R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

15
Agosto

ESTA PLAGA DE LOS VIAJEROS QUE SE HA COBRADO MILES DE VIDAS A LO LARGO DE LOS SIGLOS HA REAPARECIDO EN ESTADOS UNIDOS EN LOS ÚLTIMOS AÑOS.

El escorbuto, una enfermedad 'de viajeros' del siglo XVIII, ha resurgido en una nación que desperdicia una cuarta parte de sus alimentos cada año, según refleja el documental 'Vitamania' del que se hace eco el portal científico Science Alert.

¿Qué enfermedad misteriosa mató a los tripulantes de Cristóbal Colón?

Encías sangrantes, dientes en descomposición, cabello cada vez más fino y fatiga crónica fueron los síntomas que llevaron a Sonny López a visitar al doctor Eric Churchill en su consulta de Springfield (Massachusetts, EE.UU.), pero no era la primera paciente con esos síntomas.

Hace cinco o seis años diagnosticaron su primer caso, que "llegó por el hospital y fue bastante dramático: una persona con un problema de salud mental que solo comía pan y queso", asegura Churchill, quien durante la película detalla que "muchas personas que tienen dificultades para obtener comida tienden a consumir abundantes alimentos altos en grasa y ricos en calorías".

"Entre entonces y ahora hemos diagnosticado entre 20 y 30 casos de escorbuto", señaló el médico.

Historia 'sangrienta'

Aunque el escorbuto es una enfermedad causada por la falta de vitamina C —que se descubrió en 1912—, ya en el siglo XVIII el médico James Lind, de la Armada británica, se dio cuenta de que los cítricos podían curar ese mal.

Durante siglos, esta terrible plaga se cobró miles de vidas de viajeros como consecuencia de la reducida variedad de alimentos durante las largas expediciones.

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MÓVIL

En el Ártico hallan buque perdido hace 150 años En el Ártico hallan buque perdido hace 150 años

En 1735, los integrantes de una expedición rusa en el Lejano Oriente a las órdenes del teniente Dmitri Ovtsin se salvaron de la muerte por escorbuto al consumir un 'caldo' elaborado con ramas de abeto —árbol rico en esa vitamina— gracias a las recomendaciones de los habitantes de la zona.

Una de sus víctimas más conocidas fue el navegante Vitus Bering, que en 1941 falleció de escorbuto junto a 28 miembros de su tripulación en una de las ínsulas que llevan su nombre: las islas del Comandante (Komandórskiye Ostrová, en ruso) ubicadas al suroeste del mar de Bering.

06
Agosto

ADEMÁS DE LOS ALARMANTES RIESGOS DE CÁNCER, UNA DIETA CON PREDOMINIO DE LA CARNE ROJA IMPLICA UN DESEQUILIBRIO DE VITAMINAS Y FALTA DE LA FIBRA.

Una nueva dieta se está poniendo de moda y sus normas son simples: comer solo carne. Un artículo publicado esta semana en la revista Popular Science pone en tela de juicio esta tendencia, que está siendo promovida por un reducido grupo de personas pero tiene cada vez más adeptos.

La carne roja es una excelente fuente de proteínas y de varias vitaminas y minerales, indica el artículo de Sara Chodosh. También nos ayuda a saciar el hambre durante más tiempo que otros alimentos. Sin embargo, su consumo excesivo implica varios problemas de salud, muchas veces descritos en los medios pero que los ideólogos de la nueva moda intentan minimizar o negar.

La autora destaca los esfuerzos del fisiculturista Shawn Baker por demostrar —en su propio cuerpo y de manera comparativa— las ventajas de una dieta 100% carnívora frente a otra baja en carbohidratos y especialmente pobre en proteínas. También recoge los argumentos del psicólogo canadiense Jordan Peterson y su hija Mikhaila. Estos promotores de la dieta carnívora aseguran que desde que se alimentan exclusivamente de carne la vida les ha cambiado.

Mikhaila afirma a sus seguidores en las redes sociales que antes tenía artritis y que ha dejado de sufrirla como consecuencia de su nueva dieta. Baker, a su vez, comentó que su tendinitis desapareció gracias a que come solo carne. Ambos dicen que la dieta carnívora actuó como una cura milagrosa para sus enfermedades y añaden que ahora se sienten menos cansados y con más energía para entrenar.

Las carencias de la dieta carnívora

El organismo humano necesita al menos 13 vitaminas para mantenerse vivo, y los seguidores de la dieta carnívora aseguran que la carne aporta todos estos elementos. Esa afirmación es cierta en parte, ya que la carne no proporciona vitamina C, vitamina E ni folato, que se obtienen de las verduras. Además, algunas vitaminas están conectadas; por ejemplo, si el organismo no recibe suficiente vitamina E, no puede aprovechar la vitamina K, que sí contiene la carne.

