R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

24
Julio

LA MAYORÍA DE LAS OPERACIONES FUERON SUPERIORES A U$S 10.000 MENSUALES, DE ACUERDO AL BANCO CENTRAL.

En junio se fugaron más de U$S 3.800 millones, de acuerdo al Banco Central. La mayoría de las operaciones fueron superiores a U$S 10.000 mensuales.

Las compras de billetes de residentes en el país totalizaron U$S 3.803 millones en junio, según surge del Balance Cambiario de la entidad que conduce Luis Caputo. Fueron realizadas por 1.114.000 clientes, cantidad que representó un aumento de 30.000 personas respecto de mayo.

Sólo el 39% de las compras (unos U$S 1.480 millones) fueron realizadas por importes de hasta U$S 10.000 mensuales. Este sector incrementó su participación ocho puntos porcentuales contra el período previo. La compra promedio por cliente resultó en U$S 3.413, con lo que registró una disminución de 26%.

Por otra parte, los egresos netos por servicios totalizaron U$S 703 millones, compuestos mayormente por los consumos de residentes por viajes, pasajes y otros pagos al exterior por el uso de tarjetas.

Los pagos de importaciones de bienes del balance cambiario totalizaron US$ 3.645 millones en el sexto mes de 2018, nivel 31% inferior al observado en junio de 2017. Los principales sectores con egresos por el concepto fueron la industria automotriz, la química, caucho y plástico, energía, maquinarias y equipos y comercio, agrupando entre estos, más del 65% de los pagos del periodo.

El volumen operado en el mercado de cambios totalizó U$S 48.378 millones, nivel que representó un incremento de 20% en términos interanuales. Las operaciones de la cuenta corriente del balance cambiario resultaron deficitarias en U$S 387 millones.

21
Julio

LA PRESIDENTA DEL FMI BRINDÓ UNA CONFERENCIA CON EL MINISTRO DE HACIENDA. Y RECONOCIÓ QUE LOS PRECIOS SUBIERON MÁS DE LO ESPERADO.

Christine Lagarde apoyó el plan de ajuste de Mauricio Macri pero exigió respetar las pautas inflacionarias del acuerdo por firmado con el Fondo Monetario Internacional con un desembolso previsto de 50 mil millones de dólares.

"Desde nuestro punto de vista, la meta de inflación debe ser alcanzada. Esto ha sido dicho por las autoridades y es lo que hemos discutido y acordado", afirmó Lagarde durante una breve conferencia de prensa que ofreció con Nicolás Dujovne.

"Las políticas decididas se implementan según lo planeado. Los objetivos son alcanzables. La inflación ha alcanzado un punto alto. Hubo consultas. Hablamos mucho. Se tomaron las medidas necesarias y estamos encaminados", confió.

"La inflación alcanzó un punto alto e hicimos consultas", admitió Lagarde. Dujovne reiteró que es una tarea del Banco Central bajar los precios.

Como en su conferencia de ayer, Dujovne desligó en Caputo la pelea por los precios: "El cumplimento de la meta es una política del Banco Central, pero cuenta con nuestro apoyo a lo que cuenta con su despliegue de su política monetaria para el cumplimento de las metas".

"Nuestro primer aporte es que ya no pedimos transferencias monetarias del Banco Central al Tesoro. Ni tampoco que le Banco Central adquiera las divisas del Tesoro cuando emite deuda en dólares".

El ministro destacó el cumplimiento de las metas fiscales y encontró rápido respaldo en Lagarde: "No tengo dudas de que la metas fiscales van a ser logradas", confió la funcionaria.

"Bajo el liderazgo de Nicolás hay una revisión de todas las transferencias sociales y beneficios para mejorar la eficiencia y hacer que sean alcanzables para quienes lo necesitan más. Tengamos en cuenta la importancia de apoyar a las personas más expuestas".

La ex ministra de Economía de Francia dijo tener confianza en que Macri "con su liderazgo y sus contactos con los líderes del G20 haga todo lo que esté a sus posibilidades para generar comprensión e igualdad de situaciones a nivel global, del impacto de nuevas tecnologías y el comercio. Pero es una responsabilidad de todas las partes, no es sólo suya si fracasa o tiene éxito".

11
Julio

UNA CONSULTORA REVELÓ QUE EL IMPACTO DE LA CRISIS RECAE EN LOS MÁS VULNERABLES.

La crisis económica de los últimos meses ya comienza a tener sus consecuencias en los hogares de mayor pobreza. El impacto de la inflación y la devaluación afectó a la capacidad de consumo en los sectores más vulnerables, según informó la consultora especializada Kantar Worldpanel.

