19
Enero

19 ENERO 2020 REPORTE24//

SE TRATA DE DISTINTAS RUTAS. UN TRABAJO EN LA RN 11, EN FORMOSA, QUE COMENZÓ EN AGOSTO DE 2015 QUEDÓ ESTANCADA CON APENAS UN 5% DE AVANCE.

A medida que pasan los días se conocen más detalles del estado en que el macrismo dejó el Gobierno. En una auditoría que se está realizando en el Ministerio de Obras Públicas surgen irregularidades de lo más diversas, sobre todo, en el área de la Dirección Nacional de Vialidad, que estaba bajo la órbita de lo que era el Ministerio de Transporte. Una de las tantas que llamó la atención de la nueva gestión es la paralización de trabajos que se habían iniciado durante el kirchnerismo. Por ejemplo, una obra en la ruta nacional Nº 11, en Formosa, comenzó en agosto de 2015 y en la actualidad registra solo un 5% de avance.

En una auditoría interna que se realizó durante la administración anterior en Vialidad, donde se analiza el Plan Vial Federal 2016-2019, adelantaron la problemática que ahora se hace evidente: según ese informe, el plan “no contempló la conclusión de obras que estaban paralizadas o naturalizadas y que presentaban un importante grado de avance al momento de su formulación”. Eso salta a la vista en la revisión que se está realizando en la cartera que conduce Gabriel Katopodis.

A continuación, algunos casos que dejaron de avanzar por falta de asignación presupuestaria o temas técnicos que no pudieron resolverse:

Rehabilitación de calzada de la ruta nacional (RN) 34, en Santa Fe.

Se trata de un tramo de 32 kilómetros que une Cañada Rosquin con San Martín de las Escobas. Esa obra se inició en febrero de 2011 y el último período certificado fue en diciembre de 2018. De acuerdo a los registros a los que tuvo acceso El Destape, la obra tiene un avance del 58%, es decir, poco más de la mitad, a pesar de que pasaron nueve años del comienzo de los trabajos. Para concluir el proyecto se necesitan más de $ 88,8 millones.

Pavimentación de un camino de montaña en Mendoza, en la RN 40.

Este proyecto, que arrancó en febrero de 2013, es decir, hace casi 7 años, abarca 63,35 km y los registros arrojan un avance de apenas el 34%. El último período certificado fue noviembre de 2017. Se calcularon casi $ 800 millones para poder terminar la obra.

La duplicación de calzada en una autopista urbana, colectoras y cruces a distinto nivel en la RN 22, en Río Negro.

Es un trabajo de 22km en un tramo que une Chichinales con Cipolletti. La obra empezó en febrero de 2012 y tiene un avance del 25%. El último período certificado es de septiembre de 2018. Se estiman unos $ 738 millones para finalizar la obra.

La construcción de un camino pavimentado en zona rural para el acceso a distintas localidades, en Entre Ríos.El último certificado de obra es de noviembre de 2018. Los registros arrojan un saldo vigente de mil millones de pesos.

Los trabajos se iniciaron en julio de 2013 y tienen un avance del 53%.

   Duplicación de calzada en Autovía Rural en la RN 11, en Formosa.

La particularidad de esta obra es que comenzó en agosto de 2015 y tiene apenas un 5% de avance. La última certificación de obra es de febrero de 2016. Según el trabajo de Vialidad, se necesitan 440 millones para concluir el proyecto. "El gobierno de Mauricio Macri paralizó muchas obras que Vialidad Nacional tenía en la provincia", afirmaron desde el gobierno de Gildo Insfrán e interpretan que detrás de esa decisión no solo hubo una cuestión económica sino también política.

Un dato sintetiza esta situación: en 2019, Vialidad Nacional tenía un presupuesto asignado de $ 96.000 millones, de los cuales solo se ejecutaron $ 55.000 millones, lo que representa un 57% del total, apenas un poco más de la mitad.