La carne tampoco tiene fibra, que es imprescindible en funciones como la digestión y cuyo déficit afecta el sistema inmune. Es cierto que los partidarios de comer solo carne pueden tomar suplementos vitamínicos y fibra en polvo, pero muy pocos de ellos toman estos complementos, puesto que los ideólogos de la dieta afirman que la carne aporta todos los nutrientes necesarios.

Problemas de salud

En los últimos años múltiples investigaciones, incluida una que la Organización Mundial de Salud publicó en el 2015, relacionan el consumo de carne con el cáncer de colon y varios tipos de cáncer de próstata. Ese mismo año un equipo independiente de investigadores descubrió que ciertas formas de preparación de la carne que implican su exposición a temperaturas superiores a 148°C pueden fomentar el desarrollo de cáncer de riñón.

Comer mucha carne también aumenta el colesterol en la sangre, algo que no ponen en duda los seguidores de la dieta carnívora. Sin embargo, la nutricionista Teresa Fung asegura que una persona con las arterias sanas no debería tener problemas significativos si durante unos meses experimenta una subida del colesterol.

Pero el caso es que es importante tener más colesterol HDL y menos LDL. La carne roja grasa aumenta los niveles de colesterol LDL y reduce los de HDL. El problema surge cuando una persona sufre ya enfermedades como la arterioesclerosis, que provoca que se generen placas en las arterias, que con el tiempo se van estrechando.

03
Agosto

DEL 1º AL 7 DE AGOSTO SE ESTABLECE LA SEMANA DEDICADA A LA CONCIENTIZACIÓN DE ESTA TEMÁTICA BAJO EL LEMA “LACTANCIA MATERNA: FUNDACIÓN DE VIDA”.

Amamantar es un momento único entre madre e hijo. El vínculo iniciado durante el embarazo se vivencia en esos minutos creando una conexión aún mayor de amor. Además de lograr afianzar esa unión, es una de las formas más eficaces de asegurar la salud de los niños. En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna,Fundación Barceló brinda información para concientizar sobre la importancia de fomentar este hábito con los recién nacidos.

Laleche maternacontiene más de 370 componentes específicos que inmunizan a los niñosde diversas enfermedades, volviéndose el alimento más nutritivo para ellos. Aporta toda la energía, nutrientes y anticuerpos que el lactante necesita, asegurando un óptimo desarrollo psicológico, nutricional, hormonal e inmunológico. Sus componentes protegen al niño mientras su sistema inmunitario completa su desarrollo, protegiéndolo de enfermedades como catarros, bronquiolitis, neumonía, otitis, infecciones de orina, etc. A su vez, su densidad ayuda a la fácil asimilación,previniendo incomodidades del sistema digestivo del infante, como diarrea, estreñimiento, cólicos. Además, reduce la predisposición a enfermedades respiratorias, previene alergias y favorece el correcto desarrollo de la mandíbula, los dientes y el habla.

A partir de este hábito el bebé puede percibir la voz, el olor y el latido cardiaco de su mamá, volviendo a sentir aquellos momentos de tranquilidad en los que se encontraba en el vientre. Estas sensaciones lo reconfortaránsatisfaciendo necesidades psicológicas del niño, como la proximidad y seguridad, y favorecen su autoestima y relación con la mamá.

DesdeFundación Barcelóaclaran algunos mitos sobre la lactancia materna, buscando concientizar a la comunidad:

•             Si no produzco suficiente leche no sirvo para amamantar – FALSO: muchas mujeres dejan la lactancia porque creen que su cantidad de leche es insuficiente para alimentar al bebé. Esto es un mito, el pecho produce la leche en función de las demandas del niño.La lactancia temprana, frecuente y a demanda del bebé es el mejor punto de partida para aumentar la leche materna.Aún en aquellos casos donde ésta se considere insuficiente para saciar al bebe es importante amamantar para transmitirle los anticuerpos necesarios, pudiendo complementar con leche maternizada.

•             Los pezones invertidos impiden la lactancia – FALSO: durante las últimas fases del embarazo, los pezones van cambiando. Seguramente al nacer el bebé se encuentran en condiciones de amamantar. También se pueden utilizar pezoneras, éstas se adaptan al pecho y permiten al bebé agarrarse de manera adecuada sin interferir en la producción de leche.

•             Tomar medicamentos o estar resfriado es incompatible con la lactancia – FALSO: a través de la leche materna el lactante sigue recibiendo defensas.

•             Beber más leche produce más leche – FALSO: la cantidad de leche que produce la madre depende de lo que ingiera el bebé, no del consumo de leche u otros alimentos. También suele relacionarse la falta de leche con estrés u otras patologías, es falso; la cantidad depende del consumo/vaciado del seno, no de otro factor.

