R24 EN VIVO

25
Abril

LOS TRABAJADORES LE TRANSFIRIERON U$S 16.000 MILLONES A LAS EMPRESAS EL AÑO PASADO.POR LAS POLÍTICAS DEL GOBIERNO, LOS ASALARIADOS PERDIERON PARTICIPACIÓN EN EL PBI EN 2016, SEGÚN REVELÓ UN ESTUDIO DE LA CENTRAL DE LOS TRABAJADORES ARGENTINOS (CTA).

Noticias Argentinas/Unos $ 256.000 millones en recursos fueron transferidos desde los trabajadores hacia el capital concentrado a lo largo del año pasado. Según un estudio de la CTA, esto se debió a las políticas económicas de Mauricio Macri. La apropiación equivale a unos U$S 16.000 millones e implicó una caída en la participación de los asalariados en el ingreso del 37,4% al 34,3% del Producto Bruto Interno en 2016 con relación a 2015.

Todos estos datos se desprenden del informe de coyuntura del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA), dependiente de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) que dirigen los especialistas Mariano Barrera, Mariana González y Pablo Manzanelli.

Esa transferencia de ingresos, según el análisis de CIFRA, se produjo por la suma de la devaluación, la quita o baja de retenciones a las exportaciones, el aumento de las tarifas de los servicios públicos, la apertura comercial, la liberalización del movimiento de capitales y la suba de la tasa de interés.

El estudio señala que estas pujas por la distribución del ingreso se dieron en un marco de aceleración inflacionaria durante todo el 2016. Mientras unos sectores aumentaron sus precios relativos por encima del promedio de 41,6%, como el agro (83,9%), la intermediación financiera (60,9%), electricidad, gas y agua (57,4%) y minas y canteras (49,9%), quedaron por debajo de la media la industria manufacturera (39,7%), el comercio (39,6%), transporte y comunicaciones (34,7%) y la construcción (30,5%).

Las causas fueron la caída del consumo (que no se ha detenido), el incremento de los costos de los servicios públicos y la apertura comercial, que sólo en escasa medida fue compensada por la suba del tipo de cambio real.

Esta modificación de precios relativos se desplegó en un marco internacional complejo, caracterizado por la intensificación de la lucha competitiva que se reflejó en una importante caída de los precios de las exportaciones argentinas, que además se reprimarizaron, dice el informe. De este modo, el eje ordenador de la economía argentina se desplazó de la economía real y el consumo hacia la especulación financiera.

El único componente de la demanda agregada que creció en 2016 fueron las exportaciones, pero esto traccionado por las ventas de productos primarios, apuntó el CIFRA. En cambio la caída del salario real y el aumento del desempleo redundaron en una merma del consumo privado y no es exagerado decir que la inversión productiva se derrumbó.

21
Abril

LA CONSULTORA RELEVÓ QUE LA ACTIVIDAD FABRIL RETROCEDIÓ 0,8% EN EL TERCER MES DEL AÑO. EN EL TRIMESTRE DESCENDIÓ 4,3%.

DyN./La producción industrial cayó 0,8% en marzo en comparación con igual mes de 2016, de acuerdo al Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres. Con relación a febrero anotó un alza del 2,5%. Con todo, la actividad manufacturera cerró el primer trimestre con un descenso del 4,3% en comparación interanual.

"Los datos desestacionalizados muestran que la recuperación que había comenzado a manifestarse desde octubre del pasado año aún no se ha podido consolidar en el primer trimestre del 2017 producto de resultados anómalos en algunos sectores", explicó la consultora. Sin embargo, indicó que "en el tercer mes del año se vieron signos positivos en determinadas ramas" y, al respecto, destacó la recuperación en los minerales no metálicos y en el segmento de las metálicas básicas.

Al mismo tiempo, señaló que "las actividades vinculadas al sector agropecuario empiezan a validar las expectativas que había sobre ellas". "En oposición, el segmento de maquinaria y equipo continúa mostrando bruscas caídas interanuales, condicionando el desempeño del índice general", agregó la entidad.

Estimó que "si bien con el correr de los meses los datos positivos se afiancen y la recuperación se vuelva un proceso más homogéneo, el panorama internacional, y en particular la realidad de Brasil, es una amenaza latente que hay que tener en consideración".

El rubro minerales no metálicos y tras una baja para febrero, marzo volvió a ofrecer datos positivos, ya que arrojó un aumento del 12% para este mes y acumula al primer trimestre una variación interanual de 4,5%. En particular el despacho de cemento fue el rubro que más creció, mostrando una incremento de alrededor de un 15,0% interanual.

La industria del papel aun no mejora sus resultados: con la caída interanual en marzo de 4,4%, acumula seis meses de bajas consecutivas. El segmento metálicas básicas reconfirmó la suba que dio a conocer en febrero, con un aumento del 6,7% interanual en marzo, acumulando dos períodos consecutivos al alza tras 17 meses en terreno negativo. "Este dato es acorde al aumento tanto en la obra pública como privada, que han llevado a un incremento en la producción de acero y hierro primario. A pesar de ello, el acumulado anual permanece en niveles negativos y arrojó una baja de 1,5% para el trimestre", indicó.

El rubro Maquinarias y equipos y tras un buen comienzo para el primer mes del año, el sector reflejó una variación acumulada negativa de 7% para el primer trimestre de 2017. "Esto se explica por un mal resultado interanual en febrero (14,2%) y una variación todavía negativa en marzo de 9,0%. El segmento se ve afectado principalmente por la merma en la producción de línea blanca y en el sector automotriz, donde se registró un descenso de 13,2% interanual en el tercer mes del año", alertó la consultora.

19
Abril

LOS EMPRESARIOS ADVIRTIERON DE UNA BAJA EN EL CONSUMO POR LA CAÍDA DEL PODER ADQUISITIVO.

