R24 EN VIVO

04
Febrero

El Ministerio de Salud Pública informa que concluyeron con éxito las actividades en los primeros dos destinos del operativo sanitario integral que se está ejecutando desde el 19 de enero, en diferentes zonas de El Impenetrable. Es así que durante 14 días de intenso trabajo, el equipo profesional dispuesto en cinco camiones del Programa Nacional de Equidad Sanitaria Territorial, realizó 35.771 prestaciones a un total de 27.323 pacientes provenientes de zonas urbanas y rurales de Taco Pozo y Los Frentones.

El ministro de Salud Pública, Jaime Parra Moreno, acudió al cierre en Los Frentones y junto al intendente Pedro Paoletti, recorrió los consultorios móviles para observar las prestaciones y charlar con los profesionales y pacientes. Este fue el caso de la joven odontóloga Belén Piedra, quien luego de terminar una extracción dentaria, comentó: “En estos operativos se nos presentan casos que son muy difíciles de observar en la parte privada; es decir, aquí se obtiene una gran satisfacción personal por ayudar a los que más necesitan, a la vez que se accede a un inigualable crecimiento profesional”.

En el móvil de diagnóstico por imagen, la radióloga Natalia Bruno -que se disponía a concretar una mamografía a Rosa, una paciente oriunda de Río Muerto- se mostró agradecida por ser parte del operativo y señaló que “con estas actividades en terreno se pueden realizar los controles necesarios a mujeres que no acuden con frecuencia a los servicios de salud”. Contó que su hija está transitando el quinto mes de embarazo y que no quiso desaprovechar la oportunidad de acceder a esta atención especializada; es así que en ese preciso momento la joven se encontraba en el consultorio contiguo, siendo examinada por una obstetra.

Por último, en el camión oftalmológico, los funcionarios observaron el proceso de elaboración instantáneo de un nuevo par de lentes, destinado a un paciente que sólo unos minutos antes había sido diagnosticado. Allí, el oftalmólogo Ramiro Abdala informó que en el transcurso del operativo se entregaron 1281 anteojos nuevos a los pacientes que los necesitaban para mejorar su calidad de vida.

Según consta en el informe preliminar, en el área de Enfermería se realizaron 18.771 prestaciones; en Oftalmología otras 5.466; en Odontología 3.149; en Clínica 1.040; en Pediatría 1.124; en Cardiología 631; y en Obstetricia 1.501. A lo anterior se suman 828 mamografías, 782 recetas de farmacia, 1.988 estudios de Laboratorio y 491 de Rayos X.

“Con un trabajo articulado entre Nación, Provincia y Municipio, garantizamos la atención sanitaria a todos los habitantes de la Provincia”, afirmó Parra Moreno, antes de agregar que “desde el Gobierno bregamos por mejorar la calidad de vida de todas las personas y con estos operativos se pone especial atención en aquellas personas que viven lejos de los hospitales”. Detalló que la planificación del operativo incluye la afectación de medios de movilidad para trasladar a los pobladores de parajes aledaños hasta los consultorios móviles.

Por su parte, el intendente agradeció al ministro por su visita y transmitió la “alegría de la gente” por el trabajo que realizan los profesionales a través del Programa Nacional en Los Frentones. “Este operativo cuida la salud de las personas que más lo necesitan; cuando hablamos de políticas sanitarias, estamos hablando de esto, de una verdadera inclusión social”, argumentó.

15
Enero

CADA VEZ SON MÁS FRECUENTES LAS COMPLICACIONES OCASIONADAS POR PERFORARSE LA BOCA. EN ESTA NOTA, LOS RIESGOS MÁS FRECUENTES.

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid realizó un estudio recientemente sobre las complicaciones que sufren las personas que llevan piercings en la boca y ha constatado que el 72% ha sufrido alguna molestia posterior a su colocación.

"Muchas personas llevan piercings en la boca sin saber que pueden provocar multitud de perjuicios para la salud bucodental", aseguró José Andrés Sobrino, Profesor de Odontología de la URJC y uno de los responsables de la investigación.

