R24 EN VIVO

Usted está aquí:NoticiasLocalesNiñas y niños del CIFF Reina Batata festejaron la primavera
29
Septiembre

DIVISAS/

Bancos y empresas argentinas se perfilan para incrementar el financiamiento de las operaciones de comercio exterior con China mediante el uso de la moneda del país asiático que el gobierno de Xi Jinping impulsa como alternativa al dólar en las transacciones internacionales.

El acuerdo de intercambio de monedas locales (swap) por un monto equivalente a 11.000 millones de dólares firmado entre ambos gobiernos en julio pasado renovó el interés de importadores y exportadores locales en conocer alternativas de financiamiento en el comercio con China, segundo origen de las importaciones argentinas.

“Estamos viendo más operaciones y consultas”, afirmó Miguel Zielonka, director de mercados globales de la filial argentina del Industrial and Commercial Bank of China (ICBC).

La entidad bancaria, que opera en Argentina desde el año pasado tras la compra de las acciones del sudafricano Standard Bank, maneja el 30% de las operaciones en China continental y es el único banco de ese origen radicado en el país. También el HSBC, basado en Hong Kong, administra una parte de su cartera en yuanes.

Según datos del ICBC, este año el yuan (también conocido como renminbi) desplazó al franco suizo del séptimo lugar como moneda internacional de pago al pasar del 0,63% de las operaciones globales a un 1,39% en igual mes de este año.

“Tenemos asegurado que frente a un convenio a mediano o largo plazo de importaciones de productos chinos, la empresa que ha vendido no va a pedirnos actualización por apreciación del dólar”

La valorización de la moneda china, que duplicó su crecimiento en un año, acompaña la sostenida expansión de China en el comercio mundial y obedece al objetivo del gobierno de Xi Jinping de establecerla como una moneda convertible capaz de disputarle al dólar su liderazgo internacional.

El renminbi cotiza actualmente a 6,13 unidades por dólar y en los últimos cinco años ha mostrado una apreciación constante contra la moneda norteamericana que ya alcanza 10%. Además, ha mostrado un comportamiento menos volátil en comparación a otras monedas asiáticas como el yen e incluso el euro.

Para Ernesto Fernandez Taboada, director ejecutivo de de la Cámara Argentino-China, el aumento a futuro del comercio bilateral en yuanes “es una certeza”. Pero indica que ya “desde hace algunos meses se permiten pagar importaciones de productos chinos en renminbi” a través de las entidades que operan esa moneda en nuestro país.

La ventaja, según explica, es una menor mediación cambiaria frente a otras divisas como el dólar y el euro. “Tenemos asegurado que frente a un convenio a mediano o largo plazo de importaciones de productos chinos, la empresa que ha vendido no va a pedirnos actualización por apreciación del dólar”, indica.

En la misma línea, Zielonka afirma que el importador argentino puede obtener “mejores condiciones” de negociación ya que los exportadores chinos “no tienen que hacer cobertura cambiaria”, es decir, no padecen la volatilidad de la conversión del yuan al dólar. Según el ejecutivo, esa ventaja podría trasladarse a una mejora en las condiciones de la transacción en favor de las

empresas argentinas.

Según pudo saber Télam, entre los sectores que han presentado consultas a las filiales locales de bancos chinos se encuentran la industria química, importadores de electrodomésticos y empresas del sector energético.

“En la medida que el renminbi empiece a ser mas utilizado van a haber más alternativas de financiación y más se va a sumar el mundo empresario”, afirma Zielonka. El ICBC, adelantó, avanza en la implementación de propuestas de financiamiento para que empresas locales puedan financiar el comercio con sus contrapartes chinas.

En Argentina el proceso es incipiente, pero en otras plazas internacionales el renminbi avanza a paso firme. De acuerdo a un informe de la Ciudad de Londres publicado en junio de este año, el volumen de comercio en renminbi realizado en la City creció 10% entre 2012 y 2013 hasta alcanzar los 43.000 millones de yuanes, la mayoría del cual fue destinado a financiar exportaciones.

La tendencia también es producto de un crecimiento de los servicios de clearing (intermediación financiera) que facilitan las operaciones de cobro y pago a nivel internacional.

En Singapur, según datos facilitados a Télam por la autoridad monetaria de ese país, el mercado de renminbi ha “crecido fuertemente” desde que el ICBC estableció un sistema de clearing en ese país del sudeste asiático. Entre marzo de 2013 y mismo mes de este año, el financiamiento del comercio en renminbi realizado en esa plaza creció 60% hasta los 397.000 millones de yuanes, mientras que el volumen diario operado en el mercado de divisas (Forex) creció 415% y promedió los 67.000 millones de dólares.

