Usted está aquí:PoliticaReporte 24
14
Noviembre

MÉXICO

Ezequiel Mora, padre de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos, aseguró que el gobierno de Enrique Peña Nieto "no es para su pueblo, es de los narcotraficantes" y destacó la labor del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Ezequiel Mora, padre de uno de los estudiantes desaparecidos.

“El gobierno ha tratado de buscar a nuestros hijos pero la verdad es que no ha cumplido con la búsqueda”, señaló Mora, padre de Alexander, que al momento de la desaparición el 26 de septiembre tenía 19 años, en una entrevista con Télam Radio.

Para el padre, desde el gobierno “quieren cerrar el caso” y “no hacen nada”. “Dijeron que estaban muertos pero de acuerdo al grupo de antropólogos argentinos ya nos dieron la información de que esas fosas donde cavan, no hay ninguno de los estudiantes. No nos sentimos contentos con la información pero salió negativo”, explicó el mexicano.

El prestigioso Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), designado por las familias de los estudiantes mexicanos desaparecidos en Iguala, informó el martes pasado que no ha identificado a ninguno de los 43 jóvenes entre los restos óseos que analizó hasta ahora.

Aunque todavía quedan otros restos por identificar, los familiares de las víctimas se mostraron alentados por la noticia. "Volvemos a vivir", dijo Felipe de la Cruz, otro vocero de las familias, quien agregó que la noticia da nuevo "aliento" a los padres.

“Tenemos confianza con ellos y no en el gobierno que tiene un informe de parte de sus peritos”, señaló hoy Mora en ese sentido y agregó: “Si no fuera por los peritos argentinos hubieran cerrado ya el caso. Gracias a los expertos argentinos que tenemos la confianza, seguimos buscando vivos a los jóvenes”.

Según el padre del estudiante, el presidente Peña Nieto “se da el lujo de informar en su recorrido donde está -viaje oficial a China y al G20 en Australia-, y dice que está del lado nuestro, a favor, apoyándonos, pero es una vil mentira. Para nosotros no es un gobierno para su pueblo, es un gobierno de los narcotraficantes”, sentenció.

Mora recordó que no se apoya al reclamo por la aparición de los estudiantes en el gobierno y explicó que en estos días otros jóvenes de Iguala que fueron a buscar apoyo al ejército militar, fueron maltratados y “hasta les quitaron sus celulares y carteras”.

En cuanto a la reacción de la sociedad ante el caso, indicó que “la ciudadanía está bastante indignada” pero que no tiene miedo.

“No hay miedo de nada, no hay miedo al gobierno, ni a los narcotraficantes, lo que queremos es levantarnos y que digan la verdad”, señaló.

“Queremos que el pueblo se levante para protegernos a nosotros mismos. De ellos (gobierno) no esperamos nada, no tenemos ninguna confianza”, admitió y señaló que desde el Estado se hacen “matanzas” y se quedan “siempre callados” y que pese a que los grupos y organizaciones sociales reclaman, “no hay justicia” porque “hay un desprecio a la ciudadanía”.

El padre del joven, al igual que el resto de los familiares, sostiene que los estudiantes “están vivos, tal y como se los llevaron". “Nuestros jóvenes están vivos, tenemos la esperanza de que no estén muertos como dicen el gobierno. Tenemos la esperanza de encontrarlos y vivos y la certeza de que vamos a llegar a la verdad”, aseveró.

Sobre las medidas tomadas a partir de los hechos, repasó que días atrás junto con docentes y alumnos tomaron el aeropuerto de Acapulco unas cuatro horas y hubo algunos enfrentamientos con la policía, y que tanto los padres como los maestros y otros estudiantes “se han acercado a la casa de los gobiernos, de los partidos políticos, y de los miembros del Congreso poniendo presión para que den solución al problema”.

También, Mora reconoció que aunque “algunos compañeros recibieron amenazas”, no hay que creer en ellas “porque hay gente que por así decirlo quiere meternos miedo, y para nosotros no hay miedo porque tienen a nuestros hijos, y nosotros damos la vida por ellos, no le tememos a las amenazas”.