Las más frecuentes son:

Dolor e inflamación

Entre 6-8 horas después de una perforación lingual los tejidos circundantes empiezan a inflamarse, incrementándose el proceso durante los 3-4 días siguientes.

En casos extremos, si la la lengua se inflamada excesivamente puede bloquear las vías respiratorias y causar dificultad para respirar.

Hemorragia prolongada

La lengua es un órgano muy vascularizado, lo que significa que tiene muchas arterias y venas por lo que las hemorragias son frecuentes durante y después de la perforación.

Si la aguja atraviesa un vaso sanguíneo durante la colocación del piercing, puede producir una hemorragia que sea difícil de controlar y causar una pérdida importante de sangre.

Recesión gingival

Una de las complicaciones más importantes y frecuentes es la recesión gingival que implica la inflamación de las encías.

La retracción de las mismas puede alcanzar hasta entre 2 o 3 mm o pueden incluso alcanzar la unión mucogingival, produciendo la movilidad y posterior pérdida de los dientes afectados.

Este tipo de lesiones se producen en casi la mitad de los portadores de piercing en la boca.

Alteración del gusto

La lengua es un órgano inervado que tiene tres tipos de nervios los que regulan la sensibilidad general, los responsables de las sensaciones gustativas y los motores.  Por consiguiente al hacer una perforación se corre el riesgo de lesionar algún nervio y como consecuencia alterar el sentido del gusto o la función motora según cual se afecte.

Este tipo de lesiones son más frecuentes con los piercing dorsolaterales que con los dorsoventrales.

Fractura dentaria

El contacto del piercing bucal puede fracturar los dientes y romper restauraciones, como las coronas o las fundas y es más frecuente de lo que puede parecer ya que los que se lo colocan tienden a jugar con él, empujando el metal contra los dientes lo que suele ser causa de huecos interdentales y otros problemas.

15
Enero

El subsecretario de la Salud, Roberto Monzón, salió al cruce de las declaraciones vertidas por dirigentes de la Unión del Personal Civil de la Provincia (UPCP) acerca de la situación del hospital “Julio C. Perrando” y llamó a priorizar el “diálogo racional”.

En la ocasión, destacó las inversiones realizadas por la actual gestión sanitaria, las que incluyen reparaciones edilicias, compras de medicamentos e insumos, incorporación de equipamiento, entre otras.

“En los seis meses de la actual gestión ministerial se invirtió más de un millón de pesos en refacciones edilicias en el Perrando; esto se puede observar en los arreglos realizados en las Pastillas 4, 6 y 9 y en el Servicio de Rehabilitación, además de la renovación integral del sistema eléctrico del sector de Estadística”, informó el funcionario.

Indicó, también, que en los próximos meses se ejecutarán nuevas restauraciones edilicias que serán financiadas con recursos nacionales; dichas obras estarán contempladas en un informe técnico del Área de Arquitectura Hospitalaria que permitirá dar continuidad al plan integral de refacciones del efector.

En esta línea, señaló que en el Perrando se presentan determinadas fallas en forma periódica como consecuencia del desgaste natural que sufre el inmueble y el mobiliario, tanto por el uso como por la antigüedad; por eso, dejó en claro que “se está en constante contacto con las autoridades hospitalarias para intervenir y reparar las cosas que hagan falta”.

“Estamos en conocimiento permanente de la situación edilicia del efector y trabajamos en eso”, dijo Monzón, antes de anticipar que en poco tiempo se inaugurará la tercera sala del Área de Neonatología, lo que posibilitará disponer 15 camas más para el Sector.

Haciendo mención a las obras que atañen al Área de Estadísticas, el subsecretario informó que se renovó la instalación eléctrica completa y adelantó que se reemplazarán las estanterías de maderas por otras metálicas y que se repondrán todas las computadoras del área de Atención al Público.

