Usted está aquí:LocalesReporte 24
22
Noviembre

22 NOVIEMBRE 2019 REPORTE24//

SE REGISTRAN CHOQUES EN BOGOTÁ Y OTRAS CIUDADES DEL PAÍS, DONDE SE DESARROLLAN MÚLTIPLES PROTESTAS CONTRA EL GOBIERNO.

En el marco de la huelga y múltiples protestas que se llevan a cabo en Colombia, en la capital, Bogotá, la Policía ha dispersado a grupos de manifestantes con gases lacrimógenos en la plaza Bolívar, centro de la ciudad.

Los manifestantes salieron a las calles desde distintos puntos de la capital colombiana para mostrar su apoyo al paro nacional. Pese a la violenta operación policial, miles de personas, de todas las edades, hicieron sonar la noche del jueves las cacerolas en apoyo a las demandas sociales.

El sonido del 'cacerolazo' se escuchó con mucha intensidad en los barrios de la Macarena, la Estrada y la Soledad de Bogotá.

En tanto, las autoridades han decretado este jueves el toque de queda en la ciudad de Cali, en el departamento de Valle del Cauca, así como en el municipio de Facatativá, en Cundinamarca, por algunos actos vandálicos y desmanes registrados.

En Medellín, se han reportado disturbios y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Según la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, unas 207.000 personas participaron de las protestas de manera "pacífica" en términos generales. La autoridad agregó que hubo 313 actividades entre marchas, concentraciones y bloqueos.

En tanto, al menos 22 personas han sido retenidas por "afectar la tranquilidad", según informó el director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa.

De acuerdo al oficial, también se reportan 37 policías heridos. Asimismo, al menos 42 personas fueron atendidas en hospitales, principalmente por "inhalación de gases y por lesiones y contusiones".

El paro nacional de este jueves ha sido convocado por sindicatos, jubilados, trabajadores y estudiantes, en oposición a un proyecto de gobierno de reforma laboral y modificación del sistema de pensiones.

Si bien las manifestaciones se desarrollaron pacíficamente desde temprano, en horas de la tarde una serie de desmanes en inmediaciones a la plaza Bolívar, motivaron la acción del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), que reprimió con gases lacrimógenos.

Según informó el periódico local El Espectador, un grupo de personas movilizadas quitó un telar que protegía el Palacio Liévano, sede de la alcaldía de Bogotá, y comenzó a arrojar piedras y botellas contra el edificio.

Minutos antes, algunos manifestantes habían montado un cerco humano para separar la muchedumbre de los efectivos del Esmad, mientras pedían que la protesta se llevara a cabo "sin violencia". "No lo hagan", gritaron algunas personas a los encapuchados que prendían fuego al mobiliario urbano.

En Bogotá, la jornada incluyó bloqueos en las estaciones del sistema de transporte público Transmilenio. También hubo enfrentamientos en las inmediaciones del Congreso nacional, donde una decena de encapuchados lanzó piedras contra la sede parlamentaria.

En redes sociales se difundió un hecho de abuso policial en medio de la tensión. Mientras efectivos intentaban detener a un joven, una mujer que buscaba protegerlo recibió una patada en el rostro de parte del uniformado.

Pasadas las 18:00 (hora local), algunas personas encapuchadas que permanecían en las inmediaciones de la Universidad Nacional, en Bogotá, arrojaron piedras contra los efectivos del ESMAD, que intentaban desalojarlos de la zona.

En otras ciudades del país también se registraron disturbios. En Cali, donde marcharon alrededor de 20.000 personas según las autoridades, el alcalde, Maurice Armitage, decretó el toque de queda a partir de las 19:00 (hora local). Y amenazó en su cuenta de Twitter: "Quienes están afuera a esa hora, pueden ser detenidos por las autoridades".

Por su parte, el secretario de Seguridad del municipio, Andrés Villamizar, aseguró que alrededor de 150 personas se dedicaron a hacer desmanes para tratar de "generar caos en la ciudad".

Sin embargo, en la mayoría de los 40 puntos del país donde hubo movilizaciones, no se registraron hechos violentos. En algunos casos, fueron los propios manifestantes los que rechazaron la presencia de encapuchados.

Previo a la jornada de protesta, el presidente de Colombia, Iván Duque, había señalado que la libertad para manifestarse estaba "garantizada", pero aclaró que el Gobierno estaría "implacable con los actos de vandalismo" .

En la mañana de este jueves, en conferencia de prensa, el mandatario declaró sobre la importancia de debatir "deberes", y señaló que "no se pueden invocar derechos para pasar por encima de los derechos de los demás".

20
Noviembre

20 NOVIEMBRE 2019 REPORTE24//

EL GOBIERNO DICTATORIAL YA NO PUEDE DESLIGARSE DE LA RESPONSABILIDAD POR LOS ASESINATOS EN UNA REPRESIÓN A UNA MARCHA PACÍFICA EN LA PROVINCIA DE CHAPARE, COCHABAMBA EN FAVOR A EVO MORALES.

