Usted está aquí:LocalesReporte 24
30
Noviembre

A las 8 hora local (las 7 en la Argentina) se iniciaron en Uruguay las elecciones de segunda vuelta en las que el favorito Tabaré Vázquez y el opositor Luis Lacalle Pou competirán por convertirse en el próximo presidente a partir del 1 de marzo de 2015, en reemplazo de José Mujica.

Un total de 2.620.791 ciudadanos están habilitados para votar entre las ocho y las 19.30, y si bien los datos oficiales se conocerán recién para la medianoche, se estima que los sondeos de boca de urna coincidirán en que el oficialista Vázquez obtendrá una buena diferencia a favor que lo consolidará como ganador.

En la primera vuelta del 26 de octubre Vázquez, quien ya fue presidente del país entre 2005 y 2010, obtuvo 47,8% (1.108.839 votos), con lo que quedó muy cerca de imponerse en esa instancia.

Lacalle Pou, a su vez, cosechó en aquella ocasión 30%, y espera para esta jornada recibir un buen número de votantes del Partido Colorado, que en primera vuelta rondaron el 12% del electorado.

Para el balotaje los diversos sondeos auguran para Vázquez un piso de votos de 52%, lo que lo coloca en las puertas de convertirse hoy en el presidente más votado de la historia de Uruguay.

19
Noviembre

CONSEJO DE SEGURIDAD

El canciller reiteró "el llamado de la Argentina a que los Estados se abstengan de enviar armas a zonas en conflicto porque ello sólo contribuye a incrementar su intensidad y duración, y a poner en riesgo a la población civil".

Timerman representó a nuestro país en el debate “Amenazas a la paz y la seguridad internacionales causadas por actos terroristas”, presidido por la ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Julie Bishop, acompañado por la Representante Permanente ante las Naciones Unidas, embajadora Marita Perceval, según se informó mediante un comunicado de prensa de Cancillería.

También participaron el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon; el Ministro de Relaciones Exteriores y Asuntos Europeos de Luxemburgo, Jean Asselborn; el Ministro de Estado a cargo de Cooperación de Rwanda y los Viceministros de Relaciones Exteriores de Lituania y de la República de Corea y alrededor de 50 países miembros de las Naciones Unidas intervinieron en el debate.

El debate se centró en la cooperación internacional para luchar contra el terrorismo, incluidas las amenazas interrelacionadas que presentan los llamados combatientes terroristas extranjeros, el extremismo violento que puede conducir al terrorismo, Al-Qaida y el Estado Islámico en Irak y el Levante (ISIL).

"En la actualidad la amenaza del terrorismo es más clara que nunca y más necesarios que antes la implementación y fortalecimiento de mecanismos de cooperación eficaces y basados en el respeto mutuo"

Como resultado de la reunión, el Consejo adoptó una Declaración de la Presidencia en la que se reafirmaron las resoluciones anteriores en materia de lucha contra el terrorismo, al tiempo que se identificaron medidas prácticas para mejorar el intercambio de información entre Estados para combatir este flagelo y, en particular, evitar que ISIL, el Frente Al- Nusrah y otras entidades asociadas con Al-Qaida accedan a recursos y financiamiento que faciliten su accionar. Asimismo, el Consejo reafirmó el papel de las Naciones Unidas en la materia.

Durante su intervención, Timerman destacó que "en la actualidad la amenaza del terrorismo es más clara que nunca y más necesarios que antes la implementación y fortalecimiento de mecanismos de cooperación eficaces y basados en el respeto mutuo".

A su vez, afirmó que "la normalización mediática del horror y la aceleración de la violencia extrema no puede llevarnos a visualizar la respuesta militar como única o privilegiada opción para luchar contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, pues ésta ya ha mostrado sus limitaciones y fracasos".

Timerman agregó que "la Argentina es uno de los numerosos países que ha sufrido en forma directa el terrorismo", y puntualizó: "Nuestra sociedad, desde 1976 y hasta 1983, fue víctima de actos terroristas perpetrados desde y con el aparato del Estado por la más salvaje dictadura cívico-militar que hayamos vivido, responsable de crímenes atroces y de lesa humanidad".