Inversión en insumos y equipamiento

En referencia a los insumos, Monzón indicó que uno de los beneficios de la gestión fue lograr que el hospital no deba realizar compras de insumos, medicamentos y descartables. “Esto da cuenta de que las gestiones administrativas se están realizando en tiempo y forma, lo permite que el efector reciba los insumos correctamente sin tener la necesidad de ocupar sus fondos para dicha adquisición”, agregó.

Con mismo énfasis, el funcionario desmintió el retraso en pagos a proveedores: “realizamos los pagos de forma regular, son algunos proveedores los que tienen problemas en la reposición de los insumos por falta de stock”. Así, dejó en claro que algunos elementos de trabajo no se están pudiendo adquirir únicamente por falta de disponibilidad en el mercado interno.

El subsecretario aseguró que el sector de Diagnóstico por Imagen presta atención con “total normalidad” y desmintió el faltante de insumos como películas radiográficas y líquidos de contraste -tal como lo denunció el dirigente sindical-. Asimismo, afirmó que el acondicionador de aire del área funciona correctamente.

Por otro lado, explicó que los seis quirófanos del hospital se encuentran funcionando correctamente y recordó que se recientemente se entregaron tres mesas de anestesias de última generación y monitores multiparamétricos.

“Desmiento que en algún momento haya funcionado un sólo quirófano”, aseveró y comentó que sólo se presentó un inconveniente con un acondicionador de aire que hoy mismo está siendo reparado por una empresa contratada. En esta línea dio a conocer que, además, la firma se encuentra realizando las reparaciones de aquellos artefactos que presentan algún tipo de desperfecto técnico.

A la par, aseguró que “desde que no hay paros en el área de quirófanos aumentaron un 70 por ciento las cirugías; es decir, actualmente se llevan a cabo por mes un promedio de 800 operaciones entre programadas y de urgencias”.

Diálogo racional con los sindicatos

Finalmente Monzón reiteró que “el Ministerio de Salud Pública está abierto al diálogo permanente con los gremios”. En esa línea, no dudó en afirmar que “esta gestión siempre recibió a los referentes gremiales y demostró interés en solucionar las demandas de los trabajadores; sin embargo, sus funcionarios no estamos dispuestos a soportar presiones ni extorsiones por parte de los dirigentes”.

06
Enero

En la edición del domingo 4 de enero Clarín publicó un reportaje a Jeffrey Sachs, economista del FMI. Trabajó en Bolivia, entre otros países de la región. Sachs obtuvo fama mundial. El economista fue el invitado estrella a una conferencia sobre las perspectivas de la región que organizara el Fondo Monetario. Dijo: “guardo grandes recuerdos de los años que trabajé en el FMI y en la región”. Sostuvo que sobre la base de los mecanismos de mercado los gobiernos deben implementar sus políticas de desarrollo y que cayó la desigualdad en América Latina en esta década por las políticas en educación y programas, como las bolsas alimentarias, que mejoraron la nutrición y la salud de los países. Señaló que los sistemas tributarios permitieron transferir ingresos que garantizaron el acceso universal de sus poblaciones a la educación, a la nutrición y a la salud, que hizo que los chicos que nacieron en hogares pobres tuvieran una oportunidad en la vida. El titulo de la nota referida es el que tomamos para el seguimiento del calvario del niño qom Néstor Femenía, y es notablemente paradojal por el medio y por el entrevistado.

La familia de Néstor

La familia Femenía actualmente vive en el Lote 39, que depende del municipio de Villa Río Bermejito, cuyo intendente Lorenzo Heffner fue denunciado -en su momento- por racismo. Antes vivían en el paraje Paso Sosa, en la propiedad comunitaria que es de titularidad de la Asociación Meguesoxochi, en pleno Interfluvio. Claudio Femenía, papá de Néstor, es de Bermejito, mientras que la familia de la mamá Rosana vive en Espinillo. Andaban de un lugar para otro producto de las necesidades, de los avatares del clientelismo políticos y del manejo del monte nativo por parte de Zenón Cuellar, presidente de la Megue, que se dedica a vender el monte de algarrobo, hasta su exterminio, a los explotadores forestales de J.J. Castelli y Pampa del Indio, que depredan con el auspicio de la Dirección de Bosques.

