R24 EN VIVO

21
Diciembre

ESCÁNDALO

Unos aficionados del equipo de Núñez insultaron a Messi cuando éste se disponía a partir en la madrugada japonesa rumbo a España junto al plantel "blaugrana". Uno de los hinchas escupió a Lío, quien respondió con una trompada.

Lionel Messi terminó a las trompadas con hinchas de River Plate su periplo por Japón, donde obtuvo hoy con Barcelona el Mundial de Clubes, cuando respondió a insultos y escupitajos que le lanzaron un grupo de hinchas del equipo argentino, en un episodio que involucró a su compatriota Javier Mascherano y el entrenador "culé", Luis Enrique, en el aeropuerto Narita, de Tokio.

Unos aficionados de River insultaron a Messi cuando éste se disponía a partir en la madrugada japonesa rumbo a España junto al plantel "blaugrana".

Uno de los hinchas escupió a Lío, quien respondió con una trompada, lo que generó un revuelo en el que intervinieron algunos acompañantes del grupo de argentinos que llegaron hasta Japón para alentar al "millonario", lo que provocó que Mascherano y Luis Enrique salieran en defensa del rosarino.

El incidente tuvo lugar en el control de Inmigración, cuando los integrantes de la delegación de Barcelona estaban pasando por el arco de seguridad.

La intervención del ex River y del entrenador lograron contener el desborde y Messi pudo salir del lugar acompañado por su compañero y mejor jugador de la final del Mundial de Clubes, el uruguayo Luis Suárez. El episodio fue registrado por las cámaras de los fotógrafos enviados a Japón por el diario catalán Mundo Deportivo.

16
Diciembre

JAPÓN

El "Millonario" venció por la mínima al campeón de Japón, y clasificó al encuentro definitorio que lo tendrá como rival del vencedor entre el Barcelona de España y Guangzhou chino. El gol lo anotó Lucas Alario.  

Esta por comenzar el partido no te pierdas el minuto a minuto

El único gol del partido jugado en el estadio Nagai con la presencia de unos 15.000 hinchas riverplatenses fue marcado por el santiagueño Alario a los 27 minutos del segundo tiempo, con un certero golpe de cabeza luego de una grosera falla del arquero japonés Takuto Hayashi.

River, actual campeón de América, irá en busca del título el domingo próximo frente al vencedor de la semifinal que animarán mañana el poderoso Barcelona español, brillante ganador de la UEFA Champions League en el que descolla Lionel Messi, y el Guangzhou de China, monarca del fútbol asiático.

El equipo argentino sufrió más de la cuenta para dejar en el camino al entusiasta rival japonés, que venía de sortear dos rondas en el torneo, ante el Auckland City neozelandés y el Mazembe de Congo, que le dejaron el ánimo por las nubes pero el físico desgastado y por eso se cayó en el segundo tiempo.

River mostró dos caras, una en el primer tiempo, cuando fue inexpresivo, no tuvo profundidad y pareció frágil en defensa, sobre todo por el sector del colombiano Eder Álvarez Balanta, y pese a que tuvo mucho la pelota, careció de peso ofensivo para inquietar a un rival rápido y contragolpeador.

El planteo del entrenador Marcelo Gallardo, de tener la pelota y atacar por los costados, no resultó y para colmo quedó muchas veces expuesto en defensa, pero no recibió goles por la gran actuación de Barovero, quien permitió con tres atajadas, una de ellas espectacular, que el equipo se vaya al descanso cero a cero.

Las intervenciones de Barovero llegaron a los 26 minutos, cuando atoró bien a Yusuke Minagawa luego de una pifia de Balanta y evitó la definición del delantero, y luego a los 32 minutos cuando desvió un remate de Chajima con destino de gol.

River no reaccionaba y así Barovero mostró lo mejor de su repertorio a los 39 minutos cuando desvió con mano cambiada un remate de Minagawa y el equipo nipón se retiró frustrado al descanso, ya que no pudo cristalizar en la red su superioridad.

En la segunda etapa, los japoneses no estuvieron tan precisos y el "Muñeco" Gallardo hizo un par de cambios que le permitieron a River tener más le pelota y no sufrir más en defensa.

En ese contexto, ingresó "Lucho" González por Leonardo Ponzio, con la intención de romper las líneas con alguno de sus típicos pases milimétricos, y el uruguayo Tabaré Viudez, ofensivo y con buen cambio de ritmo, por Leonardo Pisculichi, quien repitió en Japón las actuaciones discretas que tuvo durante todo el año.

El gol de River llegó luego de una mala salida del arquero japonés ante un centro de Viudez en la ejecución de un tiro libre, que aprovechó el santiagueño Alario para facturar de cabeza en una de las pocas pelotas que tocó en el partido.

Ese gol tranquilizó a River, que tuvo más y mejor la pelota, y así pudo haber aumentado a diez minutos del final, cuando el urugauyo Rodrigo Mora falló debajo del arco luego de un buen desborde de Gabriel Mercado, uno de los mejores jugadores del equipo que debió retirarse sobre el final acalambrado.

