Usted está aquí:LocalesReporte 24
08
Agosto

08 AGOSTO 2019 REPORTE24//

LA DIPUTADA PROVINCIAL MANDATO CUMPLIDO CRISTINA RODRÍGUEZ RECORRIÓ BARRIOS DE RESISTENCIA Y MANTUVO CONTACTO CON DIRIGENTES BARRIALES Y LA COMUNIDAD

En una jornada cargada de actividades la dirigente de Unidad Militante, Cristina Rodríguez junto al equipo de trabajo recorrieron barrios de Resistencia con la propuesta, tomando contacto con la comunidad. En Villa Río Negro fueron recibidos con el afecto de siempre recepcionando la boleta electoral que representa al Frente de Todos y tomando notas de las necesidades que ostenta el barrio en sus diferentes sectores. Los asentamientos fueron desarrollando trámites de normalización pero presentan carencias en servicios básicos que serán elevadas a las autoridades correspondientes para proporcionarle un tratamiento que pueda ir dando solución a los diferentes reclamos expresado por la comunidad.

La dinámica de la recorrida permitió que el trabajo casa por casa se desarrollara de manera eficiente con el objeto de abarcar la mayor parte del territorio sin perjuicio de repetir la acción en los días subsiguientes “El trabajo de la militancia es de tiempo completo y la mayoría de las veces no es reconocida por la dirigencia” dijo Cristina Rodríguez a Reporte24 en una entrevista realizada en los estudios de Híper Digital Radio.

BAJATE LA APLICACIÓN DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU CELULAR

08
Agosto

08 AGOSTO 2019 REPORTE24//

EN UN ACTO MULTITUDINARIO FRENTE AL MONUMENTO A LA BANDERA, LOS CANDIDATOS PROMETIERON REVERTIR LAS POLÍTICAS QUE IMPLEMENTÓ EL MACRISMO Y PONER FIN A LOS PADECIMIENTOS DE LA GENTE.

Desde Rosario

"Quiero que la gente vuelva a ser feliz, a tener trabajo, que los pibes vayan al colegio a estudiar y no a comer, que los jubilados se vayan con la receta completa de la farmacia, que los científicos, los investigadores, puedan investigar y agregar valor", disparó anoche desde el escenario frente al Monumento a la Bandera la candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina Kirchner, en una de las frase más emotivas del acto en un Parque Nacional colmado con una multitud que registra pocos antecedentes. A la ex presidenta los ojos se le llenaron de lágrimas cuando vio la multitud que la aclamaba, recordaba a Néstor Kirchner y le agradecía por "tanto amor" con carteles hechos a mano, todo al ritmo de Mariposa Tecknicolor de Fito Páez. Luego, el candidato a presidente, Alberto Fernández, propuso "construir una Argentina Federal". "Quiere decir que empecemos a pensar la Argentina desde el interior del país y no siempre desde mi querida ciudad de Buenos Aires", agregó.

Leer más Cristina Kirchner y Alberto Fernández: "Los argentinos van a volver a ser felices" | Multitudinario cierre de cierre del Frente de Todos en Rosario

Leer más 150 futbolistas en apoyo a Alberto Fernández y Cristina Kirchner | Solicitada del mundo del fútbol por el Frente de Todos.

La fiesta comenzó cerca de las 19 y le dio protagonismo a los gobernadores -en ejercicio y electos- y a los candidatos a gobernador del Frente de Todos, en especial al local Omar Perotti, que dio el batacazo en las elecciones. Alberto Fernández se encargó de saludarlos uno por uno, mientras Cristina saludaba a la multitud que se convocó desde temprano frente al Monumento a la Bandera de Rosario.

La ex presidenta tomó la palabra para abrir el acto y bromeó con su compañero de fórmula, tras lo cual se embarcó en una explicación respecto de por qué acompaña a Fernández. "Quiero que los argentinos vuelvan a ser felices. Necesitamos unir los esfuerzos de todos y de todas para poder dejar atrás esto tan feo que estamos viviendo como ciudadanos", sostuvo y confesó que "intuyó" las políticas que implementó el macrismo, aunque, dijo, "nunca" imaginó que "iba a ver las cosas que hoy estamos viendo y viviendo". "Nunca pensé volver a ver familias enteras viviendo en las calles", agregó.

