R24 EN VIVO

 
14
Abril

EL “OPERATIVO SATURACIÓN LL”, FUE REALIZADO EN EL MARCO DEL OPERATIVO CONJUNTO ABIERTO DE FRONTERA (OCAF) EN CORRIENTES

Anunciado por el presidente Mauricio Macri, la ministra Patricia Bullrich y el gobernador Ricardo Colombi, el Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF) en Corrientes continúa brindando resultados sustanciales. Gracias al accionar coordinado de las fuerzas federales y la Policía local, el Ministerio de Seguridad de la Nación decomisó este jueves, en la localidad correntina de Itatí, casi 600 kilos de marihuana que se encontraban entre la maleza de un terreno baldío.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aseveró que: “Seguiremos golpeando a las organizaciones narcotraficantes de Itatí hasta extirpar completamente el flagelo que sufren los vecinos de la ciudad”, y luego agregó que: “El importante procedimiento fue el resultado de la cooperación entre las fuerzas federales, la policía provincial y los funcionarios del poder judicial”.

El hecho también fue una consecuencia de arduas tareas de investigación desarrolladas por miembros de la Delegación de Inteligencia Criminal de la Prefectura Naval Argentina -institución comandada por Eduardo Scarzello-, quienes determinaron que una importante cantidad de estupefacientes ingresaría al país.

El procedimiento, denominado “Operativo Saturación ll”, fue realizado en el marco del Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF) en Corrientes, programa promueve el trabajo articulado entre la Policía Federal, Prefectura Naval, Policía Aeroportuaria, Gendarmería Nacional y la Policía de la provincia y que supervisa la Secretaría de Fronteras encabezada por Luis Green.

Efectivos de las fuerzas de seguridad divisaron entre la maleza de un terreno baldío ubicado en el paraje “Ensenada Grande”, a la altura del kilómetro 1068 de la Ruta Nacional N°12, 19 bultos envueltos en bolsas de nailon. Tras ejecutar una exhaustiva requisa, constataron que se trataba de un cargamento de 625 “panes de marihuana”, con un peso total de 571 kilos.

La droga secuestrada se encontraba en Itatí, lugar donde el Ministerio de Seguridad de la Nación -cuya Secretaría de Seguridad comandada por Eugenio Burzaco- propinó recientemente un fuerte golpe a la narcopolítica, deteniendo a su intendente, viceintendente, comisario local y una veintena de personas.

Este destacado operativo refleja el compromiso del Gobierno Nacional en el combate contra el tráfico de estupefacientes y la importancia de la articulación con las provincias, tarea a cargo de la Secretaría de Seguridad de Interior de Gerardo Milman. De esta manera, desde el 2016, el Ministerio de Seguridad lleva decomisado más de 44 toneladas de marihuana Corrientes. A su vez, sólo en la localidad de Itatí, el número es de más de 10 toneladas de marihuana.

13
Abril

BRENDA FANTÍN ACUSÓ PENALMENTE A FACUNDO LÓPEZ DE PROFERIRLE INSULTOS, AMENAZAS Y AGREDIRLA FÍSICAMENTE EN EL EN CHILL BAR. DICE QUE TUVO QUE PEDIR AUXILIO A UN POLICÍA QUE PASABA POR EL LUGAR.

Una joven de 20 años denunció haber sido agredida por un empleado legislativo en estado de ebriedad en un boliche de Resistencia.

Brenda Fantín, de 20 años, minutos después de las 8 de este jueves, denunció haber sido agredida verbal y físicamente por hombre dentro y fuera de un local bailable ubicado en pleno microcentro de Resistencia.

En la denuncia radicada en la Comisaría Segunda, contó que en la madruga de este jueves acudió al Chill Bar, en Julio Argentino Roca 370, con un grupo de amigos. Y, al ingresar, notó la presencia de Facundo López, quien inmediatamente se dirigió a ella con insultos y amenazas.

Ante esta sorpresiva hostilidad, ella y sus amigos prefirieron hacer caso omiso y ubicarse en otro lugar del bar. Pero la situación se repitió una hora después. López volvió a agredirla verbalmente, por lo que decidieron retirarse del lugar para evitar consecuencias mayores.

Pero esto no fue suficiente, ya que él salió detrás y tras detenerla con un tirón de pelos, la tomó fuertemente de los brazos, profiriéndole todo tipo de insultos y pegándole con una remera. Y una amiga y amigo suyos intentaron intervenir y corrieron la misma suerte. También denunció que les arrojó una botella que terminó estrellándose en el piso.

