R24 EN VIVO

10
Noviembre

La presidente de la Comisión de Desarrollo Humano y Salud de la Cámara de Diputados junto a la diputada Irene Dumrauf se hicieron presentes en el barrio Mapic a fin de recepcionar el reclamo de la comunidad respecto del cierre del Centro de Salud de ese lugar y el incumplimiento del gobierno provincial de construir el edificio propio para ese centro asistencial.

Dumrauf: “U$S 250.000 dólares por paredes de telgopor”

La diputada Irene Dumrauf remarcó que “Los vecinos del Barrio Mapic pertenecen en su mayoría a comunidades originarias razón por lo es necesario una intervención urgente del Poder Ejecutivo Provincial dado que es una población de alta vulnerabilidad social, es inadmisible que un gobierno con los mayores ingresos de dinero de la historia no pueda concluir la obra de un centro de salud, además hemos verificado la precaria infraestructura de la obra del nuevo centro de salud, estamos hablando de un presupuesto de casi $1 millón de pesos en el año 2010, si tomamos como referencia el valor del dólar en ese año era de $4, es decir que estábamos hablando de U$S 250.000 dólares por paredes de telgopor”.

La verdadera cara de la década ganada

Luego de recorrer el predio y tomar contacto con profesionales y vecinos, Dumrauf expresó su malestar por la situación “Esta es la verdadera cara de la década ganada, no la que nos muestran en las publicidades o nos cuentan en los discursos, hospitales cáscaras, vacíos, sin medicamentos, insumos, ropa de cama, elementos de limpieza esenciales para garantizar la higiene hospitalaria, profesionales con sueldos miserables, medicamentos para enfermedades complejas que demoran meses en llegar a los pacientes al igual que las prótesis, es un modelo que daña y engaña a quienes dice defender, a los más desprotegidos que no tienen acceso a una obra social y dependen exclusivamente de la salud pública, mientras vemos como los funcionarios de este modelo kirchnerista cuando tienen algún problema de salud recurren a prestigiosos centros de la medicina privada a los más desprotegidos los abandonan a su suerte”.  

Salom: “Han quedado desprotegidos”

La titular de la Comisión de Salud, Mariana Salom, señaló “Nos hemos hecho presentes en el lugar ante el pedido de los vecinos del Barrio Mapic alarmados por el cierre del Centro de Salud, sucede que ese centro asistencial funcionaba en un inmueble propiedad de una particular que fue adaptado hasta tanto se construya el nuevo, esa obra fue prometida hace 4 años por el gobierno provincial pero nunca se concluyó, por lo tanto la dueña, ante el reiterado incumplimiento y las falsas promesas de las autoridades provinciales, decidió cerrar su casa motivo por el cual no pudieron ingresar los médicos, demás profesionales y pacientes que han quedado desprotegidos, sin ningún tipo de cobertura de salud”.

Pedido de Informes

“Hemos presentado los proyectos 4701 y 4702/14 manifestando la honda preocupación por esta situación y solicitado al Poder Ejecutivo Provincial para que, a través de los organismos que correspondan, en relación a la Obra Centro de Salud “MAPIC” – Construcción en Resistencia, del Programa MEJOR CALIDAD DE VIDA, MÁS SALUD, mediante E23-2013-582/E, con un plazo de ejecución de 6 meses con un monto de $ 995.000,00 Contratista CARRASCO CONSTRUCCIONES SRL, Informe: a- Motivos por los cuales la obra de mención se encuentra paralizada; b- Estando paralizada hace varios meses, incluso lo ya construido comenzó a deteriorarse. Informe si existe plazo para reanudar la obra; c- Si se realizaron anticipos de fondos a la contratista o sumas en concepto de pago.

06
Noviembre

El subsecretario de Atención de la Salud, Roberto Sandoval, dio detalles sobre el funcionamiento integral del hospital de Pampa del Indio y dejó en claro que durante la actual gestión de gobierno se fortaleció la atención sanitaria en la zona con la incorporación de profesionales, equipamiento y ambulancias. “Se trata de un hospital de nivel de complejidad III que actualmente cuenta con cinco médicos en su staff permanente, más un equipo profesional itinerante que concurre en forma periódica”, informó.