Fue allí cuando un grupo empezó a corear el nombre del actual presidente e insultarlo. "Están esperando eso para seguir dividiendo a los argentinos. No les demos el gusto", los frenó CFK. También remarcó que el peronismo y las fuerzas que conforman el Frente de Todos dejaron sus diferencias de lado porque "fueron capaces de entender" la necesidad de la unidad. "Uno va a poder advertir claramente cómo fueron de a poco dividiéndonos y enfrentándonos para finalmente llegar al Gobierno para hacer esto que realmente nadie esperaba en esta profundidad de maltrato", siguió. "El punto final para mí fue cuando, otra vez, decidieron endeudarnos con el FMI a todos los argentinos", agregó.

Y esa línea echó mano de una imagen muy dura: "ningún dirigente político se queda sin trabajo o come una vez al día". Por eso, Cristina argumentó que "los dirigentes tienen la responsabilidad de ponerle fin a esta situación". Pero el momento más emotivo del acto fue cuando la ex presidenta respondió las muestras de afecto del público: "Si todavía estoy parada es por el amor de ustedes. Es recíproco, es inclaudicable, es insobornable", dijo. El cierre de Cristina fue en verdad un pedido: "Los argentinos de a pie necesitan imperiosamente que a partir del 10 de diciembre haya otro gobierno. Alberto Fernández va a desarrollar una tarea espléndida como lo hizo cuando acompañó a Néstor", al presentar al candidato.

En medio del pase con su candidato a presidente Cristina hizo reír a los presentes. Es que su micrófono había quedado abierto y se escuchó su voz. "No voy a decir ninguna mala palabra, lo juro, porque después me graban de la AFI… no, no, no", ironizó la ex presidenta, sabiendo que su micrófono encendido.

Alberto arrancó agradeciendo a CFK por su "confianza". Después también mencionó la "enorme gratitud" de la gente en cada lugar que recorrió en su campaña". "Están todos muy preocupados por cómo me voy a llevar con Cristina. Nunca más me voy a pelear con ella", aseguró, en una frase festejada.

El mensaje tuvo como destinatarios a los gobernadores y en especial al anfitrión Perotti. "La Argentina que se viene va a ser una Argentina muy distinta y estos gobernadores van a hacer parte", prometió. De paso también fustigó a Macri, ya que, dijo, sólo produjo "4 millones y medio de pobres" y prometió que los cambios en el país se notarán rápidamente. "El primer semestre que gobernemos vamos a cambiar a la Argentina, porque la suerte va a depender de nosotros", auguró y destacó: "Una vez más, con esa dignidad nos vamos a volver a poner de pie. Estos mismos personajes nos dejaron como ahora en el 2003… Salimos de ese laberinto por la dignidad de todo el pueblo argentino", siguió Fernández. Para el cierre, pidió que "si alguna vez no esté cumpliendo con mi palabra, salgan a la calle a recordarme que les estoy fallando".

BAJATE LA APLICACIÓN DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU CELULAR

08
Agosto

08 AGOSTO 2019 REPORTE24//

CON EL MONUMENTO A LA BANDERA COMO ESCENARIO, CRISTINA Y ALBERTO HABLARON FRENTE A DECENAS DE MILES, CON EL APOYO EXPLÍCITO DE LOS GOBERNADORES. GRAN DEMOSTRACIÓN DE FUERZA DEL PERONISMO, CON TONOS DE FIESTA POPULAR Y RITO POLÍTICO.

Nicolás Maggi//La fórmula presidencial del Frente de Todos tuvo un cierre multitudinario, desbordante, en la ciudad de Rosario. Alberto Fernández y Cristina Kirchner hablaron media hora frente a una enorme masa heterogénea, que los organizadores estimaron en 80 mil personas, con participación de organizaciones pero de muchos ciudadanos autoconvocados, en un acto emocionante, vibrante, que le puso el broche a una campaña luchada y turbulenta.

Por la mañana, como ya repasó este portal, Alberto tuvo una agenda cargadísima. Ya desde las 15, mientras todavía se firmaba el acuerdo con los gobernadores en la Facultad de Derecho de la UNR, empezó a congregarse gente en torno al escenario que tuvo una estructura de recital de rock internacional. Una marea humana comenzaría a rodearlo poco a poco mientras se acercaba la hora de los discursos. El grueso, que ya no podía llegar a las primeras filas, se ubicó en el Parque de la Bandera, sobre el pasto, tendiendo manteles y mate en mano, como si se tratara de un picnic

Durante la espera, los bombos de los gremios y movimientos sociales marcaban el tono de una convocatoria al estilo peronista, una mezcla de fiesta, peregrinación y ritual. Se veían muchas remeras identificatorias de organizaciones sociales, movimientos cooperativos, desocupados -sigue sorprendiendo ver a la CCC, brazo territorial del Partido Comunista Revolucionario, en un acto del justicialismo- y entidades diversas de la sociedad civil. También de todas las fuerzas políticas y espacios que forman parte del Frente de Todos.