29
Septiembre

ES POR UN PEDIDO DE LOS FONDOS BUITRE. EN TANTO, EL MINISTERIO DE ECONOMÍA ULTIMA LOS DETALLES PARA EL PAGO DEL PRIMER VENCIMIENTO A TRAVÉS DE NACIÓN FIDEICOMISOS.

Arranca una semana decisiva en el "juicio del siglo". Exigida por los fondos buitre NML Capital y Aurelius, el juez federal de Nueva York Thomas Griesa presidirá hoy una audiencia para decidir si declara que Argentina entró en "desacato" al no cumplir con el pago de U$S 1330 millones, según reclaman los fondos buitre, quienes además pretenden imponer una sanción económica de U$S 50.000 diarios. El pedido de desacato fue rechazado por Griesa en al menos dos oportunidades, si bien la audiencia de hoy será la primera convocada especialmente para abordar este tema.

Según consignó Tiempo Argentino, al tiempo que se celebra la audiencia en Nueva York, el Ministerio de Economía ultima los detalles formales para llevar adelante el pago de U$S 200 millones en la cuenta de Nación Fideicomisos para cancelar servicios de deuda de bonos reestructurados que vencen el martes 30 de septiembre. Se trata de la primera operación que se llevará a cabo tras la reciente sanción de la Ley de Pago Soberano, a partir de la cual el gobierno cambió la jurisdicción de cobro permitiéndoles a los tenedores de bonos reestructurados eludir el bloqueo dispuesto por el juez Thomas Griesa.

"La estrategia buitre atenta contra la reestructuración de una deuda exitosa, como lo hizo la Argentina".

El viernes pasado, durante una audiencia con representantes de Argentina, Citibank y los fondos buitres, Griesa decidió imponer un 'stay' hasta el 31 de diciembre, de tal forma de permitir al banco estadounidense pagar "por única vez" el próximo 30 de septiembre los cupones de deuda de los bonos Par que suman en total cinco millones de dólares. Para Economía, el resultado de esa audiencia dejó "sin resolver las cuestiones de fondo sobre el alcance de su insólita sentencia", recurriendo por segunda vez "a una orden de carácter transitorio".

"Aunque el juez evitó hoy al Citibank caer en un incumplimiento de la ley argentina el próximo 30 de septiembre, al postergar la decisión sigue perjudicando a la República y a los miles de tenedores de bonos que han sido tomados de rehén por los fondos buitre, quienes mantienen de este modo otra herramienta de extorsión en sus manos", fue la evaluación del Palacio de Hacienda.

Anteriormente, la Organización de Naciones Unidas (ONU) había aprobado una resolución de condena a los fondos buitre, impulsada por la Argentina y el canciller Héctor Timerman, aunque había aclarado que esa iniciativa no constituía un "enfrentamiento" entre los países que conforman ese organismo. "La estrategia buitre atenta contra la reestructuración de una deuda exitosa, como lo hizo la Argentina", sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores en Ginebra, donde el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó la condena contra los holdouts.

Por otro lado, el viernes pasado, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó una resolución de condena a los fondos buitre impulsada por la Argentina y presentada este mediodía en Ginebra por el canciller Héctor Timerman.

La resolución fue aprobada por 33 votos a favor, 5 en contra y 9 abstenciones, y de esta forma la ONU dio otro importante paso contra los fondos buitre tras la histórica resolución recientemente aprobada en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en donde llama a establecer un marco legal para las reestructuraciones de deuda.

"Es la primera vez que las Naciones Unidas va a investigar sobre las actividades que realizan estos especuladores internacionales y las consecuencias de sus acciones sobre los pueblos de todo el mundo", dijo Timerman.