"El nivel bajo inferior –que nuclea el 17% de los hogares- había recuperado un 3% el volumen de consumo a lo largo del 2017, y otro 1% durante el primer trimestre 2018, sin embargo en los meses de abril y mayo cayeron un 2%", comunicaron desde la consultora.

BAJATE LA APP DE RADIO HIEPR DIGITAL Y LLEVÁ LA MÚSICA EN TU MÓVIL

El informe revela que el repunte que habían registrado en promedio las ventas minoristas "se licuaron" por el impacto de la corrida cambiaria en la inflación y la pérdida del poder adquisitivo.

“El tamaño de las compras no había caída en los últimos tres años, ni siquiera en 2016, y es una señal fuerte del impacto del contexto adverso de los últimos meses, donde los hogares se ven obligados a bajar la cantidad comprada para afrontar los incrementos de precios”, detalló Federico Filipponi, director comercial de la consultora.

08
Julio

CÓMO AFECTA LA ALTA TASA DE INTERÉS Y LOS PROBLEMAS EN LA CADENA DE PAGOS A LAS PYMES.

Giuliana Fernández/Durante las últimas semanas se conoció que aumentó la cantidad de cheques rechazados. Diarios económicos, algunos funcionarios y representantes de pymes mostraron preocupación pero ¿Qué implica eso? ¿Nos importa? Si nos importa que no aumenten la cantidad de desempleados y que la industria local disminuya su participación en la economía la respuesta es sí, nos importa.

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas cobran sus trabajos después de los 30, 60 o 90 días de haberlos realizado. En muchos casos pagan con cheques diferidos. Como no tienen efectivo otorgan un cheque para que otro lo cobre después de esa cantidad de días (algo así como un bono o compromiso de pago). Quién dio ese cheque tiene que depositar el dinero en el plazo acordado, si la persona que tiene que cobrarlo se dirige al banco y el dinero no está, el cheque es rechazado. Después de que el banco rechazó ese cheque, quién lo entregó tiene 30 días para depositar el dinero y después de 5 cheques rechazados, el banco cierra la cuenta.

A diferencia del primer cuatrimestre de 2017, en los primeros cuatro meses de 2018 la cantidad de cheques rechazados llegó a 550.000, 87.000 más que en el mismo lapso del año pasado. De esta manera, el monto acumulado en el primer cuatrimestre llegó a los $21.000 millones. Esto implicó un 50% por encima de igual período del año anterior.

Entre enero y abril los cheques rechazados ascendieron a 550 mil, 87 mil más que mismo lapso del año pasado

BAJATE LA APP DE RADIO HIPER DIGITAL Y LLEVÁ LA MÚSICA EN TU MÓVIL

“Al que le vino el cheque de vuelta pide otro financiamiento. Un cinco por ciento de la cartera no la estamos cobrando. Estamos en un momento complicado y complejo”, señaló Marcelo Fernández, empresario y presidente de la Confederación Empresaria Argentina (CGERA). Además explicó que esta situación, sumado a la baja de la demanda, que en algunos casos llegó al 30 por ciento, junto con el aumento de tarifas y la falta de financiamiento a tasas bajas genera un combo explosivo.

En la misma línea Roberto Ratti, secretario general de Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) explicó que cuando las pymes reciben un cheque rechazado tienen que recurrir al mercado paralelo: “Te encontrás con el otro panorama donde las tasas son superiores e incluso pueden llegar al 100 por ciento. Todo esto hace que haya una ruptura muy clara de la cadena de pago”.

El aumento de tarifas y la caída del consumo complejizan cada vez más la subsistencia de las pymes. “Somos las que manejamos el mercado interno. Son muy pocas las pymes que exportan y cuando tenes una retracción del consumo tan grande, en donde los trabajadores tienen una pérdida de salario muy importante por la inflación, por la baja de la paritarias y el aumento de las tarifas, se hace más difícil”, indicó Ratti.

Desde el ministerio de Producción tomaron nota de la situación y el nuevo ministro, Dante Sica, consideró que hay que “proteger la cadena de pagos de las pequeñas y medianas empresas”. Incluso se mostró preocupado por el aumento en la cantidad de cheques rechazados.

Sin embargo, si la política macroeconómica mantiene sus pilares en favorecer la especulación financiera con tasas de interés que superaron el 50 por ciento; disminuir la participación de la industria local y bajar el poder adquisitivo de la clase trabajadora, es poco probable que la situación de las pymes mejore.

Para Fernández las pymes “son el jamón del medio” y a diferencia de las grandes empresas que pueden despedir personal pero seguir funcionando, las pymes no despiden, cierran. La gravedad de esta afirmación reside en que representan el 60 por ciento del empleo en la Argentina.

investlateral