R24 EN VIVO

 
11
Agosto

Un hombre de 31 años fue detenido en las últimas horas tras golpear a su esposa, prender fuego la vivienda que ambos compartían en Berazategui e intentar robar una moto en la Autopista Buenos Aires-La Plata, donde fue detenido.

El hecho se inició en el kilómetro 26 sentido a la capital provincial cuando el hombre, de nacionalidad paraguaya, se lanzó de forma peligrosa a la traza principal y cruzó de carril con la idea de asaltar a un motociclista que estaba en la banquina. El sospechoso era a su vez perseguido por varios vecinos, se detalló desde la empresa concesionaria de la Autopista.

El hombre incendió la vivienda en la que ambos compartían

Sin embargo, como no pudo sustraer el rodado, el hombre continuó el escape hacia unos arbustos cercanos, aunque gracias al seguimiento realizado por las cámaras del Centro de Monitoreo de AUBASA fue apresado por efectivos del Destacamento Vial de la Autopista Buenos Aires-La Plata que realizaban recorridas por la autovía.

Tras el arresto, se determinó que el hombre huía tras golpear a su mujer y prender fuego la vivienda que ambos compartían en Berazategui, añadieron las fuentes. El detenido quedó a disposición del titular de la UFI N° 1 descentralizada de Berazategui, Ernesto Ichazo

19
Julio

Si bien fuentes policiales confirmaron que se trata de Milagros Robledo, no existe más información oficial sobre el caso. Sus familiares ya tomaron contacto con ella y confirmaron que la pequeña se encuentra en buen estado de salud.

Trascendió que está “sana y salva” y que pasadas las 20 habría sido encontrada por dos mujeres en cercanías del Vivero Municipal, donde presuntamente fue abandonada por sus raptores. También varias versiones indican que la niña dijo que todo este tiempo estuvo retenida por una pareja y que la mujer está embarazada.

La desaparición que conmocionó a todos

Milagros fue vista por última vez en la noche del viernes, cerca de las 22, cuando fue a un quiosco a media cuadra de su casa (Edison y calle 18) con su primo de 10 años para comprar algo.

Después de eso, el primo volvió solo, y los padres de Milagros fueron a la comisaria Quinta para hacer la denuncia “por extravío” y “no por secuestro” como indicaron algunos, precisó esta tarde la Policía.

La Policía provincial activó la búsqueda en toda la provincia, trabajando en el caso la División Trata de Personas, Investigaciones y la Policía Caminera. Además se distribuyó la fotografía de Milagros a todas las comisarías para que no quede rincón por buscar.

Desde que se activó el protocolo de búsqueda para estos casos, la policía caminera controló auto por auto que circula por cada calle y ruta chaqueña para dar con el paradero de la niña.

Familiares, amigos y vecinos marcharon en la tarde de este sábado por avenida Castelli pidiendo que aparezca Milagros, quien finalmente fue encontrada a salvo.

14
Julio

En la noche de este lunes, alrededor de las 21, un camión marca Ford, 1722, con dominio VSG 779, con domicilio en Villa Ángela, que transitaba la Ruta provincial 6 tramo San Bernardo Villa Berthet, sin luces trasera del acoplado, cargado de quebracho colorado, circunstanciales transeúntes le comunican a la policía que este camión venia zigzagueando por la cinta asfáltica, de banquina en banquina peligrosamente, además perdiendo rollos de quebracho por la ruta, con la posibilidad que el acoplado tumbara por la velocidad y el zigzagueo que realizaba, probablemente conducía en estado de ebriedad su chofer, y por el peligro que esto implicaba mientras seguía transitando erráticamente por la ruta .

Agentes de policía lo esperaron al ingreso de la ciudad de Villa Berthet, deteniéndolo, comprobando que los sunchos que sostenían la carga del acoplado se habían cortado y que lo mismo pasó con los cables de luz trasera, siendo derivado a la Policía Rural para su correspondiente declaración.

