R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

27
Septiembre

 

JUEVES 27 SEPTIEMBRE 2018/

PODRÍA TENER APLICACIONES TERAPÉUTICAS, YA QUE PARALIZA EL PROCESO QUE DESENCADENA LA ENFERMEDAD.

Un grupo de investigadores liderados por la Universidad Autónoma de Barcelona ha conseguido identificar una molécula, denominada SynuClean-D, que paraliza el proceso que desencadena la enfermedad de párkinson e incluso la revierte.

Aunque no quiere dar falsas esperanzas a los pacientes, el catedrático y coordinador del proyecto, Salvador Ventura, explica a este medio que lo que han hallado "estamos convencidos de que merece mucho la pena". Para ejemplificarlo, afirma que en su caso particular lleva más de 22 años investigando y que no ha tenido "nunca en las manos algo así".

De momento se trata de una fase muy inicial de la investigación, pues los ensayos se han estado realizando en gusanos 'Caenorhabdiis elegans'. Sin embargo, se trata de un gran avance para una enfermedad que hasta la fecha no tiene ninguna cura, tan solo se ha conseguido ralentizar. Además, los medicamentos que hay en la actualidad, que son sintomáticos, dejan de funcionar al cabo de algunos años.

Una proteína con futuro

A partir de los 65 años, entre el 2 y el 5% de la población mundial padecerá párkinson. Por eso, investigaciones como esta son tan importantes.

Lo que los investigadores saben hasta ahora es que hay una proteína que se agrega (se empieza a unir a sí misma) en las neuronas dopaminérgicas en forma de fibras amiloides. Y es este proceso el que desencadena el comienzo de la enfermedad neurodegenerativa.

Precisamente, "la idea es que si paramos el proceso de agregación, se podría parar el párkinson en los estadios iniciales", ilustra Ventura. Para ello, los investigadores han estado analizando 14.000 moléculas, para aislar en un primer momento 40 de ellas y finalmente quedarse con la que acaban de publicar en la revista científica Pnas.

Además, el científico señala que lo más significativo es que no solamente puede frenar el desarrollo de la enfermedad, sino que incluso es capaz de revertir el daño una vez que se ha producido.

En busca de fondos

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MÓVIL.

Aunque la investigación avanza de una manera exitosa, el mayor obstáculo con el que se encuentra es la consecución de fondos. Así, tras esta primera fase con gusanos deberían abordar la siguiente y probarse en un modelo de mamíferos. Sin embargo, según Ventura, para ello "hace falta medio millón de euros". De conseguir los fondos, en un año podrá estar también probado en ese modelo.

Después llegaría la fase preclínica en humanos, es decir, otros cinco millones de euros. En total, podríamos estar hablando de 5 años. Aunque el desarrollo de un posible medicamento se demoraría mucho más al entrar en juego, según afirma el investigador, además del cumplimiento de la legalidad vigente y de los numerosos protocolos y estudios, los intereses económicos: encontrar a quien quiera y pueda hacerse cargo del desarrollo fármaco.

Nuria López

 

21
Septiembre

VIERNES 21 SEPTIEMBRE 2018/

SE ESPERA QUE EN EL FUTURO SEA LA PRINCIPAL CAUSA DE TRASPLANTE HEPÁTICO

Desde la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado, remarcaron esta condición sextuplica el riesgo cardiovascular y aumenta el de cirrosis y cáncer hepático.

Obesidad, diabetes tipo II y sedentarismo son los factores que más predisponen a desarrollar esta condición, que es cada vez más frecuente

Buenos Aires, jueves 20 de septiembre de 2018 – Llevar un estilo de vida poco saludable es perjudicial para la salud por múltiples motivos; algunos son más conocidos, como el incremento del riesgo cardiovascular, de diabetes y de algunos tipos de cáncer. Otros efectos, sin embargo, suelen ser menos mencionados, como el hígado graso no alcohólico, una condición grave, cada vez más frecuente y que se espera que en los próximos años sea la primera causa de trasplante hepático.