Los japoneses agotaron los cambios y, desgastados en lo físico por la seguidilla de partidos, terminaron tirando centros inofensivos que permitieron a River controlar el juego y desatar el festejo final ante la buena cantidad de público que viajó para verlo en Japón.

River espera al finalista, que en el caso de ser el Barcelona, como todo hace presumir, le demandará un rendimiento mayor para que la final no se transforme en una utopía, ya que lo mostrado ante el Sanfrecce fue discreto.

El equipo de Núñez sufrió horrores para vencer al rival japonés, y repitió algo que ya es un 'karma' para los clubes argentinos que jugaron el Mundial de Clubes, ya que también habían padecido más de la cuenta en su momento Boca Juniors, Estudiantes de La Plata y San Lorenzo.

Boca sufrió para superar al Etoile Sportive du Sahel, de Túnez, en 2007 (le ganó apenas 1-0 con un gol de Neri Cardozo), mientras que Estudiantes terminó apretado ante el Pohang Steelers de Corea del Sur al que superó por 2-1 en 2009, y el año pasado fue San Lorenzo que trabajó a destajo para quitarse de encima al Auckland City por 2-1.

River no fue diferente, sufrió y ahora deberá alcanzar en cuatro días su mejor versión, para ir en busca de un título grande que la entidad no consigue desde 1986, cuando conquistó la entonces denominada Copa Intercontinental ante el Steaua de Bucarest.

12
Diciembre

JAPÓN

River se encuentra en la ciudad nipona, bajo la calurosa recepción de un grupo de hinchas "Millonarios" que generó la emoción del entrenador Marcelo Gallardo y sorprendió a varios integrantes del plantel, a cuatro días del debut en el Mundial de Clubes.

El equipo argentino entrenó anoche por última vez en la ciudad de Chiba (ubicada al sudoeste de Tokio) y luego de una breve charla entre el cuerpo técnico y los dirigentes, se cambió la idea original de viajar en avión, y tomaron la decisión de recorrer los 500 kilómetros hasta Osaka en el tren bala "Nozomi".

La delegación encabezada por el "Muñeco" Gallardo se sorprendió gratamente por el recibimiento en la estación de trenes Shin-Osaka, donde eran aguardados por un centenar de hinchas "millonarios" que les dieron una cálida bienvenida al club que esperaba esta oportunidad desde hace 19 años.

La última vez que River visitó Japón fue hace cuatro meses, cuando conquistó la Suruga Bank precisamente en Osaka tras arrollar al Gamba Osaka por 3-0, mientras que asumirá su primer Mundial de Clubes, ya que cuando jugó la última vez se llamaba Copa Intercontinental y le tocó perder con la Juventus por 1-0 en 1996.

En cuanto a la actividad del plantel riverplatense, en la última práctica realizada en Chiba el "Muñeco" Gallardo diagramó una formación que incluyó al experimentado mediocampista Luis González en la formación titular, con miras al debut en el torneo, que será el miércoles próximo.

Gallardo ensayó con Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonathan Maidana, Eder Alvarez Balanta y Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Matí­as Kranevitter, Leonardo Ponzio y "Lucho" González; Rodrigo Mora y Lucas Alario.

Esa formación podría ser la que utilizará el actual campeón de América el miércoles a las 7.30 (hora de la Argentina) en el partido ante el ganador del cruce que animarán mañana el Sanfrecce Hiroshima de Japón y el Mazembe de Congo, válido por los cuartos de final.

River, que ingresará al certamen directamente en semifinales, estará alojado en el Hotel Agora Regency Sakai (practicará en el centro de entrenamiento J-Green Sakai) y seguramente seguirá con atención el partido de este domingo entre japoneses y africanos del cual surgirá su rival.

En el caso de que el equipo argentino supere el debut, viajará el 17 de diciembre a Yokohama, a 480 kilómetros de Osaka, para jugar la final si es que gana el miércoles, o el encuentro por el tercer puesto, si pierde.

El gran favorito del Mundial de Clubes es Barcelona de España, con los argentinos Lionel Messi y Javier Mascherano, el uruguayo Luis Suárez, el brasileño Neymar y el español Andrés Iniesta, entre otros.

El equipo catalán jugará la otra semifinal el jueves 17 de diciembre frente al ganador de América de México y Guangzhou de China, que se medirán este domingo.

04
Diciembre

ELECCIONES EN AFA: UN PAPELON INSTITUCIONAL

Escrito por
Publicado en Deportes
Visto 907 veces

LA ELECCIÓN QUEDÓ TRUNCA POR UN BOCHORNOSO RECUENTO Y AHORA SE PROPONE UNA LISTA DE UNIDAD

Las elecciones que iban a entronizar a Luis Segura o Marcelo Tinelli como sucesores de Julio Grondona en la presidencia de AFA quedaron truncas porque un voto fue impugnado por contener un sobre dos boletas, y así el comicio realizado en el predio de Ezeiza hubiese registrado un ganador por apenas un sufragio, 38 a 37, pero decidieron pasar la Asamblea Extraordinaria a un cuarto intermedio y se anunció que durante su transcurso se analizará la constitución de una lista de unidad.