La situación fue finalmente controlada por un policía que casualmente transitaba por el lugar y se detuvo al advertir el tumulto. Éste, al cabo de media hora, logró persuadir a López para que se retirara de lugar.

Brenda contó que López, al que describió como “en estado de ebriedad y drogado”, se retiró en una camioneta de color azul, y aportó a la Policía referencias sobre su domicilio en la zona oeste de la ciudad.

La joven identificó a su agresor como empleado legislativo, lo que se verifica en el perfil de López en las redes sociales, donde se presenta como “Jefe de Departamento en la Cámara de Diputados de la Provincia del Chaco”.

FUENTE:HDPNOTICIAS

13
Abril

FUE CONDENADA A DOS AÑOS DE PRISIÓN EN SUSPENSO POR FRAUDE A LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA POR PRESENTAR UNA BOLETA DE DEPÓSITO DE TASAS JUDICIALES POR UN IMPORTE MAYOR AL QUE EFECTIVAMENTE HABÍA SIDO DEPOSITADO.

El Tribunal Oral Penal N° 1 de Corrientes condenó a dos años de prisión en suspenso por fraude a una abogada por presentar una boleta de depósito de tasas judiciales por un importe mayor al que efectivamente había sido depositado y con una firma ilegible. Los jueces consideraron que la mujer puso en evidencia "su desprecio sobre el servicio de justicia en el cual participa".

En los autos "P. M. M. P/ FRAUDE EN PERJUICIO DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA - CAPITAL", una abogada fue condenada a dos años de prisión en suspenso por fraude a la administración pública por presentar una boleta de depósito de tasas judiciales por un importe mayor al que efectivamente había sido depositado.

En la causa consta que la mujer presentó ante el Juzgado Civil y Comercial N° 3 de Corrientes una boleta de depósito, correspondiente al "talón para actuación judicial" por $24, cuando en realidad el valor era de $1. Además, en el ticket se evidenció una firma ilegible.

Los integrantes del Tribunal, Raúl Guerín, Cinthya Godoy Prats y Ana del Carmen Figueredo, advirtieron que desde la defensa se proponen dos hipótesis de fallas involuntarias, así una sería el error al presentarse a pagar las tasas al Banco, y la otra sería el error al presentar la boleta en Secretaria por confusión de las mismas, pero las descartaron in límine, ya que, en ambos casos se involucra a una única boleta de depósito por tasa judicial, la cual si bien estaba constituida de cuatro talones que debían ser integrados en forma individual, todos se correspondían al mismo número de boleta, circunstancia que elimina la posibilidad de que se hayan producido los errores de "pago en el Banco" o de "confusión de presentación en el expediente.

De esa manera, los jueces destacaron que quedó comprobado de que un mismo comprobante de pago fue integrado en forma manuscrita con información diferente, no sólo respecto de los importes de las sumas de dinero que se abonaba por la tasa judicial consignada en cada talón, sino además respecto de los conceptos del depósito que a la postre se detectarían como de diferente consignación.

Así, respecto al comprobante presentado ante el Juzgado se consignó la suma de $ 24,00 como importe de tasas judiciales por el rubro 11 (otros conceptos), mientras que en el comprobante con destino a la Dirección de Administración se consignó la suma de $ 1,00, y como correspondiente el rubro 8 (fotocopias y reproducciones), lo que descarta cualquier posibilidad de "confusión" de comprobantes, tal como se pretende sostener también desde la defensa técnica de la imputada.

Los magistrados consideraron como "desfavorable" que la imputada, siendo profesional del derecho, haya actuado en forma ilícita en el ámbito laboral, "lo cual pone en evidencia su desprecio sobre el servicio de justicia en el cual participa como auxiliar", y resolvieron condenarla por el delito de fraude en perjuicio de la administración pública.