El niño qom se escapa

La abuela de Néstor seria la que lo contagió. Ella aparentemente se curó de tuberculosis. A Néstor le habían detectado que contrajo tuberculosis antes de que su caso saliera por los medios de comunicación. Desde el hospital de Bermejito transmitieron a los padres del niño qom que debían traerlo a dicho establecimiento sanitario. Por causas o razones históricas y actuales complejas, que componen un cuadro de notable disfuncionamiento del sistema público de El Impenetrable, Néstor no llegó al hospital sino únicamente al médico indígena. Cuando la tuberculosis se agudizó, lo llevaron al hospital de Bermejito. Cuando ingresó estaba “re mal”, según los testimonios recogidos. Lo atendió la Dra. Miriam Benítez, quién forma parte del plantel de médicos desde hace muchos años y que integra el lote de responsables del “extermino continuo, sistemático y silencioso” que el Defensor del Pueblo de la Nación afirmó que se producía en El Impenetrable en el año 2007, cuando inició un juicio ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación contra los gobiernos de Argentina y de Chaco por violación de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, vigentes en la Argentina desde el año 2004.

La Dra. Miriam Benítez quiso derivar al niño qom a un centro de mayor complejidad y se encontró con una cerrada negativa del sistema. La Benítez, en vez de intervenir activamente para curar al niño, se mantuvo impasible tras el argumento de que “se hiciera la voluntad de los padres”, a pesar de los cuestionamientos que se le formulara en el hospital. O sea que repetía la misma conducta que se desplegaron en otros casos similares. No hicieron nada, aún sabiéndose que el niño qom se agravaría si no se lo atendía en ese momento. 

Cuando se conoció el caso de Néstor por los medios de comunicación, rápidos de reflejos, desde Bermejito se lo derivó al hospital Güemes de Castelli, que es el más importante y de mayor complejidad de la zona sanitaria V. Se lo internó en tal establecimiento. Días después, por las mismas causas o razones históricas y actuales que fracturan la convivencia entre las comunidades indígenas y el mundo blanco, fundamentalmente en lo que es asistencia social y sanitaria, en las que prevalecen el doble estándar de atención y de discriminación que desembocó en un funcionamiento caótico y deshumanizado de la salud pública, los padres y Néstor “se escapan del hospital sin terminar el tratamiento” según argumenta el sistema,       que  permaneció imperturbable, teóricamente  respetando la “voluntad de la familia”. La vuelta del niño qom a su lugar pobre, sin comida nutritiva, sin ambiente sano, sin tratamiento contra la tuberculosis y sin la intervención del sistema socio-sanitario, inexorablemente derivó en un agravamiento de la tuberculosis y de la desnutrición que victimizó al niño.

Cuando Néstor cursó un estado de gravedad extrema, nuevamente desde el hospital de Bermejito se lo derivó al Güemes de Castelli. De allí “vuelven a escaparse”, sostiene el sistema, por lo que nuevamente se interrumpió el tratamiento contra la tuberculosis abierta y altamente nociva por el historial cursado por el niño qom; sin embargo, la documentación médica enviada al Pediátrico de Resistencia referencia que el tratamiento anti-tuberculosis fue seguido regular y puntillosamente.

Paradójicamente, en los hospitales de Bermejito y de Castelli se preguntan ¿por qué se escaparon y no se quedaron hasta terminar el tratamiento? Salvo una persona que entiende, que sabe que las comunidades indígenas tienen sus propias creencias sobre la salud humana y, especialmente, sobre las causas ancestrales de la tuberculosis y del Mal de Chagas, a lo que se suman los prejuicios de la medicina blanca, la discriminación y la inexistente atención primaria de la salud, lo cierto y concreto es que el sistema sanitario hace agua en el trabajo en terreno, que sobresale por su falta de compromiso, desorganización y deshumanización. Se agrega al cuadro de anti-salud la pésima implementación del sistema de asistencia social, a pesar de que los padres de Néstor perciben pensiones no contributivas y reciben caja alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social de la  Nación.

