R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

Usted está aquí:LocalesReporte 24
23
Abril

ESPAÑA

La Guardia Civil española confirmó que los restos de sangre hallados en una trituradora de carne de la casa del presunto asesino en serie de la localidad de Majadahonda, en Madrid, son de la argentina Adriana Gioiosa, quien permanece desparecida desde principios de abril.

Así lo indican los resultados de los análisis de ADN realizados por los equipos de criminalística de la policía judicial, que recogió las pruebas hace una semana durante las diez horas en las que se registró la casa del único sospechoso en relación con la desaparición de Gioiosa, informó la emisora Cadena Ser.

Además de estos restos, los perros de la Guardia Civil española también encontraron sangre humana en la bañera y el desagüe de esta casa, que el presunto asesino alquilaba a extranjeros por habitaciones.

Bruno H, un español de 32 años, se encuentra detenido por su relación con la desaparición de la argentina de 55 años.

La principal hipótesis que manejan los investigadores es que la mató, descuartizó y arrojó sus restos a un contenedor en bolsas de basura.

El joven había sido diagnosticado de esquizofrénico e incluso en el pasado estuvo internado en un psiquiátrico, según fuentes policiales.

Por otro lado, la Guardia Civil continúa intentando contactar con los otros inquilinos y a la tía del casero, dueña del inmueble que habría sido la escena del crimen, y desaparecida hace tiempo, para determinar si, como apuntan las pesquisas, se podría estar ante un asesino en serie.

En tanto, en las últimas semanas, las fuerzas de seguridad buscan los restos de la argentina desaparecida en varios basurales de la periferia de Madrid.

23
Abril

La presidenta cerrará su gira oficial en Rusia con una intensa actividad en la que, en el marco de su encuentro bilateral con su par Vladimir Putin, firmará una serie de importantes acuerdos y luego ambos brindarán una declaración de prensa conjunta.

Según se informó oficialmente la actividad oficial de la jefa de Estado comenzará a las 12 hora local, las 6 de nuestro país, cuando visite la Tumba del Soldado Desconocido, en inmediaciones de la Plaza Roja, donde depositará un ofrenda floral.

En tanto, a las 13 (7 de Argentina), se concretará la reunión bilateral con Putin, en el Gran Palacio del Kremlin.

Tras los saludos protocolares, ambos mandatarios participarán de un almuerzo de trabajo. A su término, posarán para la foto oficial, firmarán acuerdos y concluirán la jornada oficial con una declaración a la prensa.

La Presidenta, quien llegó ayer a Moscú, mantuvo hoy reuniones con empresarios en el encuentro del Foro Empresarial Argentino-Ruso, donde pronunció el discurso de clausura.

Posteriormente, y con motivo del Año Cultural Ruso, Cristina Kirchner recorrió una muestra en la sala de exhibiciones transitorias del Museo de Historia de Rusia, dedicada a Eva Perón.

23
Abril

FRENTE A LOS MINISTROS KICILLOF, DE VIDO, GIORGI Y CASAMIQUELA, EL FUNCIONARIO RUSO ELOGIÓ LAS POLÍTICAS ANTICÍCLICAS DEL PAÍS.

Las señales de empatía política con Rusia abundaron en los últimos días de actividad de la misión argentina en Moscú. Se destaca la complementariedad de las economías, los respaldos en los foros multilaterales y los cuestionamientos a las grandes potencias que llevan adelante ambos países, publicó Tiempo Argentino.

A esa mirada se sumó la posición oficial del gobierno ruso. Sergei Danksvert, el responsable del Servicio de Inspección Agrícola-ganadero, fue el representante del Kremlin en el Foro Empresario que comenzó ayer y se desarrollará hasta hoy en esta capital con la participación de empresarios de ambos países.

Danksvert elogió las políticas anticíclicas que aplica el gobierno argentino y sostuvo que Rusia tiene que aprender del programa de sustitución de importaciones que desarrolló el país a partir del 2003. Lo hizo en el marco del enfrentamiento que Rusia mantiene con los Estados Unidos y la Unión Europea.

"Este camino que hemos recorrido en estos diez años de incremento de la relación comercial es en realidad la continuación de un vínculo que se generó en los años 70 cuando Rusia tuvo tiempos difíciles porque los Estados Unidos bloquearon las exportaciones a nuestro país. Como verán no ha cambiado nada", señaló el funcionario en referencia a las sanciones que afectan hoy a la economía rusa.

