R24 EN VIVO

03
Mayo

EL B-1B LANCER, TIENE CAPACIDAD PARA PORTAR HASTA 84 BOMBAS CONVENCIONALES MARK 82 DE 250 KG, O 30 CBU-87/89/97, O ZX JDAMS. TAMBIÉN PUEDE SER RECONFIGURADO PARA CARGAR DIVERSOS TIPOS DE BOMBAS NUCLEARES, LO QUE LO CONVIERTE EN UNA TEMIBLE ARMA, CON CONSECUENCIAS INIMAGINABLES.

POR AEROM NOTICIAS/Seúl.- Corea del Norte acusó el martes a Estados Unidos de llevar a la Península Coreana al borde de una guerra nuclear, luego de que bombarderos estratégicos del Pentágono realizaran ejercicios de entrenamiento junto a las fuerzas aéreas japonesas y surcoreanas, en otra muestra de su poderío militar.

Los dos bombarderos supersónicos B-1B Lancer fueron desplegados en medio de la tensión por los programas de armas nucleares y misiles balísticos de Corea del Norte, que ha desafiado las sanciones de Naciones Unidas y la presión de Estados Unidos.

El vuelo de las aeronaves ocurrió el lunes luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, dijera que estaría “honrado” de reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en las circunstancias apropiadas y que su director de la CIA había llegado a Corea del Sur para sostener negociaciones.

Las capacidades ofensivas del B-1B incluyen un radar de apertura sintética, indicadores de movimiento de objetivos terrestres y capacidades de seguimiento del perfil del terreno, un extremadamente preciso sistema de GPS/Sistema de navegación inercial, control de aviónica, un radar de efecto Doppler y un radar-altímetro. Estas características permiten a las tripulaciones navegar perfectamente, sin necesidad de ayudas terrestres, actualizando los datos de la misión y del objetivo durante el vuelo, y le confieren una capacidad de bombardeo de precisión.

El equipamiento electrónico del B-1B de interferencias, contramedidas infrarrojas, el sistema de alerta de localización radar combinado con su bajo eco radar hacen del B-1B un avión con gran capacidad de supervivencia en ambientes hostiles. La aviónica de defensa consiste en un equipo ALQ-161A de vigilancia de radio frecuencia y contramedidas electrónicas, un alertador de cola, contramedidas lanzables (libreas antirradar chaff y bengalas), complementados con el sistema de defensa ALE-50.

El sistema de aviónica de defensa lo compone un paquete de contramedidas electrónicas, que detecta las posibles amenazas enemigas y aplica la contramedida necesaria, como los perturbadores de radares o lanza una bengala o una librea antirradar contra los misiles autoguiados hacia el avión. El equipo ALE-50 complementa al sistema a su vez dando protección contra amenazas de radio frecuencia. El bajo eco radar del B1-B es debido a la combinación de materiales radar-absorbentes unido a un fuselaje especialmente diseñado, siendo su eco radar aproximadamente el 1 por ciento del que refleja el B-52. Al igual que la aviónica ofensiva, la aviónica defensiva puede ser reprogramada en vuelo para hacer frente a nuevas amenazas u objetivos.

El B-1B Lancer, tiene capacidad para portar hasta 84 bombas convencionales Mark 82 de 250 kg, o 30 CBU-87/89/97, o ZX JDAMS. También puede ser reconfigurado para cargar diversos tipos de bombas nucleares, lo que lo convierte en una temible arma, con consecuencias inimaginables.

26
Abril

EL SISTEMA DE DEFENSA TERMINAL DE ÁREA A GRAN ALTITUD ES RECHAZADO POR BEIJING Y RUSIA Y ABRIÓ UN NUEVO FRENTE DE CONFLICTO EN LA CONVULSIONADA PENÍNSULA COREANA.

El despliegue en Corea del Sur del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés), una medida rechazada de manera contundente por China y Rusia, abrió un nuevo frente de conflicto en la convulsionada península coreana, que se suma a la escalada protagonizada por Washington y Pyongyang.

En un nuevo pico de tensión en Asia, esta vez protagonizado por China y Corea del Sur, tropas estadounidenses comenzaron a instalar hoy el escudo antimisiles THAAD, un sistema que busca interceptar posibles proyectiles norcoreanos, pese al firme rechazo del gigante asiático que durante la jornada de hoy presentó su segundo y mayor portaaviones.

