Usted está aquí:LocalesReporte 24
09
Diciembre

LA GÉNESIS KEYNESIANA DEL PERONISMO

Escrito por
Publicado en Politica
Visto 42 veces

10 DICIEMBRE 2019 REPORTE24//

LA DESIGNACIÓN DE MARTÍN GUZMÁN COMO MINISTRO DE ECONOMÍA DE LA NUEVA ADMINISTRACIÓN FERNÁNDEZ NO DEBERÍA SORPRENDER. DISCÍPULO DEL PREMIO NOBEL JOSEPH STIGLITZ, SUS BLASONES SE INSCRIBEN CON LA FILOSOFÍA ECONÓMICA DEL PERONISMO EN SUS DISTINTOS GOBIERNOS (CON EXCEPCIÓN DE LA EXPERIENCIA NEOLIBERAL DE CARLOS MENEM). GUZMÁN ES UN JOVEN ECONOMISTA NEO KEYNESIANO.

POR JOSÉ MARÍA LAS HERAS//Y decir que es un neo keynesiano y que coincide con las ideas de Stiglitz, es señalar que está imbuido en la propuesta del papa Francisco para sentar las bases de una economía social global, esencia de la convocatoria para Asís en marzo 2020. Y que está en las antípodas del modelo neoliberal especulativo, egoísta y de descarte humano. Recordemos que el pasado 11 de mayo el papa, en audiencia privada, recibió a Stiglitz y a Guzmán, coincidiendo en impulsar una nueva concepción económica de mirada al futuro “con la voz de los más jóvenes”.

¿En que se alinea el pensamiento económico del peronismo con las ideas de Keynes de los años 30? Cuando Juan Domingo Perón asume la presidencia, en 1946, el mundo estaba partido en dos. En 1944, en Bretton Wodds, con la creación del FMI se sientan las bases del nuevo sistema financiero internacional. Keynes -presente en la reunión- advierte que implementar el dólar como moneda de referencia no llevaría a buen puerto. Él proponía “una canasta de monedas”, y se ilusionaba que a través de los Estados socios del FMI se podrían administrar armónicamente los flujos financieros internacionales. Al contrario: el imperio el FMI –como denuncia Stiglitz- se convirtió en palanca para la codicia de los grandes banqueros.

No creamos que Keynes pretendía resguardar los intereses de los países periféricos. Ante todo quería salvar el capitalismo de los países centrales, acosado por dos fantasmas: por un lado, el pensamiento clásico, bajo el matiz de la libertad absoluta de las fuerzas del mercado, venía de crisis en crisis, desde el viernes negro de Wall Street, en 1929. Pero otro enemigo poderoso había asomado unos años atrás: el socialismo marxista, prohijando por la fuerza del Estado en la Unión Soviética.

En medio de ambas posturas extremas (mercado absoluto o Estado absoluto), comenzó a aflorar el keynesianismo, advirtiendo que “hay que salvar al mercado con la participación del Estado”. Éste debía aumentar la demanda global a través del gasto público.

La doctrina se extendió a América latina con las políticas de la Cepal (Comisión Económica para América Latina), aconsejando un rol protagónico del gobierno: nacionalización de los servicios públicos, creación de empresas estatales, desarrollo tecnológico autónomo y reparto de la riqueza social por partes iguales entre trabajadores y empresarios, fue el modo en que el pensamiento keynesiano fue adaptado por Perón, entre 1946 y 1955. Lúcida estratégica para forjar un desarrollo sostenido del país.

Una suerte de “keynesianismo a la criolla”, el de Perón. Como afirma la filósofa Diana Sperling, “en la vida no hay reglas que sean permanentes ni aplicable a todos los casos”. El eclecticismo, un modo para tomar decisiones basadas en el pragmatismo, pero imbuido de principios doctrinarios, es la estrategia en que todo responsable de políticas públicas hace camino al andar. Sin olvidar el pensamiento de Friedrich List (ideólogo de la escuela historicista alemana), proponiendo el nacionalismo industrial para potenciar a la Prusia de fines del siglo XIX. Fueron sus ideas aplicadas por Mosconi, con el presidente Yrigoyen, creando YPF; y luego por Scalabrini Ortiz, discípulo de List, con la nacionalización de los ferrocarriles. La pureza ideológica tiene malos resultados. Si no, veamos cómo el macrismo se adscribió a la más rayana ortodoxia del mercado, ¡y así nos fue!