La paralización de obras durante el macrismo, que pretendió mostrar una gestión potente en el “hacer”, fue una constante. Más allá de que el expresidente Mauricio Macri se mostrara en la inauguración del Paseo del Bajo, menos de tres meses antes de las PASO, golpeando el asfalto diciendo “este pavimento que estoy tocando no es relato, es real”, lo cierto es que los números de su gestión reflejan lo contrario.

El Plan Federal Vial prometía 2.800 km de autopistas, 4.000 km de rutas seguras y 13.000 km de pavimentación con una inversión de $ 200.000 millones. El informe de la auditoría interna de Vialidad, realizado durante la administración anterior es contundente: solo hubo un avance del 13% en autopistas, 0,15% en rutas seguras y un 61% de pavimentación, que incluye 1.832 km de pavimentación y 6.144 km de “rehabilitaciones”. Según indicaron desde la cartera de Katopodis, las 5 obras inconclusas que se mencionan en esta nota formaban parte del mentado plan vial.

El plan en cuestión no fue formalmente aprobado y no tuvo oficialmente definidos sus objetivos, lineamientos, metas y montos anuales de inversión. Además, presenta un bajo grado de ejecución, con un escaso o nulo avance de los programas de autopistas y de Rutas Seguras. Y no contempló la terminación de obras.

La paralización de proyectos se suma a otra serie de irregularidades que se encontraron en lo que era el Ministerio de Transporte, que estaba a cargo de Guillermo Dietrich, uno de los ministros más complicados en tribunales en la actualidad por las denuncias en su contra.

Otra irregularidades

Además del alarmante estancamiento de la obra pública vial, según surge de una auditoría que está realizando la gestión de Katopodis, en los últimos 4 años se amplió de forma exorbitante la planta gerencial, tal como venían denunciando desde los sindicatos de vialidad: el macrismo creó en la Dirección Nacional de Vialidad 85 nuevos cargos. Concretamente, se pasó de 45 en 2015 a 134 en el período 2016-2019, lo que generó un aumento de la estructura gerencial de esa dirección del orden del 173%.

Además, se creó la categoría de Gerente Ejecutivo que tenía un sueldo bruto promedio de $ 230 mil. Los gerentes ganaban $190 mil.

Así las cosas, la dirección de Vialidad terminó teniendo gerentes ejecutivos designados que no eran personal de carrera sino que, en muchos casos, provenían de empresas concesionarias. Al menos dos se manejaron como si estuvieran en la actividad privada tras la asunción de Alberto Fernández como Presidente. Con el cambio de gobierno no querían dejar el cargo. Fueron despedidos y ahora pretenden ser indemnizados, indicaron desde Obras Públicas.

Se trata de los casos del gerente ejecutivo de Licitaciones y Compras, Roger Emmanuel Botto. ¿De dónde provenía Botto? Fue gerente del Grupo Abertis y director suplente de Autopista del Sol S.A (Ausol S.A), que es concesionaria de Acceso Norte. Justamente, Albertis era controlante de Ausol -estaba presidida entonces por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez- y era socia del Grupo Macri.

El otro gerente que se quiso atornillar al cargo fue Ricardo Stoddart, quien era gerente ejecutivo de Asuntos Jurídicos de Vialidad. ¿Cuál era el pasado de Stoddart? Era socio en Marval O'Farrel & Mayral, el estudio jurídico que representó a Ausol S.A en la renegociación del contrato de concesión. El gobierno de Maci le pagó a Ausol (donde la familia del expresidente llegó a ser accionista) u$s 500 millones para cerrar una demanda en el CIADI por supuestos atrasos tarifarios. Todo indica que el pago fue irregular por lo que hay una causa penal en trámite que complica al expresidente.

En lugar de dar un paso al costado tras el cambio de administración, tanto Botto como Stoddart enviaron una carta documento solicitando se aclare su situación laboral e indemnización.

A esto se suma, según informaron desde el ministerio que conduce Katopodis, que dos asesores se retiraron de Vialidad Nacional dejando sus oficinas cerradas con llaves y sin devolver pertenencias que son del Estado como autos, computadoras y celulares.