Por todo esto, la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH) pone el foco en esta condición que afecta a cerca de 3 de cada 10 adultos en nuestro país[1], datos que surgen de una investigación regional que contempló estadísticas locales de obesidad y otros indicadores y que los expertos sostienen que refleja lo que sucede aquí, aunque estiman que seguirá en aumento.

“El hígado graso no alcohólico puede impactar considerablemente en la salud de las personas, ya que sextuplica el riesgo de enfermedad cardiovascular y también aumenta las chances de presentar diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica”, explicó la Dra. María Inés Alonso, médica hepatóloga y miembro de la AAEEH.

La Dra. Beatriz Ameigeiras, Presidenta de la AAEEH, remarcó que “el hígado graso se asocia al sedentarismo y a la epidemia de la obesidad, que está en aumento y es un problema de salud pública en nuestro país y en el mundo. Por este motivo, es importante que se aborde esta problemática y se generen medidas de prevención del exceso de peso y de promoción de la dieta saludable y la realización de actividad física para contribuir a mejorar esta situación previniendo su avance”.

Con el tiempo, si la enfermedad no se controla y no se mejora el estilo de vida, la salud del hígado puede ir viéndose comprometida, alcanzando grados cada vez más severos de ‘fibrosis’. En el estadio terminal, que se denomina cirrosis, el hígado se encuentra muy afectado y es posible que se necesite de un trasplante y que se desarrolle un carcinoma (tumor maligno) hepático.

Sin embargo, no todos los pacientes evolucionan hasta esta etapa: mejorando el estilo de vida, muchos podrán inclusive revertir el compromiso hepático. Además, por la biología particular de cada individuo no todos son propensos a evolucionar a estadios tan avanzados.

“El porcentaje de pacientes que avanza hasta un estado cirrótico que puede requerir trasplante es relativamente bajo. De todos modos, al considerar que es una condición muy prevalente, y cuya incidencia se encuentra en aumento, representa una gran cantidad de individuos”, manifestó el Dr. Javier Benavides, médico hepatólogo y gastroenterólogo, ex secretario de la Comisión directiva de la Sociedad Argentina de Gastroenterología (SAGE).

Se espera que el requerimiento de trasplante de hígado por hepatitis virales siga en franco descenso, gracias a las vacunas preventivas contra los tipos A y B del virus, y a los tratamientos curativos para el virus C. De todos modos, los especialistas no imaginan una disminución real de los casos de trasplante por cómo crecen la prevalencia de hígado graso y su diagnóstico tardío. Las proyecciones internacionales establecen que para 2030 esta condición será la principal causa de trasplante hepático.

Al respecto, el Dr. Benavides subrayó que “en los Estados Unidos, la cirrosis por hígado graso solía ser la tercera causa más frecuente de trasplante de este órgano, detrás de la hepatitis C y del daño por ingesta desmedida de alcohol. Hoy día, ya se encuentra en segundo lugar, detrás del virus C, y se espera que para la próxima década ocupe el primer puesto”.

El hígado graso también impacta enormemente en el desarrollo de cáncer hepático. Como en muchas enfermedades oncológicas, la detección a tiempo mejora las tasas de curación. En este caso, el diagnóstico temprano es complejo, ya que suele no dar síntomas hasta estadios avanzados y muchos pacientes ignoran que padecen hígado graso, porque no se realizan chequeos de este órgano con frecuencia. La incidencia del cáncer de hígado se ha triplicado en los últimos 35 años y alcanzó los 700 mil nuevos casos por año a nivel mundial[2], lo que implica 80 nuevas detecciones por hora.

El Dr. Eduardo Fassio, médico hepatólogo y ex presidente de la AAEEH, detalló que “por lo general, el paciente se encuentra asintomático mientras la enfermedad no progrese a la cirrosis descompensada u otras complicaciones, pero la coexistencia de otras manifestaciones como obesidad, hipertensión o diabetes hacen que esté en riesgo significativo de presentar en el futuro complicaciones vasculares como infarto de miocardio o accidente cerebrovascular”.

