R24 EN VIVO

17
Noviembre

PARA EVITAR FUGA DE DIVISAS

Lo dispuso el gobierno nacional luego de que se constataran diversas vías de fuga de divisas. Tendrá como nombre Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior y funcionará en la órbita de la Jefatura de Gabinete. Los detalles.

La unidad fue creada “con el objeto de verificar el precio y la cantidad de los bienes y servicios exportados e importados por el país, juntamente con el ingreso y el egreso de divisas”

La Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior fue creada en el ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros, mediante el decreto 2103, que se publica en el Boletín Oficial.

La nueva Unidad será presidida por el Jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, y la integrarán representantes del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, a través de las secretarías de Comercio y de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad; y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), con la participación de la Aduana, la Dirección General Impositiva y la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social.

Conformarán asimismo la instancia estatal el Banco Central (a través de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias); la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN); la Comisión Nacional de Valores (CNV); y la Unidad de Información Financiera (UIF, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos).

El decreto señala además que se invita integrar la Unidad a la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac, del Ministerio Público Fiscal).

La Unidad de Seguimiento efectuará “el monitoreo de las operaciones de comercio exterior, procurando su seguimiento y trazabilidad”, dice el decreto.

Asimismo, coordinará el acceso, por parte de los organismos competentes, de los reportes de las operaciones de comercio exterior “a los efectos de verificar el cumplimiento de los requisitos formales y sustanciales exigidos por la normativa vigente”.

Luego, realizará “el seguimiento de los ajustes y denuncias formuladas por los organismos de control relacionadas con las operaciones de comercio exterior”, a la vez que solicitará y brindará información a otras jurisdicciones, sobre los temas de competencia de la Unidad.

La medida se justifica “a los efectos de asegurar la estabilidad macroeconómica”, explica el decreto, que lleva las firmas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner; el jefe de Gabinete; y la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Según la medida, la necesidad del mecanismo de verificación, tanto de importaciones como de exportaciones, surge del incremento de la magnitud del comercio exterior, que creció sistemáticamente en el período 2003-2013 y alcanzó en 2011 un monto aproximado de 150 mil millones de dólares.

“Las empresas multinacionales participan en aproximadamente el 68% del comercio exterior argentino”, añade el decreto.

En ese marco, prosigue la norma, la AFIP “ha detectado diferentes casos de sobrefacturación de importaciones, subfacturación de exportaciones y precios de transferencia que disminuyen el monto de impuestos a pagar en la Argentina””.

De ese modo, advierte el decreto, las empresas que realizan tales operaciones promueven “sistemas encubiertos de transferencias de divisas, afectando de este modo la calidad de vida del pueblo argentino mediante maniobras delictivas”.

14
Noviembre

NOTA CON VIDEO

El ministro, recién llagado Brisbane para participar de la cumbre, dijo que esa "desazón" se debe a la falta de respuestas que permitan salir de la crisis internacional surgida en 2008”. El funcionario llegó junto a Héctor Timerman.

Kicillof manifestó su confianza en que el tema reestructuración de deuda será abordado en la Cumbre del G-20

El ministro de Economía, Axel Kicillof, manifestó hoy su confianza en que el Grupo de los 20 (G-20) abordará la cuestión de los procesos de reestructuración de deuda en la cumbre de presidentes que comenzará mañana en Brisbane, Australia, y resaltó que Argentina considera que el camino planteado en Naciones Unidas, de contar con una convención a nivel global, "es el único que puede resolver" un tema de esta magnitud.

"Hay muchos (países) que piensan que la solución puede estar en el Fondo Monetario Internacional, que puede estar en los cambios de los contratos, y la verdad es que nosotros festejamos, celebramos que se propongan diversas soluciones, pero lo que pasa es que nos parece insuficiente", dijo el ministro durante un contacto que mantuvo con la prensa en Brisbane, junto con el canciller Héctor Timerman.

"Evidentemente el FMI tiene que tener un papel y que también los contratos tienen que modificarse, pero desde el punto de vista de la cuestión fáctica lo que se necesita es instrumentar un mecanismo internacional que solucione diferendos, pero que además permita que los ataques de los fondos buitres que han sido feroces y lo van a seguir siendo, no puedan reproducirse. Esto implica un fuerte compromiso de todos los países del G-20 para no darles cabida y no darles incluso mayor poder de daño", agregó el titular del Palacio de Hacienda.

Kicillof y Timerman arribaron a las 18.30 hora local (5.30 en Argentina) al aeropuerto que abastece a la capital del Estado de Queensland, en el Este australiano, donde representarán a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la cumbre, debido a que la mandataria no pudo viajar por prescripción médica.

Kicillof, a cargo de la delegación argentina debido a que el foro es de corte económico, dijo que tiene "una expectativa muy grande" respecto de la discusión que se dará en el G-20 sobre el tema reestructuración de deuda, debido a que "hay países que no pueden pagar" sus compromisos y que el accionar de los fondos buitre "buscan producir un daño" y sacar provecho de esa situación.

En un contacto mantenido con la prensa en el hotel Pullman, donde se hospeda la delegación argentina en Brisbane, el funcionario subrayó que "la cuestión de la deuda no es un invento argentino" y que en torno del tema existe "una preocupación generalizada".