Aunque las Fuerzas Estadounidenses en Corea (USFK) no han anunciado ni emitido comunicación alguna sobre la operación, un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano confirmó a la agencia de noticias EFE que la instalación ha comenzado cerca de la localidad de Seongju (centro).

Diseñado para derribar misiles a gran altura, una batería del THAAD incluye seis lanzaderas autopropulsadas (cada una con unos 50 misiles interceptores) y una unidad de control de lanzamiento y comunicaciones conectada a un potente sistema de radar de largo alcance de banda X.

Varios centenares de ciudadanos de la comarca protestaron a las puertas del recinto y tuvieron que ser contenidos por un dispositivo policial que permitió finalmente la entrada de los camiones, según informó la agencia de noticias Yonhap.

Muchos de los habitantes de Seongju, región agrícola famosa por el cultivo de melones, se muestran preocupados por la posibilidad de que su localidad se convierta en objetivo de ataques norcoreanos y también por los efectos que los potentes radares del THAAD tengan sobre su salud y sus sembrados.

El acuerdo para la instalación ocurrió en julio de 2016, entre Estados Unidos y el Gobierno de la destituida presidenta surcoreana Park Geun-hye.

Sin embargo el principal opositor al dispositivo bélico es China, que considera que el despliegue del escudo va a provocar nuevos desequilibrios en la región por la posibilidad de que desde ese dispositivo se pueda hacer inteligencia sobre las comunicaciones chinas.

"La instalación del THAAD distorsionará el equilibrio regional y provocará mayor tensiones en la península (coreana)", manifestó este miércoles el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, en una conferencia de prensa.

Geng recordó que China ha expresado a las autoridades competentes su "seria preocupación" por el despliegue de este equipo, pensado por Estados Unidos y Corea del Sur y sobre el que Beijing considera que sus potentes radares pueden utilizarse para obtener información de sus instalaciones militares.

"No ayuda de ninguna manera a la desnuclearización de la península coreana ni a la paz y estabilidad regional. También mina seriamente los intereses estratégicos de China en materia de seguridad", enfatizó el portavoz de la cancillería.

Geng urgió a Seúl y Washington a dar un paso atrás y les alertó de que el régimen comunista tomará "de manera firme" las medidas necesarias para proteger sus intereses, sin precisar cuáles.

Rusia, por su parte, adoptó una posición similar de rechazo al despliegue del THAAD y fue más allá al alertar sobre una posible catástrofe si las disputas se resuelven a través de una salida militar.

"Es evidente que las opciones militares que empiezan a mencionarse públicamente acarrearán consecuencias catastróficas para la península de Corea y el nordeste de Asia en general" consideró el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, durante una Conferencia de Seguridad realizada hoy en Moscú.

Además, el ministro ruso cuestionó al Gobierno estadounidense por no ratificar hasta la fecha el acuerdo que proscribe las pruebas nucleares.

"Es preocupante la falta de voluntad o la incapacidad de Estados Unidos y otros países para ratificar el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares", remarcó.

13
Abril

EL EX PRESIDENTE DE LA EMPRESA, MARCIO FARIA DA SILVA, DIJO QUE EL ACTUAL MANDATARIO ENCABEZÓ UNA REUNIÓN PARA EL PAGO DE SOBORNOS PARA SU PARTIDO CUANDO ERA CANDIDATO A VICE DE DILMA ROUSSEFF.

Por Corresponsal/El presidente de Brasil, Michel Temer, fue señalado por un ex ejecutivo de la constructora Odebrecht de haber encabezado una reunión en la que su Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) pidió en 2010 a esa empresa 40 millones de dólares en concepto de comisión ilegal equivalente al 5% de un contrato con la petrolera estatal Petrobras.

La afirmación fue hecha por Marcio Faria da Silva, ex presidente de Odebrecht Ingeniería Industrial, y formar parte de los videos divulgados esta semana por el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) con declaraciones de dos propietarios y 37 ejecutivos de esa compañía que acordaron brindar información clave a cambio de reducciones de penas.