Según detalló el funcionario, al personal permanente del efector se suma -cada 15 días- un especialista en ecografías que, en lo que va del año, lleva realizados 924 estudios de diagnóstico por imagen en el lugar. A la par, un equipo itinerante del Programa Médicos Comunitarios –integrado por un médico, un enfermero y un psicólogo- realiza asistencia sanitaria en terreno, todos los meses durante 15 días corridos.

“Venimos reforzando los servicios sanitarios en toda la Provincia y, sobre todo, en las zonas más alejadas de la capital provincial, por eso contamos con Programas como Médicos Comunitarios –dependiente de la Nación-, Ecografías Ambulatorias –dependiente de la Provincia-, entre tantos otros, que permiten llevar atención especializada a todo el territorio provincial”, sostuvo.

Sobre las prestaciones del hospital de Pampa del Indio, indicó que los Servicios funcionan con normalidad y comentó que recientemente se autorizaron horas guardia activas para la bioquímica del Laboratorio, a fin de garantizar que el área funcione las 24 horas. A lo anterior se suman las gestiones que está realizando la cartera sanitaria para comprar un nuevo equipo auto-analizador que permitirá procesar mayor cantidad de muestras en menor tiempo.

Es esa línea, detalló el equipamiento que fue incorporado al efector en el último año, tal como tres luminoterapias, tres nebulizadores, un ecógrafo, una estufa esterilizadora, seis balanzas pediátricas, un sillón de extracción, un baño termostático y equipos de calefacción. También se adquirieron computadoras y una fotocopiadora -por gestión del propio director del establecimiento-; y está próximo a comprarse un nuevo autoclave para el Servicio.

“Es un hospital que fue inaugurado en el año 2008, por lo que es relativamente nuevo, no obstante ello se realizaron refacciones y tareas de mantenimiento hace poco tiempo para que el efector funcione en las mejores condiciones posibles”, afirmó Sandoval.

Además, señaló que el establecimiento sanitario cuenta con un parque automotor integrado por cuatro ambulancias, dos de la cuales tienen sólo un año de antigüedad; y que la provisión de medicamentos e insumos se realiza “en tiempo y forma” a través del Programa Remediar+Redes y del Ministerio de Salud Pública provincial.

Nuevos CAPS y radios

Por otra parte, Sandoval no olvidó referirse a los nuevos Centros de Salud que se están ejecutando en los poblados lindantes, lo que permitirá descomprimir la atención en el hospital en lo que respecta a tareas de atención primaria de la salud (APS). Se trata de tres CAPS que se están ejecutando a través de la Subsecretaría de Proyectos y Programas Especiales del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.“Está próximo a inaugurase”.

04
Noviembre

¿Qué es la sigmoiditis?

Escrito por
Publicado en Salud
Visto 1289 veces

La afección que padece la presidenta Cristina Fernández se presenta a través de una inflamación del colon. Requiere solamente de una dieta y medicación.

Cristina ingresó al Hospital Otamendi por un cuadro febril

Los médicos le diagnosticaron sigmoiditis a la presidenta Cristina Fernández, razón por la que está internada en el sanatorio porteño Otamendi. Pero ¿qué es la sigmoiditis?

Se trata de una inflamación o infección de la parte del colon llamada sigmoide. Presenta divertículos, que son pequeñas (y muy comunes) hernias de la pared interna de órganos ubicados en el intestino grueso. Cuando aparecen, crean surcos donde pueden alojarse las bacterias, lo que provoca finalmente la inflamación.

Los síntomas de esta afección son:

Dolor severo en el abdomen, sobre todo en la parte inferior, y fiebre.

El diagnóstico de la sigmoiditis se logra a través de un análisis de sangre, que después se ratifica con un escaneo, que es la forma definitiva de detección.