19
Enero

19 ENERO 2020 REPORTE24//

EL ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE ALBERTO NISMAN FUE LA OCASIÓN PARA UN NUEVO DESPLIEGUE DE LA MAQUINARIA DE LA MENTIRA Y EL ODIO EN NUESTRO PAÍS. SÚBITAMENTE APARECIERON NUEVAS “PRUEBAS” Y “CERTEZAS” SOBRE EL “ASESINATO” DEL FISCAL, CRIMEN POR EL CUAL, OBVIAMENTE, LA PRINCIPAL ACUSADA ES CRISTINA KIRCHNER.

Reaparecen los comandos iraníes y sus cómplices venezolanos, las frenéticas llamadas en la zona en la que vivía Nisman y, ante todo, la trama delictiva alrededor del encubrimiento del atentado a la AMIA. Esto último es particularmente estremecedor porque la idea de encubrimiento presupone que hay algo que se ha descubierto, y si de algo se encargaron los tribunales argentinos desde el horrible atentado es de asegurarse que nada se descubriera acerca de sus autores materiales e intelectuales. La supuesta investigación del crimen se redujo a la obsesión por satisfacer el libreto que escribieron los servicios de inteligencia de Estados Unidos e Israel, en consonancia con sus conveniencias geopolíticas; una de las primeras en denunciar el encubrimiento fue justamente la actual vicepresidenta. La ocasión del aniversario fue propicia, además, para la presentación en sociedad del núcleo duro de la oposición bolsonarista al actual gobierno, con Patricia Bullrich y Elisa Carrió a su cabeza, en el acto de homenaje del que desertaron las organizaciones que dicen representar a la comunidad judía en nuestro país.

El alboroto mediático-político tiene la virtud de adelantar lo que, según parece, será la estrategia del establishment frente al gobierno de Alberto Fernández. “Tenemos que superar el muro del rencor y del odio entre argentinos”, dijo Alberto Fernández en su primer discurso presidencial. ¿Fue un error por ingenuidad aquella apelación inaugural? Pensar la cuestión es un ejercicio interesante para intentar prever la etapa política que empezamos a recorrer los argentinos y las argentinas. El antagonismo ha generado una enorme pasionalidad colectiva entre nosotros, a la que la comunicación dominante le puso el nombre de grieta. Las palabras del presidente al respecto tienen un claro contenido político: el aislamiento de los sectores que promueven el odio y la intolerancia como razón política. Lejos de aquietar las aguas y decretar la muerte del antagonismo, la frase apela a la centralidad de la discusión específicamente política, propia de la democracia y el rechazo de la provocación, el rumor y la mentira como herramientas de ese conflicto. De lo que se trata es de disminuir el ruido y barrer la hojarasca para que claramente se destaque la existencia de dos proyectos para el futuro del país. Dos proyectos que no nacieron en las dos últimas décadas sino que tienen profundas raíces históricas y constituyen dos subculturas políticas claramente diferenciadas. Cada una de ellas tiene múltiples diferenciaciones internas, lo que precave de simplificaciones binarias, pero en los momentos de tensión como en los actuales tienden a polarizarse dramáticamente, tal como ilustró la última elección presidencial.

La evidente respuesta de la maquinaria mediática al planteo presidencial, lejos de ser una refutación a la supuesta ingenuidad presidencial, es una eficaz confirmación del sentido estratégico de esas palabras. La iracundia mediática de estas horas no sincroniza con el clima social predominante: una gran proporción de la sociedad vive hoy entre el alivio y la esperanza, aunque tal estado de ánimo pueda ser calificado como circunstancial ante la apertura de otra experiencia política. La mejor prueba de la existencia de ese clima es el comportamiento y la retórica de los sectores de la oposición que tienen responsabilidades institucionales y de gobierno, y no tienen necesidad ni la oportunidad de comportarse de modo incendiario. Sobre todo, porque advierten el enorme grado de responsabilidad que tiene la gestión macrista en la dramática situación social que vive el país.