"Segundo, vivimos 'en carne propia' la deshumanizada y terrible acción de grupos terroristas foráneos que, movidos por el odio, el fanatismo y la destrucción, cometieron dos atentados terroristas, en 1992 y 1994, contra la Embajada de Israel y la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA)", señaló.

Asimismo hizo hincapié en que "la comunidad internacional tenía la responsabilidad, frente a una humanidad que se pretende quede paralizada por el espanto, de trabajar por la plena vigencia del Estado de Derecho en cada uno de nuestros países, y asumiendo la imperativa necesidad de construir un orden mundial equilibrado y justo, basado en el multilateralismo real y la cooperación".

"La convicción de la Argentina es que el terrorismo debe combatirse en el marco del Estado de Derecho y del respeto del debido proceso", expresó Timerman y resaltó que "es necesario que las medidas que los Estados adopten para combatir el terrorismo respeten cabalmente el derecho internacional, en particular el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y el derecho de los refugiados".

En ese sentido, destacó que "estas medidas deben también respetar los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, como la soberanía, la integridad territorial, la independencia política de los Estados, y el principio de la no intervención en los asuntos internos".

Por último, destacó que "la realidad nos muestra que la decisión de algunos países de armar a los que definen como 'freedom fighters' hoy, mañana serán los 'terroristas' a quienes intentan combatir" y reafirmó "la convicción de la Argentina de que las Naciones Unidas, en tanto piedra angular del sistema multilateral, debe ser la organización que lidere la acción de los Estados en materia de lucha contra el terrorismo".

17
Noviembre

EN CHOCÓ

Lo anunció el presidente Santos, a dos del inicio de conversaciones en La Habana. Según informó, el grupo guerrillero secuestró al brigadier general del Ejército Rubén Darío Alzate, el cabo primero Jorge Rodríguez Contreras y la abogada Gloria Urrego.

Los tres fueron secuestrados en el departamento del Chocó, hecho que el mandatario calificó de "inaceptable" y sobre el que indicó que "hay una serie de circunstancias que tienen que aclararse".

Santos, después de sostener una reunión con la cúpula militar en la sede del Ministerio de Defensa, responsabilizó a las FARC de cometer el "secuestro inaceptable". "Ya tenemos información que dan certeza de que fueron las FARC", aseguró Santos, citado por el diario bogotano El Tiempo.

Además, les ordenó a los negociadores del Gobierno que hoy tenían previsto viajar a la capital cubana para sostener una nueva ronda de conversaciones en el proceso de paz con la guerrilla que no viajen.

"Mañana (dijo anoche, por hoy) viajaban los negociadores de paz a una nueva ronda de negociaciones en La Habana. Les voy a decir a los negociadores que no viajen y que se suspende esta negociación hasta tanto no se aclare y se liberen estas personas, de manera que mañana no viajan los negociadores a La Habana", expresó el jefe de Estado, citado por EFE.

La decisión fue tomada tras confirmar el secuestro del brigadier general Rubén Darío Alzate, comandante de la Fuerza de Tarea Titán, una unidad especial de lucha contra la guerrilla, ocurrido ayer y del que se reponsabilizó a las FARC.

Alzate fue secuestrado cuando visitaba vestido de civil Las Mercedes, un pueblo a quince kilómetros de Quibdó, capital del Chocó, de acuerdo a lo que confirmó en una rueda de prensa el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Junto con el oficial fueron secuestrados el cabo primero Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, coordinadora de proyectos especiales del Ejército para el Chocó, con quienes el general Alzate abordó una lancha para desplazarse por el río Atrato, sin llevar a su escolta personal a una zona de fuerte presencia guerrillera, confirmó el ministro.

Santos dijo además que "hay una serie de circunstancias (del secuestro) que tienen que aclararse, que queremos que se aclaren".

Entre esas circunstancias mencionó el "por qué estaba el general Alzate de civil, por qué le dijo a sus escoltas que no lo acompañaran, por qué se desatendió la advertencia del lanchero para que no fueran río abajo tan lejos".