¿Cómo sigue ahora en más la salud de la Presidenta?

- Una vez que se le detectó la inflamación, Cristina inició un ayuno de varias horas, luego de lo cual se le suministraron medicamentos, que deberá continuar bajo tratamiento durante diez días.

- También forma parte del tratamiento una dieta durante esos diez días.

- Se deben evitar los alimentos ricos en fibras como las verduras, las frutas, el pan, la leche y los productos lácteos.

- Los alimentos permitidos son carne, pescado, pastas, arroz y cereales, productos azucarados y quesos cocidos.

- Algunos alimentos pueden ser consumidos siguiendo unas determinadas normas de preparación. Las comidas también se deben tomar con un horario regular y es necesaria una hidratación adecuada.

17
Octubre

La falta de adherencia al tratamiento es uno de los principales factores que aumentan la mortalidad por causas cardiovasculares.

Baja actividad física, exceso de peso, colesterol elevado y la falta de control de la presión arterial son los factores que atentan contra la salud del corazón de los argentinos. Y es que, según datos oficiales, en 2011 las enfermedades cardiovasculares representaron en la Argentina el 30% de todas las muertes, lo que significa que continúa siendo la principal causa de mortalidad, por encima del cáncer (19%), las enfermedades respiratorias (15,6%) y las enfermedades infecciosas (4%).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) fijó como meta para 2025 una reducción del 25% en la mortalidad por enfermedades no transmisibles (iniciativa 25 x 25), un objetivo que según los especialistas sólo podrá ser alcanzado combatiendo los principales factores de riesgo como la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo, la mala alimentación y la hipertensión arterial.

“La reducción de la mortalidad cardiovascular planteada para el 2025 sólo puede ser encarada contemplando la modificación de sus determinantes múltiples. En forma esquemática la mitad de esta reducción debería surgir de los logros en la prevención cardiovascular y la otra mitad del tratamiento adecuado de las patologías instaladas”, aseguró el doctor Carlos Tajer, presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología y presidente del Comité Organizador del 40° Congreso Argentino de Cardiología.

“La Argentina cuenta actualmente con cifras de las encuestas de factores de riesgo que muestran una tendencia positiva en la reducción del consumo del tabaco, y un mejor conocimiento de la presión arterial y los niveles de colesterol. No obstante, otras fuentes nos indican que la mitad de las personas con presión elevada no son tratadas y una cuarta parte recibe tratamiento inadecuado. Lo mismo ocurre con el colesterol elevado en personas de alto riesgo. Argentina está trabajando pero a pasos todavía muy lentos”, refirió Tajer.

Efectivamente, la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) de 2013, advierte que 6 de cada 10 personas registraron exceso de peso y 2 de cada 10, obesidad. En 2013 aumentó un 42,5% la prevalencia de obesidad respecto del 2005 (14,6% a 20,8%), con un incremento menos significativo desde 2009. A su vez, la baja actividad física se evidenció en 1 de cada 2 personas, con lo cual se mantuvo estable con relación a 2009. Entre los datos favorables, entre 2009 y 2013 disminuyó el porcentaje de población que agrega siempre sal a las comidas después de la cocción o al sentarse a la mesa, del 25,3% al 17,3%.

Respecto del tabaquismo, el relevamiento señala que 1 de cada 4 personas afirmó consumir tabaco en la actualidad, aunque se vio que la exposición habitual al humo de tabaco ajeno descendió progresivamente entre los tres relevamientos (52% en 2005, 40,4% en 2009 y 36,3% en 2013). La exposición en lugares de trabajo en tanto, bajó del 34% al 25% y en bares/restaurantes del 47,2% al 23,5% entre 2009 y 2013.