¿Quiénes son los que enervan hoy el clima político? Son los medios de comunicación dominantes, la corrupción judicial y los sectores de la inteligencia y las fuerzas de seguridad que tienen responsabilidades directas en los atropellos de estos años. También hay una base social enervada, pero su magnitud está lejos de corresponder con la de los votos que fueron a Macri en la elección de octubre. Dicho de otro modo, los que quieren vivir en democracia y en paz son la inmensa mayoría de los argentinos y argentinas. Es una mayoría que abarca incluso a sectores sólidamente afines a uno o a otro polo del antagonismo.

Los voceros del odio han puesto a circular todo tipo de especulaciones en torno de la relación entre Alberto y Cristina. El esquema de interpretación es que quienes siguen a Cristina son “radicalizados” y quienes siguen a Alberto son “moderados”. El Presidente es sometido a un examen sistemático y permanente acerca de la veracidad que tienen sus dichos en torno a la moderación; hoy predomina entre los voceros la opinión según la cual Alberto ha desistido de su discurso de campaña y se ha plegado a la visión del “cristinismo sectario”. Por supuesto que el objetivo de máxima de estos “análisis” es el de sembrar inquietud y desconfianza en el interior del Frente de Todos. Claro que la heterogeneidad es un rasgo del frente (si no, no merecería llamarse así) y que esa heterogeneidad tendría que alcanzar algún tipo de institucionalidad en su interior. Pero la cuestión principal es el acuerdo estratégico entre los dos líderes y eso tiene que ser silenciado y ocultado para facilitar la horadación del frente. La fórmula nacida con la publicación del video de Cristina el 18 de mayo último es el reconocimiento común de la necesidad de construir un nuevo punto de partida para un proyecto nacional, popular y democrático que entienda la amplitud política como un vector necesario para la profundidad de los cambios que se necesitan en el país. La apuesta es ensanchar la base social de apoyo para políticas redistributivas, de reparación social, recuperación productiva y saneamiento institucional. Alberto Fernández simboliza esta etapa nueva que hubiera sido inconcebible sin la experiencia de los gobiernos de Néstor y Cristina. La apuesta es aislar a los promotores sistemáticos del odio entre nosotros.

19
Enero

19 ENERO 2020 REPORTE24//

SON 700 METROS QUE MEJORARÁN LA ACCESIBILIDAD A LA ESCUELA DE EDUCACIÓN ESPECIAL “CLAUDIO ZAPICO” Y AL CENTRO DE SALUD “SAN CAYETANO”. ADEMÁS, JORGE CAPITANICH PRESENTÓ LA AGENDA DE EVENTOS 2020 PARA LA LOCALIDAD.

El gobernador Jorge Capitanich inauguró este viernes obras de pavimento urbano en el barrio San Cayetano de Villa Ángela junto a la vicegobernadora, Analía Rach Quiroga, y al intendente de la localidad, Adalberto Papp.

“El pavimento urbano es un proceso de transformación en la calidad de vida de las comunidades y dejó de ser un lujo, es un bien social que tiene impacto para el desarrollo de las comunidades y para mejorar la calidad de vida”, manifestó el mandatario provincial.

La obra tiene financiamiento y mano de obra municipal, con una inversión de $5.962.818 y una extensión de 723 metros. Los trabajos se extienden desde la calle Mathurin hasta la calle Pampa, y desde calle Santa María de Oro hasta la Juan Domingo Perón, abarcando la entrada y salida del barrio.

De esta manera ya se ven beneficiados la Escuela de Educación Especial N° 8 “Claudio Zapico” y el Centro de Salud “San Cayetano”, así como también diferentes comercios locales.

“El pavimento urbano, la vereda, el título de propiedad de la tierra, la energía eléctrica de buena calidad, acceso a agua potable, red de fibra óptica, son servicios esenciales para la calidad de vida de una comunidad y cuando no los contamos, tenemos problemas por eso”, agregó Capitanich.