"Las reestructuraciones de deuda son con default o sin default. Básicamente es que un país no puede pagar", dijo el ministro, para luego señalar que "estamos en una situación en la que hay países que no pueden pagar" y que "donde hay una reestructuración hay un enjambre de buitres esperando para hacer un negocio como el que hicieron en Ecuador, en el Congo, en muchísimos países".

"Hoy en toda reestructuración de deuda aparece esta cuestión de la litigiosidad. Esos grupos especulativos, judiciales, buscan comprar títulos para ir a generar un daño e impedir las reestructuraciones, o sea que realmente son una plaga mundial", remarcó.

En ese marco, Kicillof dijo que frente a esta situación "el G-20 no va a eludir la cuestión" debido a que en la actualidad habría en el mercado "900.000 millones de dólares de títulos con cláusula `pari pasu`, que es un invento del juez (Thomas) Griesa para poner un palo en la rueda en los procesos de reestructuración de deuda y favorecer a los sectores más concentrados, más especulativos y más podridos del sistema financiero internacional".

 

13
Noviembre

Varias entidades financieras multinacionales fueron acusadas y multadas por parte de los organismos de regulación de las economías más importantes.

Los principales medios especializados del mundo publicaron que varias entidades financieras multinacionales fueron acusadas y multadas por manipular los mercados de divisas con el objetivo de obtener ganancias millonarias. La pena fue impuesta por parte de los organismos de regulación de las economías más importantes del mundo.

Las entidades acusadas son las británicas HSBC y RBS (Royal Bank of Scotland), las estadounidenses Citibank y JP Morgan Chase, y la suiza UBS, que deberán pagar una multa por manipulación de operaciones de cambios de divisas en el G10, panel que incluye las 10 monedas más utilizadas del mundo.

La operatoria era la siguiente: los bancos utilizaban información confidencial sobre pedidos de sus clientes y realizaban operaciones coordinadas entre ellos, en busca de realizar ganancias a partir de las diferencias de cotización entre las distintas monedas.

De esta forma, los operadores de los bancos utilizaban nombres en clave para identificar a los clientes sin nombrarlos, y creaban salas de chat en línea con seudónimos como "los jugadores", "los 3 mosqueteros" y "1 equipo, 1 sueño", donde intercambiaban información.

Este comportamiento especulativo por parte de los bancos ocurrió entre principios de 2008 y octubre de 2013.

Como se advierte, estos abusos se prolongaron incluso después de que las autoridades estadounidenses y británicas comenzaran a castigar a los bancos por manipular la tasa interbancaria de Londres (Libor).

Las multas fueron aplicadas por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA), que exigió el pago de USD 310 millones a cada institución, y por el órgano estadounidense regulador del mercado de derivados (CFTC), que las sancionó con un mínimo de USD 275 millones a cada una.

Las entidades acusadas son las británicas HSBC y RBS as estadounidenses Citibank y JP Morgan Chase, y la suiza UBS

Así, el total de las sanciones y multas impuestas por los organismos reguladores a todos los acusados asciende a USD 3.400 millones, lo cual deja en evidencia la magnitud de la ganancia obtenida por estos bancos a raíz de operaciones fraudulentas.

Se esperan, además, mayores sanciones cuando finalicen las investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos y el

Departamento de Servicios Financieros de Nueva York.

Por otro lado, la Oficina de Fraudes del Reino Unido también se encuentra siguiendo el caso, y existen amenazas de litigios civiles derivados del descontento de los clientes de estas instituciones.

Como se ve, incluso en los centros financieros internacionales los actores de peso, que están bajo la lupa de los organismos de regulación más prestigiosos del mundo, utilizan información privilegiada y todo su poder de fuego e influencia para controlar, durante un largo período de tiempo, el valor de las monedas, lo que los convierte en verdaderos devaluadores seriales a escala mundial.

10
Noviembre

INGRESO DE DÓLARES

En la última semana alcanzó los U$S 641,47 millones, cifra 7,42% superior a la registrada en el mismo periodo del año pasado. De esta manera, comenzaron a cumplir lo acordado con el Gobierno de ingresar U$S 5.700 millones hasta fin de año.

Con los últimos números, en lo que va del año la liquidación de divisas acumuló U$S 21.120 millones, apenas 1,9% menos que lo registrado en los primeros once meses de 2013, con una cosecha que fue récord para el agro, pero con precios que perdieron hasta 35% en comparación con el año pasado.

Los datos corresponden a la información semanal de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Estas entidades garantizaron a mediados de octubre que se prevé "el ingreso de 5.700 millones de dólares en concepto de liquidación de divisas por exportación de granos y productos procesados, durante el último trimestre del corriente año".

El compromiso de los agroexportadores se concretó durante una reunión con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro de Economía, Axel Kicillof; y el presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli.

Así las cosas, si se cumple lo prometido por los exportadores, la liquidación de divisas de este año alcanzaría un récord histórico de U$S 25.500 millones, superando así la de 2011 de U$S 25.133,4 millones.

En este marco, la cotización de la soja en el mercado de Chicago se ubica actualmente en los U$S 384.