R24 EN VIVO

12
Octubre

EL JEFE DE GABINETE, MARCOS PEÑA, NEGÓ NUEVOS RECORTES EN 2018. SIN EMBARGO, ADELANTÓ MAYORES SUBAS EN ALGUNOS PRECIOS.

DyN./El jefe de Gabinete, Marcos Peña, opinó que no hay "ninguna posibilidad" de que, tras las elecciones, se produzca "algo similar a lo que fue el ajuste" de 2016, al que calificó como "un año muy duro". Vaticinó para 2018 "más recuperación" de la economía, aunque admitió que todavía puede "haber una recomposición" de precios.

Peña llegó a Posadas para apuntalar la campaña de los candidatos del PRO. En diálogo con la prensa, reiteró que los incrementos en las tarifas de los servicios públicos que comenzarán a producirse en las próximas semanas son los que "hace un año" fueron dispuestos por "audiencias públicas, que muestran un cronograma y un sendero de normalización del tema tarifario".

El objetivo establecido al producir los incrementos, remarcó, fue "lograr lo que se está logrando: más inversión, más conexiones, que más argentinos tengan luz y gas; menos cortes en general, que es lo que dijimos que había que hacer. Un sistema tarifario más justo, más equitativo, más federal".

Pero, recordó que también dijo tiempo atrás que "no había ninguna posibilidad de que vivamos algo similar a lo que fue el ajuste el año pasado, que fue un año muy duro". "El año que viene va a haber más recuperación del salario real, más crecimiento del trabajo, más crecimiento de la economía, más crédito, más crecimiento de la obra pública", garantizó.

De esta forma, Peña intentó contrarrestar las acusaciones de sectores opositores sobre la situación económica del país tras los comicios del 22 de octubre, por lo que manifestó su rechazo "absoluto de la idea de que pueda haber un año de ajustes, como plantean los agoreros". Pero, reconoció, "la economía todavía tiene una inflación que va bajando, es algo natural que pueda haber una recomposición".

10
Octubre

LOS PECIOS VOLVIERON A ESCALAR EN SEPTIEMBRE, SEGÚN RELEVÓ UN PRIVADO, LO QUE ALEJA AL GOBIERNO DE SU META PARA FIN DE AÑO.

Ezequiel Orlando/El Gobierno intenta combatir la inflación con mayor endeudamiento. Pero la visión netamente monetarista no alcanza para frenar los precios y conseguir el objetivo del 17% para este año.

Para FIEL, en septiembre hubo una suba del 2,1% en la Ciudad de Buenos Aires, una aceleración respecto a los meses previos, que se compara con el guarismo de julio. Interanualmente, la variación alcanzó el 26,4%.

El alza estuvo liderada por los alimentos y bebidas, que se incrementaron 3,4%, el rubro más importante de todos, y la vestimenta trepó 3,1%, también por encima del promedio. La vivienda y servicios básicos subieron 2%, al igual que la educación, mientras el esparcimiento lo hizo un 1,8% y los gastos para la salud, 1,1%.

Pese a esto, el Banco Central mantiene su meta del 17% para fin de año, pero la esterilización monetaria como única política antiinflacionaria puede quedarse corta.

30
Septiembre

LA CALIFICADORA MOODY'S ADVIRTIÓ POR LOS AUMENTOS DE PRECIOS Y PORQUE CAMBIEMOS COLOCA CADA VEZ MÁS BONOS EN EL SECTOR PRIVADO.

Agencia NA/La consultora Moody’s alertó que la proporción de deuda en manos del sector privado "es cada vez mayor" en la Argentina, lo que "aumenta la vulnerabilidad fiscal del país". También mostró sus reparos por los aumentos de precios.

En un reporte, la calificadora de riesgo internacional puntualizó que alrededor de la mitad de la deuda del gobierno de la Argentina la mantiene con otras entidades del sector público, "lo cual reduce el riesgo de refinanciamiento".

Sin embargo, alertó que "la proporción de deuda en manos del sector privado es cada vez mayor, lo cual aumenta la vulnerabilidad fiscal del país. Otras debilidades crediticias incluyen inflación alta y una gran proporción de deuda en moneda extranjera, que expone al balance del Gobierno al riesgo cambiario".

Por otra parte, Moody s consideró que el mayor crecimiento de la Argentina "debería respaldar una reducción" del déficit fiscal, "que superará 6% del PBI" este año. La consultora también indicó que la economía argentina crecerá 3% en 2017 y 3,5% en 2018.

"Las inversiones públicas y privadas deberían reafirmar el crecimiento, y las iniciativas que se espera que el gobierno introduzca después de las elecciones de medio término de octubre ayudarán a reducir el déficit fiscal en, al menos, un 1% del PBI en 2018", evaluó Moody s.

El Oficial Principal de Crédito de la consultora, Gabriel Torres, dijo que "aunque el crecimiento económico de Argentina ha mostrado cierta volatilidad, su economía es más grande y más rica que otros países con calificaciones similares".

Además, dijo que "el mayor crecimiento debería respaldar una reducción del déficit fiscal, que superara 6% del PBI este año. La relación deuda/PBI del gobierno llegará al 53% este año y al 56% el próximo año".

27
Septiembre

EL INDEC ADVIRTIÓ ADEMÁS QUE CRECIÓ LA DESIGUALDAD. EL 10% MÁS RICO GANA 20 VECES MÁS QUE EL 10% MÁS POBRE.

Siete de cada 10 asalariados no logra reunir un ingreso mínimo que le asegure a una familia tipo no caer en la pobreza, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dados a conocer hoy martes.

Según el organismo que conduce Jorge Todesca, el 70% de los empleados ganaba hasta 14.724 pesos al cierre del segundo trimestre, mientras que el ingreso mínimo para superar la pobreza a esa fecha para un grupo familiar compuesto por un matrimonio y dos hijos era de 14.811 pesos.

Si en cambio se toma el ingreso total de un hogar, la mitad de ellos queda en situación de pobreza al tener ingresos por debajo de los 15 mil pesos. En este escenario, el informe del INDEC indica que al cierre del segundo trimestre se agravó la desigualdad en la Argentina.

El índice de Gini se ubicó en 0,428, contra 0,427 que se había computado en el mismo período del año pasado.

Siempre de acuerdo al trabajo oficial, durante el segundo trimestre del año el decil más alto de la población ganó 20 veces más que el decil más bajo, empeorando la situación ya que un año atrás esa relación era de 19 veces. La situación se observa más desigual cuando se comparan los períodos en que los asalariados no cobran aguinaldos (primero y tercero de cada año) ya que la relación entre los ingresos del decil más alto y el más bajo trepa a 22 veces.

El informe también refleja la dependencia de los deciles más bajos de los planes sociales y/o jubilaciones o pensiones, ya que en el primero de ellos, sólo 3 de cada 10 pesos que ingresa en un hogar obtiene proviene de un trabajo.

Esa relación se reduce en cada segmento y en el tope de la pirámide 8 de cada 10 pesos que se obtienen provienen de una relación laboral. Cuando se evalúa la totalidad de los ingresos de los hogares, el 75% proviene de trabajos y el 25% de algún tipo de asistencia social.

Página 4 de 52

banner300x300