Sin decisión: Se levantó la asamblea por irregularidades en la votación

El mano a mano electoral se frustró ante los ojos de los veedores, los dirigentes, las comisiones escrutadoras y la propia Inspección General de Justicia (IGJ), quienes conformaron el grupo de siete personas que formalizaron el recuento, porque según se indicó oficialmente había "un empate en 38 sufragios cuando los que votaron fueron 75 asambleístas, y esto se debió a que en un sobre había dos boletas".

Esto generó una confusión, cabildeos, enojos manifiestos y algunos cruces exaltados entre el propio Tinelli y el representante del ascenso, Claudio Tapia.

"Esto me avergüenza, nos juntaremos en las próximas horas con Tinelli. Procuraremos una lista común.

Fue 38 a 37, pero no se sabe para quién es. Por eso pasaremos a un cuarto intermedio y nos comportaremos de acuerdo con el estatuto", estimó en primera instancia Segura, quien anunció que se buscará "el consenso, pero no serán negociaciones".

"Me resulta extraño que se haya registrado un empate en 38 votos. Esto genera molestia y fastidio. Pero no se pudo votar otra vez porque un asambleísta se tomó un vuelo (el presidente de Crucero del Norte, Julio Koropeski) y se fue, y el otro (Angel Lozano, titular de Excursionistas) se fue no se sabe muy bien por qué razón", destacó Tinelli, sentado a su lado para tratar de explicar lo que él juzgaba también inexplicable.

"Mañana nos sentaremos a hablar, pero no está planteada la unidad. Y también me parece una vergüenza y repudio que haya pintadas en la casa del presidente de Excursionistas, como así también que haya tenido problemas el de Central Ballester. Pero le dí un abrazo a Lozano por la situación que estaba viviendo", añadió Tinelli.

Con los hechos confusos y un acuerdo de cuarto intermedio conseguido a los tirones y sin que dejara conforme a nadie, sobre todo a las huestes 'tinellistas', surgió entonces el nombre de Armando Pérez, un tercer aspirante a la presidencia de AFA que en su momento no consiguió los siete avales correspondientes para ser candidato.

El titular de Belgrano, de Córdoba, le saca ventaja a otro nombre que surgió en el calor de los conciliábulos como fue el del presidente de Boca, Daniel Angelici, sobre todo porque este último tiene elecciones en su club el próximo domingo (en medio de la confusión pidió esta noche una nueva votación a mano alzada que no prosperó) y porque el primero tiene intenciones de acceder al máximo cargo en el fútbol nacional.

Y justamente Pérez fue uno de los más críticos, en diálogo con Télam, a la hora de juzgar los hechos de esta noche en el salón de futsal del predio de AFA, en Ezeiza, donde la tormenta que se había desatado poco antes de iniciarse los comicios afuera, se trasladó a su interior unos minutos más tarde.

"Esto es un bochorno para el fútbol argentino. Estoy absorto. Es algo insólito. Había siete personas contando los votos y no se pudieron poner de acuerdo. Es vergonzoso lo que pasó, pero no solamente para el fútbol, sino para toda la sociedad. Si hubiésemos votado a mano alzada terminábamos a las trompadas. El fútbol argentino no está en condiciones de votar ni en un torneo de bochas", disparó con crudeza.

En el mismo sentido fue el titular del Consejo Federal, Alfredo Derito, quien no se podía explicar "como puede ser que siete personas no se puedan poner de acuerdo. La dirigencia del fútbol es lamentable. Habría que buscar la posibilidad de generar una lista única. Un día muy triste para el fútbol argentino".

Y el broche lo puso el hijo de Julio Grondona, cuyo velatorio se realizó en el mismo salón de futsal donde hoy se desarrollaron las elecciones. 'Julito', presidente de Arsenal, admitió irse "muy triste" y pidió "que no haya elecciones otra vez para no tener que volver a este lugar".

Por lo pronto Segura anunció que su mandato, que expiraba mañana, se prolongará automáticamente hasta tanto se conozca el nombre del nuevo presidente. O sea que todo seguirá como hasta ahora. Porque el "Todo pasa" o "Aquí no ha pasado nada", dejaron un camino absolutamente incierto por delante para determinar en plazo perentorio qué será del fútbol argentino.

En tres sobres hubo dos boletas, pero en uno de ellos la duplicidad no fue detectada pese a que prácticamente cada uno de los siete recontadores tenía la responsabilidad de escrutar solamente 10. Así y todo, se equivocaron. AFA y fútbol nacional en estado puro. O impuro.