La esperanza de los familiares también se alimenta de los análisis a otros restos completamente calcinados, que aún quedan por realizarse y que según dos detenidos corresponden a los jóvenes.

Los resultados del peritaje independiente realizado por el EAAF coinciden con los que ya había anunciado la Procuraduría General de la República para esas mismas fosas, pero las familias indicaron que sólo reconocerán lo que dictamine este equipo.

Los jóvenes oficialmente siguen desaparecidos, pero desde la Procuraduría se señaló que hay indicios "muy fuertes" de que en el caso de los calcinados podría tratarse de los estudiantes.

El equipo argentino de peritos ha evitado adelantar conclusiones e informó que sus miembros trabajaron en identificación de restos o el levantamiento de evidencias en tres lugares y que hasta hoy "no ha habido identificaciones entre los restos recuperados en las tres localidades mencionadas y los 43 normalistas", informó la organización civil.

 

10
Noviembre

CONSULTA SIMBÓLICA

Una aplastante mayoría dijo "sí" a la independencia de la norteña región de España, en una consulta simbólica convocada por el gobierno regional, que pretende forzar una negociación con el Ejecutivo conservador de Mariano Rajoy para finalmente realizar un referéndum oficial.

Cecilia Guardati

Estaba previsto que los resultados se dieran a conocer recién mañana, pero el gobierno catalán anticipó pasada la medianoche el escrutinio "casi definitivo": un 80,72% de los votantes se manifestaron a favor de la opción "sí-sí", es decir, la secesión.

Ambiente reivindicativo y largas colas en la votación simbólica por la independencia de Cataluña

Aunque la opción favorable a la independencia fue claramente mayoritaria, votó menos de la mitad del censo electoral, ya que con el 88,44% de las mesas contabilizadas, la partición fue de 2.043.226 personas, se informó oficialmente.

"Que nadie olvide, y menos el Estado español, que Cataluña se quiere gobernar a sí misma", remarcó el presidente catalán, Artur Mas al hacer la primera valoración pública de la jornada que, dijo, fue un "éxito total" y una "lección de democracia".

"Cataluña se merece un referéndum legal y vinculante", añadió, en la misma línea que se pronunció tras votar en el centro de Barcelona, en un día que será recordado como un hito para el soberanismo catalán.

   "Que nadie olvide, y menos el Estado español, que Cataluña se quiere gobernar a sí misma"

   Artur Mas, presidente catalán

El presidente catalán, no obstante, lamentó las "primeras reacciones en Madrid que hayan sido, una vez más, de miopía y de intolerancia" y, en ese sentido, solicitó "ayuda" internacional para lograr que una negociación y acuerdo con el Ejecutivo central.

El gobierno de Mariano Rajoy, a través del ministro de Justicia español, Rafael Catalá, había afirmado pocas horas antes que la votación del 9N (por la fecha de hoy) era un "acto de propaganda política sin validez democrática; un acto estéril e inútil".

Además, remarcó que el presidente catalán renunció a "cualquier apariencia de neutralidad", al convertirse en "juez y parte del proceso". En ese sentido, restó valor a cualquier recuento de votos, porque "no se puede comprobar".

Los colegios electorales abrieron sus puertas a primera hora de la mañana con total normalidad, pero en medio de un clima de incertidumbre y tensión por el temor a la llegada de una decisión judicial que ordenara a la policía su cierre.

Ante la ausencia de noticias al respecto, la calma y el clima reivindicativo se apoderaron pronto de la jornada, en la que los catalanes tuvieron, por primera vez, la oportunidad de expresar en las urnas su opinión acerca de la posibilidad de que Cataluña se separe de España.

"Esperaba esto desde muy pequeño y tengo más de 70 años. Voté sí/sí y espero que si no nos nos escucha Rajoy, alguien nos escuche en Europa o en el mundo. No pierdo las esperanzas", señaló a Télam, Joan Andilla, vecino del barrio gótico de Barcelona.