Los supermercadistas advirtieron sobre un nuevo desplome en las ventas. En marzo bajó el consumo 5,5% contra el mismo mes del año pasado. Contra febrero, en tanto, se registró un incremento en volumen del 4,1%.

Desde la Asociación Supermercados Unidos (ASU), Juan Martínez analizó que “sigue la tendencia de caída interanual”. El director ejecutivo del organismo adelantó datos de un informe de la consultora especializada en consumo Scentia.

Pese a la merma interanual, marcó que “la comparación de la primera semana o los primeros 10 días de lo que va de abril contra los mismos días de marzo pasado muestran un repunte intermensual interesante”. En diálogo con radio Led, precisó que los rubros que reflejaron mayor caída en marzo fueron perecederos y fríos, con casi el 7% y productos de almacén con más del 7% interanual.

Martínez explicó que por culpa del lanzamiento del programa de Precios Transparente "hubo una caída fuerte en las ventas de electrodomésticos, pero lentamente está levantando desde que fue modificada".

"El primer mes después de Precios Transparentes hubo una caída estrepitosa en el volumen de venta de electrodomésticos en supermercados. Algunas cadenas lo cifraban en 30% y eso es un cataclismo", analizó.

19
Abril

EL PRESIDENTE DEL BANCO CENTRAL DIJO QUE ELEVARÁ LAS RESERVAS DEL 10% DEL PBI AL 15% PARA CONSEGUIR INVESTMENT GRADE O GRADO DE INVERSIÓN EN CRIOLLO BÁSICO.

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, anunció este martes durante la presentación del Informe de Política Monetaria (IPoM) del primer trimestre de 2017 que la entidad a su cargo comenzará un proceso de acumulación de reservas hasta alcanzar un mínimo de 15% del producto interno bruto (PIB).

La información en esta página no podrá ser usada para envíos de email no solicitados y no podrán ser vendidos a un tercero.

Se trata de un marcado cambio retórico respecto del año anterior, cuando la autoridad monetaria restaba importancia al nivel de reservas dado que con el nuevo tipo de cambio de flotación libre, el Banco Central no necesitaría reservas internacionales con las que respaldar el tipo de cambio.

'A partir de ahora vamos a buscar ese 15% de reservas/PIB del promedio de la región', aseguró Sturzenegger. Esto implica comprar al menos 26.000 millones de dólares.

"A partir de este momento -sin una fecha particular y sin ponernos un cronograma- vamos a buscar ese 15% de reservas/PIB del promedio de la región", aseguró el presidente de la institución.

Esta "corrección" de la política del Banco Central fue una de las sugerencias del Artículo IV del Fondo Monetario Internacional para que el Gobierno pudiera mejorar su calificación como emisor de deuda externa y entrar en el segmento A. Las calificadoras de deuda en sus últimos comunicados mejoraron la perspectiva de la calificación, pero hasta ahora han mantenido al país en el segmento B, es decir con riesgo de incumplimiento.

Sturzenegger aclaró que no será "una política que comenzará en el corto plazo" y comentó que desde abril del año pasado el Banco Central viene adquiriendo un promedio de 1.450 millones de dólares mensuales, por lo que las reservas internacionales pasaron de representar el 3,6% del PIB al 7,4% actual -incluso con la baja de 4.000 millones por el pago ayer del Bonar X-.

El funcionario adelantó que esta política de compra de activos se acelerará en los próximos meses, pero que no necesariamente se completará en 2017. Aunque no precisó datos, con un nivel de reservas de casi el 10% del PIB, para llevarlo al 15%, el Banco Central deberá adquirir al menos 26.000 millones de dólares en los próximos meses.

Argentina ha ido consolidando sus reservas y ahora nos proponemos un objetivo que es mucho más ambicioso, que es tener el nivel de reservas acorde a las economías con investment grade de la región", aseguró Sturzenegger y señaló en una filmina que ningún país de América Latina tiene reservas internacionales por menos del 15% de su PIB: Chile y Colombia (15% y 16%, respectivamente) son los países con menor cantidad de activos de reserva.

En este sentido, el banquero central adelantó que seguirá creciendo el balance del Banco Central por el lado de los activos y llevó tranquilidad respecto del crecimiento de los pasivos del organismo, principalmente por el volumen de obligaciones en Lebacs y pases que enfrenta la institución. Es que la compra de esos dólares implica la inyección de pesos al mercado que presionan sobre la economía y luego debe volver a aspirar mediante nuevas emisiones de Letras.

Y aunque el presidente del Banco Central aclaró que no será un proceso que tendrá como objetivo calibrar el tipo de cambio, reconoció que puede tener cierta influencia en la cotización de la divisa norteamericana.

Días atrás, un funcionario del Gobierno había afirmado que la única forma de corregir el atraso cambiario que complica la competitividad de la industria y las economías regionales era que el Banco Central comenzara a comprarle al Tesoro una mayor cantidad de los dólares que vienen ingresando al país por la toma de deuda pública.

Esto cambia los pronósticos del mercado que no contaban con esta demanda adicional de dólares en la plaza local para el resto del año. Con el actual precio de la divisa no se esperaba que los agro-exportadores liquidaran la cosecha en su totalidad entre abril y junio, por lo que no se anticipaba que la cotización pronunciara su baja. Pero tampoco afirman aun que esto vaya a implicar un salto en el tipo de cambio en los próximos días. De hecho, la compra de los 4.300 millones de dólares en los primeros meses de este año no evitó que el tipo de cambio cayera a la zona de $15,50.

La certeza es que a partir de ahora el Banco Central tendrá vía libre para subirle el piso a la cotización de la divisa.

Página 3 de 43