Volviendo a los resultados de la postguerra mundial, al poco tiempo se advierten los efectos del nuevo orden internacional: algunos economistas (muerto lord Keynes en 1946) señalan sus falencias, como Robert Triffin a principio de los 50. Y en los 70, James Tobin sugiere un tributo mundial a los movimientos especulativos, como sostiene Francisco. Paul Samuelson acuñó la expresión “neo keynesianismo” como respuesta al surgente “neo liberalismo” de los 70. En el neo keynesianismo, el Estado seguirá teniendo un papel arbitral y promotor, pero garantizando el equilibrio fiscal.

Un seguidor de estas ideas originales de Keynes, adaptadas a nuestros tiempos, es Joseph Stiglitz, Nobel de Economía y autor de libros con títulos denunciadores: “El malestar en la globalización” y “El precio de la desigualdad”. Seguramente muchas de las ideas del mentor del ministro Martín Guzmán estarán presentes en la Argentina a partir del 10 de diciembre. El papel protagónico del mercado, el rol proactivo del Estado, economías populares inclusivas y la sustantiva participación de la sociedad civil, serán los arietes para construir una Argentina con sólido desarrollo y democracia económica.

Assisi 2020

Estaremos con Joseph Stiglitz este 12 de diciembre, en una video conferencia en el Pabellón Argentina de la UNC, junto a un panel con todos los rectores de las universidades estatales de la provincia y la Universidad Católica de Córdoba, en apoyo a la “Economía de Francesco”, una economía que no descarte al hombre, de cuya cumbre participaremos en Asís, Italia, junto al profesor Nelson Specchia, en marzo del año próximo. Inscripciones en Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

09
Diciembre

10 DICIEMBRE 2019 REPORTE24//

CUÁLES FUERON LOS INSTRUMENTOS JUDICIALES QUE DEFINIÓ EL PRESIDENTE MAURICIO MACRI EN SUS 4 AÑOS DE GESTIÓN. LOS DESAFÍOS QUE SE ABREN.

Con el cambio de Gobierno se abre la posibilidad de dar vuelta la página del Lawfare, la guerra jurídica que el macrismo impulsó apenas asumió para perseguir a la expresidenta y ahora vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner.

La mecánica con la que el primer mandatario saliente, Mauricio Macri, desplegó la batalla jurídica contó con distintos instrumentos y avanzadas que se diseñaron desde la Casa Rosada. Entre los primeros se destacan:

-El cambio de manos de la Dirección de Escuchas, que se traspasó del Ministerio Público Fiscal (que estaba a cargo de Alejandra Gils Carbón apenas asumió Macri) a la Corte Suprema de Justicia. Ocurrió el 29 de diciembre de 2015, 19 días después de la asunción lo que revela la importancia que tenía este traspaso. La oficina de interceptación telefónica jugó un rol central ya que se produjeron importantes filtraciones que llegaron a los medios de comunicación oficialistas y sirvieron para distintas operaciones: desde el armado de la causa Puf Puf a los diálogo de CFK con Oscar Parrilli. La AFI, a cargo del amigo del Presidente, el escribano Gustavo Arribas, generalmente, fue la encargada de las desgrabaciones.

-La ley del arrepentido para casos de corrupción. Se aprobó en octubre de 2016. Tras esta modificación de la norma ganó protagonismo el programa de protección de testigos, que ahora el macrismo está tan interesado en custodiar. Tanto que lo transformó en agencia mediante un DNU. Allí tuvieron resguardo desde Leonardo Fariña al chofer Oscar Centeno, por citar tan solo dos ejemplos. En El Destape se revelaron al detalle los beneficios que recibió Fariña durante este tiempo.

-La decisión de Macri de postergar la puesta en funcionamiento del Código Procesal federal, que le quitaba centralmente poder a los jueces federales y limitaba las prisiones preventivas.

-La “doctrina Irurzun”. En octubre de 2017, el presidente de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzn (el único que sobrevivió a la avanzada M en esa instancia) escribió la teoría de las relaciones residuales por la que se terminó encarcelando a exfuncionarios kirchneristas. ¿El argumento? Que podían protegerse con relaciones residuales con el aparato del Estado. Se trató de un claro ejemplo de cómo, con la excusa de la persecución de los delitos de corrupción, se flexibilizaron las garantías constitucionales.

