R24 EN VIVO

festival cerveza artesanal banner

Usted está aquí:NoticiasInternacionales
30
Octubre

INSFRÁN Y GIOJA GESTIONAN LA UNIDAD PERONISTA EN EL CONGRESO, PERO CHOCAN CON LA RESISTENCIA A CRISTINA. PROPONEN INTERBLOQUES CON MUCHOS SUBGRUPOS PARA CONDICIONAR AL GOBIERNO. EL PANORAMA

DyN/Gildo Insfrán y José Luis Gioja lideraron, en pleno receso invernal, el salvataje a Julio de Vido cuando Elisa Carrió intentó quitarle los fueros por "inhabilidad moral", sin mediar el pedido de un juez.

Con la solicitud de dos magistrados, este miércoles el sanjuanino y los diputados cercanos al gobernador de Formosa pusieron la cara en la conferencia de prensa del FpV para anunciar que no bajarían al recinto y que la suerte del ex ministro estaba echada.

Gioja lo había anticipado ni bien Emilio Monzó convocó a la sesión y en una tensa reunión de bloque abogó por dejar las bancas vacías, evitar una ruptura sangrienta como esperaba el gobierno y empezar otra etapa.

El kirchnerismo lo aceptó a regañadientes, rendido ante la certeza de que Cambiemos juntaría dos tercios de todos modos. Los custodios del palacio ya le habían pasado la lista de despachos ocupados y eran demasiados.

Pero no esperaban que votaran con Cambiemos los diputados ligados a los gobernadores Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manzur (Tucumán), más los rebeldes María Emilia Soria (Río Negro) y Ana Llanos (Chubut).

Pichetto gestiona un interbloque con partidos provinciales para apartar a Cristina. Pero el Gobierno podría seducirlos y dejarlo sin la primera minoría. En Diputados, el kirchnerismo asegura tener 60 votos puros.

Lejos de desmoralizarse, sin la puesta en escena de la derrota el aún presidente del PJ iniciará gestiones para no partir formalmente en dos al peronismo en el Congreso, tarea más que complicada por la resistencia a la conducción de Cristina Kirchner.

Volverá a la carga con una propuesta que lanzó sin éxito en 2015, ante la inminente ruptura del FpV y la creación del Bloque Justicialista que lidera el sindicalista Oscar Romero: armar tantos subgrupos como sea necesario que puedan confluir en un interbloque y, al menos, le complique el quórum a Cambiemos cada semana.

En la bancada conducida por Romero no todo es armonía: el miércoles se ausentaron los dos riojanos, Luis Beder Herrera y Teresita Madera, que ya habían defendido a De Vido en julio.

El oficialismo fue el gran ganador de las elecciones. Consolidó sólidos bloques de 107 diputados (a 22 del quórum) y 24 senadores (a 13) y la división peronista entre "kirchneristas" y "gobernadores", sumada al aire triunfalista, le dejó el camino allanado para reclutar aliados y acercarse a la mayoría.

Como había anticipado, ya apuntan a los partidos provinciales como los de misioneros, santiagueños y neuquinos, que durante el kirchnerismo figuraban en la lista de votos oficialistas garantizados y estos años se movieron de forma oscilante.

El plan de Gioja e Insfrán pierde sentido con el kirchnerismo afuera, porque Cristina perdió en Buenos Aires pero sus listas a lo largo de país obtuvieron más votos y muchas más bancas que las del resto del peronismo.

Así, entre los 77 diputados del FpV-PJ que habría el 10 de diciembre, los cristinistas aseguran que no bajarán de 60 "puros" y al peronismo tradicional, el de los gobernadores, no le será fácil llegar a esa cifra aunque confluya con la veintena de massistas y los 5 del Movimiento Evita.

"No podemos echar a intendentes del Conurbano que respaldaron a Unidad Ciudadana y conducirán el PJ bonaerense e ir a buscar a Mirta Tundis", se escuchó esta semana, entre los dialoguistas del FpV.

Pero confluir con La Cámpora sigue siendo un paso indigerible para quienes se fueron del bloque kirchnerista hartos de las arbitrariedades y favoritismos de la agrupación preferida de Cristina, a quien responsabilizan por la derrota del 2015.

