R24 EN VIVO

HIPERDIGITAL PARA REPRODUCTOR

22
Julio

LA GRESCA INICIA ENTRE DOS GRUPOS EN EL BARRIO ISABELITA, LUEGO POR LA CALLE YAPEYU, HASTA EL SECTOR CÉNTRICO, PARA TERMINAR EN LA PLAZA CENTRAL, LUEGO CONTINUO SE DIRIGIERON HACIA LA SALIDA, CERCA DE LA ESTACIÓN DE SERVICIO, LA POLICÍA INTERVIENE, LOS CIVILES SE DIERON VUELTA TODOS HACIA LOS UNIFORMADOS, LA POLICÍA CONTINÚA EL OPERATIVO.

Por Javier Insaurralde/ Gentileza Nestor Baito/Según trascendido todo inicia en el barrio Isabelita enfrentamiento entre familias, ya de vieja data, incluso se cree que alguno de los intervinientes hoy, fueron dado en libertad hace poco tiempo, los apellido de los que se enfrentaban según nos informan son C – Y -L , lo policía trata de persuadir el hecho y ambos grupos se enfrentan a la policía con armas de fuego, según trascendió se sintieron una gran cantidad de disparos DOS POLICIAS HERIDOS.

BAJATE LA APP DE RADIO HIPER DIGITAL Y ESCUCHANOS EN TU MÓVIL

La gresca inicia entre dos grupos en el Barrio Isabelita, luego por la calle Yapeyu, hasta el sector céntrico, para terminar en la plaza central, luego continuo se dirigieron hacia la salida, cerca de la estación de servicio, la policía interviene, los civiles se dieron vuelta todos hacia los uniformados, la policía continúa el operativo.

21
Julio

 

TANTO EL PADRE BIOLÓGICO COMO EL RESPONSABLE DE COMERCIALIZAR LOS VIDEOS FUERON CAPTURADOS.

La policía colombiana detuvo a dos hombres señalados por presunta violación de tres menores de edad durante más de dos años y por pornografía infantil.

La captura ocurrió en el barrio San Diego y Picacho, de Medellín, luego de que una de las víctimas, que ahora tiene 18 años, acudiera a la policía para denunciar a su padre biológico por abusar de ella desde hace siete años, recoge El Colombiano.

La situación se agravó dos años atrás, cuando el padre biológico de la joven empezó a vivir con otra pareja y sus dos hijos, una niña de 10 años y otro de 12.

Un conocido del presunto violador descubrió la situación y convenció al hombre para grabar los abusos en videos y comercializarlos como material pornográfico, a cambio de no denunciar.

Tiempo después, el chantaje fue mayor: el "amigo" le exigió a la hermana mayor tener sexo con los niños más pequeños, bajo la amenaza de que, si se negaba, matarían a la madre. Luego de la denuncia de la joven, las autoridades recabaron material probatorio en el mercado negro de la pornografía infantil, lo que permitió emitir las órdenes de captura contra el padre, de 37 años, y el cómplice, de 52.

 

12
Julio

“ESTO ES NORMAL, LOS HOMBRES TENEMOS NECESIDADES”, FUE LA EXCUSA DADA POR EL DUEÑO DE VARIOS DRUGSTORES A UNA EMPLEADA, A QUIEN HABÍA CONTRATADO. TRAS ACOSARLA, LA ENCERRÓ EN UNO DE SUS LOCALES Y ABUSÓ SEXUALMENTE DE LA JOVEN.

El acusado se trata de un comerciante de 45 años, quien contactó a su víctima cuando atendía un drugstore de calle 25 de Mayo al 500, local al que ingresó la joven de 19 años en una oportunidad, en busca de comprar algo para comer, circunstancias en que el acusado se mostró amable e incluso le ofreció trabajo, según publicó Informatesalta.

La joven, en cambio, rechazó la oferta dado que estudiaba durante la semana y no tenía tiempo para el trabajo. No obstante, aceptó darle su teléfono de celular al comerciante, quien insistió en tenerlo por si surgía alguna oferta durante los fines de semana que podría cubrir.

Tras ese primer encuentro y según la denuncia, el comerciante comenzó a contactarla hasta que logró convencerla de que atendiera uno de sus locales los sábados y domingos, pero antes debían mantener una entrevista laboral, oportunidad en la cual el sujeto se mostró interesado en saber si la misma tenía novio.

abuso sexual

Dado que la joven le dijo que no estaba de novia, el comerciante accedió a darle el trabajo con la advertencia de que no debía iniciar una relación amorosa con nadie,puesto que estaba en desacuerdo y que eso era mejor para el empleo.