La reunión, en la que hubo acuerdo entre Odebrecht y el PMDB, se llevó a cabo en la oficina que el entonces candidato a vicepresidente Temer tenía en el barrio Alto de Pinheiros, en San Pablo, según Faria da Silva.

Los videos de 39 de los 77 delatores de Odebrecht están causando estragos en la clase política brasileña, ya que los ejecutivos denuncian, a cambio de reducción de penas, cómo corrompieron a funcionarios y legisladores, o financiaron ilegalmente campañas electorales.

En esas grabaciones aparecen delatados ex presidentes como Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff, Fernando Henrique Cardoso y Fernando Collor de Mello, pero también los líderes y ex candidatos presidenciales del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, José Serra -ambos senadores federales- y Geraldo Alckmin, gobernador de San Pablo.

La denuncia de Faria da Silva, la más grave de las que afectan a Temer, se refiere a la época en que el actual mandatario secundaba a Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), en la fórmula para las elecciones presidenciales de 2010.

Por entonces, el PMDB, que es el partido más numeroso de Brasil, era sólido aliado parlamentario del PT, que gobernaba desde 2003 con su fundador y líder, Lula.

En esa época, el PMDB controlaba una dirección dentro de Petrobras que era una de las fuentes de recaudación del partido.

"Me impresioné con la naturalidad con la que ellos pedían dinero, el 3% del contrato con Petrobras", dijo Faria da Silva, quien contó que estaban en la reunión el senador Henrique Eduardo Alves y el hoy detenido Eduardo Cunha, que años después, como presidente de la Cámara de Diputados, sería el principal impulsor del juicio político que destituyó a Rousseff.

"Estaba claro que era coima, que no era un pedido de contribución de campaña, porque hablábamos sobre el porcentaje referente a un contrato", dijo el delator, que fue desmentido por un comunicado de la Presidencia de la República.

En otro de los videos divulgados por el STF, el heredero del grupo empresarial y condenado Marcelo Odebrecht afirmó que Rousseff le preguntó, tiempo después, cuando ya era presidenta, si Temer había cobrado coima por ese contrato.

Odebrecht contó que le respondió que sí, que sabía que el PMDB había cobrado algo pero que también había escuchado que una parte fue para el tesorero del PT, Joao Vaccari Neto, hoy preso y condenado por el juez Sérgio Moro.

El ex presidente de la firma que lleva su apellido agregó que a partir de ese momento, para no romper relación con ninguna de las partes, optó por dividir aún más a la presidenta de Brasil y a su vice, que venían desconfiándose.

"Entonces yo le avisé a Claudo Melo Filho, que era nuestro ejecutivo que trabajaba con el PMDB, que le dijera a Temer y a los caciques de su partido que Dilma estaba desconfiando de que se había cobrado una coima", narró Marcelo Odebrecht.

El caso fue motivo de una comisión investigadora interna de Petrobras pero abrió gran parte de la desconfianza entre la relación de Rousseff y Temer, que terminó con la decisión del hoy presidente de abandonarla y respaldar su juicio de destitución el año pasado.

En un comunicado, Temer dijo que la delación del ex ejecutivo Faria "es un mentira absoluta" y que fue llevado a la reunión por el ex diputado Cunha para una conversación "superficial".

Rousseff será investigada por el juez Moro a raíz de declaraciones de delatores que la vinculan con el conocimiento de financiación ilegal de campañas, mientras Temer deberá esperar al fin de su mandato, que vence el 31 de diciembre de 2018, para someterse a la justicia, según lo determinado por el juez Edson Fachin, instructor del caso en el STF.

13
Abril

SE TRATA DE LA BOMBA NO NUCLEAR MÁS GRANDE QUE EXISTE. SE LA CONOCE COMO "LA MADRE DE TODAS LAS BOMBAS"

Estados Unidos arrojó por primera vez en un conflicto la "Madre de todas las bombas" contra un complejo de túneles del Estado Islámico (EI) en la provincia de Nangarhar (Afganistán), informó hoy el Pentágono.

Es la primera vez en la historia que Estados Unidos utiliza la bomba GBU-43 Massive Ordnance Air Blast (MOAB), un gigantesco proyectil de unas 10 toneladas de peso, diseñado para destruir complejos de cuevas y túneles subterráneos.