"Están enojados por los últimos años de conducción de Cristina o porque Axel (Kicillof) no les atendía el teléfono cuando era ministro de Economía. Pero eso ya pasó, ahora o nos unimos o perdemos", intentaban acercar posiciones los operadores de Insfrán.

Pragmáticos y menos rencorosos, recuerdan que el peronismo ganó en provincias donde no hubo rupturas (San Juan, Tucumán, La Pampa o San Luis) y Cambiemos aprovechó la división para imponerse por poco en Salta, Buenos Aires y Chaco, donde los 10 puntos del kirchnerista Fabricio Bolatti, ex secretario de Gobierno de Resistencia, condenaron a una impensada derrota a la lista de Domingo Peppo.

Confluir con La Cámpora sigue siendo un paso indigerible para muchos que se fueron del bloque kirchnerista hartos de las arbitrariedades y favoritismos de la agrupación preferida de Cristina.

El gobernador de Formosa habla con Cristina "de igual a igual", según sus palabras, y se convirtió en el más interesado en debilitar al Gobierno, donde tampoco ocultan su comodidad de tenerlo de enemigo. Su perfil de viejo caudillo (lleva 22 años de gobernador) se adapta al rival preferido de Cambiemos.

"No tenemos déficit, no recibimos ATN ni pedimos autorizar deuda externa. Por eso nos quejamos con libertad", repiten en su entorno, para defenderse. Carlos Verna (La Pampa) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis) se jactan de méritos parecidos y, casualidad o no, este año se reencontraron con Cristina Kirchner, tras enfrentarla durante la presidencia.

Gildo tampoco es talibán: el año pasado envió a sus legisladores a votar a favor del presupuesto a cambio de 12 obras públicas, que dicen no haber visto iniciadas. Para casos así, también, servirían los "subgrupos".

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán.

En el Senado la situación para coordinar interbloques con el kirchnerismo es acaso más complicada por la visceral pelea de Miguel Angel Pichetto con la ex presidenta. Dispuesto a reducir a Cristina a la intrascendencia, el jefe del bloque peronista inició gestiones para crear interbloque pero con fuerzas provinciales, de manera de dejar al recinto "en tres sectores bien diferenciados": oficialistas, kirchneristas y el PJ + partidos provinciales, con chances de llegar al quórum propio en ese dibujo.

La invitación a gobernadores de todos los colores a la reunión de este jueves en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) fue el espejo del recinto que sueñan. Sobre todo porque dejaron claro que Cristina es una etapa terminada y que Pichetto es el principal referente parlamentario.

Pichetto por ahora es muy reacio a acordar posiciones con el kirchnerismo y prefiere acercar a los partidos provinciales, pero la Casa Rosada está en la misma tarea y cuenta con mayores incentivos.

Los respaldó el senador entrerriano Gustavo Guastavino, furioso K en otras épocas: "No compartiré un bloque con Cristina. Ella se fue del peronismo", aclaró.

El problema es que sin la ex presidenta y su puñado de seguidores, el PJ puede perder la condición de primera minoría y Cambiemos podría aprovecharlo y seducir a los partidos provinciales a mantener su autonomía y ayudar a Mauricio Macri cuando haga falta.

En la Casa Rosada, por estos días, hay mejores recompensas que en la sede del Partido Justicialista y así lo dejó claro la senadora neuquina Lucila Crexell: ni bien conoció las intenciones de Pichetto, se reunió con él para anticiparle que no confluirá en papeles con el peronismo.

"Me voy a quedar en el Movimiento Popular Neuquino. La idea es seguir colaborando con la institucionalidad sin perder la independencia de nuestro bloque", le aclaró Crexell.

Más discretos, los gobernadores Mario Das Neves (Chubut) y Juan Schiaretti (Córdoba) también enviaron a sus senadores Alfredo Luenzo y Carlos Caserio a aclarar que están dispuestos a volver a un interbloque peronista tras años fuera de sus partidos de origen, pero "sin perder la autonomía". O sea, votarán con el Gobierno cuando quieran.