FUENTE: CADENA SUR

08
Julio

JUSTICIA

El fallo dado a conocer por el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Concordia es por sedición agravada en el marco de la grave situación producida en Entre Ríos en diciembre de 2013.

Diecisiete policías que el 8 y 9 de diciembre de 2013 tomaron la jefatura departamental de la localidad entrerriana de Concordia y posibilitaron una ola de saqueos que dejó tres muertos, fueron condenados hoy por el delito de sedición agravada a penas que van desde 4 años y seis meses a 3 años y seis meses de prisión efectiva.

El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Concordia, integrado por Jorge Alberto Barbagelata, Silvina Isabel Gallo y Darío Gustavo Perroud dio a conocer la condena impuesta a los policías por sedición agravada, pero desestimó las acusaciones de privación ilegítima de la libertad, daño calificado, peculado de bienes y lesiones leves reiteradas, que también pesaban sobre los uniformados.

El tribunal condenó a prisión efectiva de 4 años y 6 meses al oficial Carlos Zaragoza y a los suboficiales José María Biderbos y Leandro Coutinho, el primero por su alta jerarquía y a los otros dos como cabecillas de las revoltosas jornadas.

También los inhabilitó por 9 años para el ejercicio de cualquier tipo de cargo en la función pública.

Paralelamente, aplicó la pena de 4 años de prisión para los imputados Juan Manuel Rosas, Daniel Chávez, Diego Diferding, Juan Pedro Lacuadra, Alfredo Imaz y Luis Gómez, más el impedimento por 8 años para ejercer cargos en el Estado.

A los policías Luis Carlino, José Troncoso, Hugo Troncoso, Andrés Paredes, Carlos Rosas, Ricardo Paredes, Fabián Valdéz y Luis Paredes, el tribunal les impuso una condena de 3 años y seis meses de reclusión, más una inhabilitación de 7 años para trabajar en la función pública.

Durante el juicio, el fiscal Mario Guerrero sostuvo que los policías acusados "tomaron la Jefatura de Policía (de Concordia) en la noche del 8 de diciembre de 2013, instigando a saqueo en la ciudad" y recordó que el grupo de policías enjuiciados irrumpió en esa dependencia arrojando gas lacrimógeno e ingresando a las oficinas de los jefes y privándolos de su libertad.

Agregó que ello se debe sumar la toma de la sede del Comando Radioeléctrico y la interrupción de las líneas telefónicas.

Guerrero puntualizó que durante la sublevación hubo "una distribución de tareas" y que la toma de la Jefatura "estuvo organizada y planificada".

También recalcó que "los móviles que llegaban a la Jefatura estaban impedidos de salir", lo que explica porqué no se actuó cuando se alertó sobre el inicio de los saqueos en la zona noroeste de la ciudad.

También dijo que hubo funcionarios que anticiparon a algunos delincuentes que la ciudad quedaría sin servicio de seguridad y que las acciones de esos días estuvieron encuadradas en "arrancar al gobierno provincial un aumento salarial extorsivo".

El propio gobernador, Sergio Urribarri, reconoció que tuvo que acordar con los sublevados, durante una reunión que mantuvo en Concordia, un aumento bajo "una situación extorsiva" y para "evitar un baño de sangre", debido al cariz que tomaron los acontecimientos.

Cuando la situación se tranquilizó, el mandatario dio marcha atrás con el aumento salarial, reconociendo que había sido logrado por los sublevados "de manera extorsiva".

A su vez, la procuradora adjunta de la provincia, Cecilia Goyeneche, señaló que los policías sublevados “no respetaron la cadena de mandos” y llevaron adelante “un hecho institucionalmente grave”.

En esta misma causa, la justicia entrerriana ya condenó a tres años de prisión de ejecución condicional a una pareja que participó de los saqueos, en el primer fallo que involucró a civiles.

En Concordia, más de 100 personas están imputadas por los saqueos a negocios, algunos porque los mismos autores de los desmanes subieron a la web las imágenes que luego serían utilizadas como pruebas en su contra.