En tanto, los sindicatos -que como siempre montaron su propia seguridad para evitar disturbios- se desparramaban frente al escenario con sus pancartas y pecheras de múltiples colores vivos, recordando a los participantes del programa australiano de juegos Supermatch, que la generación de este cronista veía por televisión en los años 90 en forma de refrito con un doblaje argentino.

Por fuera de los organizados, hubo una gran masa espontánea: un tropel de gente concurrió con la bandera argentina y remeras celestes y blancas, obedientes al pedido de los candidatos en aras de que la foto del encuentro no fuera la de un acto puramente PJ. Muchos fueron vestidos con ropa de trabajo, algunos de ellos con una intencionalidad política. Se pudo ver a varios maestros, enemigos elegidos por las administraciones de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, orgullosamente vestidos con sus guardapolvos en un claro mensaje de lucha.

Junto a los militantes y grupos organizados, había familias, parejas con sus niños, amigos de todas las edades, compañeros de estudio o de trabajo que decidieron ir juntos para ver a sus candidatos y participar de una suerte de festejo electoral previo a la competencia, desbordada mixtura de fiesta popular y demostración democrática.

El clima acompaño la cita: el sol se desplegó hasta entradas las 18 y entibió a la multitud. Lo que muchos militantes describirían, parafraseando a los Beatles, como “el anochecer de un agitado día peronista”. Dentro de esta liturgia, no faltaron los puestos de venta de choripanes, de merchandising y hasta del libro de la ex Presidenta, Sinceramente, junto a ejemplares del Nunca Más. "Con Macri, la patria está de duelo", rezaba el cartel que portaba un joven que se paró al lado del librero, formando un sugerente metamensaje entre los títulos.

Los discursos

Con el Monumento a la Bandera totalmente iluminado de fondo, un símbolo poderoso para los argentinos pero en especial para los rosarinos por su significancia histórica en la lucha independentista, se desarrollaron los discursos de los dos únicos oradores, los candidatos de la fórmula. El resto de la dirigencia, aspirantes al Congreso y a la gobernación de algunos distritos, se ubicaron en un palco adyacente al escenario principal. Los mandatarios provinciales electos y en mandato que firmaron el acuerdo estratégico por la tarde -con Axel Kicillof, y los santafesinos Omar Perotti y Alejandra Rodenas en un lugar privilegiado- se pararon detrás de ambos mientras hablaban.

Empezaba a caer la noche minutos antes de las 19, cuando comenzó Cristina, que se subió bailando un tema de Fito Paez muy identificado con Rosario. La muchedumbre se extendía con el Río Parana a sus espaldas como límite. En un semicírculo de varias cuadras, el mar de gente rodeaba la proa del Monumento. La multitud en tomaba el ya clásico "vamos a volver", y el novedoso “se siente, Alberto presidente”. Había gente emocionada hasta las lágrimas. "Estoy tratando de no llorar", decía con cara de puchero una mujer de 40 y largos que estaba junto a su hija adolescente. Otros agitaban el libro azul como una bandera.

La expresidenta desplegó toda su capacidad de oratoria ya archiconocida. Jocosa, con un gran dominio del público, caminó la pista de un lado a otro mientras decía que su objetivo es “que los argentinos vuelvan a ser felices”. Al mismo tiempo que destacaba los logros de los gobiernos kirchneristas, lanzaba dardos contra el gobierno de Cambiemos, que definió como “esto tan feo que estamos viviendo”.

Cuando criticó, Cristina fue implacable, pero intentó mostrarse por momentos medida y conciliadora, y hasta retó a la militancia cuando insultó al presidente. “Quiero pedirles que no peleen y hablen”, les encomendó con modos de madre. También intentó darle volumen y carnadura política a la construcción de unidad que hizo el peronismo para estas elecciones. Y agradeció el amor de sus seguidores, que no pararon de gritarle muestras de cariño durante toda su intervención.

El discurso de Alberto tuvo la enjundia de un candidato que se sabe con chances de ganar, pero que también se esmera en dar una imagen de autoridad hacia dentro y hacia afuera de su fuerza política. Arrancó con un tono jovial y cercano, casi juguetón, como un tío que se apresta a contar un chiste en un asado familiar. Pero pronto apeló a la emoción y apuntaló la explicación del reencuentro con CFK. “Nunca más me voy a pelear con Cristina”, dijo para tranquilizar al núcleo duro. Aprovechó para destacar también a los gobernadores, en especial a Perotti, con quien parece tener gran sintonía.