29
Septiembre

LA PACIENCIA Y EL TIEMPO

Escrito por
Publicado en Internacionales
Visto 1336 veces

ALGO MÁS QUE PALABRAS/

Víctor Corcoba Herrero/ Escritor/Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. /En este tiempo de desdichas y agobios que sufrimos en propio carne todo el mundo, he descubierto que la paciencia y el tiempo injertan más placidez que cualquier otro medio de persuasión. Hay tantas oscuridades en el camino que nos asaltan, muchas veces de manera desprevenida, que precisamos cuando menos tomar aliento, hacer una honda reflexión sin importarnos el tiempo, para tener la fuerza suficiente de no desanimarnos. Aquella idea del inolvidable filosofo griego Platón, de que tres facultades hay en el hombre: la razón que esclarece y domina, el coraje o ánimo que actúa y los sentidos que obedecen, debería formar parte de nuestra vidas. Sin duda, el mundo sería otro porque los conflictos tendrían otra resolución menos violenta, más acorde con las atmósferas armónicas. Ahí está el referente de Gandhi, su admirable aguante de oponerse a la opresión, a la injusticia humana y al odio de manera pacífica. No es fácil defender la dignidad que todo ser humano tiene, cuando se siembra un reguero de inmoralidades e infamias, con la entereza de tomarnos nuestro propio tiempo, para así poder meditar pacientemente sin bajarse de la cruz.

Realmente, uno siente la necesidad de desafiar al enemigo y la impaciencia nos deja sin abecedario en el corazón, con el rostro triste y el rastro del desconsuelo errante, sin ilusión. Tenemos que retornar a la paciencia para sembrar otros lenguajes pacifistas. Sin duda, hemos de compartir menos espadas y más abrazos. Es cuestión de donarnos menos veneno y más bálsamo de humanidad, de saber esperar con la ternura del silencio, de no abandonarnos a la miseria y de saber perdonar. Cuando se pierde la confianza en el ser humano todo se desmorona y el futuro se hace insostenible. En lugar de que la violencia se contagie, injertemos un sosegado diálogo por todas las sendas vivientes, hagámoslo de manera paciente y pacífica; quizás por ello, precisemos ser conscientes de que un corazón junto a otro corazón, pueden salvar horizontes de luz en vez de propagar noches. Sería un buen propósito celebrar de este modo, el aniversario del nacimiento Mahatma Gandhi, líder del movimiento de la Independencia de la India y pionero de la filosofía y la estrategia de la no violencia.

Todo el planeta necesita que la conmemoración del día internacional de la no violencia (2 de octubre), sea algo más que un gesto de celebraciones. La especie debe apostar decididamente, tomándose su tiempo, pero con la perseverancia necesaria para conseguir activar un culto a la cultura de la quietud, de la tolerancia, de la comprensión y no violencia. Las nuevas generaciones han de ser personas de acción calmada, pero firmes en la convicción de desterrar las armas, sabiendo de que la paz comienza por uno mismo al levantarse cada día con una simple sonrisa. Si habita la violencia en nuestros corazones difícilmente podemos cultivar alianza alguna por muchas reformas que activemos en nuestras instituciones nacionales o internacionales. La primera metamorfosis, pues, pasa por nuestras propias habitaciones interiores, que hemos de ser mujeres y hombres de paz. Con la paciencia necesaria, aunque seamos impacientes por naturaleza, debemos dejarnos envolver por el tiempo para no derribar los puentes que nos unen. Un gran teólogo alemán, Romano Guardini, decía que Dios responde a nuestra debilidad con su paciencia y éste es el motivo de nuestra confianza, de nuestra esperanza (cf. Glaubenserkenntnis, Würzburg 1949, 28). Es como un diálogo entre nuestra debilidad y la paciencia de Dios; es un diálogo que si lo hacemos, nos da consuelo.

Indudablemente, esta paciencia que activo no es dulce ni fácil de sobrellevar, tiene sus amarguras, aunque después sus frutos sean dulces, con razón se dice que con ella, todo se alcanza. Nos conmueve la actitud de los sembradores de certezas, que jamás han tenido palabras de desprecio para ningún ser humano, ni de condena, solamente palabras de concordia, de amor y de compasión. Ojalá esta virtud se extendiese por todo el mundo, serían menos fríos los diálogos y las convivencias más fraternas. Es hermoso, esto de la clemencia, de mirar el campo de nuestra propia existencia, y de ver la manera de que nunca es tarde para rectificar.

Por desgracia, el mundo está crecido de actitudes desesperadas y, lo que es peor, sin intención de corregir esta espiral de hechos violentos que nos circundan. Las simientes de odio sembradas acarrean luchas crueles hasta en las propias familias. Las respuestas a los conflictos (de género-familia, de países o del propio orbe), para que se produzca realmente el cambio social, ciertamente dependen del consentimiento de la población, pero también del valor que le demos al ser humano como tal. Por consiguiente, la paz no puede imponerse en ningún hábitat, la paz llega por la vía del intelecto al servicio del propio ser humano. Resulta que este incondicional amor a la especie, lo hemos abandonado tantas veces en nuestro diario de vida personal, que es menester trabajar por la justicia, defender la existencia humana y abrazar la verdad de una vez por todas. Nos pueden tantas mentiras, que todo se confunde, pero será el tiempo, y sólo el tiempo, el que hará verdadera justicia. Mientras sea más fácil empuñar un arma que olvidar un rencor, encontrar errores que una forma de perdonar, no habrá armonía y todo será un litigio absurdo.