El deceso de nueve seguidores de Evo Morales que participaban en una marcha pacífica en la provincia de Chapare, Cochabamba, se produjo por impactos de proyectiles de arma de fuego larga, revelaron las autopsias divulgadas por la Fiscalía boliviana, citadas por medios internacionales.

El fiscal general, Juan Lanchipa Ponce, informó que el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) realizó las autopsias médico legales a las nueve personas fallecidas en el municipio de Sacaba.

Las protestas transcurrieron el pasado viernes, durante una manifestación contra lo que los manifestantes denuncian como el golpe de Estado que sacó a Evo Morales del poder. Esa marcha fue duramente reprimida por los cuerpos de seguridad.

De uno de los cadáveres se extrajo un proyectil que será sometido a un estudio de balística. Los restantes tienen ingreso y salida de bala. Lanchipa explicó que los exámenes forenses no se realizaron la noche de las muertes por resistencia de los familiares, por lo que, con la intermediación de Defensoría del Pueblo, se logró la entrega de los cuerpos para que los estudiaran.

Los campesinos de Chapare, que apoyan a Evo Morales, quien se vio forzado a renunciar a la presidencia, intentaron atravesar el puente Huayllani, que une la ciudad de Sacaba con Cochabamba. Allí se toparon con un cerco policial que les impidió el paso, relata actualidadrt.com.

19
Noviembre

19 NOVIEMBRE 2019 REPORTE24//

EL DIMITIDO PRESIDENTE HA HECHO ESTA DECLARACIÓN A TRAVÉS DE SU CUENTA EN TWITTER.

El dimitido presidente de Bolivia, Evo Morales, a través de su cuenta en Twitter, ha declarado este lunes que "Carlos de Mesa, cómplice del golpe [del Estado] junto a [Luis Fernando] Camacho, intenta" culparle "por las 24 muertes causadas por su 'presidenta' autonombrada en 5 días", en referencia a la autoproclamada presidenta de este país suramericano, Jeanine Áñez.

"Fue él quien inició la convulsión al llamar a movilizaciones que incendiaron casas y tribunales electorales después de perder la elección", ha subrayado Evo Morales.

"El coautor del golpe que atentó contra nuestra vida, miente y dice que dejé vacante la Presidencia", ha agregado Morales, indicando que "el asilo por político no es incompatible con el ejercicio del cargo". "Mesa, Camacho y Áñez tienen miedo de que vuelva para pacificar el país porque quieren escarmentar al pueblo", ha concluido Evo Morales.

Estas declaraciones del dimitido mandatario llegan horas después de la publicación de un nuevo video de Carlos Mesa, donde el excandidato a la Presidencia por Comunidad Ciudadana trata de responsabilizar a Evo Morales por la violencia que vive Bolivia estos días. Además, Mesa sugiere que el presidente dimitido "dejó vacante el cargo en el momento en el que aceptó el asilo político" en México, por lo que, en opinión del político, "no es necesaria una reunión de la Asamblea para considerar su renuncia".

Represión en Bolivia

El día 17 de noviembre, el mandatario dimitido aseveró también en la misma red social que estas "24 muertes en 5 días" son "delitos de lesa humanidad que no deben quedar en la impunidad". En este sentido, Evo Morales exigió "al Gobierno de facto de Áñez, Mesa y Camacho identificar a los autores intelectuales y materiales" de estas muertes.

Este 15 de noviembre, el presidente dimitido le pidió a la Fuerza Armada (FFAA) ya la Policía que "paren la masacre" en el país andino, tras registrarse cinco muertos durante la represión a una protesta de cocaleros contra el Gobierno de facto.

"Pido a las FFAA ya la Policía Boliviana que paren la masacre. El uniforme de las instituciones de la Patria no puede mancharse con la sangre de nuestro pueblo", escribió Morales.

Evo Morales, quien anunció su renuncia como presidente de Bolivia el 10 de noviembre tras una escalada de tensión y violencia después de las elecciones generales, se encuentra actualmente asilado en México y mediante las redes sociales está denunciando la represión contra el pueblo boliviano por parte de las actuales autoridades del país.

11
Noviembre

11 NOVIEMBRE 2019 REPORTE24//

EL EXMANDATARIO DIJO QUE PRESENTABA SU DIMISIÓN PARA QUE CESARA LA PERSECUCIÓN A LOS DIRIGENTES SINDICALES, DEJARAN DE QUEMAR LAS CASAS DE FUNCIONARIOS PÚBLICOS Y PARA QUE GRUPOS OPOSITORES DEJARAN DE "SECUESTRAR Y MALTRATAR" A LOS FAMILIARES DE LOS LÍDERES INDÍGENAS.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha comunicado su renuncia este 10 de noviembre tras una escalada de tensión después de los resultados de las elecciones generales, que derivó en una ola de protestas y violencia en ese país sudamericano.

Previamente, tanto el jefe de las Fuerzas Armadas como el comandante general de la Policía de Bolivia habían sugerido al mandatario que dimitiera para buscar la estabilización de la nación.