Además, 8 de cada 10 personas (varones mayores de 34 años / mujeres mayores de 44 años) se midieron alguna vez el colesterol plasmático. Sin cambios respecto de la ENFR 2009. De los que se controlaron, un tercio manifestó tener colesterol elevado. La Encuesta nacional también mostró que 9 de cada 10 adultos se controlaron la presión arterial en los últimos 2 años, proporción mayor a la registrada en 2009, aunque la prevalencia de hipertensión (entre quienes se controlaron) se mantuvo estable.

Según Tajer, el plan “Remediar + Redes”, uno de los proyectos más ambiciosos que a través de fondos internacionales provee de medicamentos sin cargo para hipertensión y colesterol elevado en personas de alto riesgo de la red de atención pública, “ha tenido una expansión mucho más lenta de lo que se esperaba”.

Para el doctor Pablo Perel, consejero científico senior de la Federación Cardiológica Mundial (WHF sus siglas en inglés) “como entidad líder internacional en el cuidado de la salud cardiovascular, la WHF trabaja codo a codo con sus más de 200 miembros, no solo para destacar que la enfermedad cardiovascular es una enfermedad prevenible en gran medida, sino también para ayudar a facilitar acciones de peso a nivel país. Nuestra prioridad es concentrarnos en la prevención secundaria: en el control de la hipertensión y del tabaquismo; temas que, a nuestro entender, tienen mayor incidencia en la reducción de la mortalidad prematura a nivel mundial en el mediano plazo”.

De acuerdo al Estudio Prospectivo de Epidemiología Urbana y Rural (PURE, por sus siglas en inglés), del que participó Argentina y que abarcó datos relevados entre 2003 y 2009 sobre más de 150 mil personas de entre 35 y 70 años de 17 países de diferentes ingresos económicos, entre los 7 mil pacientes relevados a nivel local se halló que el 50% tenía hipertensión arterial. Lo que es aún más preocupante: de ellos, apenas el 15% tenía su enfermedad controlada. Además se vio que de cada dos hipertensos, uno ignoraba que padecía esta afección, por lo que ni siquiera se trataba. Inclusive, entre los pacientes que sabían que eran hipertensos, si bien el 80% se encontraba bajo tratamiento, apenas 4 de cada 10 lograba un control efectivo de su presión arterial.

De acuerdo al presidente de la SAC, uno de los obstáculos más notables para la reducción de la mortalidad cardiovascular tal como propone la OMS para el año 2025, aun en pacientes con enfermedades conocidas, es la falta de adherencia a los tratamientos farmacológicos adecuados.

“Los fármacos que se indican luego de un infarto o una angioplastia prolongan la vida en más de diez años y disminuyen nuevos ataques en un 80%. Estudios en la Argentina han mostrado que la mitad de los pacientes a los seis meses de haber sufrido el ataque cardíaco ya no toma ninguno de estos medicamentos, motivado por una suma de factores entre los cuales está el acceso económico”, aseveró Tajer.

De acuerdo al profesional, si bien muchas de estas medicaciones son muy económicas y la red pública las brinda gratuitamente, aún no se ha solucionado este complejo problema. “Se han logrado mejoras con estímulos a los médicos, sistemas de cuidado integrando enfermería para llamar a los pacientes, sistemas de e-health (recuerdo a través de celulares) y otros, pero la falta de adherencia todavía es alta. Para poder llegar a la meta prometida deberemos acelerar los procesos de expansión de los planes de controles de factores de riesgo y mejorar los estándares de calidad de las prestaciones para pacientes”, sostuvo.

Por otra parte, respecto del tratamiento adecuado de la emergencia cardiovascular, las cardiopatías crónicas y la insuficiencia cardíaca, indicó que “estamos todavía lejos de una estrategia coordinada y de adecuada calidad. Por eso, esperamos que el Registro Permanente de Enfermedades Cardiovasculares, emprendimiento conjunto del Ministerio de Salud de la Nación, la Sociedad Argentina de Cardiología y la Federación Argentina de Cardiología, tenga un fuerte impacto en este sentido. Este Registro nos permitirá el diagnóstico de una serie de obstáculos, la instrumentación de correcciones y su evaluación permanente”.