A ellos se sumó una serie de movimientos clave en el Poder Judicial:

-Macri decidió el copamiento de la Cámara Federal porteña, la instancia revisora de los 12 juzgados de Comodoro Py, donde tramitan las causas políticas más sensibles. Entre ellas, las de corrupción. Desde allí se avalaron las decisiones de los jueces Claudio Bonadio y Julián Ercolini. Y se presionó a los “desobedientes” como Sebastián Casanello. Para tener una dimensión de la avanzada en esta cámara: cuando el líder del PRO arribó a la Casa Rosada había cuatro integrantes. Tres terminaron eyectados (Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Eduardo Farah. Para ello jugó un rol central el Consejo de la Magistratura, dominado por la alianza de gobierno). Otros tres ocuparon sus lugares (Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens). Los dos primeros mediante un decreto presidencial. Los cambios comenzaron en noviembre de 2017. Hoy, quienes llegaron a dedo no están firmes en sus cargos.

-Los movimientos en la cámara porteña tuvieron su correlato en la máxima instancia penal del país, la Cámara Federal de Casación Penal, donde Macri nombró a cinco jueces (sobre un total de 13). El reacomodamiento se inició con la llegada de Carlos Mahiques, juez ordinario y exministro de María Eugenia Vidal en al provincia de Buenos Aires, también mediante un decreto. Aterrizó en el primer piso de los tribunales de Comodoro Py en mayo de 2017.

-Una función central para demarcar la linea a seguir en el Poder Judicial es la del Procurador General de la Nación: es el jefe de los fiscales. Por eso, Macri estaba empecinado en desplazar a Alejandra Gils Carbó del cargo. Finalmente, logró que renunciara en diciembre de 2017. En su lugar dejó al interino Eduardo Casal, cuyo cargo quedó atado a la voluntad presidencial. Casal sigue siendo muy criticado por la forma en que se acomodó a los intereses del Poder Ejecutivo. Quedó expuesto por el traslado de fiscales molestos (como el caso de Juan Pedro Zoni que investigaba el Correogate) o la apertura contra ellos de expedientes internos (como sucedió con el fiscal anticorrupción, Sergio Rodríguez, o la fiscala general Gabrela Boquin) así como por su defensa cerrada de Carlos Stornelli, que estuvo 8 meses en rebeldía.

Por el despliegue del Lawfare en la región, el rol de Estados Unidos quedó en la mira. En este contexto, no puede obviarse la llegada a la Argentina de Edward Padro como embajador de los Estados Unidos, especialista en temas jurídicos. Fue nombrado por Donald Trump como representante de los intereses estadounidenses en enero de 2018. Asumió en mayo de ese año. Tras ser designado, el ex juez de Texas y capitán del Ejército, dejó en claro cuál era el área central en el que pretendía colaborar: “Mi intención es continuar trabajando con los abogados y jueces de la Argentina para mejorar el sistema judicial y fortalecer la confianza de la gente en el sistema judicial”, dijo al Congreso norteamericano.

Para cuando Prado asumió, Macri ya había avanzado con su plan de disciplinar a la Justicia. En junio de 2017, había advertido a propios y ajenos en el tercer poder del Estado: “Los jueces tienen que saber que buscamos la verdad o buscaremos otros jueces que nos representen”. Eso intentó. Y en más de una ocasión, lo concretó. Al igual que sucedió en otros países de la región, como Brasil. Por decisión del pueblo, ese tiempo, en la Argentina, terminó.

09
Diciembre

10 DICIEMBRE 2019 REPORTE24//

LA UNIDAD DE INFORMACIÓN FINANCIERA HABÍA DENUNCIADO OPERACIONES CONCRETADAS POR INTEGRANTES DEL MULTIMEDIOS.

La cúpula directiva del Grupo Clarín, encabezada por Héctor Magnetto, fue sobreseída por una causa de lavado de activos. La denuncia databa de 2012 y hacía alusión a transferencias bancarias en el exterior, las cuales presentaban irregularidades.

En el último día de Mauricio Macri como presidente, el juzgado federal n° 9 resolvió confirmar los sobreseimientos de Magnetto, Lucio Pagliaro, José Aranda y Jorge Rendo, entre otros directivos del multimedio ultramacrista.

¿Qué planteaba la denuncia? La Unidad de Información Financiera (UIF) denunció operaciones concretadas por integrantes de Clarín que justificaban una sospecha sobre la comisión del delito de lavado de activos. De ahí, la UIF puso el foco en la conformación de una sociedad en los Estados Unidos, de la cual resultó la adquisición de acciones de la firma CIMECO SA, valiéndose de sumas obtenidas a través de un préstamo del Credit Suisse de Londres, luego transferidas a cuentas bancarias de sociedades integrantes del Grupo Clarín.

