumán el acto central del 199° aniversario de la Declaración de la Independencia, según se informó.

La jefa de Estado, tras arribar vía aérea al aeropuerto Benjamín Matienzo, alrededor de las 14, será recibida por el gobernador de la provincia, José Alperovich y también por dirigentes políticos, empresarios, gremiales y sociales.

Tras los saludos de práctica, la primera mandataria se trasladará a la Casa Histórica, donde presidirá un homenaje a los próceres de 1816.

Luego, en el Salón de la Jura de la Independencia, participará de la inauguración de una sala museográfica que narra la cronología de la independencia nacional.

A continuación, se trasladará hasta el hipódromo, donde asistirá a una concentración política acompañada por el mandatario provincial, integrantes del gabinete nacional y otras autoridades civiles, militares y eclesiásticas e invitados especiales.

Se indicó que la jefa de Estado estará acompañada por los candidatos a presidente y vice del Frente para la Victoria, Daniel Scioli y Carlos Zannini, y que el horario de tarde dispuesto en la pista hípica fue ideado para que no se superponga con la misa que brindará el papa Francisco en la plaza del Cristo Redentor, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en horas del mediodía, a la que podrían asistir más de un millón de personas.

02
Julio

BID Y LA ONU

Junto a Uruguay, es el país con menor cantidad de pobres e indigentes, y con el mayor nivel de igualdad tomando en cuenta la redistribución de la riqueza, concluyeron dos informes distintos, uno del BID y otro de la ONU.

Argentina y Uruguay son los países de América Latina con menor cantidad de pobres e indigentes, y con el mayor nivel de igualdad tomando en cuenta la redistribución de la riqueza, concluyeron dos informes distintos, uno del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otra de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Además, destacaron que Argentina es el país de la región que más redujo su cantidad de pobres e indigentes en la última década, haciendo que más 12 de millones de argentinos dejen esa condición; y también fue el que más aumentó sus clases media y alta, incorporando 15 millones de ciudadanos a la primera y un millón a la segunda.

De acuerdo con el BID; la pobreza en Argentina alcanza a 4,7% de su población; y la indigencia, a 1,4%, con datos tomados hasta 2013.

En pobreza le siguen Chile, con 7,8% y Uruguay, con 11,5%; en tanto que en indigencia, los uruguayos ostentan el indicador más bajo, con 0,5%; la Argentina se ubica segunda y el país trasandino tercero, con 2,5%.

Por su parte, Brasil tiene 15,1% de pobres y 5,5% de indigentes; Paraguay, 24% y 10,2%; Colombia, 30,6% y 9,1%;. y Venezuela, 31,8% y 8,8%.

Argentina también fue el país que más aumentó sus clases media y alta, incorporando 15 millones de ciudadanos a la primera y un millón a la segunda

De esta manera, la Argentina redujo en un 92% su indicador de pobreza de 2002, que había sido de 57,5%; y bajó en 94% su indigencia, que llegó a 24,7% ese mismo año.

Aun si se toman otras mediciones realizadas por el BID, en base a paridad de poder adquisitivo y empleando datos del Banco Mundial, la Argentina registra 10,8% de pobreza, ubicándose entre los tres países con menores indicadores de este tipo, detrás de Uruguay, con 7,1% y Chile, con 7,5%.

En cuanto a la indigencia, la misma medición alternativa del BID, ubica a la Argentina nuevamente tercera, con 4,2%, en tanto que Uruguay está segundo, con 2,5% y Chile primero, con 2,3%.

En estos casos, Brasil registra 20,4% de pobres y 10,8% de indigentes; Paraguay, 20,5% y 8,1%; Venezuela, 29,4% y 13,4%; y Colombia, 30,8% y 15,3%.

El Banco también comparó la distribución del ingreso en la región, con cifras a 2013, a través del coeficiente de Gini, donde 0 indica la mayor igualdad y 1 la más alta desigualdad, y estableció que Argentina, con 0,420, es el tercer país más igualitario, detrás de Venezuela, con 0,398; y Uruguay, con 0,384.

En este rubro Chile, con 0,531, se ubicó entre los tres países más desiguales de la región, solo superado por Colombia, con 0,539; y Honduras, con 0,553.

En la misma materia, Brasil tiene un coeficiente de 0,527; Ecuador, 0,485; Paraguay, 0,478; y Perú, 0,447.

Esta baja en la pobreza y la indigencia de Argentina en la última década, y su ubicación entre las tres naciones con menor cantidad de pobres e indigentes, también la refleja la ONU, en sus bases de datos.

Allí da cuenta que Argentina en 2012 alcanzó un nivel de 10% de pobreza, del cual 6% era indigencia; lo cual posicionó al país en segundo lugar, junto con Chile, ambos detrás de Uruguay.

En el caso de pobreza, Argentina y Chile registran 10% y Uruguay 7%; pero si se toma la indigencia, los charrúas mantienen el indicador más bajo, con 5%, los argentinos se ubican segundos con 6%; y los chilenos terceros, con 7%.

Nuevamente Argentina fue el país de la región que más fuertemente redujo su pobreza, con 89%, haciendo en la última década que 12 millones de argentinos dejen de ser pobres.

Esta contracción de la pobreza, según la ONU, fue consecuencia de un crecimiento de la clase media de 183% entre 2002 y 2012, incorporando a 15 millones de argentinos a ese estrato social, y además incrementando su clase alta en un 208%, con el agregado de casi un millón de nuevos ricos.

En tanto, Brasil registró una pobreza de 23%, de la cual 11% es indigencia; Venezuela, 28%, con 16% de pobres extremos; Colombia, 31%, con 15% de indigentes; y Paraguay, 32%, con 14% de pobreza extrema.