En terapia intensiva

Cuando el niño qom Néstor Femenía ingresó el 19 de diciembre del año pasado al Hospital Pediátrico de la ciudad de Resistencia cursaba una aguda neumonía vinculada con la tuberculosis y con la desnutrición, de viejas datas, que acarrea a costa de su salud y vida. El martes 30 de diciembre se le efectuó una punción para extraerle líquido que rodeaba el corazón del niño, que le provocaba una notable insuficiencia cardíaca, que determinó que fuera asistido por respirador artificial y química. A la punción le siguió el primer paro cardíaco, del que pudo salir.

El sábado 3 de enero se agravaron los marcadores del pibe, colocándolo en situación de colapso generalizado, a tal punto de que el 70 % de sus órganos vitales se encontraban invalidados, o sea que no funcionaban o lo hacían mínimamente producto de la asistencia química brindada en la unidad de terapia intensiva. Ese día, aproximadamente a las 14 horas, Néstor hizo un shock refractario que desembocó en un segundo paro cardíaco. Salió del trance por la eficiente asistencia de las dos médicas de guardia de UTI. Le propinaron adrenalina y un largo proceso de reanimación, al cabo del cual Néstor sobrevivió. Fue tan grave el riesgo de vida que la médica de guardia, Maria Soledad Ramos, informó a la mamá de Néstor que era inminente su fallecimiento.

Néstor enfermó y puede morir por injusticia social

El analfabetismo, la pobreza y el hambre son los agentes causales de una enfermedad que sufre gran parte del pueblo qom. La desnutrición, con sus secuelas irreversibles, la mortalidad infantil, la desesperanza, el descreimiento y la marginalidad son los efectos directos. Estos son los síntomas principales de la tuberculosis, que es la más extendida pandemia de la historia, en la que la violencia social e institucional son sus signos más destacados. Su nombre total es injusticia social. Sin embargo, esta injusticia no es mencionada en ningún tratado de medicina, como tampoco en la actual doctrina de seguridad social que ejecutan los gobiernos, a pesar de que Perón construyó la doctrina justicialista sobre la base de la justicia social, que doctrinariamente fue introducida en la Argentina en 1907, a través de la obra póstuma de Joaquín V. González, que tomó como fuente la doctrina social europea de la época.

En definitiva, Néstor Femenía es un claro ejemplo de injusticia social. El niño qom, como muchos de los pibes de nuestro país, nació muerto porque la injusta sociedad en la que le tocó nacer así lo determinó mucho antes de su nacimiento. En un planeta que produce alimentos para 12 mil millones de personas, mientras los habitantes superan escasamente los 7 mil millones, paradójicamente cada 4 segundo muere un ser humano de hambre. De ellos, más del 50% son niños. Las cifras son de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el planeta mueren de hambre 25 mil personas por día. Más de 12 mil quinientos son los Néstor Femenía.

En el caso de este niño qom la tuberculosis es casi una trágica anécdota en su vida, al igual que los derrames en sus serosas, los paros cardíacos, la insuficiencia renal y hepática que cursa, como lo sería una infección respiratoria, una diarrea estival, una miocardiopatía chagásica. La causa de muerte es uniforme a todos los Néstor Femenía. Su nombre es injusticia social porque si Néstor sobreviviera cabría preguntarse qué será de su vida o sobrevida, con las secuelas que inexorablemente le dejará la extrema desnutrición que presenta y las enfermedades que acumuló en vida, que hace que hoy el 70 % de sus órganos vitales estén severamente afectados, además del posible daño cerebral que podrían haber provocado los paros cardíacos. Ni hablar de las escasas chances de vida que tiene por el pronóstico negativo que cursa día a día.

Al momento de entregar este documento, el niño qom está inerte en UTI. Le suspendieron el goteo de leche porque rechaza. El riñón no funciona, ni impulsado por químicos. Cursa un cuadro gravísimo. 

FUENTE: CENTRO NELSON MANDELA 

investlateral