Insfrán habla con Pichetto pero nunca logró ablandar su repentino antikirchnerismo. Mucho menos después que el senador formoseño José Mayans lo desautorizara en el recinto, molesto por las sesiones acordadas entre el rionegrino y Federico Pinedo.

El plan de partir el recinto en tres tiene sus riesgos: en febrero, junto a la renovación de autoridades, Cambiemos podrá capturar dos de los tres miembros del Consejo de la magistratura si el PJ no exhibe una mayoría sólida.

El pasado lunes, a hora de la elección, el juez en lo Contencioso Administrativo Federal Enrique Lavié Pico, avaló al diputado Pablo Tonelli como consejero de la magistratura.

Emilio Monzó había justificado su asunción con una improvisada mayoría, que consiguió recolectando firmas de todos colores y le permitió ignorar al FpV, que era el bloque más numeroso. El kirchnerismo lo denunció y la justicia resolvió recién después de la derrota de Cristina.

Una táctica así en el Senado le permitiría al Gobierno controlar la Magistratura y nombrar y sancionar jueces cuando quiera. Un sueño de cualquier presidente.

30
Octubre

"ESPERO EL CONSENSO, PORQUE ALGUNOS CASOS NO TIENEN PRUEBAS", DIJO EN UN ACTO PREVIO A LA CAMPAÑA. YA LO HABÍA DICHO EN EL RECINTO

Elisa Carrió confesó esa semana que chocó con Marcos Peña por comparar el cadáver de Santiago Maldondo con Walt Disney en pleno cierre de campaña, pero sin embargo evitó un cruce mayor al mantener en reserva el video de un acto donde pidió revisar las condenas a militares por su participación en la dictadura militar.

Fue 10 días antes de la campaña en un club del Barrio Belgrano, donde anticipó que buscará rever las prisiones de las cúpulas militares, sobre todo a los ancianos que siguen alojados en cárceles comunes.

"Espero el consenso necesario para ver juicios de revisión en los casos que no haya pruebas. Porque realmente hay juicios donde no hay pruebas", sostuvo la dirigente de Cambiemos en un video difundido por el sitio Infobae.

"Hay otros juicios que tienen que quedar firmes y hay una situación que tiene que ser aplicada a todos por respetar los derechos humanos. Es que después de determinada edad, tu prisión es domiciliaria", explicó la chaqueña.

No es un reclamo nuevo: durante el debate para derogar el 2x1, Carrió se animó a pedir por la salud de los represores en el recinto y ocasionó el repudio de los organismos de derechos humanos.

"Nosotros no somos como ellos", quiso persuadir, pero no evitó los abucheos. En el acto de Belgrano acusó al kirchnerismo de "buscar venganza".

"No puede ser que se mueran en las cárceles enfermos. Los derechos humanos son para todos", insistió y anticipó un arduo debate que animará el Congreso el año próximo.

"(El ex jefe de la Esma) Jorge Acosta estuvo 40 años esperando un juicio. ¿Y ahora hay que liberarlo porque está viejo?", se indignó en aquella sesión el kirchnerista Carlos Kunkel, que no estará desde diciembre para debatir. No faltará quién lo haga.

29
Octubre

EN DIÁLOGO CON RADIO REBELDE, DELIA FERREIRA AFIRMÓ QUE "EL VOTO ELECTRÓNICO SERÍA UNA MUY MALA DECISIÓN".

La presidenta de Transparencia Internacional, la argentina Delia Ferreira, cuestionó este sábado al Gobierno por intentar introducir el sistema de boleta única electrónica y consideró que hay "snobismo, capricho o un negocio" alrededor de la reforma electoral.

"La reforma electoral va a ganar fuerza después de las elecciones. El Gobierno quiere insistir con lo que está parado en el Senado", sostuvo la abogada cordobesa que fue elegida recientemente para estar al frente de la prestigiosa entidad.

En diálogo con Radio Rebelde, la ex presidenta de Poder Ciudadano afirmó que el Gobierno "dice que la boleta electrónica no es voto electrónico, pero es una especie dentro del género del voto electrónico, es así en todo el mundo".

"El único lugar donde se ha creado el mito de que la boleta única electrónica no es voto electrónico es en la Ciudad de Buenos Aires. Se creó un mito para saltar la legislación", añadió.