•             A los 6 meses se debe retirar la lactancia:expertos de la OMS y otras instituciones pediátricas están de acuerdo en que la fecha de los 6 meses no es el límite para dejar de dar el pecho, sino el punto de partida para incorporar, poco a poco, una alimentación complementaria hasta los dos años.

Acerca de la Fundación Barceló

La Fundación Barceló no sólo es sinónimo de conocimientos científicos y académicos, sino también una herramienta de transmisión de valores, orientado a la formación de profesionales comprometidos e involucrados con la problemática actual en el campo de la salud.

La ubicación estratégica de sus tres sedes: Buenos Aires, La Rioja y Santo Tomé (Corrientes), brinda una experiencia educativa única, en la que los alumnos pueden tomar contacto con diferentes realidades sociales y sanitarias así como conocer las particularidades del sistema de salud argentino.

Actualmente, la Fundación Barceló cuenta con carreras de grado y posgrado acreditadas por la CONEAU bajo exigentes estándares de calidad. Además de los cursos a distancia y extensión universitaria que, complementados con los convenios con hospitales, universidades y otras instituciones ofrecen una amplia y enriquecedora propuesta educativa para los futuros y actuales profesionales de la salud.

barcelo.edu.ar

Facebook: @fundacionbarcelo

Twitter: @fundbarcelo

Instagram: @fundbarcelo

02
Agosto

EN EL MARCO DE LA CAMPAÑA DE DETECCIÓN ‘SACALE LA LENGUA AL CÁNCER’

·         Este tipo de cáncer se refiere a los tumores que se desarrollan en la boca, laringe o faringe. Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, consumo excesivo de alcohol y los antecedentes personales y/o familiares; últimamente cada vez se ven más casos asociados a la infección por el virus del papiloma humano (HPV).

·         Los especialistas alertan que se trata de una enfermedad oncológica que se desarrolla generalmente después de los 40 años y que algunos de los síntomas que ameritan la consulta son disfonías prolongadas, dificultad para tragar, úlceras en la boca y ganglios inflamados en el cuello.

·         En el mundo, hay casi 650.000 nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello cada año, y ocasiona más de 350.000 muertes[1].

·         Del 6 al 10 de agosto, distintos centros en el marco de la campaña ‘Sacale la Lengua al Cáncer’ harán revisación de la boca en forma totalmente gratuita.

Buenos Aires, 1 de agosto de 2018.- Los especialistas invitaron a poner el foco en el cáncer de cabeza y cuello, una condición que se presenta en la boca, laringe o faringe y que detectada a tiempo ofrece un mejor pronóstico. Sin embargo, lamentablemente, muchas veces suele diagnosticarse en forma tardía, presentando una evolución más compleja. A nivel mundial, se reportan unos 650.000 casos nuevos cada año y mueren más de 350.000 personas por su causa1.

El tabaquismo y el consumo en exceso de alcohol constituyen los principales factores de riesgo de la enfermedad y la combinación de ambos potencia ese riesgo. El virus de papiloma humano completa los principales factores de riesgo para desarrollar este tipo de tumores[2],[3] sobre todo en orofaringe (parte de la garganta ubicada detrás de la cavidad oral). Llamativamente, en los últimos años se está viendo una disminución de los casos originados por el tabaquismo y/o de alcoholismo, posiblemente atribuidos a una disminución de su consumo por una mayor concientización sobre el daño que producen. En contrapartida, se evidencia un incremento en los pacientes que lo contrajeron debido al virus del papiloma humano (HPV). Éste, por lo general, se transmite mediante relaciones sexuales orales sin protección.

Si bien en América Latina solo cerca del 25% de los casos son causados por el virus del HPV, este valor se encuentra en aumento, aunque seguramente esté lejos todavía de los que se presentan en Norteamérica y algunos países de Europa, donde es responsable de más del 70% de los casos de cáncer de cabeza y cuello.

“Históricamente, se trató de una condición más prevalente en los varones: por cada 10 de ellos que lo padecían, 1 mujer tenía la enfermedad. Sin embargo, y conforme al crecimiento del tabaquismo femenino, que se fue dando desde la década del ‘60, esta relación se fue equiparando y hoy prácticamente se ha igualado la prevalencia en ambos sexos”, comentó la Dra. Patricia Masquijo Bisio, Odontóloga, Responsable de Estomatología de la Unidad Funcional de Tumores de Cabeza y Cuello del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo - UBA.

El llamado a la acción se enmarca el Día Mundial Contra el Cáncer de Cabeza y Cuello, que se conmemoró el 27 de julio, y representa una buena oportunidad para aumentar la concientización acerca de la importancia de la consulta al especialista ante los síntomas que deberían despertar sospechas y a controlar los hábitos que pueden predisponer su aparición.