"Estamos dejando a Bolivia con soberanía e independencia de Estado [...] con dignidad e identidad del pueblo boliviano", manifestó el ya expresidente de Bolivia al anunciar su dimisión desde Chimoré, en el departamento de Cochabamba.

Morales explicó que decidió renunciar con el fin de que quien fue candidato de la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, y el jefe opositor del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, "no sigan persiguiendo a mis hermanos, dirigentes sindicales", para que "no sigan quemando las casas" de funcionarios públicos y para que dejen de "secuestrar y maltratar" a los familiares de los líderes indígenas.

"No es ninguna traición", debido a que "la lucha sigue" y "somos pueblo", indicó el saliente jefe de Estado al subrayar el nivel de desarrollo que logró Bolivia durante el tiempo que permaneció en el poder y condenar que grupos oligárquicos "conspiran contra la democracia".

Evo Morales ha afirmado que es su "obligación" como primer presidente indígena y de todos los bolivianos "buscar esta pacificación" y su esperanza en que "Mesa y Camacho hayan entendido mi mensaje", tras lo cual instó a la juventud a ser "humanos con los más humildes".

"Mi pecado es ser dirigente sindical, es ser indígena. Mi pecado es, tal vez, ser cocalero", afirmó el antiguo líder boliviano: "Ahora pueden estar satisfechos Mesa y Camacho", añadió.

El vicepresidente también dimite

Al seguir los pasos de Evo Morales, Álvaro García Linera ha comunicado que se siente "muy orgulloso de haber sido vicepresidente de un indígena, de un campesino" y "siempre" le será "leal" y estará "a su lado, acompañándolo en las buenas y en las malas".

García Linera, que también ha renunciado a su cargo de presidente nato de la Asamblea Legislativa, destacó que no deseaban "restablecer el orden constitucional en base a la sangre y al fuego" y confirmó que "el golpe de Estado se ha consumado".

Poco antes, se reportó que Evo Morales abandonaría Bolivia rumbo a Argentina después de solicitar un plan de vuelo para que su avión presidencial sobrevolara el espacio aéreo de ese país, de acuerdo con la Fuerza Aérea boliviana.

Sin embargo, el implicado confirmó durante su pronunciamiento que retornará a zona del trópico de Bolivia: "No tengo por qué escaparme [...] no he robado a nadie nada", recalcó.

¿Quién presidirá Bolivia?

El artículo 169 de la Constitución de Bolivia indica que, en caso de "impedimento o ausencia definitiva" del jefe de Estado, será reemplazado por el vicepresidente y, si tampoco hay, establece la opción de que ocupe su el presidente del Senado.

Desde enero, esa persona era Adriana Salvatierra, integrante del partido político Movimiento al Socialismo (MAS) que preside Evo Morales, pero anunció su dimisión poco después del pronunciamiento del expresidente de Bolivia.

En última instancia, la Carta Magna boliviana prevé que la jefatura de Estado la asuma el presidente de la Cámara de Diputados caso en que "se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días" y su último titular, Víctor Borda, también ha renunciado como diputado.

La segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores e integrante del opositor Movimiento Demócrata Social, Jeanine Áñez, comunicó al canal Unitel que este 11 de noviembre se presentará en La Paz para "asumir formalmente la responsabilidad, siguiendo el orden de sucesión, con objeto de convocar a nuevas elecciones".

Reacciones desde la oposición

Carlos Mesa ha estimado que la renuncia de Evo Morales supone "el fin de la tiranía" y ha asegurado a través de Twitter que "nunca" olvidará "este día único".

Las autoridades electorales bolivianas indicaron que la candidatura presidencial de este aspirante no obtuvo los votos necesarios para obligar a realizar una segunda vuelta de los comicios.

Por otra parte, el dirigente opositor Luis Fernando Camacho ha calificado que la dimisión de Morales ha sido una "batalla ganada" y ha prometido que en Bolivia se reconstituirán "el orden constitucional y la democracia".

"Esto es un golpe de Estado"

Horas antes, Evo Morales convocó a nuevas elecciones generales en Bolivia "para buscar la paz", en concordancia con una sugerencia que realizó la Organización de los Estados Americanos (OEA): "Todo por la vida, todo por la patria, por la democracia y también por la justicia social", manifestó.

Sin embargo, condenó que los grupos cívicos no aceptaran el diálogo propuesto por su Gobierno y, pese a que se anunciaron nuevos comicios y se garantizó varias de sus exigencias, rechazaran "todo" y pidieran su "renuncia" porque "esto es conspirar contra la democracia, esto es un golpe de Estado".

   Evo Morales, proveniente de una familia de agricultores, fungió como presidente de Bolivia desde 2006.

   De origen amerindio (uru-aimara), se convirtió en el primer presidente boliviano de origen indígena.

   Tras su tercer mandato, permaneció en su cargo más tiempo que cualquier otro jefe de Estado en Bolivia.

Página 3 de 74