En ese sentido, la letrada consideró que adoptar "el voto electrónico sería una muy mala decisión", ya que precisó que "todos los países del mundo civilizado utilizan el sistema de boleta única en papel con distinto diseños y en algunos incorporan tecnología después al momento de ordenar las boletas para contarlas. Eso es lo que usa el mundo desarrollado hoy".

Consultada sobre los motivos que impulsan al Gobierno a insistir con esa modalidad, Ferreira planteó que responde a "un capricho, una especie de snobismo por la introducción de la máquina como si eso fuera moderno".

"Para máquinas parecidas a las que votan en la Ciudad la primera patente registrada data de 1974, o sea que de moderno no tiene nada", recordó.

Y agregó: "Algunos piensan que es cool usar una máquina y que eso nos transforma en modernos, pero ponen en riesgo el secreto del voto y la integridad de los resultados. Es un poco de snobismo y capricho, porque se les ha explicado de todas las formas posibles cuáles son los problemas y siguen insistiendo, o hay un negocio".

Aunque reconoció que la Argentina necesita "reformar varias cosas, empezando por la boleta única de papel, porque se evita el robo de boletas, la trampa de boletas falsificadas", la presidenta de Transparencia Internacional subrayó que "para corregir todas esas trampas no se necesita el voto electrónico".

"Yo quisiera que no salga" la reforma electoral que introduce la boleta única electrónica, confesó la cordobesa, quien aclaró que "en este momento el Gobierno está fortalecido porque hizo una muy buena elección".

Asimismo, la abogada indicó que "hay que regular el escrutinio provisorio, no puede estar en manos del ministro del Interior de turno, cualquiera sea el color político, porque es la cartera más política de todo el Gabinete. Tiene que estar en una mano neutral, independiente".

29
Octubre

ASÍ SE REFIRIÓ A LA CONVOCATORIA DEL GOBIERNO PARA EL PRÓXIMO LUNES A GOBERNADORES, LEGISLADORES, SINDICALISTAS Y EMPRESARIOS EN EL CENTRO CULTURAL KIRCHNER.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, adelantó este sábado que en el encuentro multisectorial que encabezará el presidente Mauricio Macri el próximo lunes se "presentarán acuerdos básicos de gobernabilidad".

Así se refirió a la convocatoria del Gobierno para el próximo lunes a gobernadores, legisladores, sindicalistas y empresarios en el Centro Cultural Kirchner (CCK), donde Macri anunciará una batería de proyectos de reforma, principalmente en materia fiscal.

Será "la presentación de lo que para el Presidente y para Cambiemos deberían ser acuerdos básicos de gobernabilidad", explicó Frigerio y agregó: "Es un llamado a los que tenemos responsabilidades en Argentina de distintos sectores (para que) nos podamos poner de acuerdo en cuestiones básicas".

En este sentido, el ministro señaló que "es necesario encontrar consensos en cuestiones fundamentales que logren que este crecimiento que por fin puede tener la Argentina, sea sostenible en el tiempo".

"La cuestión primordial tiene que ser reducir la pobreza y para eso no hay otro camino que incrementar el nivel del empleo, en cantidad y en calidad, en el sector privado", subrayó el funcionario nacional en declaraciones a radio Mitre.

Las reformas que presentará la Casa Rosada y que deberá negociar principalmente con los gobernadores y los sindicatos para conseguir su aprobación en el Congreso apuntarán principalmente al plano fiscal.

"Tenemos que ponernos de acuerdo en que no hay más margen para aumentar impuestos. Lo que viene ahora es una etapa de alivio fiscal", explicó Frigerio.

Además, señaló: "No podemos vivir siempre de fiado. Tenemos que ser constantes y persistentes en el camino que iniciamos hacia el equilibrio de las cuentas públicas".

"Nos va a llevar algunos años pero tenemos que sostenerlo porque eso también va a sostener la confianza de los mercados que nos financian la transición hasta el momento en que podamos hacer que lo que ingresa en el Estado alcance para pagar lo que el Estado gasta", afirmó.

Página 8 de 347