A las semanas de comenzar el trabajo, el comerciante hizo su aparición en el local de calle 25 de Mayo, donde, según la denuncia, acosó a la joven, a quien le pedía que tocara sus genitales, y que lo masturbara, aduciendo que eso era algo normal. La joven rechazó las pretensiones de su empleador, tras lo cual manifestó que dejaría de trabajar, pero el comerciante se disculpó y adujo que no volvería a aparecer por ese puesto, por lo que la estudiante aceptó seguir.

Sin embargo, el comerciante apareció semanas posteriores a lo ocurrido y adujo que necesitaba que se haga la limpieza de un cuarto del local, donde debían colocar una heladera que había adquirido, por lo que le pidió a la empleada que fuera a limpiar ese sector. Tras ingresar a ese cuarto, el comerciante cerró con llave y luego insistió en que la joven lo masturbara, obligándola a la fuerza a tocar su miembro. Dado que la empleada comenzó a llorar, el sujeto desistió y adujo como excusa de que “esto es normal. Los hombres tenemos necesidades”.

Posteriormente, según lo denunciado, el sujeto trasladó a la joven a otro comercio, en calle Leguizamón al 900, donde también abuso de la misma. Ante este segundo hecho, en el cual el comerciante manoseó a su empleada, quien finalmente se marchó y radicó la denuncia en contra del empleador.

08
Julio

EL EFECTIVO DE SEGURIDAD ACUSÓ A OTROS COMPAÑEROS DE LA FUERZA DE PEDIRLE QUE AMEDRENTE A LA FAMILIA DEL MENOR ASESINADO.

Gino Viglianco/Un policía de la provincia de Tucumán denunció que otros efectivos de la fuerza de seguridad le exigieron que dispare en la vivienda de la familia de Facundo Ferreira, el niño de 12 años que murió asesinado por un disparo que efectuó un uniformado de la fuerza el 8 de marzo pasado. "Deciles que con la Policía no se jode", le ordenaron al agente, según consta en la declaración a la que tuvo acceso exclusivo El Destape. La familia del menor fallecido contó que tuvo que mudarse por el amedrentamiento.

De acuerdo a la denuncia realizada en la Fiscalía de Instrucción en lo penal VIII del centro judicial de Tucumán, el policía señaló que estaba en su moto cuando se le acercó un Chevrolet Prisma con patente que inicia con TUC que llevaba a dos efectivos de seguridad a los que reconoció por su chaleco. En ese momento, uno de ellos -al que identificó como Walter Alejandro Díaz del servicio de comando Radioeléctrico del 911- le pidió que les "haga el favor" de amenazar a la familia.

"Me pidieron que te diga que te van a dar un arma para que vayas a la casa de estas personas, los amenaces y hagas disparos y les digas que no se tiene que meter con la Policía", relató el policía que le dijeron los oficiales de seguridad en la calle Matheu al 1600 en la ciudad de Tucumán.

BAJATE LA APP DEE RADIO HIPER DIGITAL Y LLEVÁ LA MÚSICA EN TU MÓVIL

El efectivo que hizo la denuncia se encuentra pasivo por una causa que tiene iniciada y los policías que le pidieron que dispare en la casa del niño asesinado le prometieron a cambio que intentarían ayudarlo a levantar la denuncia para que vuelva a la fuerza de seguridad. "Me dijeron que un tal virus podía hacer que la causa le caiga a otro", acusó.

El policía además declaró que Walter Díaz -el oficial que se le acercó a hablar- tiene abierta una causa por "lesiones graves por arma de fuego" y que amenazar a la familia de Ferreira también lo ayudaría a limpiar su historial delictivo. En la denuncia, el efectivo se ofrece a conseguir las filmaciones de las cámaras de seguridad que filmaron el momento en que se le acerca el vehículo Chevrolet Prisma con los efectivos y pidió que prohíban el acercamiento de policías a su familia.

Malvina, la tía de Facundo Ferreira, denunció a El Destape que efectivos del 911 dispararon al aire cuando caminaba junto a su madre (abuela de Facundo) por la calle Italia en Tucumán. "Mi mamá ya no duerme en su casa, porque tiene miedo a la Policía y a los familiares de los policías involucrados en el crímen", acusó.

Por el crímen de Facundo Ferreira está imputado el policía de la provincia de Tucumán Mauro Díaz Cáceres como responsable de haber gatillado el arma que mató al menor. Su compañero Nicolás Gonzáles Montes de Oca, policía que iba junto a Cáceres el 8 de marzo, también fue imputado. Ambos fueron liberados por el juez subrogante Víctor Manuel Rougés que no concedió la prisión preventiva pese a las denuncias por amenazas.

Página 3 de 34

investlateral