El origen de la apertura de la causa se dio a partir de declaraciones del exejecutivo del JP Morgan Hernán Arbizu. Sin embargo, el juzgado determinó la libre culpabilodad de los cabecillas del grupo.

"La Sala destacó que en otra causa se había descartado que aquello presentado por los acusadores como 'posible ilícito precedente' del lavado, fuera delito. Se aludió al fallo del juzgado n° 12 donde se rechazó cualquier corroboración de los dichos de Arbizu, señalando entre otras cosas que 'no se ha agregado a estas actuaciones ninguna constancia que dé cuenta de la sospecha de que alguna de las personas mencionadas en el párrafo anterior, tuviera una actividad ilícita de la cual pudieran provenir los bienes y/o las sumas de dinero', marcó el fallo. “Tampoco se ha incorporado elemento de convicción que pudiera proporcionar un mínimo de sospecha de que todo o parte del volumen de dinero que estaría depositado en el extranjero pudiera proceder de alguna actividad ilícita”, dictaminó el juzgado.

06
Diciembre

 

06 NOVIEMBRE 2019 REPORTE24//

LA LEGISLADORA SE RETIRA DE LA PRESIDENCIA DE LA LEGISLATURA CHAQUEÑA CON UNA GESTIÓN PLAGADA DE SOSPECHAS DE CORRUPCIÓN, DESPROLIJA POR DONDE LA MIRES, HABIENDO DESPRECIADO A LOS TRABAJADORES DE PLANTA PERMANENTE QUE CONTINÚAN CON SUELDOS POR DEBAJO DE LA LÍNEA DE POBREZA, CON MALTRATO Y PERSECUCIÓN A LOS TRABAJADORES QUE NO FORMARON PARTE DE SU ESPACIO POLÍTICO Y CON EL INTERROGANTE DEL DESTINO REAL DE MÁS DE 750 MILLONES DEL PRESUPUESTO DEL PODER LEGISLATIVO DEL CHACO, UNA DE LAS PROVINCIAS DEL NEA QUE OSTENTA UNO DE LOS ÍNDICES DE POBREZA MÁS SIGNIFICATIVOS DE LA ARGENTINA.

Este medio prensa y su titular fueron demandados por preguntar a Elyda Cuesta sobre el manejo del presupuesto en una inusitada atropellada contra la libertad de expresión y de prensa que quedara grabada en la historia como ejemplo de la brutalidad politiquera de una mujer carente de formación política y quedó demostrado en la sesión por la cual pretendía ser reelegida al frente de la legislatura chaqueña y que resultara con solo cuatro votos sobre veinticinco de Hugo Sager y dos abstenciones, pero además ya había ingresado colgada de la lista como consecuencia de una negociación desesperada de su marido, Gustavo Martínez para que su mujer no quede sin fueros luego de haber desmadrado las PASO y con ello todo el sistema de selección interna de candidatos para acomodar los tantos en su propio beneficio en compañía de los radicales con los cuales siempre fueron parte de la corporación y eso quedó al descubierto de manera pública y notoria.

Me da la impresión que el resentimiento de Cuesta por no ser reelegida para la presidencia hizo que en los últimos días desparrame lo que quedaba del presupuesto entre sus acólitos para entorpecer aún más la gestión que asume oficialmente este lunes 10 de diciembre, pases a planta, recategorizaciones y acomodos varios, todo para su tropa, como son ellos, así de hegemónicos.

Yo, Julio Molisano, soy de la opinión que debería ser auditada la gestión de Elyda Cuesta a fin de transparentar los millonarios gastos que realizó durante sus dos periodos frente a la Legislatura con el objeto de determinar la responsabilidad en el manejo del dinero público, atento que desde este medio de comunicación fui advirtiendo, cuestionando y preguntando la finalidad que se estaba practicando en el millonario egreso que Elyda Cuesta dio a los más de 750 millones del presupuesto legislativo de manera superflua y desaprensiva como si se tratara de recursos de su propiedad y no del Pueblo del Chaco.

En fin, la diputada Elyda Cuesta desde este lunes será una diputada más, ya no ostentará el poder que le proporcionaba administrar el Poder Legislativo, ya no más súper poderes ni privilegios, ya no más persecuciones ni hegemonía sin control y para la reelección que pretendía termino de la peor manera: cuatro votos.

 

Página 1 de 613