FUENTE: DIARIO JUDICIAL

29
Marzo

FOTOS Y VIDEOS SE PROPAGARON EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN DIGITAL CON UNA VELOCIDAD QUE ASOMBRA, SOBRE TODO EN LA ARGENTINA VINCULANDO EL SANGRIENTO HECHO AL NARCOTRÁFICO CORRENTINO

Varios medios presentaron al paraguayo Américo Ramírez Chávez, asesinado brutalmente en Brasil, como un testigo protegido de la causa investigada por el juez Sergio Torres. La Justicia federal negó que tuviera cualquier vínculo con el caso. Sin embargo, su muerte está vinculada a una de las tramas narco más violentas de Latinoamérica

La escena no era nada agradable, un típico descuartizamiento: una cabeza, dos piernas y dos brazos, con algunos pedazos de torso, encontrados en un basurero de un barrio pobre de la ciudad de Ponta Porá, Brasil. Los restos le pertenecían a Américo Ramírez Chávez, de 37 años, jornalero de profesión, oriundo de la ciudad de Pedro Juan Caballero, una de las capitales de producción de marihuana en el Paraguay, lindero a Ponta Porá en la frontera paraguayo-brasileña, una zona que abastece tanto al mercado narco argentino como al chileno y, principalmente, al brasileño.

De acuerdo a varios medios paraguayos como el diario ABC Color, el cadáver de Ramírez Chávez fue encontrado esa mañana por vecinos del barrio Da Granja en varias bolsas y analizado por peritos del cuerpo de Policía local. Así, en menos de 24 horas, la noticia de la muerte de Ramírez Chávez –un perfecto ignoto para las crónicas policiales locales y para la Justicia argentina en general- llegó al país de una forma muy llamativa: viralizado a través de Whatsapp, en una serie de fotos de los pedazos mutilados de su cadáver.

El material comenzó siendo compartido por policías y miembros de fuerzas de seguridad, para llegar a abogados y hasta los grupos de amigotes fascinados con ver sangre y ver restos de pedazos humanos. La foto del cadáver venía acompañada de una supuesta ficha policial paraguaya que revelaba que Chávez tenía una cuenta pendiente con la Justicia de su país. Así, Chávez llegó a los medios argentinos, pero de una forma más llamativa todavía.

Varios portales online y radios de todo el país lo presentaron como un testigo de la causa a cargo del juez federal Sergio Torres que investiga al intendente "Roger" Terán, su familia, su vice y la red de tráfico de marihuana en el pueblo de Itatí, Corrientes que depende de tres capos de peso. No solo eso: Chávez era un testigo clave, con status de protegido y había sido ubicado en Paraguay para su seguridad, algo un poco descabellado.

El portal Infobae corroboró la versión y publicó al respecto que: fuentes en el Juzgado Federal N°12 de Torres la negaron enfáticamente. Américo Ramírez Chávez no solo jamás declaró en la causa ni delató a nadie; ni siquiera está mencionado en todos los cuerpos del expediente.

Sin embargo, según medios de su país, la muerte de Ramírez Chávez tendría una implicancia igual o incluso más temible. Sería uno de los responsables de la muerte del brasileño Ronny Chimenes Pavao, hermano de Jarvis Chimenes Pavao, uno de los mayores barones de la droga de todo Brasil condenado en 2014 a más de 17 años de cárcel.

Jarvis Chavao tiene vínculos con violentas organizaciones armadas, por ejemplo, el EPP, el Ejército Paraguayo del Pueblo y el Primerio Comando da Capital, el PCC, una banda paramilitar brasileña fuertemente arraigada en los penales de Sao Paulo. Sin embargo, lo más sorprendente es que, a pesar de lo publicado por los medios argentinos, un epígrafe que hablaba de la muerte de Ronny Pavao y la participación del PCC acompañaba las fotos viralizadas por Whatsapp. Es decir, nada sobre Itatí.

Ronny murió de doce tiros el 14 de marzo último mientras caminaba por la calle en Ponta Porá; dos sicarios a bordo de una moto cometieron el crimen. Lo velaron en casa de su madre, también en la misma ciudad brasileña, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

Los Chimenes Pavao, precisamente, son oriundos de Ponta Porá: Jarvis hizo del lugar la base de su imperio. Llegó a tener fastuosas mansiones y una mini-flota propia de aviones para mover droga, con proveedores de marihuana en Pedro Juan Caballero y proveedores de cocaína en la zona boliviana de Pedro Juan Caballero.

El miedo para la Policía paraguaya fue inmediato tras la muerte de Ronny; una guerra de carteles se avecinaría, pero bien lejos de "Roger" Terán, los narcos prófugos de Itatí y el objeto procesal de la causa del juez Torres Comodoro Py.

Página 2 de 22