"También voté sí/sí, porque no tengo nada que perder, creo que los jóvenes somos mayoritariamente partidarios de la independencia porque queremos un cambio, explicaba Ana Aliar, una joven de 16 años del barrio de Gracia, que se estrenó como votante y quien, ante una consulta oficial, dice que no está segura de mantener su voto separatista.

La consulta fue apoyada por figuras célebres como el ex entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, quien tras votar afirmó que "hoy es un paso muy importante y me hace mucha ilusión formar parte de eso".

"¿Quiere que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?", fue la doble pregunta que debían responder los cerca de 5,4 millones de catalanes llamados a votar, un número más elevado que el último censo electoral, ya que incorporó a los jóvenes de 16 y 17 años, y a los inmigrantes residentes en la región.

Si bien todo apuntaba a que no se produciría un situación extrema que hubiera dado una imagen "antidemocrática" al gobierno de Rajoy, la tranquilidad total no llegó hasta tres horas del cierre de los colegios electorales.

A esa altura de la jornada, varios jueces de guardia notificaron que rechazaban por “desproporcionadas” las medidas cautelares solicitadas por distintas organizaciones antisoberanistas y ciudadanos individuales que pretendían truncar la votación pidiendo la retirada de las urnas.

   "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?", fue la doble pregunta

En la víspera de la consulta, la Fiscalía del Tribunal Superior de Cataluña, a solicitud del Fiscal General del Estado, ya había abierto una investigación para determinar si la cesión de locales públicos para la votación constituía un delito, debido a la suspensión judicial de la consulta dictada por el Tribunal Constitucional (TC) español el pasado martes.

Sin embargo, en sus informes entregados hoy a los juzgados de guardia que tenían en su poder denuncias que amenazaban la consulta, el Ministerio Público se pronunció en contra de la retirada de las urnas, así como de la detención de los organizadores.

El presidente catalán, además, se había erigido como el principal defensor de la consulta.

“El responsable soy yo y mi gobierno. “Saben perfectamente quienes somos”, sentenció en referencia a la amenaza de la Justicia.

Además, garantizó que la policía catalana no identificaría a los ciudadanos que estaban participando en la gestión de la votación.

Desde hace casi un año, la fecha de la consulta estaba marcada en rojo en el calendario del presidente catalán, quien se juega su futuro político en este proceso, cuyo escenario más probable a mediano plazo es el de las elecciones regionales anticipadas, exigencia que reiteró hoy su principal socio independentista, el líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras.

Pero la cita con las urnas perdió peso político después que Mas decidió convertirla en un proceso informal para sortear los obstáculos judiciales que se le presentaron cuando el referéndum soberanista inicialmente propuesto por su gobierno para el 9 de noviembre también fue vetado por el Constitucional.

 

07
Noviembre

El titular de uno de los fondos buitre que pretende llevar a Argentina al abismo económico, atacó al gobierno de Obama y dijo que el mandatario "podría no terminar su mandato".

La nota fue enviada a los inversores del fondo Elliot, del que Paul Singer es titular, pero la clara intención fue que el mensaje se haga público para generar problemas a la administración de Barack Obama.

"Nadie puede predecir por cuánto tiempo los gobiernos se pueden salir con la suya con falso crecimiento, falso dinero, falso empleo, falsa estabilidad financiera, falsos números de inflación y falso crecimiento de los ingresos”, sostiene Singer sobre el gobierno de Estados Unidos.

"Cuando la confianza se pierde, esa pérdida puede ser severa, repentina y simultánea a través de una cantidad de mercados y sectores”, sostuvo el financista, quien además es un activo militante del Partido Republicano, opositor de la gestión demócrata.

"No creemos que este optimismo esté justificado, y consideramos que muchos de estos datos son fabricados o engañosos", destaca Elliott, que gestiona 25.400 millones de dólares.