Por ese motivo, una serie de centros asistenciales se han sumado a la campaña gratuita ‘Sacale la Lengua al Cáncer’ 2018, una iniciativa que se realiza con el objetivo detectar en forma temprana tumores que se desarrollan en la boca.

Entre otros, adhirieron a la campaña, que se realizará del 6 al 10 de agosto inclusive, el Instituto de Oncología Angel H. Roffo-UBA, Capital Federal y varios otros centros de salud de la Ciudad de Buenos Aires y de las provincias de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Santa fe, San Juan, San Luis, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Allí, brindarán consultas gratuitas y sin turno previo.

Un profesional examinará la boca del paciente informará sobre los factores de riesgo. Finalmente, en caso de observar lesiones que requieran un mayor control, se le realizará el seguimiento clínico que corresponda.

El Dr. Raúl Giglio, médico oncólogo, Jefe de Oncología de la Unidad Funcional de Tumores de Cabeza y Cuello del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo-UBA, explicó que “en línea con su tarea de educación y concientización, el Instituto de Oncología Ángel H. Roffo – UBA se ha sumado a esta edición 2018 de la campaña ‘Sacale la lengua al cáncer’, convocando fundamentalmente a los mayores de 40 años, especialmente aquellos con antecedentes familiares de cáncer de cabeza y cuello que son o fueron tabaquistas y/o consumidores de alcohol, tengan o no síntomas, a que concurran en forma totalmente gratuita y destinen unos minutos de su día para descartar esta condición o en el caso de que la presenten, diagnosticarla y tratarla a tiempo”.

Entre otras manifestaciones, el cáncer de cabeza y cuello suele presentar disfonías prolongadas, dificultad para tragar, úlceras en la boca que no cicatrizan luego de 5 días, dolor, sangrado de encías, ganglios inflamados en el cuello y manchas blancas, rojas o pardas en la mucosa. Afortunadamente, cerca de 9 de cada 10 casos pueden ser detectados simplemente con la examinación de la boca por parte del especialista. Del total de diagnósticos de cáncer de cabeza y cuello, el 44% (4 de cada 10) corresponden a la boca, 33% se sitúan en la laringe y el 23% restante en la faringe1.

“Uno de los principales aliados del diagnóstico temprano del cáncer de boca es el odontólogo: se trata del contacto más frecuente entre un profesional de la salud que puede reconocer la patología y la boca de las personas afectadas. Por este motivo, es fundamental que ellos conozcan la condición para poder sospecharla y derivar al paciente con el especialista”, manifestó la Dra. Marcela Rzepka Valsangiacomo, Jefa del Servicio de Odontología del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo - UBA.

Existen diversas instancias que suelen retrasar el diagnóstico del cáncer de cabeza y cuello. En primer lugar, como los síntomas son bastante inespecíficos, los pacientes suelen minimizarlos y no consultar con su médico hasta que se ha perdido un tiempo valioso. Por ejemplo, una disfonía que dura más de 15 días.

Por otra parte, en algunos casos los pacientes sí acuden al especialista y éste no siempre identifica la enfermedad, lo que retrasa el diagnóstico temprano. Generalmente lo que sucede en estas ocasiones es que el médico le indica algún tratamiento para resolver el síntoma, y se pierde tiempo valioso.

Si no se trata, por lo general la enfermedad avanza rápidamente, comprometiendo funcional y estéticamente a las personas. Las alternativas de tratamiento, una vez diagnosticado el cuadro, incluyen una o más de las opciones entre cirugía, radioterapia, quimioterapia y medicamentos de blanco específico[4],[5].

Una vez confirmado el diagnóstico, el paciente debe ser atendido por un equipo interdisciplinario que incluya a oncólogo clínico, cirujano de cabeza y cuello y radioterapeuta, además de odontólogos, estomatólogos, psicólogos, psiquiatras y asistentes sociales. Sin embargo, en muchas ocasiones las personas tienen comorbilidades, como haber padecido un infarto, insuficiencia renal o compromiso pulmonar debido al tabaquismo. En estas ocasiones, otros especialistas pueden ser necesarios.

El Dr. Giglio subrayó que “si se detecta de manera temprana, el pronóstico es muy favorable, alcanzando una tasa de curación de entre el 75 y el 80%. Sin embargo, conforme la enfermedad avanza, este porcentaje de éxito se va reduciendo considerablemente; de allí la importancia del diagnóstico temprano”.

Entre las recomendaciones para prevenirlo, los especialistas destacan visitar al odontólogo cada 6 meses, evitar el tabaco y el exceso de alcohol, llevar una alimentación rica en frutas y verduras y mantener una buena higiene bucal.

Página 1 de 20

investlateral