El intendente de Villa Ángela, Adalberto Papp, valoró la visita del gobernador y recordó que “ya hizo más de 300 cuadras en su anterior gestión”, y aseguró: “vamos a superar esa marca, por lo que estamos muy contentos”. Destacó que el barrio tiene 36 años de antigüedad y agradeció la ayuda de las familias, sosteniendo que su gestión “hace un manejo austero de los recursos del dinero público”.

Estuvieron presentes también la ministra de Salud de la provincia, Paola Benítez, la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente, Marta Soneira, y el secretario de Municipios, Rodrigo Ocampo.

PRESENTACIÓN AGENDA 2020

Durante la jornada el gobernador Jorge Capitanich también realizó el lanzamiento de la Agenda de eventos 2020, que contempla más de 1000 eventos entre festivales, fiestas, foros y ferias en los 69 municipios de la provincia.

La misma será coordinada por la vicegobernadora, Analía Rach Quiroga, y se articulará con diferentes áreas del Gobierno Provincial, entre ministerios, institutos y diversas secretarías, como también con actores del sector privado. Contará también con el acompañamiento de Lotería Chaqueña y el Nuevo Banco del Chaco.

“Lo que estamos haciendo es vincular el deporte, el turismo y la cultura en la cadena de valor del entretenimiento para fortalecer nuestra identidad cultural”, afirmó el jefe del Ejecutivo, y agregó: “La expresión de la cultura chaqueña es una identidad afamada a nivel nacional e internacional”.

APOYO A LOS CARNAVALES

El gobernador también hizo hincapié en la importancia de las actividades carnestolendas en los municipios chaqueños, y en este marco, teniendo en cuenta que existen 46 localidades que trabajan programas de comparsas y carnavales, firmó un convenio para el apoyo por parte del gobierno a la realización de estos eventos.

“El carnaval potencia a las economías locales, al comercio, al turismo, la hostelería, y todo un pueblo se moviliza para poner lo mejor de sí y llevar alegría. Sin alegría no se puede vivir y esa es la motivación más importante de una comunidad”, manifestó Capitanich.

Por último, el mandatario agradeció el trabajo mancomunado con los municipios y dijo: “Hay una enorme creatividad de nuestras comunidades locales para generar propuestas que cada año se fortalecen, pudiendo garantizar así una herramienta de inclusión social que forma parte de un modelo de participación que se va perfeccionado, transformándose en un lugar de encuentro y de unión de los pueblos para la expresión de la alegría popular”.

19
Enero

19 ENERO 2020 REPORTE24//

DEBIÓ INTERVENIR PERSONAL DEL DEPARTAMENTO RURAL GENERAL PINEDO, QUIENES TRAS INVESTIGAR DIERON CON EL PRESUNTO AUTOR, RESTANDO HALLAR EL PRODUCTO SUSTRAÍDO.

El hecho habría ocurrió hace una semana aproximadamente y el denunciante, no había constatado el ilícito hasta el viernes, que dio aviso a los efectivos rurales.

En la denuncia el damnificado indico que tras cortar el silo bolsa, los presuntos autores se llevaron 40 mil kilogramos de Poroto Verde Mung y que lo cargaron en un camión.

Los uniformados, tras comenzar a recorrer por los campos cercanos, pudieron establecer mediante el testimonio de varios vecinos quien habría sido el autor intelectual.

Con esta novedad e información recaba, se comunicaron con la Fiscalía N° 2 de Charata a cargo de la Dra. Virginia Pistan de Loto, quien indico que se proceda a la detención del indicado, concurriendo la prevención hasta el domicilio del sindicado autor de 45 años, ubicado en Colonia Juan Larrea de Charata, quien fue llevado a la Sección Rural General Pinedo, donde permanece alojado y notificado de su situación legal por “Supuesto Robo en Despoblado”, restando encontrar la legumbre sustraída.-