Esta demostración de fuerza se suma al reciente ataque a una base aeronáutica militar siria con 59 misiles crucero y la aproximación del portaaviones Carl Vinson a las costas de Corea del Norte, y marca una nueva tónica que se inició con la presidencia de Donald Trump.

El lanzamiento, normalmente llevado a cabo por un Hércules C130, se reveló pocas horas después de tener lugar en el distrito de Achin a las 19.32 hora local (12.02 hora argentina), una premura poco habitual en operaciones de este tipo.

La provincia de Nangarhar, en el este afgano y cerca de la frontera con Pakistán, es la remota región en la que los yihadistas del EI se han asentado para ampliar su presencia en la que llaman provincia de Jorasán (parte de su autodeclarado califato).

Según la misión de la OTAN en Afganistán, Apoyo Decidido, el número de integrantes del EI en el país se ha reducido a la mitad en los últimos dos años y ha perdido más del 60 % del territorio que controlaban gracias a los operativos de las tropas, que se concentran ahora en Nangarhar.

"El bombardeo estaba diseñado para minimizar el riesgo para las fuerzas afganas estadounidenses que realizan operaciones sobre el terreno en esa zona, al tiempo que se maximiza la destrucción de combatientes e instalaciones del EI-Jorasán", explicó el Pentágono en un comunicado.

"Esta es la munición adecuada para reducir los obstáculos y mantener el ritmo de la ofensiva contra el EI-Jorasán", explicó el general John W. Nicholson, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, quien recordó que los yihadistas han estado trabajando en defensas subterráneas y búnkers.

Estados Unidos ha realizado operaciones antiterroristas en esa zona; en una de las últimas, el 8 de abril, falleció un miembro de las fuerzas especiales en combate cara a cara con los yihadistas.

El uso de la "Madre de todas las bombas", que mata con la imponente presión de aire que genera, indicaría que la zona estaba ampliamente ocupada por operativos e instalaciones del EI, sin evidente presencia civil.

El Pentágono aseguró hoy que "se tomaron las precauciones para evitar víctimas civiles", pese a que el proyectil, que es guiado al objetivo solo durante la caída, no es considerada de precisión, informó la agencia EFE.

Además, el uso de este proyectil es un mensaje de combate claro hacia el EI y sirve de muestra al mundo del poderío militar estadounidense.

Según CNN, el Pentágono ha enviado drones de reconocimiento y está utilizando satélites para cuantificar el daño y resultado del lanzamiento de la bomba.

Más de 2.500 miembros del EI murieron en combates con las fuerzas afganas desde marzo de 2016, dejando menos de 400 insurgentes en sus filas, informó a principios de este mes un vocero de las fuerzas armadas afganas.

La defensa afgana no distingue entre los talibanes y los seguidores del califato y afirman que "cualquiera que suponga una amenaza para la seguridad nacional" se convierte en objetivo militar.

Poco después de que en 2015 se confirmase la presencia de los yihadistas en Afganistán, Naciones Unidas estimó que el grupo contaba con entre 1.000 y 3.000 miembros en el país asiático.

Aunque a principios de 2016 las autoridades afganas anunciaron su derrota, no han cesado los combates entre fuerzas afganas y esta organización ni sus ataques en varias partes del país.

Su último atentado de envergadura fue perpetrado en marzo de este año contra un hospital militar en Kabul, una acción en la que perecieron 35 personas y otras 53 resultaron heridas.

Por otro lado, según la misión de la ONU en Afganistán (Unama), el año 2016 fue el más cruento para la población civil en Afganistán desde que empezó a contar los fallecidos y lesionados en 2009, al contabilizar 11.418 víctimas (3.498 muertos y 7.920 heridos).

En medio del recrudecimiento del conflicto, también las bajas entre las fuerzas de seguridad aumentaron el pasado año hasta alcanzar casi 7.000 muertos hasta noviembre, según otro informe del Inspector Especial General para la Reconstrucción de Afganistán (Sigar), del Congreso de Estados Unidos.

De acuerdo con el Sigar, el gobierno afgano sigue perdiendo terreno ante los talibanes y controla ya apenas un 57% del país.

Página 5 de 38