R24 EN VIVO

23
Febrero

Por Clara Razu (Especial para Motor Económico*) La Federación Argentina de la Industria del Calzado y Afines (Faica) denunció que en 2016 se perdieron cuatro mil empleos, mientras que actualmente el 70 por ciento del personal en Córdoba y Santa Fe está suspendido.

El 61 por ciento de las empresas productoras de calzado se ubican en la Provincia de Buenos Aires, sobre todo en el conurbano bonaerense, mientras que en las provincias de Córdoba y Santa Fe el porcentaje de empresas radicadas, ronda el por ciento.

Dentro del conurbano bonaerense, el Partido de La Matanza fue declarado la "Capital Nacional del Calzado" en 2006 por un acuerdo entre el Municipio y la Cámara de la Industria del Calzado ya que en ese momento casi 400 empresas del sector se encontraban radicadas en este distrito.

Estas empresas se repartían entre las localidades del denominado primer cordón, Ramos Mejía, San Justo, Lomas del Mirador y Tablada en su mayoría, aunque sus características productivas hacían que la red se extendiera en todo el municipio.

Una de estas características es que los trabajos de aparado y armado eran tercerizados y llevados adelante en talleres, que en su mayor parte eran familiares. Esta estructura daba origen a 4000 puestos de trabajo directo e indirecto.

El crecimiento de la industria de calzado local se había consolidado a partir de las restricciones a las importaciones y a la dinamización del mercado interno. Ese círculo virtuoso que permitió la creación de empresas, el aumento de inversiones y sobre todo el aumento del empleo.

Hoy, se ha convertido en un laberinto, donde la apertura de importaciones, la caída de los ingresos reales de los trabajadores empleados y la disminución del empleo dejan de lado los sueños de una mejora en la calidad de vida de gran parte de los matanceros.

(*) Lic. en Economía. Docente. Colaboradora de Motor Económico

22
Febrero

LA FÁBRICA PMV NO PUEDE COMPETIR CON LAS CABINAS IMPORTADAS. LOS DESPEDIDOS NO RECIBIERON SUS INDEMNIZACIONES Y TOMARON LA PLANTA.

El Gobierno amenaza con abrir más las importaciones si los comercios aumentan precios

La apertura de importaciones se cobró una nueva víctima. La fábrica PMV de Morón cerró su producción de cabinas para máquinas agropecuarias, debido a que no puede competir con la producción de Italia.

Fuentes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) confirmaron a El Destape que los despedidos son 25 y que la empresa no ofreció una indemnización.

"Nosotros estamos tomando la planta en defensa de los puestos de trabajo y, en segunda instancia en pedido de una indemnización", explicó a este medio Sergio Souto, secretario general de la UOM de Morón.

PMV fue creada sólo para abastecer a la empresa PLA S.A, una productora de maquinaria, implementos y servicios relacionados al agro de Las Rosas, Santa Fe. La compañía comenzó a importar la cabinas desde Italia a un precio menor que las producidas por PMV.

"Ahora estamos en diálogo con el gobierno de la provincia de Buenos Aires para resolver dos cuestiones. La primera es el pedido de un subsidio para los trabajadores desempleados. La segunda es que interceda para que el gobierno nacional detenga las importaciones", explicó Souto.

22
Febrero

DE ACUERDO A ORLANDO FERRERES, LA ACTIVIDAD SE DESPLOMÓ EN ENERO. TUVO LA MAYOR CAÍDA EN TRES MESES.

La actividad industrial registró en enero una retracción de 6,4% respecto a igual mes del año anterior, según estimó el Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres y Asociados. De acuerdo a sus cálculos, la producción industrial cayó en enero 2,7% comparado con diciembre último en la medición desestacionalizada.

"A la caída reportada en el sector de alimentos y bebidas (-18,4%) que en rigor es una adecuación hacia volúmenes productivos habituales" se le suma "una fuerte baja en la industria de las metálicas básicas (-10,6%), condicionada por un panorama internacional particularmente negativo", destacó.

El informe indicó que esas caídas "fueron parcialmente" compensadas por la suba verificada en el rubro Maquinaria y Equipos que mostró en enero un aumento del 11,4% anual, influenciado por una producción de automotores que creció más del 50%. "Si bien la base de comparación es modesta puesto que la baja a principios del 2016 fue del orden del 30%, la dinámica de los últimos meses permite interpretar los datos de manera positiva", evaluó.

A su vez, el sector Minerales no Metálicos creció en enero 1,7% interanual -tras haberse contraído 10,3% en 2016- impulsado por el incremento verificado en los despachos de cemento, que anotaron un ascenso del 1,8% anual.

La merma del 6,4% de enero fue la mayor en tres meses, ya que en octubre se había desplomado 8,5% intermensualmente.

La consultora prevé que "si bien habrá que esperar al cierre del primer trimestre para hacer un análisis con mayor propiedad, creemos que en 2017 observaremos una recuperación en la actividad industrial, en un escenario de recomposición del poder adquisitivo del salario y una política macroeconómica menos disruptiva".

17
Febrero

EL GOBIERNO PLANEA APLICAR EL INCREMENTO DESDE MARZO. LA NOTICIA SE CONOCE TRAS LOS ANUNCIOS DE AUMENTO DEL PEAJE, EL GAS Y EL TRANSPORTE PÚBLICO.

Se viene un nuevo tarifazo. El agua subirá un 22 por ciento a partir de marzo para todos los usuarios, es decir, aquellos que tienen medidor, los que no lo tienen y los que reciben una tarifa social.

Según publicó el diario Clarín, el gobierno ya tiene el plan previsto. Un millón y medio de ellos tendrán un impacto extra porque además perderán, en forma gradual durante cinco bimestres, el subsidio del 25% de la factura que en la actualidad reciben por vivir en ciertas zonas.

De acuerdo al matutino, para los usuarios a quienes le quitarán subsidios la suba será del 30% en marzo y luego tendrán otras acumulativas de 6,3% en mayo, 5,9% en julio, 5,6% en septiembre y 5,3% en noviembre. En total, a fin de año terminarán pagando un 63% más que ahora.

La iniciativa hará que en marzo la factura media pase de los $ 297,60 actuales a $ 387,30 para los hogares aún subsidiados (unas 629 mil familias) y de $ 446,70 a $ 545 para los demás (1,1 millón), siempre entre los que no tienen medidor.