Esto debido a que según el informe del soldado que piloteaba la lancha, en un determinado punto del recorrido le advirtió al general de que se estaban alejando mucho de Quibdó y que era mejor regresar porque la zona era muy peligrosa, pero el oficial ignoró la advertencia y le mandó detenerse más adelante, en Las Mercedes, donde poco después de llegar fue secuestrado con sus acompañantes.

El piloto de la lancha, que los esperaba en la orilla del río, al ver lo ocurrido se escapó y regresó de inmediato a Quibdó donde dio el parte a sus superiores.

El presidente añadió que ordenó a los comandantes militares "que hagan las operaciones necesarias" para "buscar el rescate o la liberación de estas tres personas", de la misma forma como se está haciendo en el departamento de Arauca, en la frontera este con Venezuela, para tratar de encontrar a dos soldados que fueron secuestrados por las FARC después de un combate registrado hace una semana.

"Estaremos pendiente en las próximas 24 horas de la evolución de estos acontecimientos, del resultado de las investigaciones que el señor ministro (de Defensa) pueda hacer en el día de mañana y de la evolución de las explicaciones que nos puedan dar sobre qué fue lo que pasó" en el Chocó, concluyó Santos.

El ministro de Defensa viajará hoy lunes al Chocó para coordinar las acciones que buscan dar con el paradero del general y los otros dos secuestrados, para lo cual ya llegó anoche a la zona el comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla.

El secuestro ocurrió ayer, el mismo día en que el presidente Santos afirmó en una entrevista publicada por el diario El Tiempo que el acuerdo de paz que su gobierno negocia con las FARC desde hace dos años debería firmarse en 2015 porque "de ahí en adelante sería difícil mantener este proceso indefinidamente".

"El año entrante debe ser el año de la paz porque, si no lo es, me parece que de ahí en adelante sería difícil mantener este proceso indefinidamente", dijo Santos

"Yo no quiero poner fechas fatales, pero lo que sí digo es que estos procesos tienen unas dinámicas; estamos en un momento crucial y si no avanzamos, comenzamos a retroceder", agregó el mandatario.

Consultado sobre la posición de las FARC de no aceptar cárcel para sus miembros, el gobernante respondió: "Estamos entrando exactamente en ese punto de la discusión, que es el más complicado: cómo vamos a aplicar la justicia transicional".

"Somos el primer país que busca la terminación de un conflicto armado bajo el Tratado de Roma; entonces, estamos sentando un precedente y lo que aquí acordemos se va a convertir en doctrina para conflictos futuros", advirtió.

16
Noviembre

BRASIL

Integrantes de grupos minoritarios se movilizaron en varias ciudades de Brasil en contra del gobierno y en demanda de “un proceso de destitución” contra la presidenta, Dilma Rousseff, al igual que convocaron hace dos semanas.

La manifestación más numerosa se realizó en San Pablo donde se concentraron unas 10.000 personas en la Avenida Paulista, principal arteria de la ciudad, según cálculos de la Policía Militarizada, que demandaron una "intervención militar" para sacar al Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff del gobierno.

En Río de Janeiro un centenar de personas se congregó en la Avenida Atlántica, que bordea la playa de Copacabana, liderados por el diputado derechista Jair Bolsonaro. En las manifestaciones se corearon consignas contra el PT, que fue responsabilizado por el escándalo de corrupción que la Policía está investigando en el seno de la petrolera estatal Petrobras.

Algunos manifestantes portaban pancartas pidiendo la destitución de Rousseff y sugiriendo que se cometió un "fraude" en las elecciones del pasado octubre, que la actual mandataria ganó por un estrecho margen sobre el opositor Aécio Neves, quien reconoció su derrota rápidamente y no ha cuestionado el resultado.

Las manifestaciones fueron convocadas en una veintena de ciudades coincidiendo con la conmemoración del día de la proclamación de la República, que se celebra hoy, aunque hace dos semanas se registraron protestas en la misma línea.

El jueves pasado cerca de 15.000 militantes de movimientos sociales de izquierda y sindicalistas se manifestaron en San Pablo defendiendo consignas de Rousseff y "en contra de la derecha".

El resultado de las elecciones del pasado 26 de octubre fue el más ajustado de la reciente historia democrática de Brasil y Rousseff se impuso con un 51,63 % de los votos frente al 48,37 % de Neves.