En consecuencia, pienso que el ser humano debe ser capaz de entrar en paciencia consigo mismo, mirando alrededor y dejándose mirar, buscándose y dejándose buscar, encontrándose y dejándose reencontrar, pacientemente ante esta vida, que es más fugaz de lo que pensamos. Tampoco podemos resignarnos y contemplar indiferentes la violencia que golpea a tantos mortales. Esta es una responsabilidad de todos, unos en mayor medida y otros en menor, pero sin excepción hay que ponerse a cultivar otros diálogos que favorezcan el entendimiento, con la convicción de que es posible instaurar en el mundo la cultura de la convivencia, del encuentro, y no del encontronazo de unos para con otros. Los muros tienen que dar paso a los espacios abiertos, uniendo y no dividiendo, extinguiendo el odio y no conservándolo, avivando la idea de paz y no violencia extensible a la protección de los animales y los árboles, reeducándonos en la mediación y el arbitraje, sabiendo que tan importante como el pan de cada día es el sosiego de cada ser humano.

El legado de Gandhi ahí está, dando sus obras en favor de tantos movimientos por la no violencia, generando conciencia social. Los sueños también son posibles. El tiempo los hará realidad. No hay auténtico genio sin paciencia. Junto a ella seremos capaces de dar luz en las sombras, justicia y dignidad a todo ser vivo, y así, -como dijo Neruda-, la poesía no habrá cantado en vano.

Víctor Corcoba Herrero/ Escritor

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

28 de septiembre de 2014

27
Septiembre

Al permitir pagar, el juez habilita la distribución de un paquete de títulos, entre los cuales están bonos con ley Tokio. Sin embargo, sus expresiones son suficientemente ambiguas para que no se comprenda cuál es el alcance de sus órdenes. Por supuesto, al decidir si deja o no pagar, Griesa incurre en un notable exceso de competencia y de jurisdicción, pero a la vez permite que los bonistas tengan la confianza de que van a poder disponer del dinero del cupón, y los alcances de su fallo van quedando cada vez más acotados.

Al permitir pagar, el juez habilita la distribución de un paquete de títulos, entre los cuales están bonos con ley Tokio. Sin embargo, sus expresiones son suficientemente ambiguas para que no se comprenda cuál es el alcance de sus órdenes. Por supuesto, al decidir si deja o no pagar, Griesa incurre en un notable exceso de competencia y de jurisdicción, pero a la vez permite que los bonistas tengan la confianza de que van a poder disponer del dinero del cupón, y los alcances de su fallo van quedando cada vez más acotados, analizó Tiempo Argentino. En cuanto al posible desacato pedido por los fondos buitre, es difícil entender cuál es la consecuencia concreta de utilizar el término. El desacato no es aplicable a un Estado Soberano. El juez puede utilizar el desacato como un sinónimo de penas y multas que puede aplicar ante el incumplimiento de la sentencia, más algunas sanciones morales que no tienen consecuencias reales. Claramente no puede aplicar sanciones no monetarias, como podría hacer en el caso de un civil.

Lo que está pasando fuera de Argentina, como el repudio generalizado a la actitud buitre y el llamado a una Convención sobre Reestructuración de Deuda Soberana por fuera de su propia jurisdicción ha tenido consecuencias en el accionar de Griesa, quien debió menguar su actividad pro buitre. Los terceros implicados también pueden haber influido. Un caso relevante es el de George Soros, quien ha iniciado acciones legales que dan una señal a los bancos norteamericanos sobre los efectos de permitir este tipo de especulación.

El caso del Bank of New York es diferente, y Griesa se va a aferrar a él para sostener su fallo. El banco incumplió el contrato con Argentina, pero seguramente va a argumentar que lo realizó por razones de fuerza mayor, siendo la "fuerza mayor" la sentencia del juez.

Lo lógico sería que el banco devuelva el dinero con los intereses y renuncie a su actividad de fideicomisario, pero la entidad se resiste y por lo tanto ese dinero queda en un limbo jurídico. Argentina podría, por lo tanto, iniciar acciones legales contra él, aunque eso depende de las estrategias jurídicas y contractuales.