“Es de vital importancia que los pacientes con hígado graso sean acompañados en forma multidisciplinaria por el médico clínico, el cardiólogo, nutricionista, hepatólogo y diabetólogo, en caso de que lo requiriera. Se debe realizar un plan alimentario adecuado, estimular la realización de actividad física acorde con las posibilidades de cada uno e instaurar, de ser necesario, tratamiento farmacológico para enfermedades asociadas como pueden ser la diabetes, hipertensión o colesterol elevado. Es esencial que el tratamiento se adecue a cada paciente”, destacó la Dra. Alonso.

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MÓVIL

“Dado que la prevalencia aumenta y que los pacientes requieren un abordaje multidisciplinario, el hígado graso es una enfermedad que los profesionales de la salud de diversas especialidades deberán conocer mejor para brindarles a los pacientes un cuidado de calidad”, reflexionó el Dr. Benavides, profesor adjunto en Medicina Interna en la Universidad Católica Argentina.

“Uno de los inconvenientes de esta condición es que suele no presentar síntomas en los estadios iniciales: cerca de la mitad de los pacientes no tiene ninguno, y 1 de cada 3 puede tener alguna molestia en la zona cercana al hígado”, detalló la Dra. Alonso. Aunque inespecíficas, algunas de las manifestaciones que pueden aparecer y que son características del estado cirrótico son fatiga y debilidad, pérdida de apetito, náuseas, piel amarillenta, picazón, hinchazón en piernas y abdomen, confusión o sangrado gastrointestinal.

El diálogo con el paciente durante la consulta médica y el examen físico son dos herramientas válidas para sospechar el hígado graso, pero luego deben complementarse con análisis de sangre, una ecografía abdominal o resonancia magnética. “El diagnóstico de certeza se confirma por el estudio de la biopsia hepática, pero esto sólo se efectúa en una minoría de pacientes”, concluyó el Dr. Fassio, quien además es docente adscripto de la Universidad de Buenos Aires.

15
Septiembre

EL 23 DE AGOSTO DE 2018 SE LLEVÓ A CABO LA REUNIÓN PLENARIA 2018 DEL PICAM, EN EL AUDITORIO DE FLENI SEDE BELGRANO EN LA CABA. SE DISCUTIERON LOS INDICADORES DE REFERENCIA DEL 2017 Y SE PROPUSO ELABORAR UN NUEVO SET DE INDICADORES, REFORZANDO ASPECTOS RELACIONADOS CON LA SEGURIDAD DEL PACIENTE.

Estuvieron presentes los representantes de los establecimientos incluidos en el Programa de Indicadores de Calidad para la Atención Médica (PICAM): Sanatorio Argentino de San Juan; Sanatorio Mapaci, de Rosario; Hospital Italiano de Córdoba y Hospital Privado Universitario de Córdoba; IQDC, FLENI, Fundación Hospitalaria, Clínica AMEBPBA, Clínica Bazterrica, Clínica Santa Isabel, Clínica San Camilo, Sanatorio Anchorena, Sanatorio Finochietto, Sanatorio Güemes, Sanatorio Mater Dei, Sanatorio Trinidad Palermo y Hospital Alemán, todos ellos de la CABA; Clínica Olivos, Clínica La Pequeña Familia y Hospital Austral, de la provincia de Buenos Aires. Participaron a través de videoconferencia los representantes de: Sanatorio Santa Fe, Sanatorio de Niños de Rosario, Clínica Universitaria Reina Fabiola de Córdoba, Hospital Español de Mendoza y Clínica Foianini de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Por parte del ITAES participaron el Vicepresidente, Dr. Ricardo Durlach, el Director General, Dr. Ricardo Herrero, e integrantes del equipo de evaluadores.

El Director Técnico del ITAES, Dr. Ricardo Otero, inició la reunión presentando los indicadores de referencia de 2017, incluyendo comparaciones con los de 2015 y 2016, así como también las eventuales diferencias entre establecimientos acreditados y no acreditados. También se presentó a la nueva responsable técnica del Programa, la Lic. Florencia del Mármol. A media mañana se realizó un coffee break y a continuación la Coordinadora del Área Técnica del ITAES, Lic. Lilian Peuscovich, presentó algunos resultados de la encuesta que aún está en proceso. Ésta tiene como objetivo repensar el PICAM para sostenerlo como una herramienta con mayor utilidad incorporando, entre otros, sets de indicadores que estén relacionados con la seguridad del paciente.