Pero poco a poco fue pasando a un modo más severo. Como queriendo despejar esos fantasmas invocados desde la maquinaria mediática oficialista que lo quisieron mostrar como un títere. "Ya habla como presidente", le comentaba, entre sorprendida y admirada, una joven del Evita a un compañero de militancia mientras miraba hacia el escenario, en donde Fernández desguazaba los números del fracaso de la economía cambiemita. “A mi no me ponen vallas para separarme de ustedes”, lanzó como chicana a Macri.

Al igual que en toda la campaña, esta noche en la retórica de Fernández, durante toda la exposición, se sobrepusieron esos dos registros: el amable, moderado, convocante y unificador, para ensanchar la base electoral; y el vigoroso, encendido, casi como un rugido, que deja en claro que el será el presidente en caso de obtener la victoria. “¿Qué país queremos construir”, disparó una y otra vez durante su alocución, en un tono cada vez más hastiado. Será preciso ver el resultado en las urnas el domingo, y lo que quede luego hasta octubre para saber si fue una decisión estratégica correcta.

Calculadamente, el discurso terminó con un apelación al futuro y a los ciudadanos. “Vamos a salir todos de esta situación”, prometió. Durante la desconcentración, monumental por el tamaño de la concurrencia, más de uno se habrá ido pensando en convencer a un vecino, un amigo o un familiar de cambiar su voto a Cambiemos. Una vez más quedó claro que no hay en el país otra fuerza viva de la política capaz de desplegar una movilización de masas de esta magnitud, y en absoluta paz. Fue el broche de oro de una campaña difícil, sucia, y algo desorganizada. Y una demostración cabal de que el peronismo va a dar pelea, y está más vivo que nunca.

 

 

BAJATE LA APLICACIÓN DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU CELULAR

07
Agosto

07 AGOSTO 2019 REPORTE24//

LA FEROZ PERSECUCIÓN POLÍTICA DESATADA SOBRE LOS TRABAJADORES LEGISLATIVOS POR PARTE DE LA PAREJA DEL CANDIDATO A DIPUTADO NACIONAL GUSTAVO MARTÍNEZ TENDRÁ SUS CONSECUENCIA EN LAS URNAS EL PRÓXIMO DOMINGO ADVIRTIERON SINDICALISTAS DEL PODER LEGISLATIVO A REPORTE24.

Pero la situación de hostigamiento se replicó en distintos lugares donde el espacio del candidato perdió incidencia, el debilitamiento en las organizaciones de base propicia que sus punteros recreen una situación de violencia política para forzar a la militancia a trabajar ya no para ganar sino para salvar la ropa, en el último tramo de la campaña da la impresión de haber entrado en estado de pánico ante la imposibilidad de lograr mover el amperímetro.

El cúmulo de errores en que fue cayendo el espacio de Gustavo Martínez durante todos estos años, que de la mano de Jorge Capitanich accedió a cargos políticos y ejecutivos, agotó las instancias de propuestas, solo quedan los manotazos hegemónicos, los intentos por retener la presidencia de la legislatura, los ministerios y cargos ejecutivos en los organismos descentralizados como caja política y sostén de su espacio quedó al descubierto, su propia tropa comenta por lo bajo que están cansados de trabajar para que los Martínez cuera sostengan a su familia en cargos de privilegio, ya no es un secreto que dejó de ser un proyecto político para devenirse en un proyecto familiar, ya no tiene más nada para ofrecer, se agotó en sí mismo.

El intento desesperado para retener lo poco que les queda en los barrios los está llevando a cometer imprudencias que se van a reflejar en los resultados de los comicios del próximo domingo, será la mejor encuesta, aunque acceda a la diputación nacional por la minoría va experimentar una pérdida importante de poder en el territorio que será muy difícil de recuperar, los errores en política se pagan caro, sostuvo un alto dirigente del peronismo a Reporte24.

La fuga de cuadros que sufrió el espacio precipito un debilitamiento en la conducción política que se evidencia en la falta de formación de su primera línea, ya no está la mesa chica que recreaba el debate y la toma de decisiones, se redujo a los parientes y empleados que supo conchabar en tiempos de bonanza.

Se olvidaron de una de las 20 verdades primordiales del fundador del Movimiento Peronista, Juan Domingo Perón… “Ningún Peronista debe sentirse más de lo que es, ni menos de lo que debe ser. Cuando un Peronista comienza a sentirse más de lo que es, empieza a convertirse en oligarca.”

 

 

 

BAJATE LA APLICACIÓN DE HIPER DIGITAL Y LLEVA LA RADIO EN TU CELULAR

Página 6 de 582