Frente a los ministros de Economía, Axel Kicillof; de Infraestructura, Julio de Vido; de Industria, Débora Giorgi; y de Agricultura, Carlos Casamiquela, Danksvert destacó que los empresarios y el gobierno ruso tienen "la oportunidad de aprender mucho de lo que ha hecho la Argentina en materia de sustitución de importaciones".

"Argentina trabajó intensamente para la sustitución de importaciones en sectores como la industria del mueble, la industria liviana o la de neumáticos", repasó el funcionario y elogió la estrategia de administración del comercio que aplica el país con el objetivo de intentar balancear el ingreso y egreso de dólares como resultado del comercio exterior.

La Argentina es el segundo socio comercial de Rusia en América Latina, detrás de Brasil, con un intercambio que ronda los U$S 2500 millones anuales. Danksvert destacó que desde la última visita de funcionaros argentinos a este país, en agosto pasado, Rusia triplicó la compra de quesos, mariscos y pescado.

"El hecho de que nos reunamos hoy caraceriza nuestras relaciones como de mucho provecho. Delegaciones tan representativas con tantos ministros no son muy frecuentes y más aun de personas que toman decisiones en la economía. Vamos a valorarlo", concluyó.

22
Abril

 

Lo afirmó la Presidenta en un encuentro con CEOs de empresas rusas, donde recordó que en una época en la Argentina los gobiernos "miraban a una sola parte, sin mirar el mundo completo". Antes, en el foro empresarial dijo que nuetro "es un país para invertir".

Cristina destacó las inversiones rusas y dijo que "no hay fronteras ni para la política ni la economía"

"No hay fronteras ni para la política ni para la economía, se derrumbaron, y el mundo es uno solo. Por eso, creemos necesarios acuerdos estratégicos con los nuevos actores de la economía internacional", dijo la mandataria argentina a los CEO's de las principales empresas rusas, muchas de ellas con inversiones en Argentina, y otras con intención de hacerlo.

En su mensaje a los ejecutivos de empresas rusas, Cristina habló de "diversidad y pluralidad", dos características, según dijo, del gobierno iniciado en 2003 por su marido, el ex presidente Néstor Kirchner, y del suyo, a partir de 2007.

"Hoy más que nunca hace falta mirar al mundo completo, y no a una sola parte", como hacían otros gobiernos y como nos indicaban que debíamos hacerlo desde otras latitudes.

La jefa de Estado destacó este marco la "complementariedad" que presentan las economías de Argentina y Rusia, y afirmó que ambos países conforman "una asociación muy importante".

También ponderó el acuerdo que mañana firmará con su par ruso, Vladimir Putin, para la construcción de una nueva central para obtener energía nuclear.

"La energía nuclear tiene cada vez mayor predicamento en el mundo, y es más barata, más limpia y menos sujeta a vulnerabilidades externas. Argentina viene desarrollando esta energía y es líder en este sector", dijo la jefa de Estado.

Todo esto, dijo Cristina, es parte de un proyecto de "reindustrialización" iniciado en 2003 y que tuvo como un gran paso la recuperación de la empresa petrolera YPF, ahora en manos del Estado argentino.

Como parte de este proceso de reindustrialización, Cristina habló de la necesidad de realizar joint ventures (empresas mixtas) con compañías de otros países, que aporten capital para la inversión y el desarrollo.

Cristina se refirió al caso más reciente que fue la constitución de un consorcio argentino-ruso para el aprovechamiento de la represa eléctrica Chihuido, para generación hidroeléctrica y también contención de catástrofes debido al encauce del río.

Según explicó, la empresa rusa que invertirá en Chihuido es la rusa Power Machines, con presencia en más de 50 países del mundo y una generación total de energía de 300.000 megavatios, y en Argentina con presencia desde 1979 en Salto Grande, Central Costanera, Caracoles, Piedra del Aguila, Central Bahía Blanca, Punta Negra.

Como parte de este proceso de reindustrialización, Cristina mencionó la necesidad de fabricar en el país maquinaria pesada para la industria petrolera y para la industria agrícola, entre otros sectores, pero también para destinar esta producción no sólo al mercado interno sino al de América latina, tal como lo hacen en la actualidad las automotrices extranjeras.

La mandataria habló de tres grandes vectores de desarrollo en Argentina, que son la energía, los alimentos y la innovación tecnológica.

En este marco, recordó que Rusia "es un inmenso vector de energía", y Argentina "de alimentos" y "de innovación tecnológica, con más de 1.000 millones exportados en software".