Paul Singer está conectado con el Tea Party, el sector más duro y extremo dentro del republicanismo. De hecho, fue el sector responsable de dejar sin presupuesto a la gestión de Obama, incluso a costa de los problemas que eso causó en la población.

Es por ello que las intenciones desestabilizadoras de Singer con esta carta, son tanto económicas como políticas.

 

06
Noviembre

ELECCIONES

El presidente de los Estados Unidos sostuvo que los republicanos tuvieron “una buena noche” electoral al lograr el liderazgo en el Senado y aseguró que está “deseoso” de escuchar sus ideas y de trabajar con ellos , pero advirtió enfáticamente que de no haber acuerdos, gobernará por decreto.

“Obviamente los republicanos tuvieron una buena noche. Y merecen el crédito por llevar adelante buenas campañas” electorales, comenzó diciendo Obama al brindar una conferencia de prensa en la Casa Blanca a menos de 24 horas de que los republicanos ampliaran su poder en la cámara baja y recuperaran el control del Senado

El mandatario se dirigió a continuación a los votantes que se expresaron a través de las urnas y a los dos tercios de los electores que decidieron no hacerlo: “A ustedes también los escuché”, dijo, advirtiendo que los estadounidenses “están prestando atención para ver si” demócratas y republicanos, “somos serios sobre comprometernos y ser constructivos”.

En ese sentido, el líder demócrata señaló que hay áreas en las que “tenemos algunas oportunidades reales de cooperar y estoy muy deseoso de escuchar las ideas de los republicanos, de lo que ellos creen que podemos hacer juntos en los próximos dos años”.

El jefe de Estado aseguró que no firmará la derogación de la reforma sanitaria que fue insignia de su primer mandato y que algunos republicanos amenazaron con anular, y que “antes de fin de año” tomará las medidas que pueda y considere “que mejorarán el funcionamiento” del sistema migratorio.

La Casa Blanca y el congreso podrían empezar a trabajar antes del receso por las fiestas de fin de año en el pedido de fondos para combatir el Ébola, la autorización para usar fuerzas militares contra el Estado Islámico y la adopción de medidas para evitar que el gobierno cierre en enero por falta de presupuesto, detalló el mandatario.

No obstante su disposición a acordar en temas “de interés común” con la oposición, Obama advirtió que habrá temas en los que no compartirán posiciones y que por lo tanto habrán proyectos de ley que no firmará.

“Estoy muy seguro que tomaré algunas acciones que a algunos en el Congreso no les gustarán. Eso es natural. Así es como funciona nuestra democracia”, acertó en un tono calmo y pausado que mantuvo durante la casi hora y quince minutos de conferencia de prensa.

En ese contexto, el jefe de Estado aseguró que no firmará la derogación de la reforma sanitaria que fue insignia de su primer mandato y que algunos republicanos amenazaron con anular, y que “antes de fin de año” tomará las medidas que pueda y considere “que mejorarán el funcionamiento” del sistema migratorio.

“Si de hecho el liderazgo republicano quiere ver un proyecto de ley aprobado, ahora tienen la capacidad para aprobarla y, espero, de comprometerse conmigo y los demócratas en ambas Cámaras del congreso”, advirtió, mencionando que prefiere ver una nueva legislación que reforme el sistema de inmigración a tener que adoptar órdenes por decreto.

Por último, ante un salón repleto de periodistas, el Jefe de Estado y de Gobierno recordó que su “objetivo número uno” como presidente en los dos últimos años al frente de la Casa Blanca “es ejecutar lo más que pueda para los estadounidenses”.

“Soy la persona elegida por todos, no sólo por un estado o por un distrito en particular y (la gente) quiere que empuje duro para cerrar algunas de las divisiones, atravesar algunos de los atascos, hacer que las cosas se hagan”, concluyó, reafirmando su posición de titular de el gobierno central más allá de los resultados de ayer, que dejaron a los demócratas debilitados y sin poder de mayoría en el Congreso.