Fue un encuentro de discusión muy enriquecedor, donde se escucharon aportes y sugerencias de todos los participantes. La nutrida discusión versó sobre diferentes aspectos del programa y se obtuvieron algunas propuestas, como por ejemplo: agrupar indicadores, definir otros sobre metas internacionales de seguridad del paciente que sean abarcativos a todos los establecimientos, repensar la aplicabilidad o utilidad de algunos de los indicadores existentes para instituciones abiertas, etc. También se debatieron los indicadores provenientes del programa Health Care Quality Indicators de la Organization for Economic Cooperation and Development (OECD), que fueron propuestos por el ITAES a través de la encuesta.

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MÓVIL

Para darle continuidad y poder llegar a un consenso se propuso que todos los interesados respondan la encuesta antes del día 7 de septiembre; para poder realizar una reunión a fines de septiembre, en la que se elabore el nuevo set de indicadores, de modo de probarlos antes de fin de año. Todos los presentes estuvieron de acuerdo.

La organización de la Plenaria estuvo a cargo de la asistente técnico administrativa del PICAM, Sra. Mariana Ríos, quien finalmente mostró el nuevo sistema para la carga de datos a través del renovado sitio web del Programa.

Agradecemos a las autoridades de FLENI y especialmente a la Dra. María Fernanda Díaz, Directora del Servicio de Calidad, por permitirnos disponer del auditorio y por la amabilidad con la que nos recibieron.

15
Agosto

ESTA PLAGA DE LOS VIAJEROS QUE SE HA COBRADO MILES DE VIDAS A LO LARGO DE LOS SIGLOS HA REAPARECIDO EN ESTADOS UNIDOS EN LOS ÚLTIMOS AÑOS.

El escorbuto, una enfermedad 'de viajeros' del siglo XVIII, ha resurgido en una nación que desperdicia una cuarta parte de sus alimentos cada año, según refleja el documental 'Vitamania' del que se hace eco el portal científico Science Alert.

¿Qué enfermedad misteriosa mató a los tripulantes de Cristóbal Colón?

Encías sangrantes, dientes en descomposición, cabello cada vez más fino y fatiga crónica fueron los síntomas que llevaron a Sonny López a visitar al doctor Eric Churchill en su consulta de Springfield (Massachusetts, EE.UU.), pero no era la primera paciente con esos síntomas.

Hace cinco o seis años diagnosticaron su primer caso, que "llegó por el hospital y fue bastante dramático: una persona con un problema de salud mental que solo comía pan y queso", asegura Churchill, quien durante la película detalla que "muchas personas que tienen dificultades para obtener comida tienden a consumir abundantes alimentos altos en grasa y ricos en calorías".

"Entre entonces y ahora hemos diagnosticado entre 20 y 30 casos de escorbuto", señaló el médico.

Historia 'sangrienta'

Aunque el escorbuto es una enfermedad causada por la falta de vitamina C —que se descubrió en 1912—, ya en el siglo XVIII el médico James Lind, de la Armada británica, se dio cuenta de que los cítricos podían curar ese mal.

Durante siglos, esta terrible plaga se cobró miles de vidas de viajeros como consecuencia de la reducida variedad de alimentos durante las largas expediciones.

BAJATE LA APP DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU MÓVIL

En el Ártico hallan buque perdido hace 150 años En el Ártico hallan buque perdido hace 150 años

En 1735, los integrantes de una expedición rusa en el Lejano Oriente a las órdenes del teniente Dmitri Ovtsin se salvaron de la muerte por escorbuto al consumir un 'caldo' elaborado con ramas de abeto —árbol rico en esa vitamina— gracias a las recomendaciones de los habitantes de la zona.

Una de sus víctimas más conocidas fue el navegante Vitus Bering, que en 1941 falleció de escorbuto junto a 28 miembros de su tripulación en una de las ínsulas que llevan su nombre: las islas del Comandante (Komandórskiye Ostrová, en ruso) ubicadas al suroeste del mar de Bering.

Página 3 de 22

investlateral